No me chilles que no te veo

by

En 1989 Arthur Hiller estrenó su película “No me chilles que no te veo” con Richard Pryor y Gene Wilder como protagonistas. Ya saben la historia: el ciego Wally y el sordo Dave complementan sus carencias visuales y auditivas para librarse de unos criminales que tratan de liquidarlos porque han sido testigos de un asesinato. Elena Salgado y José Manuel Campa, vicepresidenta de Economía y secretario de estado de la cosa, me recuerdan a aquellos tipos. Han hecho turismo propagandístico en Londres y París para, desde sus carencias evidentes como ciega y sordo económicos, tratar de librar a España de una criminal ofensiva mundial, del contubernio internacional contra nuestro país que denunciaba al mismo tiempo en Madrid con irritada solemnidad ese hombre orquesta del Gobierno y del PSOE que es José Blanco. 

La eficacia de su encuentro en la City con las gentes del “Financial Times” y con empresarios y financieros británicos resultó descriptible. El “Financial Times” llamó “paranoico” al Gobierno español por la desmadrada denuncia de Blanco, y la prensa económica inglesa en general se sorprendió de que la pareja Salgado-Campa fuese a pedir árnica a los mismos que su colega Blanco acusaba de conspirar contra la economía española. No hay una conspiración sino una pésima gestión de la crisis por parte del Gobierno español que según el Premio Nobel Paul Krugman “ha hecho de España el epicentro de la crisis”.  Krugman augura para España “años de paro y deflación” al tiempo que Zapatero anuncia una y otra vez que estamos a punto de acabar con la recesión. Si se tiene en cuenta que Krugman es el “gurú” de los economistas de izquierda y que esa predicción ya la hizo ante el propio Zapatero hace meses, no parece que haya motivo para esos nuevos sarpullidos del optimismo imparable del presidente del Gobierno. Él sabrá por qué miente nuevamente a los españoles.

A primeros de junio de 1962 se reunieron en Múnich, amparados por el Movimiento Europeo, un centenar de políticos españoles que firmaron un documento sobre la necesaria integración de una España democrática en la Europa que se construía. Desde socialistas a monárquicos. El Régimen llamó despectivamente a aquella significativa reunión “el contubernio de Múnich” y confinó a los asistentes que se atrevieron a regresar al país. He sido buen amigo de algunos de ellos. Como siempre, el Régimen se identificó con España, de modo que quien le criticaba era presentado no como discrepante de la dictadura sino como conspirador contra España. Aquel “contubernio” es el que ha resucitado Blanco y sus mariachis identificando a quienes se manifiestan como críticos de Zapatero con enemigos de España. La patética denuncia de la conspiración hecha por Blanco movería sólo la risa floja si no respondiese a una estrategia de Ferraz seguida por dirigentes socialistas cualificados y por el propio Zapatero que ha acusado al Partido Popular de “dañar la imagen de España”. Es el mismo Zapatero que acusó de “antipatriotas” a quienes anunciaban la crisis antes de las elecciones generales de 2008.

O sea que la conspiración del mundo contra España también tiene su trama interior, sus cómplices.  Conspiran quienes no piensan como Zapatero. Es probable que yo mismo sea un conspirador y se cierna sobre mi todo el peso de Rubalcaba. Una parlamentaria cuyo nombre es comúnmente desconocido y cuya relevancia política es inexistente pese a ser nada menos que la portavoz del partido del Gobierno en el Senado, en una de sus muy escasas intervenciones en la Cámara Alta -permanece prácticamente inédita como oradora-  se permitió afirmar en el Pleno del pasado día 9 que el PP “no hace oposición al Gobierno sino oposición a España”, que ya es decir. Y es sólo un ejemplo entre tantos otros.

Zapatero no cuenta en Europa y ha colocado a España en la tercera división de la UE olvidando por incómodo aquello de la “champions league”, como ha olvidado la promesa del pleno empleo que aún llora en sus carteles electorales de 2008, cuando ya nuestros socios europeos llevaban meses tomando medidas contra una crisis que sólo negaba el mesiánico y sonriente presidente del Gobierno español. Acaba de declarar en el Pleno del Congreso de los Diputados que “la economía española no está hoy peor que hace seis meses” olvidando el pequeño detalle de que el número de parados ha aumentado en casi 350.000, que decenas de miles de empresas han echado el cierre y que ha crecido espectacularmente el número de familias con todos sus miembros activos en el paro. Por lo demás, bien. “La vista mejor, pero el ojo lo pierde” que señala el dicho castellano. Pero lo peor para Zapatero es que ya no sale en las fotos. En la cumbre de Bruselas para ayudar a Grecia, que está en quiebra, el planetario presidente de turno de la UE ni aparecía  en las fotos mientras brillaban Merkel y Sarkozy, que esos si que mandan y cuentan. 

He escrito alguna vez que me temo lo peor: Zapatero no es consciente de que miente; sencillamente se lo cree. Vive en otro mundo. Ya se sabe: “la tierra es del viento”. En el desenlace del cerco de Berlín, últimos días de abril de 1945, un Hitler más enajenado que de costumbre, movía sobre los mapas de su bunker divisiones inexistentes hacia posiciones ya perdidas, daba órdenes a formaciones de carros de combate que hacía semanas habían sido destrozadas, convocaba a generales que habían muerto o se habían rendido a los aliados. Y nadie se atrevió entonces a decirle la verdad. Zapatero maneja sobre su mesa de trabajo cifras que la economía española dejó desgraciadamente atrás hace ya meses, posibilidades de recuperación que son ya historia. Y obviamente no comparo las personas sino las actitudes. No sería posible que este hombre mantuviese el optimismo y la sonrisa si fuese consciente de lo que tiene entre manos. Pero lo cierto es que nadie de su entorno parece atreverse a contarle algo tan sencillo como la cruda realidad que, por otra parte, sabe todo el mundo.  Por eso ha demostrado que no le importa el perfil de su Gobierno. Cree en él y el Gobierno es él. Lo curioso es que el PSOE no sepa o no quiera saber que no se está hundiendo sólo Zapatero sino también el PSOE como posibilidad de Gobierno para muchos años.

El 26 de abril de 2009 escribí un post titulado “Pacto nacional o elecciones anticipadas”. Entonces muchos me dijeron que exageraba. No ha pasado un año y las dos posibilidades para salir de la situación de emergencia nacional del país están en la calle. El Rey, por segunda vez en pocos días, ha reclamado un pacto nacional, un pacto de Estado. Pero me temo que es tarde. En abril del año pasado era aún posible, pero ahora la carencia de prestigio nacional e internacional de Zapatero, su desgaste, su falta de credibilidad,  sólo hacen posible la salida electoral o el pacto nacional pero sin Zapatero. Zapatero es el gran tapón para cualquier solución porque él mismo es el gran problema. Nadie pactaría con un boxeador noqueado con fama de tramposo, y nadie, por supuesto, aceptaría el abrazo del oso. La voluntad del Rey evidencia una preocupación que está en la calle. Cada vez encuentro más explicación al sorprendente Toison de Oro que concedió el Rey a Javier Solana, primer socialista en colgarse al cuello tan singular distinción que discierne exclusivamente el titular del Ducado de Borgoña.

Y mientras el PSOE con Zapatero a la cabeza hace pic-nic sobre un volcán sin enterarse de la erupción que llega, el patético Tomás Gómez sigue mendigando ser reconocido como candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Se ha buscado como pedigüeño adjunto al alcalde de Getafe que lo que quiere en el fondo es ser el candidato, y  que no es precisamente un modelo de galanura, de buenos modales, de finura política. Es aquél que llamó a los votantes del PP “tontos de los cojones” que probablemente es el lugar dónde el tiene el cerebro. Estos socialistas confunden la gimnasia con la magnesia y el hecho de ser alcalde de rasgos populares de una ciudad populosa con tener mimbres políticos para ser presidente de la Comunidad más relevante de España en términos económicos, sociales  y culturales. Léase el curriculum de Joquín Leguina, que es el único ejemplo que tenemos de presidente socialista de la Comunidad de Madrid,  valórese su poso cultural, profesional y su experiencia, y luego compárese con sus candidatos a sucesores. Simancas quedaba corto, Gómez cortísimo, y Castro es una caricatura de verbo atropellado y perfil romo.

Tomás Gómez es un tipo gris, triste, que parece que siempre viene o va a dar el pésame a alguien. No sabe maneras y sus meteduras de pata resultan ya endémicas. Tiene un semblante y un estilo a lo Eugenio, el de los chistes; pero lo peor es que él va en serio. También recuerda a Buster Keaton, famoso por mantener su rostro inexpresivo en las situaciones más cómicas; pero él no es actor. A Keaton le llamaban “Pamplinas” y “Cara de Piedra”. Gómez da la sensación de ser alguien que está encantado de haberse conocido pero no recuerda quién le ha presentado a sí mismo y anda como noqueado de querer ir tan avizor. Ha prometido ya una Consejería a un concejal socialista de Alcalá de Henares y esto es mortal de necesidad. Vende la piel del oso antes de dotarse de la escopeta. Algo de eso acabó con Simancas, pero por lo menos Simancas había sido candidato y aunque perdió las elecciones iba a conseguir formar Gobierno con la ayuda de Izquierda Unida. Tomás Gómez no ha pasado hasta ahora de meritorio y parece que los suyos no le quieren demasiado y como le conocen se resisten heroicamente a que sea nominado candidato. Por lo visto en Ferraz también le conocen.

Gómez podría ser nominado si el PSOE da por perdido Madrid, lo que tampoco es una predicción arriesgada. Paradojas: la pírrica victoria interior de Gómez supondría el adelanto de su segura derrota externa y, como consecuencia, su paso a la reserva. Y para arreglarlo es experto en líos y se enfrenta con los medios de comunicación. En su equipo hay, al menos, dos personas de valía que conozco desde hace años: Eduardo Sotillos y Antonio Miguel Carmona. ¿Por qué no les hace más caso? Será por lo mismo que Zapatero no hace caso a sus colaboradores. Cuestión de soberbia y de autocomplacencia. El cuestionado Gómez ya ha prometido una Consejería. Es como si el cura de mi pueblo prometiese a un amiguete un capelo cardenalicio. Ya sólo le falta acudir al sastre y encargarse siete trajes de presidente como hizo el bueno de Simancas. Gómez se ha montado despacho en el Palacio de la Prensa, en la plaza del Callao. Me temo que es lo más cerca que  va a estar de la Puerta del Sol, salvo en las recepciones de Esperanza Aguirre a las que, rectificando, ha vuelto a asistir. No sé si darle la enhorabuena o acompañarle en el sentimiento. Es tan triste el hombre. 

Anuncios

10 comentarios to “No me chilles que no te veo”

  1. Julián Martín Says:

    Este es uno de los artículos más brillantes que ha escrito usted. Y, como siempre, uniendo fondo y forma. El análisis de la situación es en mi modesta opinión impecable. El retrato de Tomás Gómez es muy certero y no menos brillante porque este político parece de plástico y no tiene “vida”, además de creer que la Comunidad de Madrid es Parla porque no debe saber lo que supone gobernar y ser el representante del Estado en una región como la nuestra por lo que podía preguntar a Leguina. Sigo su blog desde hace meses pero es la primera vez que me decido a enviar una opinión y si lo hago en esta ocasión es porque creo que se supera.

  2. Madrileña Says:

    Demoledor el análisis que hace del “caballero de la triste figura”, pero no es su actitud lo que debe preocuparnos, que sea gris, triste o tenga cara de seminarista, es sólo eso, una actitud ante su propia vida. Lo que de verdad preocupa – por su empeño de hacerlo extensivo a toda la Comunidad de Madrid, y lo que ello nos afectaría a las personas que no tenemos culpa de nada- es su aptitud, y entiendase por aptitud la capacidad para operar competentemente en una determinada actvidad. Éste elemento ha demostrado a propios y a extraños de lo que es capaz…y lo peor, de lo que no.
    Vamos a ser rigurosos… ¿Se puede confiar en alguien que en toda su vida sólo ha trabajado en el PSOE? No sé, pero creo que debería demostrar que puede ganarse la vida fuera de la política… ¿no?
    Sigamos rigurosos… Cuando Zapatero le ungió con los santos óleos, como la promesa del socialismo madrileño, ya había antecedentes del buen ojo de Zapatero en Madrid… ¿no?
    Me cuentan que el líder ha caido en desgracia y que tiene los dias contados en el PSM, por su caracter un poco déspota, su ordeno y mando y sus “alcaldadas” no bien entendidas en Madrid… ¿Es que la gente no entiende que ha estado diez años gobernando en su cortijo?
    Hay que ver como son de tiquismiquis en la Capital.
    Basta con mirar a Parla para imaginar como sería si alguna vez llegara a presidente este individuo, la ciudad con más paro de toda la Comunidad de Madrid, sin tejido industrial ni comercial, y con un ayuntamiento en graves dificultades para hacer frente a los pagos. Socialismo puro, miseria para todos. Gracias y saludos cordiales.

  3. Enrique Martínez Grande Says:

    Madileña tiene razón en que los que llegan a las funciones políticas deberían haber demostrado antes su valía para la sociedad en su trabajo privado. Ahora se habla mucho de los complementos de pensiones de los parlamentarios cuando se retiran, pero no entiendo por qué el PP no hace públicos qué parlametarios se han beneficiado de ese derecho desde que se lo inventó Manuel Marin siendo presidente del Congreso (primera legislatura de Zapatero) para favorecer sobre todo los casos de los parlamentarios socialistas sin cotizaciones previas suficientes. Los del PP en su inmensa mayoría ya han cotizado a la Seguridad Social por el máximo antes de ser políticos. Así Fraga, Aznar, Rajoy y todos los ministros de los Gobiernos del PP, no así muchos de los altos cargos socialistas. Le preguntaron un día a Rajoy en Televisión que cuánto cobraba y no supo qué decir. La respuesta era obvia: muco menos de lo que cobraría por el ejercicio de su oposición de Registrador de la Propiedad. Lo mismo Fraga como catedrático y diplomático y Aznar como Inspector de Hacienda del Estado. Zapatero no había trabajado en nada antes de ser político, por poner un ejemplo importante. Lo mismo podría decirse del firmante del blog, acreditado como profesional antes de la política. Unos sirven a la política y otros se sirven de la política. ¿Qué han hecho por la sociedad en su vida privada, por ejemplo, Aido, Pajín, Blanco y tantos otros? En cuanto al caso de Tomás Gómez da pena porque se considera más de lo que es. ¿Qué haría si no fuese político? ¿Qué experiencia tiene salvo la alcaldía faraónica de Parla, un municipio empobrecido? Gómez ni tiene clase ni tiene valía para gobernar una Comunidad como Madrid; Leguina sí la tenía, y tiene razón Van Halen. Gómez puede dar el pego y engañar a incautos (o incautas) con biuen diente pero nada más.

  4. Una feminista Says:

    Senador, no creo que se pueda añadir nada a la descripción que hace sobre Tomás Gómez, en todo caso, que los matices y la calidad del texto parece que le añaden un cierto valor… Por otro lado, Gómez es más de lo mismo en el estilo de los nombramientos de ZP. Como usted dice, el Presidente “Cree en él y el Gobierno es él”, entonces ¿para que va a elegir a los mejores y para que va a oír lo que no quiere oír?.
    De todas formas, la Democracia y sus post nos proporcionan la tranquilidad de que vamos a poder mandarlos a casa, y la alegría de leer lo mejor sobre los peores. Gracias.

  5. MDA Says:

    Senador, me quito el sombrero ante su nuevo artículo. Es sencillamente extraordinario. Un verdadero lujo no sólo en la forma, donde es un maestro, sino también en el contenido que refleja mucha sabiduría, más inteligencia, grandes dosis de sensatez y finísima capacidad en el análisis político. Es usted un regalo para quienes le seguimos y un verdadero valor para el Partido Popular. Una “rara avis” dentro de un mundo como es el de la política española actual en el que predomina la ignorancia y la estulticia.
    Mi más sincera enhorabuena.

  6. ANTONIO M. Says:

    Sr. Van-Halen, es cierto que de ineptos, por desgracia, la política tampoco se libra, el problema es aún mayor cuando algunos de los representantes públicos, se han valido y se valen para ascender a puestos que de otra forma no hubiesen llegado (ayuntamientos, comunidades autónomas, etc.).
    Ya le comenté una vez que la política no pase pruebas de oposición a sus miembros.
    Me alegra coincidir una vez más con Ud. en la valía de su amigo Carmona.
    Un saludo.

  7. JM Says:

    Buenos dias Ilustre.
    Una vez mas Tus referencias y contadas por Tí, nos hacen disfrutar y a la vez nos acongojan de lo que nos cuentas y lo que vemos Y PADECEMOS.
    Te diré en mi tono habitual que en mi nivel he elegido el cuento en el que van STEVE WONDER y JOSE FELICIANO, en coche y dice JF, fijate “Steve ahora que somos famosos y Ricos, somos CIEGOS”, a lo que contesta Steve “PEOR SERIA QUE FUERAMOS NEGROS”.
    Es tanta la cutreria que se esta viendo en Politica, es tan zafio y barriobajero todo lo que esta pasando, que de verdad lo logico seria una abstencion masiva en las proximas elecciones, si no fuera por eso del VOTO UTIL .Aunque no se sabe muy bien para que ó para quien es util.

    Se dan las casualidades de que en las etapas de gobierno psoe, siempre se suceden los mayores escandalos, los negocios y los pelotazos, Los Malayas, los Gurtel, los PSV, los GAL y toda esa politica de bajo fondo que solo vale para que se forren algunos MUCHOS, cargandose los presupuestos de todo, Pais, Diputaciones,Ministerios, Ayuntamientos y creando deudas a troche y moche. Todo son Tarjetas de credito, coches oficiales, comidas opiparas con vinos caros y puros caros, cuando no señoritas y todo a costa del pobrecito votante y PAGANTE.
    La verdad esta esto tan mal que habria que quitarlo, casi seria mas util una dictadura blanda con ZEROLO de Presidente ó caudillo arco iris.

    Estos dos años que nos quedan hasta la candidatura de PEPIÑO para su Ascension al Poder (jodio gallego, esta no se la esperaba zp), nos van a dejar ya en cueros, las locuras infantiles y fechorias del z , van a hacer que nos echen de casi todas partes y nos vamos a quedar con una mano delante y ninguna detras………

    Esta todo tan claro, Mis diputados, mas los vascos que me los compro negociando, mas los catalanes que les pago (ya se sabe la pela es la pela), crea un cancer cronificado que permite tirar los dos años que quedan disfrutando de los privilegios, ahora tambien compartidos por la clase SINDICAL, ya que en cuanto haya elecciones toos a la p. calle.

    El españolito no olvida “Contra Franco viviamos mejos” “Contra Aznar la economia era mejor y el paro tambien ” etc…….
    Es lamentable todo lo que se ve, se lee, se oye……CLARO QUE PEOR SERIA QUE FUERAMOS NEGROS……..
    Gracias Juan

  8. Juan M. Lazaga Says:

    No creo que se pueda hacer una descripción más acertada y cierta de Tomás Gómez que la queb usted hace, senador. He leido que en un desayuno de hace unos días en torno a Gómez, supuestamente arropado por quienes luego impiden en el PSOE que sea candidato a no ser para perder, él dijo que su partido era democrático y que no se opone a que haya primarias en el socialismo madrileño para nombrar candiodato porque en el PSOE siempre se ha nombrado candidato de acuerdo con las bases. ¿Es desmemoriado o cree que lo somos los demás? ¿A Trini Jiménez la nombraron candidata al Ayuntamiento las bases o Zapatero? ¿A Miguel Sebastián le nombraron candidato las bases o Zapatero? Pues eso, Gómez, pues eso. Las bases querían que fuese Solana cuando Zapatero nombró a Ttrini y las bases querían que fuese Leguina cuando Zapatero nombró a Sebastián? Y lo más triste es que en ese desayuno, en el que según los periódicos Gómez hizo ala, una vez más, de su prepotencia sin base alguna, el pobre Simancas, otra víctima de Zapatero, dijo que Gómez era un gran candidato. Será para Parla, el municipio más empobrecido y con más paro de España…

  9. María Lozano J. Says:

    Yo creo que ya es tarde para un pacto de Estado porque ahora sería darse el abrazo del oso con el pobre Zapatero que está tocadísimo. El que no quería ni hablar de pactar con el PP es el mismo que ahora acusa al PP de mp pactar, y la prueba más clara es que si de verdad el Presidente Zapatero pensase que iba a salirse pronto de la crisis no querría pactar, y lo que ocurre es que sabe que la crisis va para rato como dicen todos los organismos y expertos europeos e internacionales y quiere corresponsabilizar al PP y en esto le secunda CiU porque está acosado por el Fiscal General del Estado de enriquecimiento, como partido, tras los casos investigados en Cataluña de cercanos colaboradores de Pujol. Lo que es hora es de elecciones anticipadas para que este impresentable e inepto presidente se vaya a su casa, y en ese momento nadie hará caso a Zapatero ni en sus propias filas en las que ya todos le consideran un cadavel político insepulto pero cada vez más molesto. Lo que trata el PSOE es de prescindir de Zapatero y que su paso por Moncloa y por la secretaria general del partido les perjudique lo menos posible en el futuro.

  10. desde Aravaca.... Says:

    SENADOR, esto cada vez esta peor, ZP es un mesiánico, pienso que se cree sus propias mentiras y que se cree salvador de España.
    Dios, con perdón,nos asista.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: