El pulso Cobo/Gallardón a Rajoy

by

El mundillo político se ha convulsionado por las amplias y escandalosas declaraciones del segundo de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo, servidas a cuatro columnas en la portada de “El País” y varias páginas interiores. En esa entrevista se incluían insultos además de otras lindezas que, con la ley en la mano, podrían considerarse injurias, calumnias e incluso alguna atribución de delito al gobierno de la presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre..

Las declaraciones de Manuel Cobo a “El País” están montadas al aire como una piedra de bisutería en un aderezo. Se sustentan en una premisa falsa: que Esperanza Aguirre ningunea o desplaza a Rodrigo Rato en una supuesta carrera por la presidencia de Caja Madrid. Se quiere dar la impresión de que existe un enfrentamiento entre la presidenta madrileña y el ex – vicepresidente económico del Gobierno de Aznar  y ex director general del Fondo Monetario Internacional. Nada de eso. El asunto se ha desmadrado con estas declaraciones de Cobo y ha pasado a ser una especie de “vendetta” con mal estilo contra la presidenta de una Comunidad Autónoma que, como ocurre en las demás Comunidades, tiene la responsabilidad de tutelar el proceso de renovación de cargos en la que fue vieja Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, presidida desde 1996 por Miguel Blesa que ha renovado mandato en dos ocasiones.

El menos avisado podría preguntarse  ¿y cómo se monta este descomunal lío ante la renovación legal en la presidencia de una entidad financiera si el actual titular lleva a su frente nada menos que trece años? 

La ley de Cajas (LORCA) atribuye la elección de sus órganos de Gobierno a las entidades representativas de la sociedad, parlamentos autonómicos, ayuntamientos, sindicatos, empresarios de la región, asociaciones, impositores…y son ellos los que tienen que proponer y deciden en su propio ámbito. En Madrid y en las demás Comunidades y en todos los procesos de renovación de sus órganos de Gobierno. Lo que provoca inestabilidad, paralización y perjuicio a Caja Madrid, como ocurriría en cualquier otra Caja, es la pretendida injerencia de quienes no forman parte de esos órganos de decisión y paralizan por todos los medios sus procesos naturales. No olvidemos que Caja Madrid no es una entidad cualquiera: es la cuarta entidad financiera de España. El daño da una sensación de inestabilidad que sería grave si se trasladase a los impositores, a los ciudadanos que operan con la Caja.

¿Qué ha ocurrido?  La Asamblea de Madrid, con un acuerdo muy amplio, y ateniéndose a la legislación generalizada, abrió la representación en los órganos rectores a sectores representativos y a los municipios de una región como la nuestra que tiene ciudades de un enorme peso demográfico, de hecho de mayor peso demográfico que muchas capitales de provincia. Ello suponía una razonable presencia de municipios e instituciones, pero el Ayuntamiento de Madrid no lo entendió así, aunque la sensación fue que en realidad se quería blindar la continuidad de Miguel Blesa al frente de la Caja pese a que entonces no se había tratado el relevo en la presidencia de la entidad.

Cuando la Comunidad de Madrid consiguió, como es razonable que ocurra en todas la Cajas, un consenso con los grupos parlamentarios, partidos políticos de Madrid, empresarios y sindicatos para la renovación de los órganos directivos de Caja Madrid, acuerdo que, por cierto, no había sido posible con tal amplitud en ocasiones anteriores, el Ayuntamiento de Madrid, tras otras escaramuzas, presentó un recurso en los Juzgados de modo que se paralizaba el proceso electoral, que debía haber culminado en octubre, con el objetivo evidente de impedir que quien debe legal y legítimamente decidir lo pudiera hacer cuanto antes para evitar daños varios y desestabilizaciones en la entidad.

Parece claro que la responsabilidad de los perjuicios que esta situación está ocasionando al mantener abierto el proceso electoral en Caja Madrid es imputable a quienes sin corresponderles en la ley proponer y/o decidir más allá de sus atribuciones, quieren asumir tal condición por intereses políticos particulares. Lo que empezó como la defensa de la continuidad e incluso el blindaje de Miguel Blesa en la presidencia de la entidad  resulta que es hoy, a la vista de las declaraciones de Manuel Cobo en “El País”, la defensa de Rodrigo Rato para tal cargo y la denuncia de que desde la Comunidad no se le quiere.  Lo cierto es que todo este entramado de nada claros intereses reales dura ya más de un año.

 No ha habido ni hay candidatos formales a presidir Caja Madrid. Con un método que se inventó Fouché para un emergente Bonaparte, alguien, que tampoco hay que ser demasiado listo para identificar, filtró a la prensa un nombre para quemarlo, y luego otro y otro y otro como acompañamiento de despiste. Y ahora, en esa línea, se lanza como pretexto una inexistente campaña contra Rodrigo Rato. Nadie duda de la competencia de Rato, el autor del llamado “milagro económico español” entre 1996 y 2004, aunque los Presidentes de otras Comunidades de todos los colores no parecen haber tenido en cuenta la idoneidad o experiencias anteriores a la hora de proponer a los electores sus candidatos a presidir las Cajas. El ex–vicepresidente del Gobierno Narcís Serra preside Caixa Catalunya porque así lo pidió a los órganos de la Caja el entonces Presidente de la Generalidad Maragall. El ex – diputado Juan Pedro Hernández-Moltó preside Caja Castilla- La Mancha porque Bono hizo lo mismo en su Comunidad. El catedrático de Medicina Julio Fermoso preside Caja Duero porque los electores de la Caja siguieron la propuesta de Herrera, presidente de Castilla y León, y el entonces presidente de Andalucía Chaves propuso como presidente de Unicaja a su ex– viceconsejero de Economía Braulio Medel, y consiguió la presidencia. El presidente de Caja Navarra es el propio Presidente de la Comunidad Foral de Navarra,  Miguel Sanz.

 Si convenimos, y yo así lo creo, que la innecesaria defensa de Rato, que no necesita defensa alguna porque nadie le ataca, faltaría más, es sólo un pretexto para justificar los insultos, las injurias, las calumnias y los gruesos y barriobajeros ataques a Esperanza Aguirre y a su equipo por parte de Manuel Cobo, se hace evidente que lo que se ha presentado insólitamente como un servicio a Mariano Rajoy es, en realidad, un pulso al presidente del Partido Popular ya que se le coloca en la desagradable situación de tener que decidir sobre unas sanciones a Cobo que resultan necesarias para evidenciar su autoridad y para hacer justicia a la organización del Partido Popular en Madrid que es la más importante de España y gana elección tras elección. Una indeseable desmovilización por hartazgo o decepción del Partido Popular en Madrid sería muy grave para los intereses generales del Partido Popular que no son otros que los intereses de muchos millones de españoles.

Aquí no se ventila quién será presidente de Caja Madrid, que no es éste el ámbito de esa decisión. Lo que se ventila es si hay “barra libre” para que unos dirigentes del Partido Popular ataquen grave y agriamente a otros y no pase nada. O se trata de un partido que respeta sus normas internas y confía en la objetividad de las decisiones que los órganos competentes tomen sobre cada caso en los que se vulneren, o es una especie de ejército de Pancho Villa. Yo creo que el partido en el que milito desde hace muchos años es una organización seria. Y esta patata caliente la ha colocado Manuel Cobo en las manos de Mariano Rajoy. Aún más: Alberto Ruiz-Gallardón se apresuró a manifestar públicamente su apoyo a Cobo, por más que fuese innecesario. Nadie en el mundo mundial que conozca al alcalde y, sobre todo al vice–alcalde, puede pensar que las declaraciones han nacido de Manuel Cobo, que se definió un día públicamente como un “esclavo moral” del alcalde. Y no es la primera vez que el alcalde, quedándose detrás,  utiliza a su estrecho colaborador como ariete. La vez anterior, Congreso Regional de 2004, le salió mal. Acaso de ahí vengan muchas actitudes posteriores. Las gruesas críticas a Esperanza Aguirre son aún más sorprendentes dado que Cobo, siguiendo a Ruiz-Gallardón, apoyó decididamente a Aguirre en su reelección en el Congreso Regional de 2008.

Mientras se habla de “despolitizar” las Cajas, el alcalde de Madrid dice que él apoyará al candidato a la presidencia de Caja Madrid que decida el presidente de su partido, y hasta el propio Zapatero se permite opinar sobre el presidente que preferiría. ¿Y la opinión de quiénes tienen en realidad y según la ley que elegirlo? La paralización del proceso electoral tan buscada, y conseguida hasta ahora, impide que conozcamos esa opinión que, en definitiva, es la única que legalmente cuenta. Porque por este camino de despropósitos acabará siendo decisiva la opinión del propio Zapatero con sólo mover la intervención del Banco de España. Alguien dirá entonces como Sansón “muera yo con todos los filisteos” cuando se derrumben las columnas del templo.

Con todo este lío, y supongo que la coincidencia es casual, el Gobierno de Zapatero recibe un inesperado (?)  balón de oxígeno después de que Rajoy noqueara a Salgado en el debate presupuestario, en pleno escándalo del caso “Faisán” y tras la corrupción socialista en Cataluña que deja como un “monopoli” infantil  al cacareado caso Gürtel.  Una vez más pasan a un segundo plano los desastres del Gobierno y no se habla de otra cosa que de las dichosas declaraciones de Cobo. Por cierto, Prisa (“El País”) debe a Caja Madrid más de seiscientos millones de euros. Desde este dato las cuatro columnas de la portada que ese periódico dio a la entrevista de Manuel Cobo y el generoso despliegue en páginas interiores se me antoja una racanería. Se hubiera merecido un cuadernillo a todo color.

 

Anuncios

13 comentarios to “El pulso Cobo/Gallardón a Rajoy”

  1. Enrique Granda Says:

    ¿A QUÉ JUEGA EL PP?
    Para quienes no somos militantes de ningún partido, pero en ocasiones votamos al PP, convencidos de que es el único partido que puede librarnos de la crisis y de su principal valedor que es Zapatero, los últimos sucesos y, sobre todo, las declaraciones públicas de los barones del PP nos tienen desconcertados, porque no llegamos a saber qué juego y con qué reglas están jugando cada uno de ellos.
    Se me antoja que Alberto Ruiz Gallardón acaba de perder la reina, – su Vicealcalde Cobo – en una compleja jugada de ajedrez, cuidadosamente estudiada y quizá admirable, si sus contrincantes jugaran al ajedrez. Es un gran estratega que necesita contrincantes de altura pero, sobre todo, contrincantes que también jueguen al ajedrez, algo que no parece suceder en este momento.
    Para mí está claro que Mariano Rajoy juega al mus; algo fácil de adivinar para cualquiera, porque no para de hacer señas, que pocos pueden entender y que en muchas ocasiones equivocan hasta los más allegados. El mus es un juego de envite, inteligente, divertido sí, que no arruina a nadie, pero que hace perder mucho tiempo. Y creo que no estamos en momentos para perder el tiempo.
    En Valencia se juega al póquer, póquer duro, póquer del Misisipi. Así que las señas de mus de Rajoy no les sirven para nada, y muestran la más absoluta incomprensión por el ajedrez de Alberto.
    Todos juegan en el mismo tapete y hay una jugadora que no se quiebra la cabeza con el ajedrez, no trata de entender las señas de Rajoy, ni arriesga su dinero al póquer. Es Esperanza Aguirre que está jugando a las damas. Un juego de apariencia sencilla, de blancas y negras, en el que en solo dos movimientos se puede saber quién ha perdido la partida, y en el que basta con saltar y encontrar una casilla vacía para pulverizar al enemigo. Esperanza pone pasión en su juego: se acaba de comer la reina de Gallardón, ni se inmuta por los amarracos de los que juegan al mus y se ha llevado las fichas de los que jugaban al póquer, simplemente saltando por encima.
    A ese mismo tapete llegan otros barones del PP, con mando en plaza o sin ella, que según parece piensan que allí se juega al dominó: ponen fichas grandes cuando les toca y guardan la blanca doble por si hay que contar, pero no pueden entender que también a ellos se les coma las fichas Esperanza en cuanto encuentra una casilla libre para hacerlo, ni tampoco que en el tapete aparezcan las pujas de los que juegan al envite.
    Mientras tanto, muchos nos preguntamos por qué no aclaran primero las normas del juego y no aparece un árbitro que les explique a todos que ya es hora de formar un equipo del que podamos hacernos hinchas para ganar un partido en el que España se está jugando su futuro. Lo que está claro es que, como siga el juego sobre el tapete que acabamos de imaginar, solo Esperanza tiene posibilidades de ganar con su clara, práctica y contundente partida de damas. Aunque quizá sea eso precisamente lo que más nos conviene a todos. Así que, paciencia y barajar.

  2. JM Says:

    Buenos dias ILUSTRE.
    Queda muy bien Ilustrado el ejemplo de E.Granda, en su referencia a los diferentes tipos de juegos y jugadas, mas ó menos maestras ó mas ó menos maquiavelicas.
    Queda claro que hay JUGADAS, pero esto no es por el tan traido y manido tema de CAJAMADRID ó Blesa-Gallardón. En la calle se ve, se oye, se piensa, se comenta que lo que realmente pasa (y no es de hoy) es que “Algunos” quieren echar a Mariano, al que se considera y parece un Flojito y no nos va a llevar a ningun sitio util, solo a perpetuar a ZP que nunca se irá. Y este es el sentir en una gran parte del electorado. Si llegamos a las proximas con Rajoy de candidato pues perderemos unos años y algunos que ven que se les pasa el arroz, estan viendo la forma de “reventar el proceso actual (aznar me equivoqué incluido)” y buscar otro sustituto, parta las proximas. De ahí que cada cual arrime el ascua a su sardina, se comienzen luchas intestinas y clandestinas, y todo el mundo este “a tortas” aprovechando la gurtell ó Cajamadrid ó lo que sea. Si suena RATO no es para Cajamadrid sino para PRESIDENTE: En Cataluña, no hay PP, Andalucia, es de MARIANO (Arenas) Galicia es de Mariano (Feijoo). Donde estan los palos es en Valencia y Madrid, a saber, tanto CAMPS, como AGUIRRE, como GALLARDON, tienen intereses y seguidores dentro del PP y en el electorado para erigirse en CANDIDATOS.
    Y esto es lo que se ve y se comenta en la calle “todos a la greña” con Cobo ó sin Cobo.
    O ALGUIEN (MARIANO) PONE ORDEN EN TODO ESTO, O QUE SE ESPERE UNA ABSTENCION IMPORTANTE. Ya seria triste perder unas elecciones no porque gane el PSOE, sino por que no te voten los tuyos.
    QUIZA FUERA BUENO UN CONGRESO EXTRAORDINARIO Y PONER TODO EL ASUNTO EN CLARO.
    Gracias JUAN

  3. Lobo de mar Says:

    No puedo estar más de acuerdo Maestro. Creo que la Nacional tiene una oportunidad de oro para recordarle a la pareja Cobo-Alberto que así no se pueden hacer las cosas. Me he tomado la molestía de leerme las infracciones que recogen los Estatutos del Partido y sus correspondientes sanciones. Las declaraciones de Manuel Cobo, son claramente constitutivas de una falta grave. No muy grave, como podría deducirse de la lectura de la famosa entrevista, aunque políticamente desde luego lo son.

    Permiteme que recuerde como recogen los Estatutos estas faltas. El artículo 12 señala que es falta grave:

    – Propagar por cualquier medio, noticias que desprestigien el Partido, sean descalificatorias del mismo o de cualquiera de sus órganos de gobierno o representación de los grupos institucionales.

    – Cualquier manifestación pública oral o escrita en los medios de comunicación, que suponga descrédito, menosprecio o descalificación de cualquier afiliado al partido.

    Creo que nadie podrá poner en duda que se ha producido una falta grave. Habría que hacer un malabarismo intelectual extraordinario para escapar de esa tipificación. Ahora es el Comité Nacional de Derechos y Garantías quien tiene la responsabilidad de tipificar los hechos y sancionarlos de acuerdo con los Estatutos. Quiero recordar, por cierto, que el apercibimiento no está entre las sanciones recogidas para la falta grave. Estas sanciones se concretan en suspensión de militancia y de funciones con un baremo de tiempo más o menos grande en función de la gravedad de la infracción.

    Me ahorro el comentario sobre hasta qué punto considero que habría que aplicar ese baremo. Me conformo con que el Comité aprecie que la falta ha sido grave y que sancione de acuerdo con los Estatutos.

    Flaco favor le ha hecho la pareja de munícipes al Partido y a Mariano Rajoy. No albergo dudas de que Gallardón conocía la entrevista antes de que se publicara. Me callaré otras cosas que también pienso. Pero, ¿conocería alguien más esa entrevista? Que maniobra tan absurda por cierto, intentar enfrentar a Aguirre con Rato. ¿Qui prodest?

    Por cierto que Gallardón ha dicho que respalda a Cobo como lo ha hecho siempre. ¿Hasta donde llegará su respaldo si sancionan a Cobo? ¿tendremos el famoso dos por uno de Felipe González? Apuesto a que no.

  4. Jacobo Rodríguez Says:

    Muchas gracias por la exposición de los hechos, Senador, de los ehchos tan lamentables como la mayoría de los que envuelven a la política ultimamente. ¡Qué lejos quedan las cajas del día de su fundación! Y no sólo en el tiempo, más aún en los fines. Y en la forma. Por otro lado, me parece lamentable el juego, más o menos encubierto, de poder entre los pretendienteas al trono, que parece vacante, del partido. Eso sí, todo bajo mano, porque esta democracia de partidos no permite otra cosa, no nos deja saber lo que de verdad piensa cada uno de los políticos que reciben en bloque nuestros votos. Creo que, en gran medida, ese el germen de tanta corrupción y de estas luchas encubiertas. Eso sí, asombrósamente luego el acta pertenece al diputado y no al partido; al diputado que por norma no conocemos y que, salvo excepciones, no sabemos lo que opina, si es que piensa algo fuera de la disciplina de partida.
    Yo votaría al senador Van Halen allá donde estuviesen, a la mayoría de los nombrados lo dudo más, mucho más.

  5. Jacobo Rodríguez Says:

    ¡Qué lejos quedan la cajas del objetivo de su fundador! Ahora ya no pretender ayudar al necesitado, beuno desde la época de Fuentes Quintana no lo hacen, sólo tratan de ser las cajas del gobierno territorial de turno. Y claro, estos, los gobiernos territoriales o los que pretender ejercer el poder, se pelean por controlar la caja en cuestión. Y lo cierto es que están tan lejos de su fundación como la democracia española lo está de la griega.
    Todo ocurre bajo el gran manto de los partidos políticos y de su única opinión, si cada político qu eoptara a un puesto público se explicara y buscase nuestro voto, sabríamos quién es quién y a quien votar y a quién no dentro d eun mismo partido. Yo votaría al senador Van Halen, que ha demostrado ser hombre de honor, no sé si a algún otro.

  6. rafa Garcia Says:

    Como votante que no militante, soy capaz de entender y perdonar la ambición, dentro de un partido político sería lo lógico, pero no la deslealtad a las opciones elegidas en IGUALDAD. . Eso incluye a Gallardón y a Aguirre.
    Lo que no comprendo es al metepatas de Gallardón. No es la primera vez que su inquina contra Aguirre le hace acreedor a un buen “pescozón”
    Que yo recuerde no es la primera vez que utiliza el Pais para ello.
    ¿Quien filtro convenientemete los comentarios del “ascensor”?
    ¿Quien dio carta de veracidad a las informaciónes sobre el espionaje a cargos del Ayuntamiento? (Que yo sepa judicialmente solo se han demostrado las de haber espiado al segundo de Aguirre, Asi que yo que soy malpensada, no sería “la mejor defensa un ataque”)
    ¿Quien es el candidato perfecto para el Pais?
    Y para rematar esta última.
    A ver si va a ser verdad lo que se decia que decian el bigotes y compañia en las cintas del “Gürtell”: a Aguirre habia que cargarsela como fuera porque no era tan receptiba como otros en el partido y en la Moncloa a lo que se ve.. Es que repito yo soy así de maliciosa.

  7. Superdoc Says:

    Pienso que para ser un buen político hay que saber cuándo toca dejar a un lado las ambiciones personales, aunque sean legítimas, y hacer sacrificios por el interés general, que es el menos general de los intereses (omo el sentido común es el menos común de los sentidos)

    Y en relación a este tema de Caja Madrid, precisamente quiénes han demostrado que les interesa lo que pase con la Caja -para el bien de todos- me parece que han sido Aguirre y su Vicepresidente, que según se ha publicado ha dicho alto y claro que prefiere que seaRato quien presida Caja Madrid a engordar la polémica que otros han creado en torno a supuestos candidatos. Me parece responsable y razonable que quien ha trabajado por lograr un consenso en torno a la renovación de los órganos de la Caja, que sería un excelente gestor, prefiera no poner en peligro ese consenso dando el protagonismo a otro magnífico candidato. Otros no son tan razonables ni responsables.

  8. Una feminista Says:

    Posiblemente nunca sabremos con absoluta certeza si la entrevista de Cobo respondió al interés de Prisa por reventar la candidatura de Ignacio González a Caja Madrid, al cálculo de Ruiz-Gallardón para mantener a Blesa con el que siempre ha tenido una relación impecable, a las dos cosas, o posiblemente, a estas y alguna más… Lo que si sabemos, y sin ninguna duda, es que todo esto no tiene nada que ver con los intereses de la ciudadanía, con el bien común, ni con los valores que deberían presidir las acciones de los políticos en cuyas manos ponemos nuestro voto y el futuro.
    Sólo sabemos/sentimos que “juegan” (¡muy bueno el comentario de Enrique Granda!) su partida, y que no utilizan las reglas, ni los límites morales mínimos.
    Senador, su post es una “pura incoherencia”: habla de “lo malo” y es buenísimo. Grascias.

  9. maría F-R Says:

    Lo de Gallardón no tiene pase, esta es la verdad. Siempre en El Pais y siempre cuando más conviene para tapar los desastres del PSOE. Ya quería El País que Gallardón fuese presidente del Gobierno (?) en 1996. Ahora ha conseguido Gallardón que llegue a la presidencia de Caja Madrid alguien que no vaya a exigirle a El Pais el pago de los cientos de millones de euros que debe. Y, de paso, se asegura un apoyo mediático importante para su sueño de desplazar a Rajoy, y el presidente del PP sin oler lo que hay detrás del ataque de Gallardón a Esperanza Aguirre a través de su conocido seudónimo de Manuel Cobo, pobre hombre.

  10. Joaquín Arnáiz Says:

    De Fouché al “cuadernillo a color”, uno de tus mejores y más afilados artículos políticos, D. Juan. Merecería una Tercera de ABC…

  11. Roberto Parreño G. Says:

    Lo de este dúo Cobo-Gallardón es de traca, pero más de traca son las intgervenciones en la esgrima de Anson (antes Ansón) y de Fraga. Anson porque sigue escribiendo ciencia ficción y Fraga porque sigue metiendo la mata. ¿Por qué no se callan antes de hacer el ridículo? Anson quiere dirigir el PP sin pasar por las urnas y nos da una receta mágica, pero este personaje se ha equivocado siempre en sus predicciones. Recuerdo su primer libro, que nunca reeditará, en el que apostaba por una “Monarquía orgánica” de familia, municipio y sindicato cuando su rey, Don Juan, estaba en ello. Luego evolucionó con Don Juan. Y luego se hizo juancarlista. Quiere saber más que nadie. Una noche les explicaba a unos poetas chinos la poesía china y otra les explicaba a unos sociólogos la encuesta que ellos mismosn habías elaborado. Ahora quiere desterrar de la política a Esperanza Aguirre. ¿Por cuenta de quién? Y Fraga está en Fraga. Mientras ha declarado mil veces su predilección por Gallardón como líder del PP, allá él, pide ahora una Gestora en Madrid !presidida por él! Menuda neutralidad. Y, además, es un delirio. ¿Qué crisis de autoridad, ideológica o de funcionamiento hay en el PP madrileño, salvo los tirones que le han dado desde fuera? ¿Qué justificaría una Gestora en la organización más numerosa e importante del PP que, adémás gana elecciones? Cosas dse Fraga. Todo tiene su edad y sería bueno que Fraga lo entendiese. Que dormite en el Senado pero que deje de dañar a su partido. O que se retire.

  12. M.D.A. Says:

    La gravedad de las acusaciones efectuadas por Cobo contra Esperanza Aguirre merece no sólo una respuesta que aplique con contundencia lo establecido en los Estatutos del Partido para estos casos sino que también exige una respuesta rápida. Hace ya una semana que el Comité de Derechos y Garantías suspendió cautelarmente de militancia al “esclavo moral” de Gallardón, pero aún no existe resolución definitiva.
    Militantes y ciudadanos en general están ojo avizor a lo que haga la sede Nacional del Partido y a cuándo lo haga. Y es que ni unos ni otros podremos entender una sanción “light” como tampoco podremos entender una sanción que se produzca “tarde”. Una y/u otra circunstancia llevará a unos a la indignación y a otros a la hilaridad.
    Deseo por todo que la Nacional nos ahorre el bochorno actuando con la contundencia y la celeridad necesarias.
    Senador, gracias y enhorabuena. Gozas de plena lucidez.

  13. PERDIDO Says:

    Desconozco la politica pero no desconozco el hambre y la miseria que estamos padeciendo en este pais ya que no veo salida del tunel y que la clase media estemos en el precipicio de la inmarginalidad y exclusion social.Por eso le pido a todos los politicos ayuda a las familias,viuda,juvilado,etc,que no se rian y piense en los demas antes de acostarse con la barriga llena, los del psoe quien tiene las riendas de este pais gracias a este pueblo que creia estar arropado y al final es un traste.En fin yo pido este año 2010 que salud trabajo y amor y el plus al salon.GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: