Zapatero y sus colegas Mubarak y Ben Alí

by

Si los lectores quieren entretenerse, incluso si desean divertirse, busquen en Google dos palabras “Internacional Socialista”. Esta institución es un condimento con las más variadas e incluso contradictorias salsas.

Ya he contado alguna vez que el partido homólogo al PSOE en Estados Unidos, que figura en la Internacional Socialista, es el Partido de los Socialistas Demócratas de América (DSA) no obviamente el Partido Demócrata de Obama, por más que en no pocas ocasiones el inefable Presidente que gozamos haya proclamado su identidad ideológica con Obama.

La presidenta del Partido Demócrata norteamericano en España, Alana Moceri, declaró durante la campaña de las Elecciones Europea de 2009: “Estoy indignada con el video, es impropio, simplista y fuera de lugar” porque “la política de Obama no tiene nada que ver con la ideología socialista”. E insistía: “Obama cree en el capitalismo como todos los demócratas” y “no es socialista”. 

Aquella reacción airada de la señora Moceri venía a cuento de la utilización de un video del PSOE en el que se presentaba a Zapatero como “nuestro Obama”. En un acto electoral socialista en Vista Alegre el propio Zapatero y la plana mayor del PSOE asistieron complacidos a la “premier” del video coreado por miles de entusiastas pero, como no, era una mentira más. 

El Partido de los Socialistas Demócratas de América, los auténticos correligionarios de Zapatero, obtiene en las elecciones norteamericanas menos del 1% de los votos. Una contrariedad para nuestro Obama de pega. 

Los dos partidos que sí han sido miembros de la Internacional Socialista son el Partido Nacional Demócrata, de Egipto, cuyo líder era Hosni Mubarak, y la Agrupación Constitucional Demócrata, de Túnez, que presidía Zine el Abidini Ben Alí. Los dos partidos pertenecían a la Internacional Socialista desde 1989 y los dos fueron excluidos de la organización hace bien poco, en este mismo año. El de Túnez el 18 de enero y el de Egipto el 1 de febrero. Supónganse por qué. En la página oficial de la Internacional Socialista hasta hace pocos días aparecían esos dos partidos entre sus miembros “antiguos”, pero misteriosamente han desaparecido de esa lista. Con la que ha caído no era para enorgullecerse de esos colegas. 

Javier Solana, antiguo ministro de Asuntos Exteriores, y Trinidad Jiménez, ministra de Asuntos Exteriores felizmente en ejercicio, condenaron en tajantes declaraciones públicas a las dictaduras de Mubarak y de Ben Alí y desearon a Egipto y a Túnez rápidos accesos a la democracia. Sin embargo a ambos relevantes miembros del PSOE no se les conoce la más mínima declaración condenando a tales dictaduras en los muchos años en que los partidos que las gobernaban fueron compañeros del PSOE en la Internacional Socialista. “A burro muerto la cebada al rabo”, que sentencia el dicho castellano. 

No es ésta mala ocasión para recordar que Javier Solana fue el secretario general de la OTAN que ordenó el bombardeo de amplias zonas de la antigua Yugoslavia, sin mandato de la ONU, en unas acciones ofensivas que no pocas instituciones internacionales consideraron “ilegales” y “crímenes de guerra”, y que produjeron cientos de víctimas civiles. 

Desde la base italiana de Aviano despegaron bombarderos de media docena de países de la OTAN, entre ellos F-18 españoles. En Aviano estaban destinadas desde 1994 las fuerzas aéreas españolas pertenecientes al Destacamento Ícaro. En las 200 misiones de bombardeo sobre Yugoslavia de los F-18 del Grupo 12 (Torrejón) y las 35 misiones de los F-18 del Grupo 15 (Zaragoza) -este Grupo llegó pocos días antes de acabar la ofensiva aérea- fueron destruidos numerosos objetivos terrestres, incluidos “daños colaterales”: edificios civiles, columnas de refugiados, incluso fue tocada la embajada de China en Belgrado lo que produjo una protesta diplomática.   

En aquella guerra también se libraron combates aéreos entre los aviones aliados y los  Mig-29 serbios. Por parte de las Fuerzas Aéreas españolas intervinieron ocho cazabombarderos F-18 y dos aviones KC-130H. Es una guerra de la que no se habla porque las propagandas socialistas sólo hablan de Irak, pero precisamente de la segunda guerra de Irak, la de 2003, no de la primera guerra, la de 1991, en la que intervino la España gobernada por Felipe González. Los socialistas tienen siempre una memoria sectaria y parcial. 

Las revueltas que nacieron en Túnez se han extendido, como la caída de fichas de un dominó, a otros países y han llegado al Golfo Pérsico. Estos países tienen barnices democráticos pero son dictatoriales de hecho. Pronto la llama prendió en Egipto (365 muertos), y en los últimos días se han producido movimientos populares en Irán (cuatro muertos), Irak (dos muertos), Yemen (dos muertos), Bahrein (seis muertos) y Libia (14 muertos). En Jordania y Argelia parece que no ha habido muertos pero sí heridos. Las cifras corresponden al momento en que escribo estas líneas. Ahora se anuncia una masiva manifestación en Marruecos. En las Monarquías (Marruecos, Jordania, Bahrein) los revoltosos piden cambios constitucionales y  cambios de Gobierno pero salvan a sus monarcas. La estrategia de esa disidencia me recuerda a los movimientos liberales de nuestro siglo XIX que pedían reformas pero respetaban a la Corona, como en el caso del felón Fernando VII. Aquello históricamente, visto desde el paso del tiempo, fue una ingenuidad. 

El país más relevante de aquella geografía es Egipto y el mejor aliado de Estados Unidos en la zona, garante en buena medida de la tranquilidad de Israel. Egipto estaba de hecho bajo gobierno militar desde 1952, año en que los “oficiales libres” de Nasser, movimiento creado tras la derrota frente a Israel en 1948, derrocaron al Rey Faruq I e instauraron la República. Nasser pasa por haber sido un hábil político. En 1953 apartó al jefe nominal de los “oficiales libres” y primer presidente del Egipto republicano, el general Naguib, nacionalizó el Canal de Suez en 1956 y perdió frente a Israel la llamada Guerra de los Seis Días en 1967. A su muerte, en 1970, fue sucedido en la Presidencia por su vicepresidente Anwar el Sadat . 

Sadat, sucesor de Nasser, era también general. Perdió la Guerra del Yom Kippur con Israel en 1973 y, como una asimilación de la derrota, fue al artífice del cambio de alianzas de Egipto: se distanció de la URSS, el aliado preferente de Nasser, y se acercó a Estados Unidos, garantizando la paz con Israel. Fue asesinado por militares radicales islámicos durante un desfile en 1981. Asistí al entierro de Nasser y estuve en la Guerra del Yom Kippur y he visto pocas veces un pueblo tan confiado en su Ejército como el egipcio. Acaso el pueblo turco, pero allí el Ejército es un auténtico Estado dentro del Estado, circunstancia que el primer ministro Recep Erdogan trata de reconducir. A Sadat le sucedió su vicepresidente Hosni Mubarak. 

Mubarak, también general, fortaleció la alianza con Estados Unidos, firmó tratados de paz con Israel, y consiguió un desarrollo aparente del país gracias sobre todo al turismo. Sin embargo, de una población de más de 80.000.000 de habitantes un 20% vive en la pobreza. 

La columna vertebral de Egipto ha sido y es el Ejército. Desde 1952 ha vivido una situación militar y Nasser, Sadat y Mubarak, fueron sólo, cada uno en su tiempo, los rostros visibles del Estado pero el Ejército ostentaba, de hecho, el poder. Mubarak tenía previsto dejar el poder a su vicepresidente el también general Omar Soulimán, jefe de los Servicios de Inteligencia, cercano a la CIA. No pudo ser. El mariscal Mohamed Hussein Tantaui, ministro de Defensa y líder del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, un duro, es desde la dimisión de Mubarak quien ostenta el poder en Egipto. Y debemos preguntarnos ¿Ha cambiado algo? ¿Estamos, como en el “Gatopardo”, de Lampedusa, haciendo que algo cambie para que todo siga igual? 

Los ciudadanos congregados en la Plaza Tahrir o de la Liberación durante dieciocho días clamaban por la salida de Mubarak y por libertades civiles, pero la realidad es que Mubarak no ha abandonado Egipto, ha sido él quien ha encargado de su sucesión al máximo órgano de las Fuerzas Armadas, y tras la alegría de los días de gloria popular el poder en Egipto sigue estando en manos de los militares, el Gobierno continúa siendo básicamente el mismo que nombró Mubarak y la Policía es la misma que defendía al Gobierno de Mubarak y controlaba y maltrataba a los disidentes. Una temida policía política. 

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha prometido reformas y elecciones libres, y en medio un par de consultas populares para cambiar la Constitución, pero cuesta creer que los militares, después de sesenta años de poder prácticamente absoluto, cumplan. Ya he escrito que el  pueblo egipcio confía en su Ejército, y acaso porque tanto el Ejército como el pueblo son conscientes de ello, ni los militares intervinieron reprimiendo las revueltas ni el pueblo desconfía ahora de que las Fuerzas Armadas puedan cumplir sus promesas de llevarles a la democracia. Probablemente yo no confío porque no soy egipcio, pero algún conocimiento tengo de su realidad nacional. Me gustaría equivocarme. 

Por otro lado está la cuestión del islamismo radical. Los “hermanos musulmanes” fueron las bestias negras de Sadat (y acabaron con él) y de Mubarak. Durante la era de Mubarak han conformado el grupo opositor más organizado y, por ello, más perseguido. Después de abandonar Mubarak El Cairo desde las mezquitas se pedía a los congregados en la Plaza Tahrir o de la Liberación que no la abandonasen hasta tener garantías de cambio. Los militares consiguieron que las gentes regresasen a sus casas para que Egipto no siguiese perdiendo millones de dólares por la quiebra del turismo, su primera industria nacional. Pero el futuro democrático está por escribir. 

Lo cierto es que Mubarak y Ben Alí, y no sabemos qué dirigentes ahora cercados por las protestas irán detrás, han abandonado el Gobierno de sus países. Esa convulsión triunfante en Túnez y parcialmente triunfante en Egipto, ha arrancado a dos políticos duros de sus poltronas y a sus partidos de la Internacional Socialista. Eran los colegas de Zapatero aunque no he leído ni visto reflejada en los medios tal circunstancia con la insistencia que un tema tan notable merece. ¿Cómo hubiese reaccionado el PSOE si dos partidos, encabezados por dos dictadores, hubiesen pertenecido a la Internacional Demócrata de Centro o al Partido Popular Europeo, organizaciones a las que está adscrito el Partido Popular? Hubiera ardido Troya. Zapatero, Blanco y Rubalcaba, por no hablar del indotado esquiador Iglesias, habrían sugerido a Rajoy inmolarse en una hoguera a las puertas de Génova 13.  

PD.- Vuelta a un tema casero. Rubalcaba, el vicepresidente y ministro universal, ha perpetrado en el Pleno del Congreso una mentira más. Ha dicho que la insistencia del Partido Popular en denunciar y pedir aclaraciones sobre el gravísimo asunto del “Faisán” se debe a que los populares no quieren que progrese la lucha contra ETA: “no creímos a ETA durante la negociación, no como ustedes”. ¡Qué cosas hay que oír! ¿Este es el mismo Rubalcaba que se ocupaba de vigilar la tregua? ¿Hemos olvidado que después se supo que ETA aprovechó la tregua para reorganizarse? ¿Es el mismo que pasó por alto el robo de trescientas pistolas dudando de que los ladrones fuesen de ETA? ¿Hemos olvidado que algunas de aquellas pistolas fueron utilizadas en atentados? ¿Es el mismo que era ministro cuándo Zapatero anunció al finalizar 2006 que aquel año había sido bueno para el fin de ETA y que el año siguiente aún sería mejor? ¿Hemos olvidado que casi coincidiendo con aquel optimismo de Zapatero, ETA voló la T-4? ¡Claro que el Gobierno creyó a ETA! Por eso hasta las togas se mancharon con el polvo del camino. Quienes no creyeron a ETA fueron los que desde un principio bautizaron la tregua como “tregua-trampa” y se opusieron sin fisuras a la negociación. Rubalcaba era, al menos, un virtuoso de la mentira; hacía de la mentira un arte. Desde que el “Faisán” le ha convertido en cazador cazado se le ve alterado, pierde los nervios incluso al pedir silencio a sus compañeros de escaño y, lo peor, miente fatal. La mentira se hace palmaria. Rubalcaba no progresa adecuadamente. Está perdiendo facultades. Creo que tiene razón el implacable y brillante diputado Ignacio Gil-Lázaro cuando opina que este faisán, vivo como uno de esos animalitos parlantes de las pelis de Walt Disney, se ha convertido en su justiciero. 

Anuncios

9 comentarios to “Zapatero y sus colegas Mubarak y Ben Alí”

  1. JM Says:

    Buenas tardes ILUSTRE.
    Comparto tu reflexión y a mi me da tambien el tufillo, que los pobres Egipcios siguen estando en las mismas manos de siempre. Me pregunto ¿quien esta detras de todo este levantamiento en el norte de Africa?, quiza la C.I.A. ó los grandes Lobyss USA, o a lo mejor ISRAEL, pero algo debe estar pasando para que todo explote casi en el mismo dia. A lo mejor tiene algo que ver la reciente Superbolsa de GAS, si de GAS, que se ha encontrado en aguas Chipriotas é Israelies. Los Chipriotas ya estan instalando la plataforma, que hace pocos dias llegó al puerto de Limassol y van a empezar a perforar en sus aguas territoriales, de la misma manera ya estan prontos los Israelitas. Sugiere esto un desequilibrio en el Gas de Argelia, libia etc.. sugiere un conflicto de intereses PETROLEO-GAS-USA.. etc… (¿¿convendria una guerra a alguien??).
    A nadie se le escapa que esta caida de regimenes continuada y que va a seguir tiene algo mas de profundo que cuatro moritos con piedras, por mucho que los jaleen los Hermanos……..¿ Y pòrque se ha apresurado IRAN a cruzar el canal de Suez con dos barcos de guerra,? , impensable hasta ahora……¿ y porque estuvo hace quince dias Merkel con Sarko en Chipre ( Nikossia y Limassol) de visita de cortesia?, no sera para decirles que son Europa y que cuentan con la financiación adecuada para perforar y montar la tuberia para Europa………….¿ Y que dice Rusia a todo esto………… ? Vamos que solo un experto en temas internacionales como Tú nos podras aclarar, o ya nos iremos enterando segun pase el tiempo……………… pero MALA PINTA TIENE TODO ESTO, creo que volveran los F 18 a Aviano de nuevo.
    En plan CASERO, mucho mosquea la conversación de zp con Bono, quiza sea el tapado y el proximo candidato, dos horas dan para mucho y visto como va Alfredo y sus cacerias de Faisanes, pues quiza sea el momento de cambiar, ademas Bono reza mucho y por ahi a lo mejor pilla mas votos.
    Ya te dije que lo de ETA era para ofrecerle al electorado algun triunfo en algo y cambiar la intención del voto, pero aunque pillen ayuntamientos y concejales, despues se la jugaran, ya se sabe “el que con niños se acuesta …………………..”
    Gracias Juan

  2. Mirinda Says:

    La actualidad internacional vuela como la actualidad doméstica. Los de urgencias de ayer ya están en planta y hoy aparecen nuevas urgencias. Gadafi hace correr rios de tinta y la encantadísima ministra de exterirores Dña Trinidad (no vaya a ofender llamándola Trini) habla de normalidad democrática en Marruecos, con varios muertos que velar.

    Los que vociferaron contra la intervención en Irak (la segunda intervención, claro) callaron cuando se bombardeó Yugoslavia, ante el genocidio a machetazos en Ruanda y callan ahora ante los muertos de Gadafi, y es que este personaje goza de empatía con la izquierda; me pregunto si Dña Bibiana sabe que este dictador comparaba a la madre trabajadora con la gallina que abandona a los polluelos.

    Y en casa Rubalcaba, omnipresente Rubalcaba. La conversación de ZP con Bono trae resaca, quizás es verdad que hablaron de lo que nos imaginamos (como dijo Bono) y Rubalcaba presenta armas, las presenta desde Extremadura, desde dónde dice a navegantes que quiere subir al despacho de ZP el 22 de mayo y decirle “yo tengo esto y tu que tienes” a fin de cuentas si ha podido Tomás Gómez con él, para Rubalcaba tiene que ser pan comido. Y entre tanto baja la bolsa y sube el pan.

  3. hugo Says:

    Hola Juan :sigo aprendiendo con las lecturas de tu blog . Es curioso que los dos partidos que sustentaban a los líderes de Túnez y Egipto pertenecieran a la Internacional socialista , hace un tiempo , cuando su régimen era el mismo que durante las fechas de las revueltas populares , que terminaron con ellos y con el negocio de millones de dólares que se habían embolsado. Es curioso que nuestro gobierno no tuviera nada que decir hace un mes o dos de sus colegas socialistas. Y es preocupante todo lo que está ocurriendo en esta zona de Africa; yo no creo que todo ello sea algo espontáneo y temo que los movimientos islámicos serán los ganadores al fin .

  4. Rosa Valiente Says:

    “Houston, tenemos un problema”. Esta fue la frase utilizada por el astronauta Jack Swingert durante el accidentado viaje del Apolo 13. Desde entonces se ha popularizado usándose para anunciar, de manera informal, del surgimiento de algún problema imprevisto. Porque imprevisto ha sido, y sigamos con la frases hechas, el “acontecimiento histórico y planetario” que está ocurriendo el el mundo arabe. Realmente tenemos un problema de consecuencias imprevisibles. No nos dimos cuenta de la que se venía encima y los acontecimientos se producen a la velocidad de la luz. Estas revueltas han pillado por sorpresa a las dictaduras que ya no controlan nada, pero tambien ha sorprendido a los gobiernos occidentales. No sabemos quien está detras de estos dramáticos cambios pero sorprende que la juventud de estos paises no haya incluido en en sus gritos de protesta slogans contra Estados Unidos y contra Israel ni consignas islámicas contra Occidente. Quiero creer que en el fondo de esta revolución está la corrupción de estas dictaduras imposible ya de esconder, la falta de libertades y la pobreza de la población. Senador, muy bueno su post y por favor, continúe formándonos e informándonos.

    A Gadafi: Abusar del botox es lo que tiene…

  5. El Navegante Says:

    Querido Senador:
    La historia pasada debería servirnos para analizar los actuales acontecimientos y tratar de prevenir males mayores, pero …. no aprendemos nunca; debe formar parte de la esencia humana.
    En el caso de los paises del norte de Africa queda claro que las situaciones de dictaduras aceptadas por occidente tienen su base en los intereses económicos derivados del negocio del petroleo en su mayor medida y, en el caso de Marruecos, en la pretendida “contencion” del islamismo.
    El el primer caso posiblemente lo vayamos a pagar caro, ya que la confianza en la continuidad de obtención de petroleo y gas procedente de esas fuentes nos puede llevar a una recesión muy importante, sobre todo a paises como España que adoptó en su momento la “moratoria nuclear” como gran estrategia energética. Sé que conoces mi opinión sobre ello y los argumentos que he expuesto en alguna ocasión al respecto y el aviso de que lo que está ocurriendo iba a llegar.

    Por otra parte, el tema de Gadafi no tiene nombre. Parece que el número de muertos ya supera el millar y, conociendo a ese loco, no era descartable lo que está ocurriendo. Lo que sí tenia que haber sido previsto desde un primer momento, dado el personal español trabajando en Libia, precisamente en industias petroleras, era la necesidad de actuar de inmediato para la repatriación de los españoles. El espectaculo que hemos dado ha sido de total desorganización y desidia, con total falta de reflejos por parte de nuestro ministerio de exteriores.

    Con este tipo de actuaciones ¿que pueden esperar de nuestro gobierno las empresas y sus empleados en paises como esos en caso de conflicto? ¿Podemos incluir también a Marruecos como posible proximo?
    Como siempre gracias por tu bien documentado artículo.

  6. ANTONIO M. Says:

    La política tanto nacional como internacional es un juego de intereses y de fuerzas que desde luego, a aquellos que lo más cercano a la política es nuestra modesta participación en este tipo de blogs se nos escapa de las manos.
    Los títeres puestos y mantenidos en ciertos países de nuestro entorno han servido para mantener “controlados” los posibles peligros de esas poblaciones.
    En la línea de su blog, habría que reseñar, que precisamente el mayor aliado del ex-presidente de Egipto siempre a sido E.E.U.U., tanto el Sr. Obama como sus antecesores, y usted Sr. Van Halen siempre ha insistido en este blog que señalar que éste, precisamente no es socialista. También cabría recordar que no hace tanto tiempo Gadafi, que algún día tendrá que responder por sus acciones, traía regalos en forma de caballos a algún presidente del gobierno español que precisamente tampoco era socialista. En cualquier caso y en base al juego de intereses que señalaba en mi primer párrafo, seguro que si hubiese sido de cualquier otro partido hubiese sido de la misma manera.
    Esperemos que todo lo que está ocurriendo termine lo antes posible, principalmente respecto a la violencia existente y que al menos sirva para conseguir mejoras sociales y de libertad tanto en esos países como en el mundo en general.
    Por último, felicitar a la Sra. Aguirre por el éxito de su intervención, y aunque usted sabe que no coincido con ella en su forma de hacer política, también sabe (por el tiempo que llevamos unidos en esto de la cibernética) que es sincero mi deseo de una pronta y completa recuperación.
    Un saludo.

  7. Narciso de Andía Says:

    La presidenta Aguirre ha demostrado ser una valiente y, como le es habitual, ha sido muy clara también cuando le ha tocado a ella la enfermedad. Gran temple el de nuestra presidenta. Ha anunciado que tiene cancer, que estará “de baja” unos días, y que lucharña contra la enfermedad. ¡De chapeau! Me alegro de que esté ya en fase de recuperación. Es una política indispensable para el futuro de España. Y en cuanto a su post, senador, enhorabuena. Siuempre emplea un tono didáctico que me encanta. Enseña a sus lectores y nunca frivoliza.

  8. Maribel Says:

    Antonio M ¿y qué tiene que ver que Obama fuese “aliado” de Egipto y Obama no sea socialista con el hecho de que el partido de Mubarak hasta hace bien poquito y desde su fundación en los años 80 perteneciese a la Internacional Socialista a la que pertenece el PSOE? Los países se mueven por intereses nacionales no por intereses de partido. Acasa usted no lo entiende porque Zapatero se mueve por lo contrario. A Bush padre, Clinton, Bush hijo, y Obama, por poner sólo unos ejemplos, les interesaba la paz en su aliado principal de la zona, que es Israel, y por ello -rompiendo hábilmente el bloque árabe- consiguió
    tener por aliados a los países “que se dejaron” y Egipto lleva siéndolo desde los tiempos de Sadat tras perder la última guerra con Israel. Esgipto es la “coraza” de Israel, junto a Jordania, etc. Eso no quiere decir que Mubarak no perteneciera a la Internacional Socialista. Blair fue aliado de la USA de Bush, siendo “premier” británico laborista (socialista). ¿Y qué? Le repito algo elemental en política internacional: cuentan los intereses geopolíticos y económicos de los países. Menos sentido tiene aún, Antonio M, que usted de importancia política a que Gadafi le regaló un caballo a Aznar durante uno de sus viajes a España. En los viajes oficiales los jefes de Estado se intercambian regalos, y Gadafi que es un tipo extravagante se presentó en Madrid con un caballo. Acabo de leer en internet que Aznar traspasó el caballo al Arma de Caballería del Ejército. Y también he leído que Sadam Hussein, en uno de sus viajes a España, le regaló a Franco el contenido, en petroleo, de un petrolero, que naturalmente pasó al patrimonio nacional. ¿Era por eso Franco enemigo de USA o mahomatano? Cuando Zapatero visitó al Papa le llevó un regalo y el Papa le regalaría un rosario, o algo así. Es asunto protocolario, ya le digo. Reducir la política internacional a anecdotario es arriasgado y, además, de indocumentados. Es como comparar en importancia política, como síntoma, que Gadafi regalara un caballo a Aznar, como podía haberle regalado un camello o un cajón de dátiles, con el hecho de que Mubarak, Ben Alí y Zapatero hayan estado compartiendo puesto en la Internacional Socialista. Ahora los socialistas critican a Mubarak y Ben Alí y les llaman dictadores, pero fueron colegas suyos durante años. ¿Qué culpa tiene el caballo? No creo que usted hubiera querido que el caballo acabase en la hípica de Bono. Un saludo a todos, y enhorabuena señor van Halen por su claridad de ideas, su documentación siempre rigurosa y su estilo. Soy profeora de Relaciones Internacionales y alguna vez he leido su blog en clase y lo he recomendado a mis alumnos.

  9. M.D.A. Says:

    Senador, siempre se aprende leyendo su blog! Confieso que ignoraba que la Internacional Socialista, a la que pertenece el PSOE, se hubiera nutrido de tan “insignes” miembros. Sr. Van-Halen si se hubiese dado el supuesto de que los “insignes” hubieran pertenecido a algunas de las organizaciones internacionales a las que pertenece el Partido Popular no solo hubiera ardido Troya!!! Los simpatizantes del PP hubiésemos sido tachados de dictadores y asesinos. Como poco.
    Coincido con su reflexión . Parece que algo ha cambiado para que todo siga igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: