El invitado que robó la sopera

by

Hace tiempo que creo que Zapatero no miente. No, no se me diga que mis neuronas están perezosas. Las mentiras de nuestro Presidente son apoteósicas, magníficas, inmarcesibles, pero él no lo sabe. Se las cree. Eso los expertos creo que lo llaman mitomanía y es un asunto de patología no de política. En las relaciones exteriores de España comenzó asegurando a la ONU y a los aliados que retiraría las tropas españolas de Irak no antes del 30 de junio, y anunció en televisión el 18 de abril que las retiraría inmediatamente. En política interior su mitomanía también ha tenido momentos gloriosos y siempre está aderezada con un optimismo y una alegría de colegial al principio de las vacaciones.

Desde aquel cartelón electoral en el que aseguraba el pleno empleo para esta legislatura hasta llamar a la crisis rampante “desaceleración acelerada” (?) o hasta pronosticar que en marzo -estamos en abril- comenzaríamos a gozar de la eficacia de sus medidas económicas, no ha parado. Lo último, no sé si lo penúltimo, que nunca se sabe con nuestro Presidente, ha sido  pronosticar tras la reunión del G-20 en Londres que a finales de este año la crisis será poco menos que un mal recuerdo. Como pitoniso Zapatero no tiene precio. Ya dijo a finales de un año que al año siguiente el terrorismo estaría acabado y, casi sin terminar de decirlo, sus palabras quedaban apagadas por la bomba de la T-4, algo así como la madre de todas las bombas. Produjo dos muertos. Esas dos nuevas víctimas no impidieron que nuestro optimista oficial siguiese negociando con ETA.  

El G-20 lo forman los ocho países más industrializados, 11 países de economías emergentes y un representante de la Unión Europea. Se reunió por primera vez en 1999. En la reunión de Washington de 2008  España fue invitada por Sarkozy, que era Presidente de turno de la UE y debía asistir como tal además de como Presidente de Francia. El forcejeo de Zapatero para que le invitasen se acercó a lo ridículo. Otro invitado atípico fue Holanda. España y Holanda han vuelto a ser invitadas a la reunión de este año en Londres. Pero naturalmente se mantiene la denominación de G-20 para el grupo, no de G-22.

A Zapatero le aseguraron un día que aprendería economía en dos tardes, y no sé cuántas tardes necesitaría para aprender relaciones internacionales, que no parece asignatura más fácil. Lleva de aquí para allá cinco años, casi la mitad de ellos buscando el cariño del entonces Presidente norteamericano Bush, saludando y recibiendo saludos de él pero sin conseguir más. Por lo visto intercambiaba con Bush muy afectuosos monosílabos. Le dijo una vez, en castellano: “!Hola, amigo!”, dos palabras, y vino relamiéndose de gusto, aunque ahora le parecerá políticamente incorrecto recordarlo.

Mientras estaban reunidos en Londres los 20 titulares y los 2 invitados, el paro en España se disparaba otro mes: 123.543 nuevos parados, sin contar los más de 200.000 “demandantes de trabajo no ocupados”, qué eufemismo para maquillar las cifras reales. Incluso el secretario general de UGT, sin manifestar hacia Zapatero el cariño que le pidió, admitía que las medidas del Gobierno no están suponiendo un frenazo para el desempleo. España es el mayor generador de paro de la Unión Europea.  Que se sepa nuestro Presidente no ha contribuido a las decisiones de Londres, o no con la relevancia suficiente como para que se haya singularizado. Al fin y al cabo era un invitado. Habrá ocurrido como siempre: Zapatero va de Don Tancredo por esos mundos.

Los grandes vencedores de la reunión de Londres han sido Merkel y Sarkozy que no sólo han visto atendidas sus demandas de asestar un duro golpe a los paraísos fiscales y aclarar la situación bancaria, sino que, además, han obligado a Obama a rectificar los objetivos con los que llegó a la cumbre.  Pero, eso sí, Zapatero ha comprometido una contribución de cuatro mil millones de euros al Fondo Monetario Internacional.

Los terminales mediáticos de nuestro Presidente se han encargado de contarnos las entretelas de la reunión londinense y el trajín que tuvo allí el inquilino de la Moncloa. 

Zapatero coincidió con Obama en la cola del besamanos en la recepción ofrecida por la Reina Isabel II, y en esa ocasión tuvieron tiempo en tres apretados minutos (la mitad si descontamos el trámite de la traducción, ya que ni Obama habla castellano ni Zapatero habla inglés) para intercambiar opiniones sobre  la OTAN,  la crisis internacional,  las relaciones bilaterales, incluso sobre sus deportes favoritos. Según se  nos cuenta a Obama le encantaría hacer footing en compañía de Zapatero, pero no hay plazos para eso. Ni Obama visitó Madrid en su viaje europeo antes de llegar a la Casa Blanca, ni hay fecha para que reciba a Zapatero en Washington, ni asistirá en Estambul a la reunión de la Alianza de Civilizaciones, pese a que esos días estará en la ciudad. 

181520

Sin embargo, debemos alegrarnos porque nuestro Presidente, desde su reconocida perspicacia, ha tenido tiempo en esos tres minutos de percatarse de las virtudes de Obama: “su cercanía, su capacidad de diálogo, su voluntad de entendimiento, su visión de las cosas”, señas de identidad que podrían atribuirse a cualquier dirigente sin necesidad de mayores intimidades. En fin, una sucesión de lugares comunes. El Presidente norteamericano ha declarado tras Londres que “las medidas que debe tomar cada país son vitales”.  Pues estamos listos.

Según los mismos terminales mediáticos monclovitas el primer ministro británico, Gordon  Brown, pidió la mediación de Zapatero entre el dúo Merkel-Sarkozy y Obama. Nada sabemos en concreto de esa gran noticia. Y es extraño. Si hubiese detalles es obvio que los mismos terminales nos los hubiesen vendido. Y asunto aún más extraño es la propia postura de nuestro Presidente. En el G-20 Merkel y Sarkozy habían conseguido que varios importantes países  asistentes se acercasen a sus tesis, mientras del otro lado estaban los alineados con Obama encabezados por Brown. ¿Dónde estaba nuestro Presidente? ¿No lo adivinan?  En las dos posturas. O sea, como sentado en dos sillas al tiempo. Pero hay un viejo refrán castellano -el “Refranero” es la sabiduría popular- que reza: “Con dos sillas y sentado en el suelo”.

Lo de la mediación de Zapatero cuesta creerlo. Por eso, después de la alegría de lanzar la noticia, ni siquiera los palmeros la han repetido. Le queda a Zapatero su reunión, esta vez sí, con Obama en Praga este domingo. Cuando escribo no se ha producido, pero tiempo habrá para comentarla. A mi el supuesto protagonismo del invitado Zapatero en la cumbre del G-20 me recuerda un cuento de Knut Hamsun, el casi olvidado novelista noruego que consiguió el Premio Nobel en 1920, reconocido maestro de escritores como Henry Miller y Paul Auster.

En el cuento, el invitado a una empingorotada  fiesta decide robar una pieza de plata de la cubertería o de la vajilla, pero es tan torpe que, al final, intenta robar la sopera, por lo que todo el mundo se percata ya que le resulta imposible esconderla. Que un invitado al G-20, que lógicamente está de prestado en la cumbre, mantenga una “amplia” -así la adjetivaron los palmeros-  entrevista con Obama  de menos de tres minutos y reciba del anfitrión el encargo de mediar entre los grandes, es tan desmesurado para ser verdad como querer robar la sopera. Por cierto, no nos ha llegado una fotografía de Zapatero y Obama juntos en el G-20, salvo las fotos de familia y de conjunto.  Y nadie dudará de que si la fotografía existiese la hubiésemos visto hasta el empacho. Tendremos la ansiada foto en Praga. (!Ya está ahí!. Y observen la mirada de nuestro Presidente, embobado por el nuevo “amigo americano”)

Soy de los convencidos de que es un bendición del cielo que Zapatero viaje para que vea lo que se cuece por ahí. Un día se definió con una palabra “retro”. Dijo de sí  mismo que era “un rojo”. Viajar le ayudará a saber que ninguno de sus interlocutores en los foros internacionales se definiría nunca como “rojo”. Sólo sus amigos Castro, Chávez, Evo, Ortega  y compañía, que no son habituales en esos foros. Aunque los viajes de Zapatero, cuando se calza las botas de siete leguas, tienen un inconveniente que ya me anunció con mal disimulado cachondeo un amigo mío sevillano cuando nombraron ministra a la inefable Maleni: “hasta ahora que Maleni era un desatre sólo lo sabíamos en Andalucía, y con su nombramiento de ministra lo sabrá toda España”. Pues eso. 

Anuncios

15 comentarios to “El invitado que robó la sopera”

  1. JM Says:

    Buenos dias Ilustre.

    Esta vez la “Sopera” ha costado 4.000 millones y mas militares para Afganistan (amén de Guardias Civiles que cobran menos sueldo y salen mas baratos). Pero de verdad, alguien bien pensado esperaba que Obama venia a “DAR”???, pues no, viene a pedir, a zp ya le ha sacado hasta lo que no tenemos y ademas le utiliza de correveydile entre los demas para que diga lo buen chico que es Obama y que hay que dar “pasta” que nos lo devolvera ciento por uno. Joer que hay que ser optimista ó como bien dices “FABULADOR” (el que en siquiatria se cree sus propios cuentos), y asi va de Secretario Europeo de Obama por autonombramiento del propio zp.

    Ayer le vi Junto a ERDOGAN, probablemente para decirle que le dé pelas a Obama, que ya él (zp) se encarga de Aliarle Civilizadamente.
    Tenia menos sonrisa y llevaba un HORROROSO TRAJE MARRON, pero por favor !!!!! un traje marron !!!!!! si eso solo se usa en la Moreria.

    Cuentan que una vez el mayordomo de SE. El Duque de Winsord, aunció “Milord un caballero de marron esta en la puerta y pide audiencia a vuestra excelencia” . El Duque contestó “James si va de marron no es un “caballero” asi que no le recibiré, que se marche”.

    Definitivamente CAMPS deberia prestarle el ASESOR DE TRAJES.

    Gracias Juan.

  2. Juan González Says:

    Zapatero ya se ha reunido con Obama. Ha conseguido que le llame “amigo”, pero eso ya se lo dijo hasta Bush: “Hola, amigo”. A ver qué queda después de la entrevista que, por cierto, los amigos de Prisa han “tapàdo” con la filtración de la crisis de Gobierno. Nos venden los de Moncloa que Zapatero se ha acercado a Obama porque es Obama, y no quiso acercarse a Bush. No es cierto, eso tampoco. Intentó TODO para que Bush le hiciese un gesto de cercanía, pero no lo consiguió. Y Obama en política exterior no es más “progresista” que Bush. Ya téndrá ocasión de comprobarlo Zapatero. Enhorabuena, Van Halen.

  3. Tu amiga Yolanda Says:

    Divertida la comparación, lástima que no sea Peter Sellers interpretando el cuento noruego, sino el Presidente del Gobierno el que pretende robar la ensaladera. Es patético, es bochornoso. Yo prefiero que no salga, prefiero que la cara de España la den nuestros embajadores. ¿Irá ZP a Sudáfrica cuando sea elegido Presidente Zuma? Esa foto será de marco. Del marco dónde está colocando a España.

  4. María Luisa Morales Says:

    Que un presidente del Gobierno de España haya estado persiguiendo babeante a dos sucesivos presidentes norteamericanos sencillamente porque con los dos ha metido la mata (con uno en Irak y con otro en Kosovo) y para hacerse perdonar, me parece negativo para la dignidad de España. Es de Peter Sellers, como dice Yolanda, o de mister Bian, no sé si se escribe así, del que Zapatero es un calco. Más soldados para Afganistán y miles de millones de euros es el precio del perdón de la Casa Blanca. Y, mientras, tenemos que hacernos los tontos y decir, con la izquierda bobalicona, que en Afaganistán no hay una guerra y en Irak si la había, en contra de las Resolciones de la ONU, como usted, senador, nos desmostró en el anterior post.

  5. Arsenio Says:

    Ya tiene la foto ZP con un presidente USA. Le daba igual quién fuera. Es Obama, pues tan contento. ¿Y cuánto nos ha costado el caprichito para tapar sus errores en política internacional? Ayer los de Irak, y más cerca los de Kosovo.

  6. A.D.M. Says:

    Cada vez que veo a Zapatero en su patético posar con Obama me viene a la cabeza el “Bienvenido Mr Marshall” de Berlanga. Cara, muy cara, nos ha salido la foto. Pero Zapatero, tan contento. Le imagino con sombrero cordobés entonando aquello de :

    “Americanos,
    vienen a España
    gordos y sanos,
    viva el tronío
    de ese gran pueblo
    con poderío,
    olé Virginia,
    y Michigan,
    y viva Texas, que no está mal,
    os recibimos
    americanos con alegría,
    olé mi madre,
    olé mi suegra y
    olé mi tía.”

    Magnífico, Senador, tu blog.

  7. Alejandra Says:

    Zapatero, consciente de su fracaso en política internacional, ha pretendido compensarlo a la desesperada de la forma que él, como político de escasa altura, entendía como la mejor: haciéndose fotos con el popular Obama. Pero también en esto ha fracasado. Fundamentalmente por dos razones. La primera: porque cada vez engaña a menos españoles con la técnica de lanzar tupidos velos que oculten la realidad, y ésta se concreta en que nos encontramos ante el peor Presidente de la España democrática. Y la segunda: Su propio entorno, desvelando abiertamente una crisis de gobierno.
    Me alegro de que le haya salido mal la jugarreta pues pretendía engañar a ingenuos o desinformados. Ni una foto ni ciento pueden ocultar y hacer olvidar que España tras cinco años de gobierno Zapatero ha perdido su peso en el escenario internacional.

  8. Sofia S. Says:

    Aunque acaben pasando todos los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE por la mesa del Consejo de Ministros, España no se arreglará, porque lo que falta es dirección política, imaginación, medidas. Y sobre todo coordinación. Los graves problemas últimos han sido de coordinación, y la coordinación es del presidente del Gobierno, que debe mandar y ser respeado al menos por los suyos. Debe tener “autoridad”, y eso no lo da el BOE ni una minoría trampeando en el Congreso de los Diputados. Si no se queda en paro Zapatero, no se rebajará el paro en España.

  9. Sofia S. Says:

    Un cambio de ministros no es solución. El problema de España es Zapatero, que lleva, o debería llevar, la dirección política y dar confianza a los ciudadanos. ¿Por qué va a encontrar Salgado las soluciones que no fue capaz de encontrar Solbes? Mientras Zapatero no se quede en paro no se rebajará el paro de los españoles.

  10. Abelardo Martín Says:

    No sé si Zapatero se quiso llevar la sopera o las cucharillas de plata como en el cuento que nos dice, senador, pero ya estamos cansados de que lo único que se le ocurre al gobierno del PSOE para afrontar la gravisima crisis económica que negó, es una política de imagen, de fotos. Este hombre es un incapaz rodeado de incapaces. Muy bueno su blog, Van Halen, siempre enseña algo nuevo.

  11. María Luisa Says:

    Más soldados y más dinero para la GUERRA de Afganistán, unos miles de millones para el FMI, bajarse los pantalones ante Obama y ponerle miradas embobadas, mostrarse débil ante el islamista turco, no comprometerse con Sarkozy ni con Merkel, que son nuestros aliados europeos, y vendernos la pamplina de la Alianza de Civilizaciones cuando los del otro lado de la tal Alianza no se quieren aliar. Y de paso: cada vez me parece más Obama un Zapatero transatlántico. Está en un pacifismo falso, y mientras pide miles de millones al Senado de su país para Irak y Afganistán declara que USA nunca hizo la guerra ni la quiere con el Islam. Si el problema no es ese, Obama; la cuestión está en que el Islam es el que no declara que no hará la guerra contra Occidente sino todo lo contrario.

  12. funcionario antunez Says:

    Esto es llo qhay, tuvimos un presidente Aznar,que si pudo y no le dejaron. Aznar lo tuvo y los patriotas del PSOE, es decir de lo suyo, actuaron en consecuencia
    No hay solución, seremos un pais de tercera, con suerte de ZP
    Maestro

  13. T.M.D.A. Says:

    Zapatero preside un gobierno hacia ninguna parte. Un gobierno sin rumbo que,desgraciadamente,todos padecemos. Y la política internacional es, precisamente, uno de los campos donde la pérdida de la brújula se hace más visible. Al atolondrado Zapatero debería prohibírsele deambular más allá de nuestras fronteras, pues sus formas, modos, maneras y decisiones nos ridiculizan y dejan en evidencia a todos.
    Gracias, Van Halen,por tu extraordinario blog.

  14. Manuel Lecea Says:

    Muy acertado su post y siempre interesantes las opiniones de su blog, que nunca son improvisadas y hacen pensar. En el G-20, que la gente no sé si sabe que se llama así porque es el Grupo-20, o sea de veinte miembros titulares, los invitados son compromisos en cada reunion, pero ni pinchan ni cortan. Zapatero siempre con sus manías de la imagen y de la foto…pero no arregla la crisis ni crea empleo. De eso, nada. Y la solución la Salgado. Qué risa si no fuese trágico porque los paganos somos los españoles. !Elecciones generales ya!

  15. Superdoc Says:

    Entre las “malogradas” imagenes de la campaña electoral de ZP la más sonada fue la de “Por el pleno empleo”, en la que se veía un Zapatero sonriente y aplaudidor con el lema “motivos para creer”. Pero hubo otros carteles electorales igualmente conmovedores a un año vista: “la octava potencia económica, los primeros en derechos sociales”, en la que igualmente aparecía un sonriente ZP y el lema socialista “motivos para creer”. Nada de eso podemos creer cuando en España los derechos sociales están bajo mínimos (recordemos los “bandos” de Interior pidiendo cupos de inmigrantes a deportar a las comisarías) y el paro bajo máximos (3,6 millones de ciudadanos que no ven un horizonte de trabajo a años vista). Tampoco las medidas proclamadas (“Plan E”, dinero para los bancos…) frenan la crisis. Lo único que frenaría el caos económico en el que nos vemos inmersos sería la confianza en un equipo económico que ZP ni tiene, “ni se le espera”.
    Ojalá que salgamos medianamente a bien de este caos económico en el que estamos metidos hasta el cuello. El ex ministro de economía al menos nos producía a los españoles cierto cariño en sus horrendas predicciones. Cada vez que hablaba nos echábamos a temblar, pero caía simpático. La nueva ministra ni siquiera cae simpática. Es una mujer adusta, seca, enjuta y, para colmo, su biografía es política y no técnica. Nada hay que esperar de su gestión. Nada esperamos. Ojalá que los ciudadanos de a pie, como siempre, salvemos lo que queda del naufragio, a pesar de las medidas de los políticos, que lastran aún más nuestras maltrechas economías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: