De elecciones y reflexiones

by

Hoy es jornada de reflexión en el País Vasco y Galicia. Mañana los ciudadanos de esas dos Comunidades acudirán a las urnas. Pero no podrán hacerlo todos los que quisieran. Hay doscientos mil vascos que han tenido que abandonar su tierra por miedo, por sentirse amenazados. Y esos ciudadanos no tienen derecho a votar porque por temas serios: por ejemplo escolarizar a sus hijos, o por temas menores: por ejemplo optar a una plaza de aparcamiento para residentes, entre otros motivos, han tenido que empadronarse en la ciudad que les ha acogido tras su exilio forzado.

El último alejado del País Vasco por miedo es el ciudadano de Lazcano, Emilio “el del mazo”.  La política de exclusión en el País Vasco se asemeja a la de los nazis en la Alemania de la anteguerra mundial. Pero parece que siempre pasa nada.

Si esos ciudadanos vascos residiesen en el extranjero tendrían derecho a voto. Pero como viven en un doloroso exilio interior, no lo tienen. Estas situaciones son las que el Gobierno tendría que resolver. Y doscientos mil votos suponen el diez por ciento del censo de votantes, y potenciamente darían un vuelco electoral a cualquier elección. ¿Que han hecho los sucesivos Gobiernos, los del Partido Popular incluídos, para resolver ésto? Nada.   

O el asunto pendiente más grave: la reforma de la Ley Electoral, que no se atrevieron a afrontar los sucesivos Gobiernos de la Nación. Es sorprendente, y si hablamos con cualquier analista extranjero, imparcial,  sabremos lo que se opina por esos mundos, que con el mismo número de votos los partidos nacionalistas condicionen los Gobiernos no sólo de sus Comunidades sino los Gobiernos de España.

Por ejemplo, podría exigirse a cualquier formación de ámbito regional que para optar a la representación en las Cámaras de la Nación tuviesen que presentar candidaturas al menos en la mitad más una de las circunscripciones electorales. Su representación electoral regional debería concluir en los Parlamentos de sus Autonomías, y la hipotética representación nacional debería cumplir otras condiciones. El modelo actual  fue un pacto de la transición, que quiso contentar a todos, pero su perversión democrática ha quedado muy clara en los treinta años de vigencia constitucional.

Poco queda para la sorpresa  en el País Vasco, porque si no gana el Partido Popular, el PSOE ya ha dicho que no pactará con  él. O sea que pactará con el PNV otra vez. Sin embargo, el PSOE tiene un colchón: el Partido Popular  le apoyaría en la investidura para que no gobernasen los nacionalistas y hubiese un Gobierno constitucionalista. Con todo, la estrategia del PSOE sigue siendo clara desde 2004: expulsar de todos los Gobiernos, autonómicos y nacionales, al Partido Popular pactando con quien sea. Así lo han hecho y así lo seguirán haciendo. Además el PSOE necesita al PNV para conseguir, a cualquier precio, y suele ser muy caro, ganar votaciones en el Parlamento de Madrid.

En Galicia podría gobernar el Partido Popular, porque ganar nadie duda que ganará. Así se pondría fin a la esquizofrénica Administración de Touriño-Quintana que ha supuesto dos Gobiernos y no uno. La corrupción, el despilfarro, los despropósitos del PSOE y del BNG, han empobrecido a los gallegos. Con tracas finales como el ático de Pepiño, los coches y el despacho de Touriño, la travesía en yate de Quintana con desembocadura en un contrato supermillonario, o las obras sin licencia en la casa de Vázquez, consejero de Medio Ambiente de la Xunta, que por cierto es propietario también de un lujoso piso en “villa PSOE” vulnerando no sólo la Ley de Costas nacional sino también la Ley del Litoral de su propio Gobierno y, aún más, de su propia Consejería.

Lo del Gobierno del PSOE-BNG en Galicia ha sido una agonía que han pagado los gallegos y que espero, salvo manipulación no improbale del voto exterior, que concluya mañana. En cualquier país normal ese Gobierno, como también el tripartito catalán, debería haber caído por la desvergüenza de sus enfrentamientos internos.

Por enfrentamientos internos cayeron casi todos los gobiernos de la II República. En cinco años la II República, presentada como un paraíso democrático por quienes escriben su amañada “memoria histórica”, tuvo veintiseis Gobiernos. Sólo uno de ellos, el último, duró un año, con lo que en los otros cuatro años se sucedieron veinticinco Gobiernos. Hubo Gobiernos de un mes, de dos, de tres, de cuatro, de seis meses…  Un Gobierno, el primero de Portela Valladares, duró quince días. Y Augusto Barcía presidió un Gobierno que duró tres días. Esa era la cacareada estabilidad política de la II República. Pero, al menos, era una situación más coherente que la de los inestables, espasmódicos y esquizofrénicos Gobiernos de Cataluña o Galicia en los que andan a la greña los partidos que los forman y ni siquiera tiran la toalla.

Y, mientras, en el bello pueblo de Alcaucín, su alcalde, “el patillas”, un corrupto de tomo y lomo, fue conducido por la Guardia Civil  mientras parte de los vecinos le aplaudían. Este “patillas”, que fue albañil y cantaor de flamenco antes de ser alcalde y multimillonario, acaso recibió el apoyo institucional de Bibiana Aido cuando la flamante ministra era la jefa de la Agencia del Flamenco en la Junta de Andalucía.  El aplauso al “patillas” me recuerda la ovación que recibió Bermejo en el Congreso de los Diputados desde la bancada socialista a los gritos de “¡torero, torero!” tras una intervención caótica y cínica del ya ex-ministro. Un bochorno.

Qué país. Somos un pueblo extraño, a veces heroico, a veces cobarde, que se deja engañar y que encima aplaude a quienes le engañan.  Y vota mayoritariamente al partido que le miente. ¿Será cierto que un pueblo tiene los gobernantes que merece? Esperemos que triunfe, más pronto que tarde, la razón.

Y hoy el que deba reflexionar que reflexione.

 

Anuncios

4 comentarios to “De elecciones y reflexiones”

  1. José María P. Says:

    Las previsiones del blog se han cumplido, Van-Halen. El PP ha ganado por mayoría absoluta en Galicia y condicionará el Gobierno en el País Vasco. Creo que eran los objetivos mínimos que quería el PP. En Galicia los ciudadanos han acabado con el “esquizofrénico” Gobierno del PSG y del BNG, y en el País Vasco el PP. bajando dos escaños, se convirte en una opción de Gobierno con el PSE y el escaño de Rosa Diez. El PP apoyaría a López en la investidura a cambio de que no tuviese veleidades nacionalistas. La pelota está ahora en el tejado de los socialistas. ¿Preferirán pactar con el PNV o se dejarán apoyar por el PP? Depende de la fuerza de López en su partido. Para ser lendakari deberá aceptar la ayuda del PP y del representante de Rosa Díez, lo que supondría un cambio de estrategia socialista a escala nacional. Y si no, un eventual Gobierno con el PNV no haría a López lendakari, y pasaría factura al PSOE en toda España. Ya veremos. Y se ha demostrado en Galicia y el País Vasco que el PP no está ni mucho menos “tocado”. En Galicia ha perdido Zapatero y en el País Vasco tambien. Pero en Galicia ha perdido, además Pepiño, que llevó el peso de la campaña, y “por simpatía” Gallardón. “Si me va bien a mí, te irá bien a tí”. Como le ha ido mal a Pepiñó supongo que Gallardón entenderá que le ha ido mal a él. Rajoy goza de mejor salud política que nunca y el ave rapaz del Palacio de la Cibeles tendrá que esperar… Enhorabuena Nuñez Feijóo, has merecido la victoria.

  2. JM Says:

    Ilustre Maestro.
    Ya a “toro pasado” de las elecciones y con los resultados ya contrastados, se plantea un tablero mas divertido que el MONOPOLY, si bien con posibles repercusiones para nuestro PAIS (ESPAÑA) mas que Lamentables, en parte por lo que de economico “esta cayendo” y en gran parte por esos defectillos que adornan a nuestros gobernantes de AVARICIA, SOBERBIA, RENCORES VARIOS, Y CIERTO COMPLEJO DE INFERIORIDAD (SIEMPRE DEMOSTRADO), A MAS DEL ILUMINISMO CONCEPTUAL Y SAGRADO DE M.le P.

    Ya en tu blog decias lo que nos iba a pasar, y yo se que no utilizas el Iluminismo ni la bola de cristal, sino que el gran conocimiento que tienes del ser humano y mas de los de aqui, te llevaron a dibujarnos el mapa de los resultados y no te has equivocado en nada.

    Ahora comenzaran “LOS JUEGOS FLORALES”, fundamentalmente en Vascongadas, “””” peeeeero si me asocio con estos, luego no me van a votar en el Parlamento a mi, peeeero si me asocio con estos otros pues ponemos de LendaKari a Sarkochy ó si no no van a querer ni a chica, amen del sapo de Rosa Diez (lo de sapo no es por ella, sino por lo de tragarse el sapo)”””””, de estas quinielas no puede salir nada bueno, por que si bien unos pensamos que determinada coalicion vertebraria España como debe ser, eso no les interesa a los que SOLO PRETENDEN PERPETUARSE EN EL PODER Y SUS PREBENDAS.

    Ya comenté en un blog que en visperas de la muerte de JULIO CESAR, un ciego le dijo “”””LIBRATE DE LOS IDUS DE MARZO “”” BIEN PUES EN MARZO HEMOS COMENZADO LO QUE PROBABLEMENTE SEA EL FRACASO GENERAL DEL PSOE Y EL ILUMINADO, es problema de esperar un tiempo.

    Pero de verdad se creian que los españoles somos tan idiotas ja ja ja

    Gracias Juan

  3. Jacobo Rodríguez Says:

    Y así ha quedado Galicia; parece que ha vuelto la cordura a una parte de España y que, por fin, se ha visto quién es quién en este baila de equívocos. Otra cosa es el País Vasco, ahora veremos qué deciden lo socialistas, a ver cómo juegan sus cartas. me ha encantado que hable de los exiliados del País vasco (que no son pocos), entre otras cosas porque se ha visto que emigrantes de hace varias generaciones pueden votar en Galicia, y me parece bien, pero vascos expulsados de su tierra por la violencia no pueden hacerlo en donde deberían.
    Gracias, Senador.

  4. Mariano Royo Says:

    Ya se ha visto el resultado, y usted no iba descaminado. Era deseable que el mal gobierno sociali-nacionalistas de Galicia fuese erradicado por los gallegos, pero con esa fuerza ni los más optimistas lo esperábamos. Y en Euskadi las cosas se le han puesto de cara al PP. Ahora los socialistas tendrán que mojarse, que es lo que no les gusta nada. Un gobierno constitucionalista allí es una cuestiòn de salud pública. Pepiño Blanco dice que Patxi López hará lo que quiera, pero siempre miente. Seguro que no tendrá esa libertad. A ver qué le dice Zapatero que haga, víctima de sus propias contradicciones. Enhorabuena, Van-Halen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: