Verdades y falacias sobre la bandera

by

Ayer día 12 de Octubre, aniversario del Descubrimiento de América por Colón en naves que tremolaban los estandartes de los Reyes Católicos, se ha celebrado la Fiesta Nacional y el homenaje anual a la bandera de España, que es la bandera de todos.

El Ministerio de Defensa ha optado este año por una celebración de perfil bajo, naturalmente por intereses políticos. Las tribunas de público eran menos y estaban más alejadas de las tribunas oficiales sencillamente para que Zapatero escuchase con dificultad los gritos de reprobación a su gestión que, como cada año, se produjeron. La ministra Chacón, la de “todos somos Rubianes”, adujo que como el acto se celebró en la plaza madrileña de Lima y no en la plaza de Colón el espacio era menor. Pero el año pasado también se celebró en la misma plaza de Lima y supongo que no ha disminuido el espacio de un año a otro. Además, la megafonía funcionó sobrada de decibelios para apagar los gritos. No me sorprende la cobardía de Zapatero y de su Gobierno; me sonroja, una vez más, su insistencia en enmascarar la verdad.

Rubalcaba declaró que se trataba de las protestas de grupos “ultras” de la derecha, pero olvidó que los sindicalistas de UGT y CCOO gritaron lo mismo que se gritó ayer, antes y durante la huelga general: “Zapatero, dimisión”.  ¿Eran también “ultras” de la derecha? Más rigor y menos demagogia barata. Zapatero no puede ya salir a la calle sin escuchar el cabreo de la gente, y Rubalcaba tampoco.

De la celebración de la Fiesta Nacional destaco, en esta ocasión, el homenaje a la bandera.

Como todos los símbolos, la bandera, cualquier bandera, de cualquier entidad, tiene el valor que cada uno le otorgue. Puede ser un trapo sin más componente emocional que una sábana, o puede ser un elemento de unión que mueva lo más profundo del espíritu de quien siente lo que representa. Este es el caso de la bandera de una Nación, y en lo que atañe a los españoles, de nuestra bandera nacional.

El Gobierno de Zapatero ha devaluado los símbolos que unen a los españoles como ha malbaratado tantos otros valores importantes. En España se queman fotografías del Rey y no pasa nada. En España se queman banderas de España y no pasa nada. Por esos mundos un atentado contra la bandera de la Nación produce una respuesta inmediata con la Ley en la mano. En España no. Quienes tendrían que actuar suelen mirar para otro lado. Paralelamente, el Gobierno de Zapatero ha consentido que en ciertas regiones con ínfulas secesionistas por el método de inventarse la Historia, se respete y se homenajee a sus banderas, lógico, aunque más de una sea un auténtico invento sin tradición alguna, al tiempo que en esos territorios se menosprecia la bandera nacional que es la bandera de todos. Tampoco pasa nada, merced a un buenismo ciego y pusilánime. O a algo peor.

Pienso, por ejemplo, en aquella bandera del monte Gorbea. ¿Recuerdan? El 18 de junio de 2009 una unidad militar acampó en el monte Gorbea, en la raya entre Álava y Vizcaya, en el transcurso de unas maniobras, y a los soldados se les ocurrió colocar una bandera española en la cruz que existe desde hace más de un siglo en aquel lugar. Era un hecho natural. El monte Gorbea está en España y no existe impedimento alguno para que unos españoles, sean militares o no, coloquen una bandera de su país en cualquier lugar del territorio nacional.

El PNV, que acababa de perder el Gobierno del País Vasco, se sintió “agraviado” por la bandera española del Gorbea y pidió explicaciones a la ministra Chacón por tan grave ofensa. Y la ministra se las dio con más desahogo que sentido común. Dos militares sufrieron sanciones por el “error” de colocar la bandera. El día 4 de julio los “peneuvistas” convocaron en el monte, como “acto de desagravio”, un homenaje a la “ikurriña”. Decenas de “ikurriñas” ocuparon el lugar en que había ondeado la bandera de España.

Es sabido que la actual bandera oficial de la Comunidad Autónoma del País Vasco era la antigua bandera del PNV, que fue diseñada por Sabino Arana, el locoide fundador del nacionalismo vasco, y carece de tradición. Siempre he creído que fue un error del entonces Gobierno de UCD reconocer la bandera de un partido como bandera de la Comunidad. De aquellos polvos vienen estos lodos. Recuerdo sólo dos antecedentes del caso. La Rusia soviética hizo de la bandera de los bolcheviques la bandera de la URSS y la Alemania nazi hizo de la bandera del partido Nacionalsocialista la bandera del Reich. Quede escrito que, una vez reconocida como bandera de la Comunidad Vasca, la “ikurriña” merece el respeto y las deferencias inherentes a lo que simboliza.

En España desde la transición venimos asistiendo a una permanente “guerra de banderas”. No ya entre las banderas de Comunidades Autónomas que mantienen en su seno formaciones nacionalistas con declaradas intenciones de secesión, y la bandera de España, sino también entre la bandera nacional y la bandera tricolor de la II República. No hay manifestación, concentración o acto reivindicativo de la izquierda en el que no aparezcan banderas republicanas.

En Estados Unidos, cuyos nacionales son, al parecer, más inteligentes y más patriotas que nosotros, la bandera de la Confederación se utiliza en los Estados del sur como elemento decorativo, sentimental si se quiere, pero ello nunca supone una “guerra” con la bandera de la Unión, porque nadie quiere recordar una guerra civil. En España la bandera de la II República se confronta con la bandera nacional, hasta el punto de que la izquierda muchas veces ha otorgado gratuitamente a quien exhibe la bandera de España la condición de derechista, de retrógrado, incluso de “facha”. Esto es impensable en un país serio.

Esa atribución parcial de la bandera de España a una parte de los ciudadanos según su ideología se cae a plomo cuando los españoles, por propia y espontánea voluntad, exhiben la bandera de todos cuando quieren mostrar su orgullo nacional, como acabamos de comprobar a la vista de las múltiples banderas españolas que llenaban los vehículos, las casas y las calles durante el Campeonato Mundial de Fútbol. ¿Qué mejor respuesta general de los españoles a la memez de considerar a la bandera de la Nación un símbolo de adscripción política concreta?

Algo más chusco, que denota ignorancia, es la adjetivación como bandera preconstitucional, y por ello reprobada, a la bandera que lleva en su franja amarilla el escudo con el águila de San Juan. Recuerdo, por ejemplo, lo que hicieron pasar al obispo de Alcalá, monseñor Reig Pla, porque se le ocurrió decir misa en Paracuellos del Jarama en una iglesia en la que figuraba una bandera de España con el antiguo escudo del águila de San Juan. La bandera junto a la que ofició la misa el obispo, ciertamente sin percatarse de ello, se tildó de “preconstitucional”, pero es una apreciación ignorante, como tantas falacias que maneja la izquierda y, concretamente, el socialismo, que se creen quienes no saben Historia.

La Constitución, que es uno de los textos más citados y menos leídos, en su artículo 4,1 señala que “la bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas”. No se describe escudo alguno sobre la franja amarilla.

La legislación posterior sobre Símbolos de España completó lo que en la Constitución faltaba. La Ley de 5 de octubre de 1981 reguló el escudo, y la Ley de 28 de octubre de 1981 reguló el uso de la bandera, y es en el artículo 2.2 de esta última Ley donde se señaló que se podrá incorporar el escudo de España sobre la franja amarilla, y se determinaba en qué casos es obligatorio que el escudo figure en la bandera.

En el ejemplar original de la Constitución Española que firmó el Rey, junto a los entonces Presidentes de las Cortes (Hernández Gil), del Congreso de los Diputados (Alvarez de Miranda), y del Senado (Fontán) aparece el escudo del águila de San Juan, así como en el ejemplar del Boletín Oficial del Estado de 29 de diciembre de 1978, número 311.1, en el que se publicó por primera vez la Constitución Española que había sido sancionada por el Rey dos días antes. Y eso ocurrió con todas las ediciones de la Constitución hasta la legislación de 1981. ¿Cabe mayor evidencia de constitucionalidad?

Tampoco se puede tildar a la bandera con el águila de San Juan de “bandera franquista”, porque en realidad lo fue también de los primeros años de reinado de Juan Carlos I. Obviamente había sido enseña nacional durante el régimen de Franco, aunque el águila de San Juan fue incorporada al escudo de sus reinos por los Reyes Católicos, a iniciativa de la Reina Isabel, incluso con el haz de flechas y el yugo, conjunto heráldico que recuperaría el franquismo.

El actual escudo nacional, sustitutivo del que llevaba el águila de San Juan, tiene muchos elementos heráldicos comunes con los escudos anteriores. La bandera con el águila de San Juan no es menos constitucional que la vigente ni menos representativa de la Monarquía reinstaurada, por los motivos que he explicado; es sencillamente una bandera obsoleta desde 1981, tres años después de aprobarse la Constitución.

Si un día hablásemos con rigor de banderas “históricas” y “obsoletas” habría que reflexionar sobre esa proliferación de la bandera de la II República, a la que ya me he referido, en determinados actos y manifestaciones, incluso con participación de miembros del Gobierno. Es una bandera históricamente respetable, incluso como lo puedan ser, por ejemplo, las de los Tercios de Flandes o la borbónica desde Felipe V hasta la adopción de la roja y amarilla, en principio enseña naval, como bandera nacional. Pero como un testimonio de la Historia no como un símbolo vigente ni como un símbolo de futuro.

La bandera tricolor republicana como enseña vigente en todo el territorio nacional se mantuvo sólo cinco años, desde 1931 a 1936, y desde 1936 a 1939 sólo en una parte de España, que crecía según  iban avanzando las tropas de Franco y según su Estado iba siendo reconocido por la comunidad internacional. Otro dato histórico es que la I República no cambió la bandera roja, amarilla y roja, limitándose a excluir de ella el escudo monárquico.

Cuando veo proliferar banderas republicanas en manifestaciones o actos de la izquierda pienso en aquella afirmación de Francisco Largo Caballero, llamado el “Lenin español”, líder socialista que sería Presidente del Gobierno con el Frente Popular, en un mitin el 8 de noviembre de 1933, que recoge “El Socialista” del día siguiente: “Tenemos que luchar como sea hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la revolución socialista”.

Qué ingenuos son muchos de los que, con ignorancia, tremolan la bandera tricolor. Esa era una bandera que el socialismo quería derogar. Aspiraba a hacer lo mismo que hicieron los bolcheviques en la URSS y los nazis en Alemania: convertir la bandera del partido en bandera del Estado. Y no siempre precisamente por la vía democrática.

También aclararía eso el propio Largo Caballero en su discurso del Cine Europa el 10 de febrero de 1936: “La transformación total del país no se puede hacer echando papeletas en las urnas…Estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia”. Y para mayor claridad, Largo Caballero anunciaba en el mismo mitin: “Si los socialistas son derrotados en las urnas irán a la violencia pues antes que el fascismo preferimos la anarquía y el caos”, considerando “fascistas” a los adversarios por más recibieran los votos democráticos suficientes para gobernar.

Por lo que se ve la adjetivación de “fascistas” a los adversarios políticos cuando conviene no es una novedad de la España de Zapatero. Es una constante del socialismo cuando no se escribe la historia a su gusto, aunque esa historia se haya escrito con el aval de las urnas.

Anuncios

12 comentarios to “Verdades y falacias sobre la bandera”

  1. MAria Says:

    Lo he publicado en el foro

    http://www.foropp.com/index.php?topic=80.0

  2. Tweets that mention Verdades y falacias sobre la bandera « As de bastos -- Topsy.com Says:

    […] This post was mentioned on Twitter by Oumiro Rupiertas Clo and PP de Madrid, Red AntiZP. Red AntiZP said: Verdades y falacias sobre la bandera http://goo.gl/fb/8nRrH […]

  3. Jacobo Rodríguez Says:

    El ataque a los símbolos, así como su utilización partidista, no deja de ser un reconocimiento de la importancia de estos. La ofensa que dicen sentir algunos es el reconocimiento más categórico de la importancia de la bandera española. Por contra, la mayoría de los españoles no se siente ofendido por una ikurriña o una cuatribarrada, pues le otorgan el valor que tiene, sin más ni menos, un símbol que no representa ofensa alguna. Otra cuestión es la manipulación perversa que se hace de los símbolos y que modifica el valor de lo que representan, convirtiéndolo en elemento de agresión y alejándolo de su verdadero motivo, de la representación de un conjunto por encima de la estulticia política.

  4. Una feminista. Says:

    El año pasado la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmó que pitar al Rey no es delito, y además la resolución señaló que nada hay que oponer a que se esté en desacuerdo con instituciones o símbolos del Estado, y añadía que esa actitud estaba amparada por el derecho a la libertad de expresión.
    Y digo yo, que hay que sugerirle a la ministra Chacón, que lo que habría es que elaborar un protocolo para que los asistentes al desfile del 12 de octubre puedan expresar con libertad su opinión sobre Zapatero, o el homenaje a la bandera, pero separadamente. Me explico: yo creo que Zapatero te puede parecer un mal Presidente para España, y considerar la Bandera Nacional como emblema y representación de la Patria. Así que la solución es que el año que viene, a Zapatero lo coloquen en la plaza de Lima, y el homenaje a la bandera se haga en la plaza de Colón… estoy segura de que así podrán pitar a Zapatero, amparados por el derecho a la libertad de expresión, y homenajear a la bandera, sin tener que mezclar los sentimientos encontrados que ambas cosas producen, evidentemente, en algunas personas.
    Senador, con su saber y entender, analice mi propuesta, y si le parece bien, trasládela…

  5. desde San sebastían. España Says:

    Querido Senador,
    Viendo el desfile del 12 de Octubre uno no deja de pensar en la podredumbre a la q nos ha llevado el socialismo.
    Ver a estos niños con sus padres, encerrados en esas jaulas de seguridad a más de 300 metros del cobarde y felón Zapatero escondido cobardemente detrás de la tribuna sin que nadie lo anuncie por megafonía, me hacen reflexionar sobre que debe ser la democrácia y la libertad de expresión para estos facinerosos del gobierno.
    Que poco respeto al que disiente.
    Un abrazo

  6. El Navegante Says:

    Estimado Senador:
    Los datos históricos son, como siempre, aclaratorios acerca de las interpretaciones gratuitas y convicciones de los que no profundizan en el sentido de las circunstancias antes de sus rotundas afirmaciones.
    A tenor de todo lo que expone en su escrito y en línea con lo establecido en la Constitución, no acabo de entender porque este gobierno y tampoco los anteriores, no han sido capaces de hacer entender a ciertas comunidades autónomas la obligatoriedad de la enseña nacional, o sea, la de todos, en los actos o lugares oficiales, sin detrimento de la bandera regional o autonómica. Claro que después de los acontecimientos con el gobierno de Venezuela y la dejación de autoridad frente a la Roca de Gibraltar, se puede esperar cualquier cosa.
    Siga así Senador. Al menos se les aclararan las ideas a los que, con buena volundad, se creen las supercherias de los que nos llevan al desatre siempre que tienen el mando.

    Un abrazo

  7. JM Says:

    Buenos dias ILUSTRE.
    Como de costumbre en tus blogs nos aportas un monton de datos actuales é historicos, relatados con la prosa que te caracteriza de poeta y escritor, pero siempre, siempre lo que nos aportas es un trozo de tu GRAN CULTURA, y eso es de lo que carecen esta pandilla de gentecilla inutil que nos gobierna y nos arruina moral y economicamente.
    Estos no saben que el Pueblo Español de antiguo ya tenia una manera de vivir antes de que llegaran ellos, cuando el peon del “Vallecas en General” terminaba de cerrar la cubierta de un edificio de cinco plantas, plantaba alli la BANDERA DE ESPAÑA, aquella de la gallina (perdón El Aguila de San Juan) orgulloso, diciendo “que sepais que yo y mis compañeros hemos hecho esto y sin ningun herido” y tenian el reconocimiento popular de sus vecinos y los niños pasaban y preguntaban el porque estaba ahi esa Bandera de España.
    Y los Españoles ibamos al cine y veiamos el Honor, la Gesta, el Sufrimiento con, para ó junto a la Bandera en peliculas inolvidables como LA FIEL INFANTERIA, LOS ULTIMOS DE FILIPINAS, aquellos Americanos de IWO JIMA, de FORREST GUM, por no hablar de la Cabalgada de Kevin Kostner en BAILANDO CON LOBOS al comienzo de la pelicula, que despierta a un ejercito maltrecho para ganar una batalla.
    Incluso Los Españoles vemos las TVs, asi El Capitan Sparrow en PIRATAS DEL CARIBE, cuando dice que pongan SU BANDERA (la de la calavera con las tib¡as cruzadas) para entrar en Tortuga y que se le hagan todos los Honores.
    O como cuando vimos las escenas de la evacuacion de las inundaciones de Nueva Orleans, en el que al Pueblo Norteamericano le izaban al helicoptero con la bandera de su casa como unico bien recuperado.
    Pero esta gentecilla no sabe nada , no tienen Cultura, ni na de na, son unos pobres pelagatos incultos y zafios que solo tienen un papelito que les dió el payaso y que les pèrmite casi toda clase de tropelias, idioteces e insensateces amen de algun forre economico para ellos y los adlateres mas ó menos familiares.
    Al final solo les queda un alicate y un rollito de alambre para hacer manualidades de bisuta barata.
    Estas Navidades les deberiamos ir regalando el Alicate al menos ya que pronto les va a hacer falta. Estos no van al Cine ¿para que?, si no entienden nada. Nunca sabran para que existen las Banderas en todos los Paises y Tribus del Mundo.
    Que diferencia entre los que Gobiernan y los Gobernados. Mi Admiracion al Pueblo Español, llevamos toda la vida aguantando, Romanos, Franceses, etc….. Pero ojo cuando el Pueblo Español se Cabrea, ahi se acabó La Romeria.
    Gracias Juan

  8. María Galindo Says:

    Este post, don Juan, una vez más es didáctico pues nos enseña. Estamos cansados de escuchar (y en mi caso de creérmelo) que la bandera con el escudo de águila era “preconstitucional” y gracias a usted ese engaño acabó. Y me pregunto ¿por qué el PP no lo ha aclarado desde que se empezó a acusar más o menos directamente que esa bandera era grata al PP, quje era quien la llevaba a actos públicos, siendo preconstitucional? ¿Por complejo o síndrome de Estocolmo? Por eso le agradezco este post y todos los suyos, porque siempre da usted datos, conoce la historia y la cuenta con sencillez. Y lo de la insistgencia de los socialistas, UGT, etc en sacar en cuanto pueden la bandera republicana sin tradición alguna, queriendo hhistóricamente el PSOE otra, la roja, es una muestra más de ignorancia y mala baba, y también en esto tikene usted razón.

  9. MDA Says:

    Qué gran labor pedagógica la de su blog, Senador!!
    El tema de hoy, tratado con el rigor histórico que usted lo hace, debería explicarse en los colegios. Las mentiras repetidas por socialistas y también comunistas se abren fácil senda entre tanta ignorancia. Necesitamos una reforma educativa urgente. Explicar a nuestros hijos nociones como las que hoy plasma usted en su blog se me antoja vital para este país.

  10. Un bocario Says:

    Querido Senador:

    Vengo leyendo con el mismo agrado de siempre los comentarios de su blog cargados de conocimiento sobre las materias que aborda, hasta el punto que resulta difícil apostillar, porque todo queda dicho en ellos. Quizá por esta causa he estado ausente en la “huelga general”, “el Valle de los Caídos” o el espectáculo de las primarias entre Tomás Gómez y “La Trini”, pero ahora en el de la bandera he encontrado un poco de sosiego para intervenir, aunque no lo haré sobre el tema de su blog que desarrolla hasta sus últimas consecuencias, como siempre. Sin embargo, algo queda algo por decir sobre el malestar que nos invade.
    Este malestar de la sociedad se pone de manifiesto ya, con cualquier ocasión; y ayer mismo en Sevilla, tuvo que quedarse sin dar su discurso el Vicepresidente Chaves en un acto organizado por el Ayuntamiento, dado el abucheo que le montaron un grupo de funcionarios.
    ¡Cuidado con los funcionarios! Son un colectivo enorme y dispuesto a cambiar su voto ante lo que consideren desafección del poder político hacia sus intereses, y no digamos ante una rebaja de sueldos, que trastorne su ordenada y ajustada economía.
    Los sindicatos “de clase” no se comen un rosco con los funcionarios, como sabemos, y sus propios sindicatos tampoco son grandes elementos de movilización; el peligro está en lo que piensa cada uno de ellos, y este peligro, en mi modesta opinión, es el que va a acabar con la era de Zapatero.
    Ahora estamos asistiendo al poco edificante espectáculo de la salvación de los Presupuestos Generales del Estado a cambio del dinero de todos para beneficio de unos pocos.
    ¿Pero qué pasará con los presupuestos del año 2012? ¿Encontrará Zapatero la forma de comprar a la misma formación política o se sumarán otras al reparto? Son preguntas que me hago y que me indican que solo una amplia mayoría hace justa nuestra gobernabilidad como nación. Esperemos que muchos entiendan esto a la hora de un cambio, que en esta ocasión no servirá solo para mejorar, sino que con él nos jugamos la supervivencia.

  11. hugo Says:

    Querido Juan:he leido con detenimiento todo lo que cuentas referente a la banderay me ha encantado , pero no solamente me ha encantado sino que para mi ha sido una auténtica lección magistral . Creo que este blog no debería quedarse solo aquí , sino que merece una primera de cualquir periódico de ámbito nacional ,porque aparte de las mentiras interesadas de los socialistas ,como en todo ,existe mucha ignorancia al respecto .
    Respecto al desfile del 12 de Octubre , que seguí por televisión , por mucho que separen al público de las tribunas oficiales los abucheos seguirán ,ya que es la única posibilidad del pueblo español , de momento , de demostrar su descontento . Los apoyo

  12. LEBRE Says:

    Hola Juan!!

    impresionate tu intervención en el senado poniendo en su sitio a esa miserable de trini….haciendo honor a tu apellido , así de contundente tendría que ser la actitud de cada uno de los senadores, solo alguien que entreviostó a Sadam y que escribe libros como Corcel del Sueño puede tener isa poderosa actitud lo único raro es que aún sigas en el pp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: