El maestro Ciruela es Zapatero

by

El sabio matemático y teólogo don Pedro Sánchez Ciruelo, canónigo de Salamanca, nombrado por el Cardenal Cisneros profesor de Teología de Alcalá, y más tarde preceptor del joven príncipe Felipe, dio lugar al dicho popular “sabes más que el profesor Ciruelo”. La cita nada tiene que ver con Zapatero, es obvio, pero ha ido unida, por mera aproximación del nombre, a otro dicho “el maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela” que se refiere a quienes quieren enseñar algo que no saben. Muchos han investigado quién fue este maestro Ciruela, que acaso era un maestro de Siruela (Badajoz). En todo caso este dicho sí tiene que ver con Zapatero que ha puesto escuela bajo su magisterio nada menos que en Europa sobre asuntos en los que ha demostrado un profundo, aunque nunca reconocido, desconocimiento. Se desveló el misterio: el maestro Ciruela es Zapatero.

Después de una fuerte y varia preparación artillera por parte de la prensa europea de todos los colores que no le dedicó precisamente piropos, Zapatero se enfrentaba con el examen del Parlamento Europeo en su presentación como presidente de turno de la Unión Europea en las singulares circunstancias de su presidencia tras el Tratado de Lisboa. Con un presidente efectivo de la Unión, el belga Herman van Rompuy, y una superministra para Exteriores y Seguridad, la británica Catherine Ashton. O sea que es lo que en Europa se ha llamado “presidencia amputada” o “presidencia secundaria”. De los casi ochocientos parlamentarios europeos asistieron a la sesión poco más de ciento cincuenta. La expectación ante las propuestas de Zapatero no era como para tirar cohetes. Cuando pasó ese trámite Sarkozy al inaugurar el semestre de la presidencia de turno francesa, la asistencia de europarlamentarios fue tres veces mayor. Algunos diputados socialistas españoles ni asistieron, y López Garrido, sentado detrás de Zapatero y por ello bien visible, entre sopor y sopor, aguantó como un jabato.

Zapatero, en el contexto de un discurso vaporoso, en la línea de aquello de que “la tierra es del viento”, como le es habitual, instó a los europarlamentarios a apoyar su supuesto programa para Europa. Entre otras propuestas habló del necesario estímulo fiscal, de la consecución de un pacto social, de la lucha contra el paro, y de la reactivación económica. El maestro Ciruela. Resulta que Zapatero es el campeón de la subida de impuestos, el campeón del paro, el campeón de la crisis económica, y ha sido incapaz en España de sacar adelante un pacto social. Con un paro doble que la media europea, sin atender ninguno de los consejos de los organismos internacionales y de la propia Unión Europea para afrontar la crisis económica y tomando medidas contrarias a las que debería tomar, Zapatero se atreve a dar consejos.

Ya se lo dijeron varios de los eurodiputados intervinientes que, además, le pidieron que arreglara su casa antes de señalar como arreglar la ajena. Los eurodiputados españoles del Partido Popular se manifestaron en el Parlamento Europeo a favor de la intervención de Zapatero. Había un pacto de apoyo a la presidencia española. ¿Qué habrán pensado los eurodiputados de otros países pero del grupo parlamentario al que pertenece el Partido Popular que manifestaron su perplejidad ante las vaporosas propuestas de Zapatero? Aunque no habrá un solo español que piense que si la situación hubiese sido a la inversa Zapatero hubiese respetado el pacto. Este Zapatero es el mismo que cuando encabezaba la oposición al Gobierno de Aznar y propuso el pacto antiterrorista, sondeaba ya la posibilidad de negociar con ETA. Y este Zapatero es el mismo que cuando encabezaba la oposición al Gobierno de Aznar, acudió a Bruselas para cercenar la financiación del Plan Hidrológico Nacional. No es de fiar.  

No es menor la ingenuidad de creer en el pacto sobre Educación. Lo primero que hizo Zapatero fue arrasar la legislación educativa del Gobierno del Partido Popular. Y ahora cuando ven las consecuencias tocan las trompetas de un consenso. Lo que han conseguido de momento los socialistas es hacer aparecer a Rajoy como alguien que ha dado marcha atrás en su compromiso de acabar con la Educación para la Ciudadanía, no porque sea cierto sino porque mienten. No se pueden emplear actitudes de caballeros con tahúres del Mississippi. Hacen trampas para ganar y, además, dejan a los contrarios por tontos.

No menos ridículo ha hecho Zapatero en la cumbre de Davos donde también los economistas asistentes le han puesto pinto. Él ha asegurado que España es un país serio que cumplirá sus compromisos y que en breve alcanzará un crecimiento del 3%. Más de uno tuvo que ausentarse al “risorium”. España cumplía sus compromisos pero antes de que llegara Zapatero a la Moncloa.

He “debutado” en una de esas tertulias televisivas tan de moda; mi experiencia como tertuliano era sólo radiofónica, ya que hace años pasé un par de temporadas en “La Ventana”, de Sardá, en la SER. La tertulia es una fórmula atractiva en un tiempo en que todo es opinable y todos quieren encauzar sus opiniones. Cuando yo era joven las tertulias eran en los cafés, y la tertulia se había convertido en un género literario. Ahora es algo así como un fenómeno de masas o poco menos.

En mi primera experiencia como tertuliano en televisión me sorprendí, esta vez desde dentro, de la afirmación de uno de mis compañeros de opiniones, aunque no coincidentes. El profesor Roberto Centeno aseguró, en medio del debate de uno de los temas, que Mariano Rajoy no tiene categoría política para ser presidente del Gobierno. En un hombre inteligente estos deslices son menos comprensibles.

De Mariano Rajoy se pueden decir muchas cosas buenas y menos buenas como de todo el mundo. Es lento en sus decisiones, o lo parece, y a veces por ello los temas se complican y se pudren. Actúa “a la gallega”, o sea que casi nunca se sabe si sube o baja. Cosas así pueden decirse de Rajoy, pero lo que no se puede afirmar desde el rigor es que no tiene categoría política para ejercer la presidencia del Gobierno. Es de los políticos más experimentados de España y, desde luego, su formación no admite resquicios.

Un hombre que a los 24 años se convirtió en el registrador de la propiedad más joven de España, que en política ha sido concejal, diputado autonómico, presidente de Diputación, vicepresidente de un Gobierno autonómico, ministro de seis carteras: dos veces de Presidencia, de Administraciones Públicas, de Educación y Cultura, de Interior, y ministro-Portavoz del Gobierno y, además, vicepresidente primero del Gobierno, no parece que pueda ser tildado de inexperto ni de necesitar más categoría que la que tiene para presidir el Gobierno de España. De hecho cuando llegue a la Moncloa se convertirá en su inquilino con más recorrido previo. Sus antecesores le quedan lejos en experiencia.

Suárez había sido gobernador civil de Segovia, director general de RTVE, vicesecretario del Movimiento con Franco y luego ministro secretario general del Movimiento con Carlos Arias. Calvo Sotelo, procurador en las Cortes franquistas, ministro de Comercio con Arias Navarro, de Relaciones con la Comunidad Económica Europea y vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos con Suárez. Felipe González, lógicamente, tenía su carrera política escrita en la oposición dentro del PSOE, y luego fue diputado cuando el “clan de la tortilla” copó el PSOE en el Congreso de Suresnes. Aznar debió su ascenso a su buena gestión en la presidencia de la Junta de Castilla y León y a su labor al frente de la oposición. Zapatero fue en su día el diputado socialista más joven, pero no había destacado en nada, era un “diputado botón”, hasta que Trinidad Jiménez convocó la merendola que creó la corriente que le llevaría a la secretaría general del PSOE. Zapatero no había ejercido ninguna función gestora ni a nivel local, ni regional, ni nacional. Se estrenó en Moncloa. Y, la verdad, se nota.

Mientras, el maestro Ciruela sigue sin saber leer y poniendo escuela. Aunque le permitieran copiar en los exámenes, como en la Universidad de Sevilla, el suspenso es desgraciadamente seguro. Zapatero ya pasó una vez de curso en 2008 con muchos suspensos pero no había crisis económica o, mejor, él la ocultaba. Y, además, los cantos de sirena acaban cansando a fuerza de desentonar.

PD– 1) He visitado estos días pasados el campo de concentración de Auschwitz en el 65 aniversario de su liberación. Los 20º bajo cero no helaban más el corazón que lo que allí puede verse. El recuerdo de una calculada ceremonia del horror. Un superviviente, que ingresó en el campo con catorce años, nos relató a los diputados, senadores y europarlamentarios lo que allí vivió y penó. De escalofrío y de vergüenza para cualquier ser humano. De aquel millón trescientas mil personas que pasaron por Auschwitz murieron un millón cien mil. Oskar Schindler, el de la “lista”, fue el ángel bueno de Auschwitz. El doctor Josef Mengele, el ángel exterminador. 

2) Al fin parece que el Comité de Derechos y Garantías del PP se pronunciará sobre las sanciones a Manuel Cobo y Ricardo Costa. Se ha filtrado que se propondrá un año de suspensión para cada uno de los dos expedientados, lo que es notoriamente injusto porque los dos casos son distintos. Costa dijo públicamente que seguía siendo secretario general del PP en Valencia tras una reunión del órgano de dirección cuyo acta no recogía su cese. Era más un error – ¿de quién?- que una grave falta. El caso de Cobo, considerado falta grave,  se enmarca en unas declaraciones públicas e impresas con insultos zafios a la presidenta regional del PP que es su presidenta, y acusaciones a otros dirigentes de su partido. No se retractó sino todo lo contrario. En un Comité Ejecutivo posterior mantuvo sus declaraciones y desveló que temía por su vida y la de su familia. Una memez si no supusiera, además, una grave desmesura. Lo insólito es que Costa fuese obligado a dejar sus cargos en el partido y Cobo los mantenga. El alcalde ha declarado que aunque la sanción sea firme Cobo seguirá ejerciendo de portavoz del Grupo Municipal. Se entendería, en todo caso, su continuidad como primer teniente de alcalde –lo de vicealcalde es una excentricidad- porque es un cometido que puede ejercer un independiente, pero sorprende que pueda ser portavoz de un partido quien está suspendido de militancia, lo que supone que no cuenta con la confianza de la organización. En cualquier otro municipio no se entendería. ¿Por qué en Madrid debe entenderse? Además Cobo pertenece al Comité Ejecutivo Nacional, lo que habría de suponerle más prudencia y menos nervios. Lo último que ha dicho: “Todos los militantes deben estar a las órdenes de la legítima autoridad de  nuestro partido”. De acuerdo. Cobo es militante del PP de Madrid y su legítima autoridad es la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. ¿Por qué no predica con el ejemplo? También ha dicho Cobo  que no ve motivo para dejar sus tareas “administrativas”. ¿Considera que ser portavoz del grupo municipal que gobierna el Ayuntamiento de Madrid es una tarea administrativa? Vaya por Dios.

Anuncios

19 comentarios to “El maestro Ciruela es Zapatero”

  1. Juan Luis Fernández Says:

    Así que los del pp saben decir tacos ,insultos,exabruptos y ,encima dedicárselos a ellos mismos?.Yo que creía que eran muy modositos,que eso era aplicable a incultos de izquierdas y ahora va y la que fuera ministra de cultura en otro tiempo nos salta con un hijo de puta que pa qué….De quién nos fiamos?.Obvio:de nadie.
    Menuda ministra de cultura !!!Ahora recogemos frutos sembrados por aquella época,no echemos la culpa a otros.Menuda está hecha la dama,ahora presidenta de esta nuestra Comunidad.

  2. Un boticario Says:

    En esta ocasión mi admirado blogero, Van Halen, toma la educación como hilo conductor de cuestiones más profundas, que sin dura son todas las cuestiones que se producen aquí en el fondo del pozo donde estamos sumidos, por la acción de un Gobierno que repta a trompicones en las profundidades de un túnel cuyo final no se vislumbra.
    La educación es importante pero es difícil que todos quieran educarse. En otros tiempos, en los que la letra entraba con sangre, muchas veces no se conseguía, aunque siempre ha habido personas que han centrado todos sus desvelos en alcanzar una buena formación aún en las condiciones más adversas. La decisión de la Comunidad de Madrid para promulgar hacer una Ley confiriendo el estatus de Autoridad Pública al maestro y a los profesores es de una enorme oportunidad, en una sociedad que había decidió por su cuenta quitarles la “autoritas” que siempre tuvieron los docentes.
    Por mi parte creo que hay que partir de la base de que hay una proporción de la humanidad que se conforma con “las cuatro reglas” y hay que dejarles orientar su vida sin que molesten a quienes comprenden que ya no se trata solamente de formarse si no que además es necesaria una permanente actualización de conocimientos como expuso Alvin Toffler en su obra magistral La Tercera Ola.
    Otra cuestión es la educación, entendida como respeto y aceptación de que habiendo nacido todos iguales, unos se han esforzado más que otros, ya sea trabajando o mejorando sus conocimientos. “Trabaja por tener y sufre por saber” era una antigua máxima que circulaba en mi entorno familiar y que no animaba precisamente a sufrir, pero que revela que los conocimientos se adquieren con esfuerzo y tesón, algo que parece alejado de los preceptos educativos que se nos proponen y que si no fuera porque son, laicos de toda laicidad, harían suponer que el Espíritu Santo había decidido extender el don de la ciencia infusa por el sistema educativo.
    La formación, y la ilusión por formarse, solo volverán cuando exista una apreciable recompensa social, un respeto a los docentes y una verdadera ilusión en los alumnos, algo que el sistema educativo de Zapatero ni contempla.

  3. Superdoc Says:

    Me sugiere este nuevo “As de bastos” de Van-Halen una reflexión freudiana: ¿por qué hay todavía en España gente capaz de aplaudir un discurso de Rodríguez Zapatero? ¿Es posible sentir cariño por quien te lleva a la ruina, conduce a tus conocidos al paro o te obliga a trabajar dos años más de tu vida para alimentar a tus hijos o tus nietos que no encuentran trabajo? Esta reflexión es vana, porque finalmente los progresistas de toda la vida encontrarán algún argumento para apoyar a su líder, por mucho que sufran en sus propias carnes las consecuencias de esta crisis, que ya no es internacional sino puramente española. Quien no quiere ver la realidad no la verá aunque la tenga delante de sus ojos….
    Un reconocido psicoanalista francés – Jacques-Marie Émile Lacan- reducía la política a una negociación al por mayor “por paquetes”, en la que intuimos que el ciudadano –individualmente considerado- siempre pierde. Cuando leo en la prensa que el gobierno (cualquier gobierno) planea hacer una gran reforma, ya sea de las pensiones, de los impuestos, de las normas de circulación o de la sanidad, para garantizar los derechos ciudadanos, me pongo a temblar. Hasta ahora nunca he visto –y tengo ya tristemente unos años- una gran reforma que me haya beneficiado personalmente en algo respecto a la situación anterior. Si excepcionalmente se ha producido algún cambio que me ha supuesto algo bueno ha ido acompañado ineludiblemente de otros claramente perjudiciales. En mi caso, formé parte de aquella generación condenada al paro desde la universidad, cuando las tasas de desempleo juvenil en España eran dramáticas, incluso más que ahora, y luego me tocaron todas las reformas fiscales por las que vengo cotizando a la solidaridad más de lo que personalmente ahorraré en toda mi vida. En mi primer empleo ni me pagaban lo que debían, ni reconocían mi formación, mientras el horario superaba con creces las ocho horas diarias. Algo parecido a lo que se enfrentan los jóvenes en 2010, que ni tienes expectativas de empleo ni de independencia a corto ni a medio plazo. Hoy también soy de los que, habiendo pagado toda la vida impuestos y cotizaciones sociales, no sabemos si cobraremos siquiera una pensión a una edad razonable. Por eso cuando oigo a Corbacho decir que es normal pedirnos un esfuerzo adicional no me produce mayor estupor que cuando me piden que me desnude para subir a un avión. Nuestra generación está demasiado acostumbrada a llevar el peso de los errores en la gestión política como para que nos asombre que nos obliguen a trabajar hasta los ochenta años si es menester. Al fin y al cabo bueno será que no nos manden al paro justo a los setenta, después de trabajar cuarenta, y que el cálculo de la pensión nos dé cero por esa triste circunstancia.
    En algún lugar leí que un político americano –creo que era Edward Kennedy- asimilaba la política a las matemáticas, amparándose en que todo lo que no es totalmente correcto está mal. Pienso que algo mal debe andar en la política española cuando a nadie le salen las cuentas.
    Y el que quiera… que se apunte esta definición de mi admirado Groucho Marx: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados”. No sé a quién me recuerda esta frase…

  4. Madrileña Says:

    Senador, sin querer quitarle ninguna importancia a los diferentes temas que con tanta gracia y sabiduria trata usted en este espacio, hay uno que bajo mi punto de vista, tiene tanta envergadura, por el fondo que contiene, que no debería ir en la postdata, sino que merece encabezar, e incluso el titulo de este post. Me refiero al ESCLAVO MORAL de sr. Gallardón, Manuel Cobo, vicealcalde y portavoz del Grupo Popular del Ayuntamiento de Madrid.
    Este señor tiene problemas con la verdad desde hace tiempo. Cuando en el año 2003 se desveló que había sido apoderado de 13 empresas inmobiliarias familiares, Cobo alegó que “desconocia apoderamientos, PRIMERA MENTIRA, que se los otorgó su padre cuando este estaba gravemente enfermo, SEGUNDA MENTIRA, el padre de Cobo gozaba de muy buena salud, sólo cuatro dias antes de firmar los poderes sin ninguna limitación a favor de su hijo, había disparado dos tiros a un hombre en Oviedo, exactamente el dia 1 de junio de año 1991, y los poderes a su hijo los firmó el dia 5 de junio. El Gobierno de Aznar en el año 98 indultó al padre de Manuel Cobo, siendo Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre ministros.
    Los poderes del número dos de Galladón, estuvieron vigentes durante doce años. En ese periodo fué consejero del Gobierno autonómico, pero en ningún momento incluyó en la declaración de actividades que tienen que realizar los altos cargos en cumplimiento de la Ley de Incompatibilidades los apoderamientos, TERCERA MENTIRA.
    El esclavo moral de Gallardón, está convencido, de que en el PP de Madrid no se juega limpio, que hay militantes que siguen instrucciones “talibánes”, que se mueven por odio e intentan “pasar a cuchillo” a los discrepantes, pero nunca se atrevió a dar nombres hasta esas declaraciones en EL PAIS contra Esperanza Aguirre. En mi opinión el ESCLAVO MORAL NO DEBERÍA IR EN NINGUNA LISTA ELECTORAL DEL PP, ya no sólo por atacar de la manera “vomitiva” que lo hizo, a su Presidenta, sino porque al carecer de moral, y ser esclavo de otra, no está capacitado para representar a nadie, por lo menos a mí.
    Y luego está el tema de mentir públicamente, es verdad que el 5 de junio de 1991, cuando Cobo recibió los poderes de las empresas había una persona en el hospital de Oviedo que se temía por su vida. Pero no era su padre como él dijo, era el hombre al que Cobo Calleja le había pegado dos tiros. Gracias y saludos a todos.

  5. Madrileña Says:

    Por cierto, olvidé decir que cuando Gallardón anunció su proyecto de METROSUR en septiembre de 1998, una empresa de la que Cobo era apoderado (GRUCOCA INMOBILIARIA) tenía más de tres millones de metros cuadrados en los municípios que más se beneficiaron por dicha obra… No sé, igual la esclavitud viene por ahí. Saludos cordiales.

  6. JM Says:

    Buenos dias Ilustre.
    Da que pensar, este blog. Totalmente de acuerdo con “el maestro ciruela”, pero leyendo tambien los comentarios de Boticario, da que pensar que haya gente que le crea ó le dé su voto. No sera que todo esta basado en “la forma de contarlo”. Recordad “Non é vero ma é ven trovato”.
    Sera que entre sus 700mil asesores hay por ahí un talento oculto del tipo Moreno y zp es su Rockefeller (sin comparar mejor R. de aqui a Lima), y de esa manera esos Españoles Buenos Humildes y de escasa Cultura y formación, se dejan llevar por el Ilusionismo, del guiño, del engaño, de los 400 euros, etc… para creer esas bolas que mete zp en todas partes. En Europa etc.. esta haciendo el mas soberano de los ridiculos. Veremos que reza con Obama, seguro que mueve los labios tal marioneta que es de su “aseso-Moreno”.
    Simplemente claro JM Aznar, ……………………..mas daño en tan poco tiempo.
    Sera este zp un claro ejemplo de los defectos de la Democracia, que llevan al poder a zp, chavez, morales, castro etc….., pues por mi que se la queden, creo que las tribus de pieles rojas lo hacian mejor.
    Gracias Juan. (no creo que Mariano se atreva a hacer limpieza, al tiempo).

  7. ANTONIO M. Says:

    Buenos días Sr. Van Halen.
    ¡Qué traviesos son los micrófonos abiertos!
    Sopesar lo que se quiere con lo que no se quiere, lo que interesa con lo que no interesa, las mayorías y los votos de las CCAA con las de los ayuntamientos, etc., debe ser una tarea compleja.
    Desconozco el valor del Sr. Rajoy (aunque no hay motivos para dudar) como presidente del gobierno, pero desde luego como “equilibrista” no tiene precio, no sé las veces que se habrá mordido la lengua por el bien del partido.
    Ya veremos el coste electoral que puede tener todo esto en el PP, pero desde luego hay que reconocer que al Sr. Rajoy se lo ponen más fácil desde el gobierno que desde su propio partido.
    Un saludo.

  8. Ernesto Alcedo Says:

    Señor Antonio M: Resulta bastante curioso que usted y otros se pregunten el costo que las cosas que hace/no hace Rajoy puedan tener para el PP, cuando lo que importa en serio es el costo que pueda tener para los españoles las cosas que hace/no hace Zapatero, que es quien gobierna. Y, en todo caso, los costes electorales que pueda tener para el PSOE lo que hace/n o hace Zapatero. Y hablar de que a Rajoy le ponen las cosas dificiles desde su partido ignorando como se las ponen a Zapatero desde el suyo: Almunia, Felipe González, José María Barreda, Alfonso Guerra… es sencillamente sectario o taparse un ojo para ver la realidad. Creo que es más objetivo el senador, con ser del PP, que usted que quiere pasar por objetivo o equidistante.

  9. hugo Says:

    Querido Juan : de los múltiples temas que tratas en tu blog me resulta especialmente relevante aquel en que nos cuentas el comentario del profesor Centeno . Decir que Mariano Rajoy no tiene categoría política para ser presidente del gobierno esalgo que este señor debería explicarnos . Como tu bien aclaras , le sobra . Yo soy joven todavía , pero me gusts mucho la política y a veces sigo las tertulias de la radio y de la television. En muchos casos a los tertulianos les faltan conocimientos para opinar de los temas. Indudablemente no es tu caso, pero muchas veces produce sonrojo oir lo que se dice.Díselo al profesor Centeno cuando coincidas con el

  10. MDA Says:

    Es el colmo!
    A Zapatero Ciruela le ha salido mal, muy mal, su jugada de tratar de engañar con sus milongas a nuestros vecinos europeos. Estos si que saben! Le han calado a la primera de cambio! Ofendido por el desenmascaramiento y a paso de tortuga ha salido al quite Pepiño para decir la siguiente estupidez: “Hay una campaña perfectamente definida para demonizar al presidente del Gobierno simplemente porque algunos han llegado a la conclusión de que sólo pueden ganar las elecciones destruyéndole personalmente”.
    Tras esta afirmación sólo puedo pensar que la capacidad de los socialistas para pensar que los españoles somos tontos no tiene límites. Ya está bien. Es hora de demostrar a Zapatero que también somos europeos. Elecciones YA!!!
    Senador, enhorabuena por tus intervenciones en televisión.

  11. ANTONIO M. Says:

    Sr. Ernesto Salcedo, yo simplemente opino sobre un asunto que además aparece en el post del Sr. Van-Halen, lamento que mi comentario no le guste, pero no voy a entrar en más, porque desde luego quien habla de sectarismo, etc., es usted.
    Yo simplemente he aportado un comentario sin calificar a nadie de ustedes y creo respetuoso con el blog.
    Un saludo.

  12. ANTONIO M. Says:

    Perdón Ernesto por “cambiarle” el apellido, lamento la confusión, quise decir Ernesto Alcedo, ruego que me disculpe por el error.

  13. Julian Lucero Says:

    ¿Hay alguien que sepa cuantos altos cargos del PP saben hablar ingles aparte de Aznar y Aguirre? Lo pregunto porque me sentí mal al ver a los diputados de Europa comerse vivo a Zapatero y el no saberlo hasta que se lo tradujeron. Ojala que Rajoy sepa Ingles.

  14. carlota Says:

    Hola Juan :hablas en tu blog del ridículo de Zapatero en el Parlamento Europeo, dando recetas a Europa para salir de la crisis . y olvidando que somos de los pocos paises de la Unión Europea que seguimos en ella . Lo triste de ello es que , no solo hace el ridículo Zapatero ,sino que lo hacemos todos los españoles por haberlo elegido presidente.

  15. Jacobo Rodríguez Says:

    Parece Zapatero acertó al decir que la tierra es del viento, al menos la española, porque a este paso va a ser el único que quiera pasearse por España. De hecho parece que ya está tomando posesión de sus tierras pues ultimamente sopla converdadera devoción sobre los que por aquí moramos o merjo, vagamos. La ciruela se agarra al árbol con verdadero entusiasmo, ya que el viento sopla sin denuedo, esperemos que se lleve al maestro. Aunque ya no quede nada.

    No he estado en Auszwitz, pero sí en Buchenwald y sin duda se te encoge el alma. Parece que a veces el hombre se empeña en que el viento lo arrase todo, empezando por su condición, “Se questo è un uonmo”…

  16. Carratalá Says:

    Resulta sorprendente que haya todavía gentes que creen en Zapatero, aunque no hay peor ciego que el que no quiere ver. Un amigo de un amigo me dijo el otro día que en efecto las cosas iban muy mal en España pero que era culpa de Aznar y no de Zapatero porque Aznar habia favorecido al sector de la construcción originario de todos los males. Cuando le dije que el boom inmobiliario se potenció con González y su mayor incidencia fue justo a partir del 2004 se sorprendió, pero no por ello dejó de avusar a Aznar. Luego sacó lo de la guerra de Irak, y yo le recordé la 1ª guerra de Irak en la que participió González con tropas sobre el terreno, y luego le dije que nunca ha movilizado España en un teatro belico más tropas que las movilizadas por Zapatero en Afganstán… Pero supongo que no le convencí. Por no hablar de aquello de que “España no se merece un gobierno que miente” que dijo ese mentiroso convulsivo que es Rubalcaba, porque no ha habido un Gobierno que haya mentido más y con más cinismo que el Gobierno de Zapatero. España tiene esgraciaamente el Gobierno que millones de españoles se merecen…y lo malo es que lo pagamos todos, ellos y los que desde luego no nos lo merecemos porque no le votamos n le creimos nunca.

  17. Una feminista Says:

    Leo hoy “a deshora” este post, y no resisto añadir un comentario a su PD sobre el campo de concentración de Auschwitz. A mi me produjo una desolación aplastante… si lo recuerdo, aún la siento. Pero por otro lado hemos de felicitarnos, porque hoy hablamos de todos estos, desde “el maestro Ciruela” –muy apropiado Van-Halen-, a Cobo –contundentes los datos de Madrileña-, y solo usamos las palabras como armas.

  18. Juan Luis Martínez Says:

    Leo tarde este post después de un viaje y debo felicitar al autor. Lo primero que me he echado al coleto es el comentario de Juan Luis Fernández… Pero ¿cómo se puede ser tan simple? ¿Se asusta de un taco? Pues que lea a Quevedo, a Cervantes o…a Cela. O a doña Ana María Matute. Y si le gusta la Historia que lea a doña Isabel II, Reina de España. No sea usted mentecato, mi estimado tocayo. No ataque a doña Esperanza por decir un taco en una conversación con un amigo y estrecho colaborador. ¿Su señora madre nunca dijo nun taco de puertas para adentro? Pues témngalo en cuenta y no sea hipócrita. La señora Aguirre fue en efecto ministra de Cultura, y el señor Cela Premio Nobel. ¿Y qué? En su círculo íntimo que diga lo que quiera. Una frase “robada” no es una frase pública. Y usted no sea como todos los sociatas: barriendo para sí, sin objetividad; siempre con mentiras e hipocresías. Y, sobre todo, lea más.

  19. Un boticario Says:

    Admirado Senador:
    De forma casual he encontrado una cita sobre un tal Pedro Ciruelo, que aunque no es Ciruela, viene mucho al caso. Este Ciruelo, natural de Daroca, en Aragón, publicó su “Examen Teologal sobre el regimiento medicinal contra la peste”. En él aconseja muchos remedios, así teológicos, como higiénicos y medicinales para la curación de la peste que se desarrolló en Zaragoza en el mes de mayo de 1519. La peste no se cura con ninguno de los remedios que propugna, así que, vaya usted a saber si la fama de los demás Ciruelas, no podría asimilarse también a éste que como Zapatero, busca remedios en la ideología y no en lo que de verdad cura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: