David Pérez, por ejemplo

by

Empecé muy joven, como Claudio Rodríguez en la poesía o Celia Gámez en el escenario, y acaso por ello, mirándome a mí mismo atrás y sin melancolía, he defendido siempre la capacidad de ilusión de los jóvenes; he creido en ellos.  Quién tiene ilusión  crea ilusión, aunque hay que reconocer que con un astronómico índice de paro juvenil como el que nos perpetra Zapatero la ilusión de los jóvenes y su esperanza en el futuro inmediato son manifiestamente mejorables. De mejorar esa esperanza transformándola en convencimiento es de lo que se trata.  

Eugenio D’Ors confundió un día a cierto joven escritor con otro y, al enmendar el equívoco el aludido, le respondió: “Perdone, amigo, pero con los jóvenes me ocurre como con los japoneses, todos me parecen el mismo”. Pero no es así, pues cada alma está en  su almario y cada joven atesora un proyecto que, nada más y nada menos, tiene en sí la responsabilidad de escribir el mañana desde su generación a las siguientes, en una cadena que forja la Historia con mayúscula, esa que cada día nos recuerda el Gobierno mirando sectariamente hacía el pasado mientras cercena a los jóvenes las posibilidades de construir  ilusionadamente el futuro.

Viene todo esto a cuento de un hombre joven -no ha llegado a los cuarenta- que me sorprendió al punto de conocerle, ya hace años, por su madurez, su actitud responsable y rigurosa, su capacidad de trabajo y su bien amueblada cabeza: David Pérez. Había en su biografía no pocas  notas que lo hacían próximo a mis propias vivencias. Periodista de formación y de ejercicio, profesor universitario de Comunicación Política, y ya autor -rozando la treintena- de un libro que me interesó por su profundidad, su claridad y su audacia: “Técnicas de Comunicación Política”. Si sumamos a ello un curso de Liderazgo para la Gestión Pública en IESE y otros equipajes teóricos a sus espaldas, David Pérez me pareció ese hermano menor que todo hijo único, y yo lo soy, hubiese querido tener.

Al poco de conocer a David le pronostiqué un brillante futuro en la comunicación y en la política. Tampoco había que ser Rappel para acertar en el pronóstico porque hace mucho tiempo que pienso que la inteligencia es un bagaje que no permanece oculto a la contemplación exterior, cuando no es sólo epidérmica, igual que pienso que una inteligencia roma nunca dejará de serlo por más mañas o cosméticos que se aplique. Por eso acaso sabía que Tomás Gómez volvería a Babia, o sea a la nada, después de las primarias de su partido. He ganado algunas cenas a cuenta de ello. Mi joven amigo David fue creciendo en su propia valía, reconocida ya “urbi et orbe”, y, por ejemplo, fue secretario regional de Comunicación del Partido Popular de Madrid entre 1999 y 2008, viceconsejero de Empleo y Mujer, y es  miembro de órganos regionales y nacionales del Partido Popular, y portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid. Además, ha formado parte de los equipos de campaña en elecciones municipales, autonómicas, generales y europeas en los últimos diez años. Conozco de primera mano sus dotes de estratega político y de hombre de reflexión además de hombre de gestión.

Pertenece David Pérez a una de esas generaciones de la democracia que tienen mucho que decir y que hacen camino al andar, como quería don Antonio Machado. Necesitan para ese camino las alforjas del trabajo, de la confianza y poco más. Por eso su primer reto es escribir con renglones derechos la España del mañana tras los renglones torcidos del zapaterismo un día rampante y ahora más insepulto que vivo; en todo caso en trance de respiración asistida. David  es uno de esos españoles de hoy y de mañana a los que la arrojadiza “memoria histórica” de Zapatero, que es la resurrección de los enfrentamientos, les suena a las guerras púnicas o, si queremos hablar de España, a las guerras carlistas. O sea: a agua pasada que no mueve molino.

Desde hace pocas semanas David Pérez es el candidato del Partido Popular a la alcaldía de Alcorcón. La decisión de los órganos regionales del partido, y por supuesto de Esperanza Aguirre, ha sido un acierto. David reúne todas las condiciones deseables para ser el gran alcalde que esa gran ciudad que es Alcorcón necesita. Tiene preparación, experiencia, buen sentido, moderación, rigor, capacidad de decisión e ilusión. Además atesora una virtud que en política personalmente valoro mucho: es una excelente persona. Y escribo todo ello con conocimiento de causa.

Recuerdo aquel Alcorcón de las campañas del inolvidable Joaquín Vilumbrales, a quien acompañé tantas veces, y reconozco en David su misma ilusión y su misma entrega. Vilumbrales era un político sin trampa ni cartón. David lo es también. Vilumbrales era un hombre de principios. David lo es también. Tras un gobierno municipal de incapacidades, desbarajustes, deuda astronómica, amiguismos y tics sectarios, Alcorcón se merece una gestión rigurosa, honesta, austera, transparente, y apuntalada en el diálogo. Escuchar a los vecinos, abrirse a la participación de todos, saber ser cauce y no dique. Es lo que pueden esperar los alcorconeros de quien se ganará, sin tasar entrega ni ilusión, ser reconocido el primero de sus vecinos.

David Pérez ha comenzado ya su peregrinar por los barrios, sus encuentros con asociaciones y sectores, su baño de realidad, porque su programa electoral nacerá de abajo arriba. No es hombre de imposiciones sino de diálogo, y su oferta a los vecinos será un contrato que con toda seguridad cumplirá. Más que hablar de un candidato habría que hablar de un proyecto que encarna un candidato. Y David Pérez conoce muy bien, y con él se identifica totalmente, el proyecto del Partido Popular, valorado mayoritariamente por los votantes de la Comunidad de Madrid, que él trasladará a la realidad de Alcorcón. 

Quien conozca a David como le conozco yo, no se sorprenderá cuando se constate su entrega a la tarea. Alcorcón es un reto y él es hombre que no se achica ante los retos sino que los afronta con decisión, con  rigor e ilusionadamente. Pasaron los tiempos en que se hablaba del “cinturón rojo”. En el norte ya quebró, y lo cierto es que quienes pateamos la Comunidad y tenemos a la espalda cierta experiencia política sentimos ya aires de cambio en varios municipios del sur, cansados de las falacias socialistas. La estrategia de los ayuntamientos de la zona gobernados por socialistas ha sido simplemente la confrontación con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, sin el más mínimo respeto a la verdad, porque el proclamado abandono queda desmentido por las inversiones que el Gobierno de Esperanza Aguirre ha hecho y continúa haciendo en el sur. ¿En qué quedó el tan cacareado “Plan Estratégico del Sur” de algunos alcaldes del PSOE? En una patética romería hasta la Puerta del Sol. En nada más.  

Pronostico que Alcorcón, con David Pérez como alcalde, se convertirá en un referente de gestión en el conjunto de los ayuntamientos del sur de la Comunidad. Tras las próximas elecciones no pocos municipios gobernados hoy por socialistas cambiarán de signo político. Pinto, Getafe, Aranjuez, Leganés… son hoy ejemplos de desgobierno, en ellos el proyecto socialista está agotado y no sólo evidencia una manifiesta incapacidad para resolver los problemas de los ciudadanos, sino que esos  mismos gobiernos municipales se han convertido en el problema. Estos municipios, entre otros, tendrán alcaldes del Partido Popular después del 22 de mayo.

Leo que una destacada concejala socialista de Alcorcón ha tildado a David Pérez de “candidato del Gobierno del despilfarro”. Hay que tener cuajo. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido y es un ejemplo de austeridad, ha recortado gastos repetidamente, ha reducido la Administración regional, ha suprimido decenas de altos cargos. Madrid es la Comunidad que económicamente más crece y con los índices de desempleo muy por debajo de la media nacional. ¿Cómo alguien que pertenece al partido de Zapatero, el de los cinco millones de parados y los recortes sociales más grandes de la democracia, se atreve a acusar -mintiendo-  con tanto descaro? La respuesta es clara: porque la mentira está históricamente en el ADN del PSOE.

Si necesitase consejos, que no los necesita, aconsejaría a David que no pierda un segundo en contestar a las descalificaciones socialistas. Es lógico que los socialistas de Alcorcón estén nerviosos como lo están los socialistas de toda España. Desde los resultados en Cataluña aún más nerviosos. Enrique Cascallana pertenece a un partido sin proyecto, con un líder nacional en libertad vigilada desde Bruselas, que se ve obligado a poner en práctica políticas en las que no cree y por eso las afronta tarde y mal, y con un líder regional desaparecido, del que sólo conocemos insultos pero no propuestas. Más valdría que Gómez, ese tipo triste al que cuando le ves te dan ganas de darle el pésame porque parece que viene siempre de un funeral, tomase medidas dentro de su propia casa, empezando por su número dos, Trinidad Rollán, y por su diputada autonómica Esperanza Rojas, imputadas por prevaricación en el  caso “Patrimonio Siglo XXI” de Torrejón. Rollán se derrumbó en su comparecencia ante el juez y confesó que sabía que la operación urbanística era ilegal antes de su votación en el Pleno municipal. Pero la talla ética de Gómez no parece ser mayor que su talla política. De él no cabe esperar mucho más que insultos.

Me entero de que Cascallana ha cerrado una biblioteca en un barrio de Alcorcón. No me extraña. Su preocupación por la Cultura se manifestó hace poco en el Senado durante un debate sobre el Valle de los Caídos, uno de los monumentos más visitados -más por ejemplo que el Monasterio de El Escorial o el Palacio Real de Madrid- de los que componen el Patrimonio  Nacional. En su intervención Cascallana dijo coincidir con Anasagasti que acababa de proponer la voladura del conjunto de Cuelgamuros. Por esa rara habilidad socialista, o por suerte, el disparate de Cascallana no fue recogido por los medios de comunicación como sí lo fue el disparate de Anasagasti. Cuelgamuros cuenta con la arquitectura de Muguruza y Méndez, la escultura de Ávalos, y obras de Espinós, Beovide, Zuloaga y Pedrós, entre otros artistas de primera. A Anasagasti y a Cascallana arrasar con dinamita esas muestras de la Cultura con mayúscula parece que les trae sin cuidado. Como a los talibanes no les importó nada arrasar a cañonazos los budas de Bamiyán, Patrimonio de la Humanidad.

En los atentados a la Cultura y, en concreto, al Patrimonio Histórico y Monumental, los alcaldes socialistas del sur no tienen parangón. Por ejemplo, el regidor de Aranjuez, Jesús Dionisio, colega y correligionario de Cascallana, incumplió la ley, fue denunciado ante la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando por unas obras en el histórico Raso de la Estrella, y se vio en los tribunales. Y ahora está en los tribunales por unas obras, también incumpliendo las normas aplicables, en la Calle del Rey, centro histórico de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad. Dios les cría y ellos se juntan. Y estos dos alcaldes eran los cabecillas del llamado, y parece que ya extinto, “Plan Estratégico del Sur”, el de la romería a la Puerta del Sol… Menudos ejemplos.

Cuántos desaguisados va a tener que arreglar en Alcorcón mi querido David Pérez y cuantos retos va a afrontar. Desde el fomento de la Cultura al apoyo a las familias, desde el orden en las cuentas públicas a la austeridad en el gasto, desde el respeto al Medio Ambiente al fomento del deporte… Y todo ello escuchando, no imponiendo; lo contrario al “modelo PSOE”. Con su experiencia, su talante y su hombría de bien. En su estilo. Hay que felicitar a los alcorconeros por contar hoy con este candidato y mañana con este alcalde. En las municipales, más acaso que en otras elecciones, el cabeza de lista ha de ser alguien cercano, asequible. David Pérez, por ejemplo. 

Anuncios

13 comentarios to “David Pérez, por ejemplo”

  1. MDA Says:

    Con urgencia, los municipios del sur de la Comunidad de Madrid gobernados por socialistas, como Alcorcón, necesitan un fuerte cambio de rumbo en sus gobiernos. Como dice el Senador se trata de proyectos agotados e incapaces de resolver los problemas de los ciudadanos.
    David Pérez, en Alcorcón, representa el futuro inmediato. Es el hombre que sabrá escuchar a los vecinos, que tiene ideas, ilusión y ganas. Un hombre que se dejará la piel hasta dar con las respuestas que den solución a los principales problemas de los vecinos.
    Coincido con el Senador en que la tarea que tendrá por delante, una vez elegido Alcalde que lo será, además de agotadora estará llena de retos. Mi convicción es que David Pérez lo dará todo. Alcorcón lo merece.

  2. Pedro Says:

    Excelente artículo.
    Cuando David seá Alcalde de Alcorcón se encontrará muchas sorpresas y ninguna de ellas agradable.

    Cascallana ha destroza nuestro Municipio y no únicamente en el ámbito urbanístico. No existe nada que no esté destrozado. Económicamente en ruinas, participación ciudadana vilipendiada y eliminada, despotismo por doquier… un largo etc.

    David no tendrá una taréa nada fácil. Pero hay que ganar en Alcorcón para mandar por las letrinas de una vez las formas de hacer política de Cascallana y los suyos.

  3. desde Aravaca. España Says:

    Querido senador,
    Tuve la ocasión de trabajar a las ordenes de David Perez durante una corta temporada y veo con alegría que el senador Van Halen le conoce bien.
    David es hombre sereno, con gran capacidad de trabajo e inteligente. Tiene experiencia en puestos complejos, es rápido en decidir y se le nota que sabe mandar.
    Pero yo querría destacar su humanidad, nunca le vi ni un mal gesto y siempre encontraba una palabra amable para sus subordinados. Siempre fue un caballero.
    Alcorcón tiene una gran oportunidad de tener un excelente alcalde y montarse al carro del progreso votando por David. Espero que así sea.
    Un abrazo y mis mejores deseos para David Perez.
    A.C.

  4. JM Says:

    Buenos dias Ilustre.
    Solamente conocia a David Perez por haberle visto hablar en algun video del pp incluso de youtube.
    Ya me pareción una Persona muy preparada con una buena cabeza y con gran facilidad de palabra y de transmisión de ideas, y ahora que nos lo presentas con trastienda incluida, pues mejor que mejor. Hace falta mas gente joven y fuerte como David en el pp, y de paso jubilar a algunas viejas glorias.
    Habria que aprovisionarle con unos valium´s, y un escudo antinavaja para esta campaña que le espera.
    Gracias Juan

  5. Federico Says:

    Este es uno de esos artículos que merecen ser guardados para volverlos a leer con el paso del tiempo. Combina una incisiva crítica política con una más que aguda descripción del perfil de uno de los jóvenes valores del Partido Popular de Madrid: David Pérez.
    No puedo más que reafirmar todas las aseveraciones del senador Van Halen y destacar, sobre todas ellas, que el futuro alcalde de Alcorcón es una bellísima persona. Felicidades a los dos.

  6. carlota Says:

    Hola Juan :leyendo hoy tu blog sobre David Pérez , al que no conozco , creo que Esperanza Aguirre ha acertado ,una vez mas , en su elección . Una persona joven , preparada , entusiasta y buena persona . Son un conjunto de cualidades que , indudablemente , le van a convertir en un excelente alcalde de Alcorcon . Espero que así sea

  7. Magdalena Acosta Says:

    El Partido Popular hace una apuesta inteligente con David Pérez. Sólo le conozco “de óidas y de leídas”, soy votante del partido pero no afiliado. Y lo bueno que tiene el PP, entre otras cosas, es que sabe unir la juventud a la experiencia. Pueden ser dos ejemplos David Pérez y Juan Van Halen. Era lector desde hace años de Van Halen y antes su alumno y su trayectoria fue una de las vías por las que llegué a identificarme con mucho de lo que cree y defiende el PP, en el fondo y en las forms. Algunas de las cosas que dice Van Halen de David Pérez le cuadrarían a él mismo: buena persona, buen talante, cabeza bien amueblada, principios, cultura. Son carencias del PSOE y de la izquierda en general. Rubalaba es el ejemplo paradigmático del PSOE: pragmático, de principios variables, mala gente, retorcido, tramposo… Enhirabuena David Pérez, y a ganar… En algún comentario alguien que le conoce dice que se dejárá la piel en el reto de la alcaldía de Alcorcón. Menuda respoonsabilidad, y más aún después de estas bellas líneas que le dedica Van Halen.

  8. David Says:

    Querido Juan, queridos amigos: Me ha emocionado el cariño de vuestras palabras y si en algún momento me faltan las fuerzas os aseguro que seguiré adelante con el ánimo que me habéis dado con tanta generosidad. Ojalá pudiera daros un abrazo a cada uno. Como si pudiera hacerlo.

  9. Alfonso Says:

    Querido Senador, ¡que gran artículo y cuanta razón tienes! tuve la ocasión de trabajar para David unos meses y fue una gran suerte, David es ante todo una gran persona, es político de vocación, ¡y de los buenos! es convincente, tiene la ideas claras, es valente y podría continuar con cientos de calificativos, todos ellos muy positivos. Confío en que ganará en Alcarcón y le deseo todo lo mejor siempre.
    AS

  10. bet365 Says:

    Good day I was luck to search your theme in baidu
    your post is wonderful
    I learn a lot in your website really thank your very much
    btw the theme of you website is really admirable
    where can find it

  11. Lourdes Vallés Says:

    Enhorabuena, David Perez. No te conozco personalmente pero te deseo lo mejor porque Alcorcón necesita un cambio. El post de este señor es no sólo cariñoso sino también se ve que está escrito con conocimiento y cercanía. Ese deseo de decir la verdad no es muy normal en los políticos.

  12. SuperDoc Says:

    No puedo sino unirme a los comentarios elogiosos sobre David Pérez que leo en este Blog.

    Le sigo también en su propio blog, que es un ejemplo de actividad;y creo que hay algo que se debe añadir a la descripción de su perfil: la voluntad y la capacidad de trabajo. David Pérez me parece un hombre pegado a la realidad, que “no se pisa el yo” y que rechaza los halagos huecos. Y eso es importante en política, donde tantos hay que se sirven de sus cargos, en lugar de servir a los ciudadanos desde sus cargos.

    Alcorcón es una gran ciudad, no sólo porque la Asamblea de Madrid ratificara su carácter, sino por los alcorconeros, que pueden estar orgullosos de lo que han construido. Antaño fue ciudad dormitorio para muchos, pero hoy es ciudad con servicios y orgullo de ser ciudad. Para tener esos servicios que hoy tiene, una buena parte de las inversiones han venido de la Comunidad de Madrid, que no invierte de forma sectaria (por el color de los gobernantes), sino en función de las necesidades. Hoy Alcorcón tiene Metro, Hospital, nuevas escuelas y centros de salud, y todo ello gracias al Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid. Lo que no tiene todavía es un alcalde como Vilumbrales, que es lo que seguro que tendrá a partir de las elecciones de mayo cuando -todo lo hace prever- gane David Pérez. Lo que sí tiene hoy Alcorcón es un Ayuntamiento entre los más endeudados de España, creo que son 160 millones de euros de deuda del Consistorio. Y eso se lo deben los ciudadanos de Alcorcón ni más ni menos que a su alcalde socialista Cascallana. Cuando leí la cifra de deuda de Alcorcón me quedé de piedra, porque esa deuda significa que cada niño que nace en Alcorcón no nace con un pan debajo del brazo, sino con mil euros por lo menos de deuda que tendrá que pagar a lo largo de su vida. Como para no nacer llorando.

    Enhorabuena David, y ánimo, porque la herencia que te van a dejar los socialistas en Alcorcón es tremenda.

  13. Dionisio García Says:

    ¿Cascallana ha cerrado una biblioteca? No tengo noticia de que se haya cerrado ninguna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: