Rubalcaba o durmiendo con su enemigo

by

No sé si recuerdan la película con el título de este post, dirigida por Joseph Ruben en 1991 y protagonizada por Julia Roberts y Patrick Bergin. Laura y Martin se separan tras unos años de convivencia, y ella finge su muerte y cambia de identidad para empezar una nueva vida. Pero la huida es inútil.  La película no era buena, pero entretenía.

La cojitranca España que vivimos me recuerda aquella ficción fílmica. A Rubalcaba le pasa  como a Laura. Ha dormido políticamente muchos años con su enemigo, ha sido su confidente, su hombre orquesta, pero de pronto ha huido, ha fingido la muerte de su “yo” anterior, ha cambiado de identidad y de escenario para empezar una nueva vida. “Llamadme Alfredo”. Pero sin hacer ascos a un Alfredo P similar al célebre ZP. Alfredo P(residente) como Z(apatero) P(residente). Debe haberle aconsejado la misma empresa de creación de imagen. La nueva vida de Rubalcaba ha empezado mal. La verdad es que tiene difícil desligarse de su vida anterior. En el primer mitin se le ocurrió anunciar: “No voy a prometer nada que no  pueda cumplir”. Inevitablemente todos recordamos aquel cartelón de las elecciones generales de 2008 en el que un sonriente (cómo no) Zapatero prometía “Pleno empleo”. Y ya se vio. También recordamos aquello de que España estaba en la “Champions League” de la economía, que no llegaríamos nunca a los 4.000.000 millones de parados, que nos envidiaba Francia, y tantas y tantas botaratadas de nuestro optimista compulsivo que se quedaron en nada. Detrás de él estaba siempre Rubalcaba, su sombra, responsable solidario de todas las decisiones del Presidente como miembro del Consejo de Ministros; pero con el plus de su personalidad política y de su trayectoria.

Ahora el “otro” Rubalcaba quiere hacernos creer que él será distinto, que su hipotético Gobierno en 2012, o antes si se convocan elecciones generales, será arcangélico y pleno de soluciones a los problemas que el Gobierno al que Rubalcaba pertenecía en lugar preeminente creó o no supo atajar. Es una cuestión de fe: creer lo que no se ve. Ha dicho el ministro Jáuregui que él no cree que un Gobierno presidido por Rajoy vaya a solucionar la crisis. Pero es una hipótesis interesada. Qué va a decir él, pringado como los demás en la masa de la panadería zapaterista. Lo que ya sabemos por dolorosa experiencia es qué Gobierno no la va a arreglar: el de Rubalcaba, antes Zapatero. Pero no hay que preocuparse. Las posibilidades que tiene Rubalcaba de ganar las elecciones y ser Presidente de Gobierno son similares a las que tengo yo de  ganar el próximo maratón de Madrid. Ninguna. Pero yo no competiré en el maratón y él es candidato a la Presidencia del Gobierno. Aunque no para ganar las elecciones sino para tratar de  impedir que el Partido Popular con Rajoy tenga mayoría absoluta. Y luego intentar ganar en los despachos, en un oficio en el que Rubalcaba es experto, lo que no haya ganado en las urnas. Pero no le saldrá bien.

Es un caso parecido al del pobre Tomás Gómez en las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo. Desde antes de comenzar la campaña sabía que no ganaría pero se conformaba con ganar a Rafael Simancas. Con conseguir un diputado más que su antecesor en la candidatura autonómica, Gómez hubiese sido feliz, pero consiguió  unos cuantos diputados menos y puso el listón del PSOE más bajo que nunca. Así son las cosas. Una buena lección de humildad para “Invictus” que se quedó con la armadura y el sueño, pero sin votos.

Otra buena lección que ha recibido el PSOE la ha protagonizado Francisco Camps. Su dimisión ha descolocado a quienes tendrían motivos de más calado para dimitir que el presunto regalo de unos trajes que, por cierto, Camps niega. Si los recibió o no tendrá que decidirlo el Jurado. La acusación es de “cohecho impropio”, o sea que, si se prueba, Camps habría recibido el regalo de los célebres trajes pero sin que ello supusiese ningún trato de favor a empresa alguna por parte del Gobierno dela Generalidad Valenciana. Eso queda patente en la documentación procesal, pero se ha ocultado o ninguneado  interesadamente. La condena, si se probase la acusación, sería de una multa. Obviamente, si es inocente, Camps sería absuelto. Y yo creo que lo es, como lo creyó el anterior juez que se encargó del caso antes de que, tras dos años de presión aderezada por quienes han perdido repetidamente las elecciones en la Comunidad Valenciana, pasase a otro juez: el señor Flors.

Rubalcaba se ha atrevido a decir sobre los trajes de Camps que nos encontramos ante la mayor trama de corrupción conocida en España. Tiene muy mala memoria. La corrupción generalizada en España se produjo cuando Rubalcaba era ministro de Felipe González. Ya lo he recordado alguna vez, pero no está mal refrescar la memoria al amnésico Rubalcaba.

Comencemos por el “caso Filesa” de financiación ilegal del PSOE, y sigamos por el “caso Malesa”, el “caso Rumasa”, el “caso Galerías Preciados”, el “caso RENFE”, el “caso Expo92”, el caso de “mi henmano”, que así lo pronunciaba él, o sea el hermano de Alfonso Guerra, vicepresidente del Gobierno, que instaló un chiringuito de corrupción en el propio Gobierno Civil de Sevilla. Por los manejos de aquel Gobierno al que perteneció el impoluto Rubalcaba, dos vicepresidentes del Gobierno dimitieron, un ministro del Interior y sus dos secretarios de Estado acabaron entre rejas, otro ministro del Interior dimitió, otro ministro del Interior fue condenado por desviación de fondos públicos, y también fueron condenados un director general de la Policía y un director general de la Guardia Civil, igual que dos Presidente de la Comunidad Foral de Navarra, y dimitieron un presidente dela Comunidadde Aragón y un presidente de la Comunidadde Murcia. También fueron condenados el Gobernador del Banco de España, la directora del Boletín Oficial del Estado, el responsable de Finanzas del PSOE, y hasta tuvo que dimitir la presidenta de la Cruz  Roja. Con estos antecedentes la desmemoria de Rubalcaba es, como casi todo en este hombre, teatral. ¿Quién puede creerle?

Mientras, Chaves y Griñán con sus ERES fraudulentos, los manejos de los hijos de Chaves, y la amenaza de las encuestas electorales en Andalucía; las previsiones cantan que el PSOE perderá su última Comunidad Autónoma cuando se celebren las elecciones andaluzas. Bono con el aumento patrimonial no investigado y presuntos cohechos impropios; Rubalcaba y Camacho, que tanto monta, con el faisán volando bajo, pese a la ultima estratagema del amigo Conde Pumpido, que actúa  a menudo como Fiscal General del Gobierno y no del Estado, que debería ser su menester. Para quitar el “caso Faisán” a la Audiencia Nacional y, con ello, al juez Ruz, y mandarlo a un juzgado de Irún, la Fiscalía General del Estado ha dado instrucciones de que sólo se consideren “colaboración con ETA” los delitos que supongan “afinidad ideológica” con la banda. Es nuevo.

Esa enormidad de la Fiscalía, según entiendo, quiere decir nada menos que si un ciudadano acoge en su casa a un etarra, presta ayuda a la banda, aporta información que lleva a cometer delitos a ETA, no será colaboración con los terroristas si ese ciudadano declara que no comparte la ideología de ETA. Qué cosas. Lo que hay que hacer para tapar algo tan asqueroso como fue el chivatazo por parte de mandos dela Policía (obviamente no por decisión propia sino recibiendo instrucciones del “mando político”) al aparato de extorsión de los etarras de que si pasaban la frontera serían detenidos. Todo por seguir los pasos pactados de una negociación que ponía, y sigue poniendo, al Estado de rodillas. En ese camino hay que anotar como penúltima parada la legalización de Bildu, la muy probable legalización de Sortu, y no sé que nos esperará más. Deseo que el juez Ruz mantenga su apuesta por la verdad, aunque lo que querría más de uno es que el “caso Faisán” se pusiese en manos del juez Flors, el de los trajes. La tramoya es muy burda. En el caso Bildu es inconcebible que el Tribunal Constitucional actuase como un tribunal de casación enmendando, al entrar impropiamente en el análisis de pruebas ya valoradas por el Tribunal Supremo, nada menos que la sentencia de la más alta instancia judicial.

Zapatero cree que puede enmendar su imagen ante los españoles, su pésima gestión como gobernante, presentando antes de su salida de Moncloa el final de ETA, que no muestra arrepentimiento, y que siempre sería un “hasta luego”. Hasta que le conviniese en su loca estrategia de independencia. Pero el Gobierno de Zapatero no ha hecho otra cosa que engordar o al menos no detener el independentismo allá donde quería sacar cabeza. Y ahora nos vemos como nos vemos. Al cabo, tendremos una farsa; habrá una ETA que pactará su disolución y otra, que ellos llamarán “residual” e “incontrolada”, que mantendrá su amenaza. El caso del poli bueno y del poli malo. Lo cierto es que también en esa estrategia del final de ETA se equivoca Zapatero. No sólo ofende a las víctimas; traiciona desde la equidistancia de víctimas-verdugos todo lo que debería defender desde su responsabilidad. Un Gobierno a la desesperada, extinto desde hace tiempo, con un presidente políticamente difunto, sin ideas, desnortado, que se aferra a unos últimos meses de agonía por permanecer en Moncloa a la espera de no se sabe qué milagro o a la espera de nada, es sólo un resistente inútil.

En este camino de agonía gubernamental Durán Lleida ha resultado ser la “muleta” necesaria demasiadas veces. Si ha habido un cómplice que ha supuesto oxigeno para Zapatero éste ha sido Durán Lleida. Pudo forzar la dimisión de Zapatero no votando aquel decretazo de las pensiones y hace bien poco ha salvado, otra vez, las últimas medidas de Zapatero. Luego, de cara a la galería, critica al Gobierno socialista, pero es un mero gesto teatral desmentido por la realidad de lo que decide en el Congreso de los Diputados. Ahora proclama que su objetivo es impedir una mayoría absoluta del Partido Popular en las próximas elecciones generales. En eso Durán Lleida coincide, una vez más, con Rubalcaba. Ni uno ni otro quieren que se les acabe el chollo. Temen que se ponga fin al mercadeo.

Rubalcaba, que es un tipo de declaraciones curiosas, ha opinado sobre el cruento atentado en Noruega que “le duele más” porque afecta “a su familia política”. Hubiese estado mejor calladito. Ese atentado afecta a todo ser humano independientemente de las ideologías propias o las del Gobierno noruego. Pero lo que probablemente quería Rubalcaba, el candidato, que tiene fama de no dar puntada sin hilo, es decirnos a los españoles que por esos mundos también hay gobiernos socialistas. Mal de muchos…ya se sabe. Pero ni en eso ha estado fino el candidato. El Partido de los Trabajadores o Partido Laborista gobierna Noruega en coalición con otros partidos de izquierda y de centro, y bajó en votos en las últimas elecciones respecto a las elecciones anteriores. Sacó sólo tres escaños a la coalición rival de centro-derecha. En Europa sólo quedan cuatro países con gobiernos socialistas: Grecia, Eslovenia, España y Chipre. Esa es la corta familia política gubernamental europea de Rubalcaba.

Por cierto, Rubalcaba nunca mencionó que el Partido Democrático Nacional, de Mubarak, en Egipto, y la Agrupación Constitucional Democrática, el partido de Ben Alí, en Túnez, eran “de su familia política” ya que estaban integrados desde su fundación, como el PSOE, en la Internacional Socialista. La acción o la omisión de Rubalcaba respecto a estos asuntillos es mera oportunidad. O acaso oportunismo.

Con un Gobierno de uno u otro color, los atentados de Noruega, considerado el país más seguro y pacífico de Europa, son una verdadera tragedia. El presunto autor, un psicópata  que responde al nombre de Anders Behring Breivik, ha sido presentado como “fundamentalista cristiano”, “de extrema derecha”, “neonazi”, y  no sé qué más… Pero al tiempo este tipo se declara admirador de Churchill, la bestia negra del nazismo, y del teniente Max Manus, legendario héroe de la resistencia noruega contra la ocupación nazi. Algunos medios de comunicación de izquierdas parecían enviarnos un mensaje para que fuese entendido, en traslación nacional, como que el asesino múltiple era poco menos que un “extremista cristiano” o algo así. Pero lo cierto es que en Noruega el 86% de la población pertenece a la Iglesia Evangélica Luterana de Noruega, apoyada por el Estado; el Rey nombra a los clérigos. Otras iglesias protestantes y la religión católica cuentan con un 4,1% de la población. Practica el islamismo un 1% de los habitantes de Noruega, prácticamente todos inmigrantes. Obviamente hay libertad de creencias religiosas y de cultos.

Este tipo, capaz de fabricar y montar una o más bombas, presentarse con uniforme policial en un campamento juvenil y matar, en total, a cerca de un centenar de personas, es un loco tenga las ideas que tenga o crea tener. Autor de un manifiesto de 1.500 páginas, más que las obras completas de Borges, en el que no deja títere con cabeza, este Breivik será recordado como un demente y, desgraciadamente, acaso eso le salve de más condena que la de pasar unos años en un psiquiátrico. En todo caso, las leyes noruegas penan con dos meses y medio de prisión cada vida segada por este monstruo ya que no pasaría en la cárcel sino veintiún años.

Y algo que cuidadosamente han ocultado ciertos medios de comunicación de izquierdas es la adscripción masónica del múltiple asesino. Era venerable maestro de la logia John Lodge. Las fotos en que aparecía con los atributos masónicos fueron convenientemente recortadas en algunos medios, de modo que no se le veía vistiendo el ritual mandil masónico y con los guantes blancos. Estudié con cierta profundidad la masonería cuando documentaba mi novela “Memoria secreta del Hermano Leviatán”, y un masón “fundamentalista cristiano” me resulta tan raro como un “fundamentalista  islámico” que bebiese whisky; bueno, no tan raro si tenemos en cuenta que los supuestos autores  directos de los cruentos atentados del fatídico 11-M en los trenes de Madrid, fallecidos en el piso de Leganés, eran bebedores empedernidos y muy poco conocidos en la mezquita.

No me explico demasiado como un solo tirador pudo asesinar a cerca de noventa personas, disparando dos veces sobre cada víctima para rematarla, aunque utilizase tres armas. Lo que me extraña no es el armamento sino la munición. Para esos asesinatos precisaría 180 proyectiles y no fallando ningún disparo. Los expertos calculan, en casos como el trágico episodio de la isla de Utoya, un número de proyectiles muy superior. ¿Dónde portaba, por ejemplo, 300 proyectiles? Y al tiempo un fusil automático, una escopeta y una pistola. Pero si los investigadores dicen que es posible y el asesino declara que actuó solo, habrá sido tal cual.

Acompaño en el sentimiento a Rubalcaba por la muerte tan horrenda de sus correligionarios del Partido de los Trabajadores de Noruega, que él dice haber sentido más, precisamente por esa coincidencia ideológica, pero me duelo por esas víctimas inocentes independientemente de su adscripción política, y me siento muy cerca del dolor de sus familiares, de sus amigos, de los noruegos, como les ocurrirá a todos los seres humanos de buena fe en el ancho mundo.

Una diferencia entre la película “Durmiendo con su enemigo” y la realidad de nuestro Rubalcaba que, tras dormir políticamente con quien ahora parece su enemigo quiere tomar una nueva identidad, hacer otras cosas y olvidar las más: el compañero de cama política está muerto. El escenario no es un dormitorio. Es una morgue. 

Anuncios

8 comentarios to “Rubalcaba o durmiendo con su enemigo”

  1. MDA Says:

    Felicidades Sr Van-Halen por tanto ingenio. La comparación de su post es sublime. Don candidato Rubalcaba quiere ahora tomarnos el pelo a los españoles creyendo que somos tontos. La pregunta a formularse cuando el candidato socialista hace ahora, en tal condición,propuestas, por ejemplo en materia de creación empleo, para que le voten es obvia: ¿Por qué no las puso conjuntamente en marcha con su jefe de filas Zapatero durante los últimos ocho años? En fin. Lo dicho. Un burdo intento de tomadura de pelo.

  2. Juan Antonio Says:

    Creer en Rubalcaba a estas alturas es de ingenuos o de masoquistas. No sé qué se ha creido el PSOE de los españoles que no ha encontrado algo mejor que Rubalcaba para candidato a presidente del Gobierno. Es un político de vieja escuela, de la peor historia del PSOE, complicado en todos los asuntos sucios de los gobiernos de Felipe González y luego del tiempo de Zapatero. Si el PSOE sólo ha sido capaz de encontrar rebuscando a Rubalcaba como futuro, es que el partido está peor aún de lo que parece. Tiene usted razón. Enhorabuena.

  3. camila Says:

    Querido Juan :me encanta leer las artimañas que cuentas de Rubalcaba para desligarse de Zapatero . Creo que por muchos esfuerzos que haga le va a resultar muy difícil conseguirlo .
    De todo lo que ha hecho Alfredo , y ha hecho muchas cosas autenticamente malas , lo del chivatazo a Eta es de las peores , y creo que por mucho que intente sortearlo no lo va a conseguir.
    Comparto tu opinión de que la dimisión de Camps les ha caido como una losa y les ha quitado su discurso de que todos somos iguales

  4. JM Says:

    Buenos dias ILUSTRE.
    ….. Recuerdas aquel que se despierta por la mañana con una tia muy FEA en la cama y le pregunta ¿Hola y tu amiga la de anoche??? y ella contesta ! Tonto si era YO…!.
    Y es que el whisky hace estragos. ¿de verdad esta la gente del psoe tan intoxicada que no ven lo que se les viene encima ??? con Rubalcaba.
    De todos modos tendremos que amanecer algun tiempo en la cama con Alf.P.
    ….Aunque se oye que tras perder las elecciones Alf.P. se va al mejor estilo Simancas.-
    Gracias Juan por tu analisis tan acertado.

  5. Curiosa Says:

    Ya está Rubalcaba en lo que mejor sabe hacer: manipular. Al cadáver político, que no otra cosa es Zapatero, Rubalcaba le ha ordenado su última maniobra: convocar las elecciones el 20 de Noviembre. Lo primero que ha conseguido es que todos los medios hayan traducido la fecha por “20-N”. La fijación del día de las elecciones no es inocente porque tratará de intoxicar con la falacia de que “ellos” son la libertad y “los otros” la dictadura, olvidando que el dictador murió en la cama.; nadie le echó. En su afán de enfrentar a los españoles Rubalcaba ha olvidado que su padre fue un militar que hizo toda su carrera en el franquismo. Pero, contrariamente a la utilización que hace el candidato socialista”, el “20-N” tiene otra lectura para muchísimos electores: aquel “20-N” de 1975 murió un dictador y el próximo “20-N” morirá políticamente, por voluntad de los españoles, otro “régimen”: el zapaterismo y su continuador disfrado: Rubalcaba; han hecho mucho daño en ocho años. Debemos esperar de Rubalcaba lo peor. Fue capaz de vulnerar la jornada de reflexión del “13-M” por primera vez en la historia de la democracia, pertenece a la España negra del felipismo que supuso la España de la corrupción generaliiaza, de los pelotazos (“España es el país en el que uno se ha rico más pronto”), y del GAL, con el tremendo balance que usted hace, señor Van.Halen, de condenas, encarcelamientos y dimisiones de altisimos y altos cargos, y Rubalcaba, además, tiene detrás el último episodio: el “caso Faisán” en el que, con su conocimiento, porque es impensable que actuasen por su cuenta,responsables policiales avisaron a terroristas de una inmediata detención.Este Rubalcaba es lo peor que podría padecer España como presidente del Gobierno. Por fortuna perderá las elecciones pese a sus maniobras, por sucias que sean. Los españoles ya estamos hartos de tanto juego sucio, de tantas trampas y de tantas mentiras. Los socialistas siempre llevan consigo a los gobiernos mentiras, miseria y paro. Luego tiene que llegar el PP para regar cn éxito el páramo que dejan, como pasó en 1996. Y debemos esperar la “herencia” oculta que van a dejar cuando se mire debajo de las alfombras, porque las deudas y cacicadas descubiertas en las Comunidades Autonómas y Ayuntamientos que los socialistas perdieron el pasado 22 de mayo se quedarán cortas.

  6. el navegante Says:

    Querido Juan:

    Como siempre tus comentarios son acertadísimos.
    Pero hay que tener mucho cuidado con APR, ya que es un “bicho” de cuidado, como ha demostrado a lo largo de su trayectoria, sobre la cual expones, con claridad diafana, sus múltiples facetas; si así pueden llamarse.
    Ya anunciadas las elecciones, parece que, él personalmente, tiene la intención de proponer, entre otras, un cara a cara con Rajoy. Es más, he leido algún comentario asegurando que APR va a descuartizar a Rajoy en el caso de que se produzca tal encuentro. Personalmente lo dudo mucho, pero, cuidado, APR tiene muy malas artes y no hay que darle cuartel. Es más, creo que la mayoria absoluta nos la podríamos jugar en ese enfrentamiento. Y tal mayoria la necesitamos si queremos “desfacer” los múltiples entuertos generados por este gobierno.
    Me atrevo a aconsejar a Rajoy que vaya pertrechado con el historial sobre las andanzas de APR que tan acertadamente has expuesto en tu blog. Creo que son demolodoras y de mucho calado, a la vez que ayudaria a refrescar la memoria a más de un votante del PSOE.
    Lo de la fecha del 20 N para las elecciones me parece patético. Van a conmemorar otra defunción; en este caso la defunción política de un partido cuyo gobierno tanto daño ha hecho a España. ¡ojala y así sea!, pues ya será la segunda vez que hemos tenido que recuperar los años perdidos y con graves retrocesos, debidos a su desastroso gobierno.
    Felicidades de nuevo y un fuerte abrazo.

  7. Una feminista Says:

    Van-Halen, si le pagaran por la capacidad didáctica que tienen sus palabras, cada blog que escribe valdría millones.
    Están convocadas las elecciones generales, como Curiosa y El navegante han comentado más arriba, y en una fecha señalada con total determinación, ya que al anunciarlo con más tiempo del necesario, ZP podía elegir otra. Solo puedo decir que después de recordar la envergadura y calidad de Rubalcaba, hay que rezar porque no tenga pensado algún “montaje” que de la vuelta a los votos suficientes como para poner difícil la necesaria mayoría absoluta del PP.
    No se por donde saldrá, pero va a intentar resucitar, no a ZP, ¡sino a Franco!
    En fin, esperemos que ocho años de gobierno esquizofrénico, en el que nos dicen que los que pertenecen a organizaciones terroristas son hombres de paz, que no hay crisis y se dispara el paro a cifras increíbles, o que nos recuperamos y alcanzamos niveles en la prima de riesgo inimaginables, no hayan dejado maltrecha la coherencia de la mayoría de la ciudadanía, y el 20-N se vote pensando en lo mejor para España.
    Buen verano a todos y especialmente a usted. Voy a echar de menos sus palabras hasta el otoño.

  8. Marga Osuna Says:

    Es por desgracia temible que Rubalcaba, como dice Una Feminista, siempre brillante en este blog, trate de resucitar a Franco cuya historia ya no mueve molino en la mayoría de los votantes actuales. La guerra del 36 para los que somos jóvenes es algo así como la guerra de Troya, pero el PSOE no tiene ideas ni propuestas y resucita el enfrentamiento permanente entre los españoles. Rubalcaba, que sabe manipular la opinión pública como nadie y lo demostró el 13 de marzo de 2004, es un “antifranquista sobrevenido” (hijo de militar franquista) ” “biotipo político” que denuncia entre otros Joaquín Leguina, y tratará de enredar con el 20-M, el franquismo, etcétera. Intentará identificar a Franco con el PP, que no existía entonces, pero el que sí existía, mandaba y perseguía a las gentes normales, era el PSOE. Lo que debía Rubalcaba es identificar a Zapatero, y a él mismo, con Largo Caballero y el socialismo más rancio y extremista de nuestra Historia, Me temo lo peor; Rajoy no debería confiase. Rubalcaba no es un político de ley ni de fiar. Todo le da igual, no tiene límites ni valores, y para él, en puro marxismo-leninismo, “el fin justifica los medios”. El fín de Rubalcaba no es ganar las elecciones, se conforma con impedir la mayoría absoluta, tan necesaria para España, del PP, porque otra vez desde una presencia parlamentaria débil del PSOE podría darse vía libre a un Gobierno de nuevo débil. y eso conviene al cínico Durán Lleida y al PNV. Todos contra el PP como desde el Pacto del Tinell. Podemos esperarlo todo de este tipo, Rubalcaba, lo peor del Gobierno corrupto de González y lo peor del Gobierno inepto de Zapatero. Hará y deshará todo lo posible por sacar lo más que pueda de las urnas del 20-N. Mintiendo, tratando de hacernos creer que Rubalcaba es distinto a Zapatero, como si los españoles fuéramos “tontos de los cojones”; ya lo dijo ese memo de Pêdro Castro, ya por fortuna ex-alcalde de Getafe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: