Mentiras y gordas

by

La película “Mentiras y gordas”, de la que toma su título este post, se estrenó en 2009 y, según definió en su día “El Pais”, es una “comedia de sexo explícito”. Confieso que no me cuento entre sus espectadores. El guión es de Ángeles González-Sinde, que era Presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, copia en plastilina de la de Hollywood. Al poco tiempo González-Sinde fue nombrada ministra de Cultura por Zapatero, al no aceptar el cargo Miguel Bosé al que se lo ofreció. “Mentiras y Gordas” fue un éxito. Consiguió más de cuatro millones de euros en taquilla y su coste no había llegado a los tres millones. Pese a ello, la película recibió en diciembre de 2010 un millón de euros de subvención del Ministerio de Cultura. La Orden que concedía tan jugosa ayuda estaba firmada por Carlos Cuadros, Director del ICAA, y antes director de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas cuando la ya ministra era presidenta. Todo quedaba en casa.

El título “Mentiras y Gordas” parece una definición del Gobierno de Zapatero. Aquel Gobierno que iba a suponer que los españoles nos encontrásemos, porque nos lo merecíamos, un equipo gubernamental que no mintiese (Rubalcaba dixit), ha resultado ser el mayor expendedor de mentiras, y gordas, que ha conocido la historia de la democracia.

Las mentiras y gordas se habían iniciado falseando la realidad sobre la intervención española en Irak, prosiguieron con la negación de la crisis económica y sus desastrosas consecuencias (no se tomaron medidas porque no se puede arreglar algo cuya existencia se niega), y han escrito sus últimos capítulos con la mentira y gorda de Rubalcaba falseando el requerimiento judicial sobre los Tedax del 11-M; la mentira y gorda de Chaves que dijo desconocer que su hija era apoderada de la empresa a la que la Junta de Andalucía concedió diez millones de euros de ayuda; la mentira y gorda del mismo personaje al asegurar su desconocimiento de los cientos de expedientes de regulación de empleo falsos que beneficiaban a cargos de la Junta de Andalucía y del PSOE y a sus familiares; la mentira y gorda de Chacón celebrando el décimo aniversario de la supresión de la mili sin mencionar a quién lo decidió: el presidente Aznar; la mentira y gorda de Salgado que proclama cada día que la economía española se acerca, también cada día, a climas de bonanza… Y tantas otras mentiras.

El brujo de las mentiras, el gran sacerdote de las mentiras y gordas en estado puro, es Zapatero. La última mentira y gorda (seguramente ya la penúltima porque en esto el presidente del Gobierno que gozamos es el rayo que no cesa), ha sido asegurar que él no se fía de la colleja que nos ha dado la prestigiosa agencia de medición de riesgos Moody’s al bajar nuevamente la calificación de riesgo de la deuda soberana española porque “los costes de la reestructuración del sistema financiero provocarán un aumento del déficit”. Según Zapatero, nuestro optimista convulsivo, se fía del Banco de España, que prevé “sólo” unos 20.000 millones de euros para reflotarlo, y no de Moody’s. ¿Por qué? “Porque el Banco de España es una institución fiable”. Se le debió alargar la nariz a nuestro Pinocho particular. Resulta que cuando en 2006 el mismo Banco de España, tan fiable, le anunció en un Informe que la crisis que se avecinaba afectaría más a España que a la mayoría de nuestros socios europeos y que era necesario tomar medidas urgentes, Zapatero entendió que el Banco de España exageraba y no hizo nada. Año y medio después afrontó la campaña de las elecciones generales negando la crisis y acusando de “antipatriotas” a quienes la anunciaban, por ejemplo al Partido Popular. Un ilustre sindicalista ante otra de las advertencias del Banco de España dijo, muy fino, que su gobernador debería “irse a su puta casa”. Con estos “economistas” aficionados, aprendices de todo y maestros de nada, no vamos a ninguna parte sino al hoyo.

Zapatero ha producido últimamente algunas afirmaciones jugosas. Nunca nos decepciona. Por ejemplo, en el último Comité Federal del PSOE lanzó a sus compañeros la siguiente perla: “Se gana cuando se sale a ganar”. Como si alguien saliese a perder. En democracia no gana quien sale a ganar sino quien recibe el apoyo de las urnas, porque todos los contendientes quieren ganar como es natural y lógico.

Zapatero ha mentido de nuevo, como no, en sus predicciones económicas o, al menos, ha persistido en su optimismo de tsunami. En el Pleno del Congreso anunció una inminente recuperación. Prometió empleo en un mes. Inmediatamente una encuesta del CIS constató que el pueblo español ya no cree en la frágil palabra de Zapatero. Tres de cada cuatro españoles creen que la situación será igual o peor en un año. Y luego llega el veredicto de Moody’s. Rajoy recordó al presidente que “sus palabras siempre se ven desmentidas por la realidad; con usted es muy difícil que el paro baje del 20%”. Zapatero recordó a Rajoy, naturalmente en el ultimo turno de palabra que no permite respuesta, que “conmigo en el Gobierno tuvimos la tasa de paro más baja de la historia de la democracia: el 8%”. El presidente jugaba con las cifras ya que olvidó decir que ese dato procedía de la situación anterior, la del Gobierno del Partido Popular; se benefició del “efecto Aznar”, que había creado cinco millones de empleos; Zapatero ha creado de hecho, sin cosméticas, cinco millones de parados. Nuestro optimista mayor del Reino ha sido y es el mayor creador de paro de la Unión Europea.

El optimismo antropológico de Zapatero tiene hitos señeros. Como profeta no tiene precio. Algunas de estas profecías, en definitiva mentiras y gordas, las recordé en un post hace quinces meses (“La mentira considerada como una de las bellas artes”), y otras son recientes. Por ejemplo:

3 de julio de 2007 (1.965.869 parados): “Lo anunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España”. (En aquella fecha un informe del Banco de España ya había advertido a Zapatero de la gravedad de la crisis que él negaba).

3 de marzo de 2008 (2.315.331 parados): “La desaceleración económica en España no va a ser profunda ni prolongada; prometo crear dos millones de empleos”.

9 de mayo de 2008 (2.353.575 parados): “España tiene condiciones para llegar a los niveles de empleo que supongan pleno empleo técnico”.

30 de diciembre de 2008 (2.989.269 parados): “Tenemos fortaleza para salir adelante; en el próximo mes de marzo comenzará a crearse empleo de manera intensa”.

30 de diciembre de 2009 (3.923.609 parados): “En 2010 se pasará de la fuerte pérdida de empleo a la moderación en esa pérdida y a la creación de puestos de trabajo a final de año”.

18 de noviembre de 2010 (4.085.976 parados): “El sector servicios está casi estabilizado y la industria y la construcción han moderado claramente sus ritmos de caida”.

31 de enero de 2011 (4.231.003 parados): “El empleo neto lo vamos a crear en la segunda parte de este año”.

9 de marzo de 2011 (4.299.263 parados): “La recuperación del empleo empezará este mismo mes de marzo, con toda seguridad”.

Este Zapatero es el mismo que aseguró solemne en abril de 2008: “La peor previsión sobre el paro será mejor que la que tuvo el Partido Popular”. ¡Manda huevos! Y  es el mismo Zapatero al que “The Economist” recibía, el 7 de enero de 2010, en la inauguración de su presidencia de turno de la Unión Europea, con este saludo: “Los editoriales de toda la UE se toman a risa la idea de que Zapatero vaya a asesorar a Europa sobre la recuperación económica».

Por cierto, el índice de miseria de España es el más alto de la Unión Europea, junto al de Lituania. El índice de la media europea es del 12,4% y el de España es del 22,9%. Nada más y nada menos.

Otra reciente perla de Zapatero dejó estupefacto al presidente chileno Sebastián Piñera. Fue en el Palacio de la Moncloa y gracias a esa confusión habitual de nuestro presidente entre lo institucional y lo partidista. Aprovechó tan solemne ocasión para ridiculizar a Mariano Rajoy en presencia de un jefe de Estado extranjero. Zapatero recomendó a Rajoy que hablase con Dios para saber qué plan de ahorro energético había que hacer porque el jefe de la oposición le había exigido un plan energético “como Dios manda”. Una gracieta sin precedentes en los usos internacionales.

Me encantaría saber qué comentarios se hicieron sobre tal ocurrencia en la comida en la Embajada de Chile a la que invitó Piñera a Rajoy, a Aznar, a Aguirre, a Cospedal y a Sáenz de Santamaría. Por la mañana Zapatero no había querido asistir a la recepción que ofreció a Piñera el Parlamento español en el Congreso de los Diputados. El presidente estaba en su despacho de la Cámara, que celebraba Pleno inmediatamente después, pero se quedó allí meditando o haciendo pajaritas de papel. Sí asistió cuando se ofreció, por ejemplo, una recepción similar a la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner. Él sabrá. Pero en medios diplomáticos chilenos la ausencia de Zapatero, que parecía medida en sus consecuencias, no sentó nada bien.

En la gracieta de Zapatero sobre Dios se palpa el peso de la llamada Alianza de Civilizaciones”. ¿Se hubiese permitido Zapatero una broma semejante con Alá o con Mahoma, su profeta? Nuestro presidente es único, qué suerte tenemos los españoles. Zapatero debería mirar a Europa, más allá de su larga nariz de Pinocho. Jonas Gahr Stor, ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, ha declarado que se rechazarán las donaciones millonarias de Arabia Saudí y de diversos empresarios musulmanes para financiar la construcción de mezquitas en Noruega. Según el ministro Gahr Stor las comunidades religiosas tienen derecho a recibir ayuda financiera, pero el gobierno noruego no apoya la financiación islámica con cientos de millones de euros. Jonas Gahr Stor afirmó que “sería paradójico y antinatural aceptar las fuentes de financiación de un país donde no hay libertad religiosa”. El ministro dijo que “la aceptación de ese dinero sería una paradoja” y recordó la prohibición que existe en el país árabe para la construcción de iglesias.

En este complejo de culpa (?) que muchos padecen en España ante todo lo que no sea tradicional o consustancial con nuestra propia realidad y nuestra historia, apoyan a Zapatero muchos socialistas, y algunos de ellos desde el esperpento. Por ejemplo, el Ayuntamiento socialista de Logroño ha publicado un calendario en el que se indican las fechas del nacimiento de Mahoma, la Fiesta del Cordero y otras celebraciones islámicas. En ese calendario no aparece el día de Santiago Apóstol (Patrón de España, 25 de julio) ni el día de la Virgen del Pilar (Patrona de España, 12 de octubre). El día de la Independencia de Pakistán sustituye a la Asunción de María (15 de agosto). El día de San Mateo deja de ser el del Patrón de Logroño para convertirse en Fiesta de la Vendimia. No veo que en ningún país de mayoría islámica nos traten a los “infieles” con tanta consideración y mimo. Así están las cosas.

El resultado de tanto despropósito de estos siete años políticamente nublados es que la marca Zapatero no vende. De aquel personalismo del omnipresente anagrama “ZP” de 2004 o del signo de la “ceja” no queda nada. Los candidatos del próximo 22 de mayo no quieren ver aparecer a su jefe por sus circunscripciones. Incluso esconden las siglas “PSOE” de sus escenarios y reclamos electorales. Como hace Tomás Gómez, al que tenemos cerca.

Blanco, eso sí, saca pecho de la nada y llama “cobarde” y “antipatriota” a Rajoy (otra vez, collons) porque dice que no quiere resolver la crisis económica sino “ganar al PSOE” y que “no le mueve el amor a España”. Esto lo decía el ministro en Alcorcón en un mitin junto a su enemigo íntimo el esquinado Tomás Gómez. Blanco insulta a los demás pero se molesta cuando alguien le llama Pepiño, qué cosas. Que Blanco de lecciones de amor a España me emociona.

En ese mismo mitin Gómez acusó a Esperanza Aguirre de “apoyar el liberalismo económico” que es un modo como otro cualquiera de atacar a Zapatero que está poniendo en práctica contra la crisis las medidas que le dictan Merkel, Sarkozy, Obama y hasta Wen Jiabao, que son las del liberalismo económico. También acusó Gómez a Aguirre de querer imponer el copago sanitario, pese a que la propia Aguirre lo ha negado expresamente asegurando que eso no ocurriría “mientras yo sea presidenta”. En 2007 Simancas (el perdedor que antecedió a Gómez como candidato) ya predijo que a los nuevos hospitales habría que ir con tarjeta de crédito y no con la tarjeta sanitaria. Ya se vio.

Estas últimas mentiras y gordas me recuerdan cuando en 1996 Felipe González decía que Aznar congelaría las pensiones. Y el que las ha congelado ha sido el socialista Zapatero. Mentiras y gordas, una tras otra. El miedo al hundimiento electoral lleva al ridículo. Estos personajes no sólo se han cargado la credibilidad y la confianza internacional en España; se han cargado al PSOE como opción de gobierno para muchos años. ¿Es que no hay nadie en sus filas que se movilice contra esa evidente arma letal?

Anuncios

11 comentarios to “Mentiras y gordas”

  1. Rosa Valiente Says:

    A mí lo que más me preocupa, incluso me asusta, son las palabras que Zapatero dedicó a sus huestes en la pasada conveción socialista:
    “Compañeros y compañeras, no hace falta que os lo recuerde, pero conviene tenerlo presente: Sabemos ganar al PP y a las encuestas, y se gana cuando se sale a ganar. Vamos a salir a ganar”.
    La historia nos ha enseñado que el PSOE destruye todo lo que no puede controlar; en 1934 perdió el poder de forma democrática y fue a la revolución. Amañaron las siguiente elecciones de 1936, se cargaron la democracia, la Constitución republicana y desde ahí la propia República y el Estado de Derecho, metiendo a España en un horrible Guerra Civil que creian iban a ganar y que afortunadamente perdieron; para ello armaron al pueblo, dieron barra libre a las matanzas en la retaguardia, crearon los tribunales populares, etcétera. Basta leer los discursos de Largo Caballero en aquella campaña electoral de 1936 en los que anunciaban ya una guerra civil y la destrucción del contrario durante ella y tras ella. Ahora sólo hablan de la persecución durante el franquismo, que existió, pero hubiera ocurrido lo mismo o más si hubiesen ganado la guerra los otros.
    En el año 1981 intentaron entrar en el poder de la mano del general Armada (es esclarecedor el libro de Jesús Palacios, que nadie ha desmentido), y tras manipular la realidad de lo sucedido el 23-F , se hicieron por fin con el poder en las urnas y empezaron con la destrucción de la Nacion Española. Estuvieron 14 años robando, destruyendo valores y amargando a los españoles sensatos hasta que un tipo llamado Jose María Aznar echó al PSOE de la Moncloa desde las urnas.
    El resto es cosa sabida por la cercania: el PP lo hizo muy bien, la economia iba como un tiro, apenas habia paro y se esperaba que ganaran las próxima elecciones, porque en las elecciones del año 2000 el PP había conseguido una cómoda mayoría absoluta. Las encuestas daban una nueva mayoria absoluta al PP y sólo se esperaba saber como sería de abultada la victoria.
    Pero no sucedió (supongo que por eso dice Zapatero que se puede ganar a las encuestas) porque una matanza sin precedentes cambió el sentido del voto de muchos españoles que increiblemente culparon de lo sucedido al Gobierno y no a los terroristas, lo que no hubiese sucedido en otro país. Ya se ocuparon ellos, el PSOE, de manipular, engañar y propagar que los culpables eran Aznar y el PP. Y ganaron a las encuestas y al PP…
    Todo lo que ha ocurrido esto años de zapaterismo lo ha explicado muy bien el sr. Van-Halen en este y otros post: Miseria, robo generalizado, desmembramiento de España, “Memoria Histórica”, 5 millones de parados, restricciones a la libertad individual, prohibiciones generalizadas, persecución a la Iglesia y al idioma español, desmoramiento de la Seguridad Social, de las cajas de ahorro, del sistema de pensiones…
    Las elecciones del 22 de Mayo podrían empezar a poner al socialismo fuera del poder y es por eso que Zapatero recuerda a los suyos que las elecciones se ganan en las calles, a pedradas si hace falta, o de cualquier otra manera. Miedo me da.

  2. Maribel Says:

    Tiene razón de la “a” a la “z” Rosa Valiente. Es lo que quiso decir Zapatero cuando le señalaba a Gómez que “hay que ganar Madrid como sea”. Él ya se encargó de ganar España en 2004 “como sea”. A mí me da miedo, y supongo que a muchos españoles también.

  3. A.T.T Says:

    El Ministro de propaganda del gobierno de Adolf Hitler, Paul Joseph Goebbels, de no haber fallecido el 1 de mayo de 1945 se sentiría orgulloso del PSOE actual y de su líder Zapatero por cuanto han hecho evolucionar su ya famoso “una mentira mil veces repetida…se transforma en verdad”. Y es que en Zapatero la máxima ha evolucionado hacia un: cientos de mentiras repetidas cientos de veces la gente se cree más del doble y hasta la totalidad. El invento sólo tenía un talón de Aquiles: la crisis económica, que ha levantado a los españoles del cómodo lecho de las mentiras que había preparado el peor Presidente de la democracia española: Zapatero.
    Senador, enhorabuena por tan minucioso y riguroso post.

  4. Madrileña Says:

    Siguiendo la línea de “Mentiras y gordas” pero atreviéndome incluso a ir un poco más allá, pienso que vamos a tener una primavera caliente. El PSOE pierde apoyos entre la ciudadanía española a chorros. Volverán a sus viejos trucos de tirar la piedra, descalabrar al político opositor y decir que es una violencia que nada tiene que ver con ellos. El PSOE para ganar las próximas elecciones necesita movilizar a sus simpatizantes a través de utilizar a sus militantes para que estén en la calle y creen situaciones extremas que puedan aprovechar como ya hicieron antes. Tensar la cuerda para que acudan a votar a base de manifestaciones, violencia y turbulencia social. Pienso que de manera que se vayan acercando las elecciones veremos como se duplican las aciones violentas en pueblos y ciudades de España. Cuantas menos posibilidades de ganar tenga el PSOE más violencia callejera veremos. El PSOE comprobó el 11-12-13 y 14 de marzo del 2004 que la mentira, la manipulación y las manifestaciones violentas les reporta votos y poder. No tengan niguna duda de que en vista de los resultados que alcanzaron entonces, repetiran. Senador, un post muy acertado y enhorabuena por su último libro “La sonrisa de Robespierre” libro que nació precisamente en este blog.

  5. JM Says:

    Buenos dias ILUSTRE.
    Despues de tu minucioso, estudio, que da para varios libros “las Mentiras de zp”, poco queda para comentar.
    Siempre te dije que era un “vendedor de mantas del rastro” y de ahi la condición de mentiroso, seria capaz de defender hasta la Virginidad de su madre si fuera menester.
    En cuanto a blanquito (asi le llaman en su pueblo), es un pobre hombre, que no sabe nada ni vale para nada, le conocí en Santiago y era y es un mindundi, como buen gallego ha sabido arrimarrrrrrrrrrrrrse a algo para medrar, si fuera emigrante en Venezuela estaria en el gobierno de Chaves.
    Gracias Juan.

  6. Jacobo Rodríguez Says:

    “Mentiras y gordas” es lo que nos lleva diciendo el gobierno de Zapatero desde antes de ganar las primeras elecciones. Y es cierto, no se entiende como los socialistas no se revelan contra él, contra tanta falsedad y desproposito que lleva a su partido a ser indigno. aunque lo cierto es que la Historia reciente nos dice que los gobiernos socialistas dejan España en banca rota y los populares llegan para arrglarlo. Esperemos que tanta mentira y tan gorda les pase factura y no solo a largo plazo; que la crisis sea la del PSOE y que de esto salga una reestruccturación que le convierta, de nuevo, en un partido creible. Pero mientras que se alejen del Gobierno, por favor.

  7. Jacobo Rodríguez Says:

    Aunque es cierto que la gente ya se ha dado cuenta de tanta mentira y tan gorda. El domingo por la mañana estaba tomando un café y entro un grupo de amigos que venía de jugar al tenis. A uno le había ensuciado toda la bolsa de la raqueta una paloma, en seguida, el camarero dijo que no cabía duda, era una paloma de Zapatero, y los comentarios de todos los de la cafeteria, que supongo de todos los pelajes, no hizo más que asentir y estar de acuerdo con el jocoso comentario.

  8. Eduardo Pardo Martinez Says:

    La justicia no lo puede juzgar a este Sr. Zapatero como responsable, por todo lo que ha mentido a los Españoles?.- Es tan cínico que no se va hasta el último día

  9. hugo Says:

    Hola Juan : me ha encantado este cúmulo de mentiras que recoges en tu blog , mentiras del presidente del gobierno y de sus ministrillos . Lo de la auto subvención de la ministra de cultura es escandaloso .Son tantas las mentiras o verdades a medias de este gobierno que se olvidan enseguida . Por ello es muy bueno el libro que recientemente has publicado . Además de deleitarnos su lectura , servirá para , cuando transcurra el tiempo , avergonzarnos del gobierno que padecimos

  10. Lobo de mar Says:

    Aciertas en todo maestro. ¡Llevan mintiendo tantos años! Zapatero desde el 13 de marzo de 2004 cuando junto a Fredy el químico montó la mayor y más repugnante conspiración que ha conocido nuestra democracia.

    Por otro lado no puedo estar más de acuerdo con lo que ha hecho el Ministro de Asuntos exteriores de Noruega, el señor Gahr Stor. La realidad es que el mundo árabe utiliza nuestros derechos (derechos que no tienen en sus países), para acabar con ellos. Permiteme que te obsequie con un interesante video de la doctora Wafa Sultan, ex musulmana y que tiene su particular visión de las alianzas de civilizaciones

    Por cierto maestro, enhorabuena por ese nuevo libro “La sonrisa de Robespierre”. Un abrazo

  11. El Navegante Says:

    Hola Juan: Algunos de tus comentaristas han mencionado la idea de miedo a la situación que puede darse, en caso de una debacle del PSOE en las proximas municipales y autonómicas. Me sumo a ese parecer y presagio. Las famosas frases repetidas de Zapatero de “como sea” me hacen temer lo peor. Todas sus mentiras y las de sus prosélitos vas dirigidas a justificar ese objetivo último que tienen in mente. No van a aceptar su derrota con dignidad, entre otras cosas porque no la tienen. Pero como dice y, muy bien, Rosa Valiente, pueden estar dispuestos a todo. Ahora que ya empiezan a ser conscientes de las consecuencias de tanta mentira, que van a ser puestas al descubierto cuando se vayan, me pone los pelos de punta. Habrá que estar preparados para la réplica agil y contundente, de lo contrario puede que nos organicen otra “gorda”, y esa vez de verdad, no de mentira. Muy bueno tu repaso de memoria del “mentidero/basurero del PSOE”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: