El abrazo del oso y el “okupa” Rubalcaba

by

Bono, qué tipo, entre caballo y caballo y ático y ático, propone ahora un Gobierno de concentración entre PP y PSOE ya que la situación es grave; antes no debía parecerle grave. Hasta Fernández Vara, que padece el frío de la oposición en Extremadura, se ha apuntado a ese carro. Inmediatamente, claro, se ha sumado a la pedrea Durán i Lleida que dice que la solución es necesaria y amplía esa “concentración” a CiU y al PNV.

Este hombre lleva años queriendo ser ministro de lo que sea y de cualquier Gobierno, y seguro que su próxima propuesta será que la salvación del país es un Presidente  “independiente” de los dos grandes partidos, o sea él. ¿Pero no fue su jefe, Artur Mas, quien acudió a un notario para remachar que nunca pactaría con el PP? Aquella enormidad sin precedentes era, además de una memez, una sobreactuación innecesaria. Cuando un político tiene que acudir al fedatario público para hacerse creer es que su palabra no vale nada. Antes se había producido el llamado “pacto del Tinell” y después aquello del “cordón sanitario” para aislar al PP que lanzó Federico Luppi, un agradecido de los de la ceja.

Leal a esa línea Durán i Lleida ha sido el salvavidas del políticamente extinto Zapatero en ocasiones parlamentarias memorables como en el célebre “decretazo” de las pensiones y en las últimas tímidas reformas. Si en aquel “decretazo” Durán i Lleida hubiese votado en contra, Zapatero hubiera tenido que dimitir como lo hizo en una situación similar el socialista portugués José Sócrates, provocando elecciones inmediatas. Pero Durán i Lleida no quiso forzar unas elecciones hace meses porque aún podía sacar beneficios políticos, y más, para los intereses de su partido nacionalista, importándole un comino los intereses generales de España.

Ahora unos y otros quieren un Gobierno de concentración porque temen más que a la peste una mayoría absoluta del PP. Se ha movilizado la factoría Rubalcaba y pronto ha encontrado aliados sumisos. Entre las declaraciones sonadas sobre esta “concentración” destaco las de Marcelino Iglesias, el esquiador, al que se le entiende moderadamente pero cuando se le entiende es peor. Esta vez recomienda al PP que no se ponga nervioso. Quien lanzó la idea del Gobierno de concentración fue Bono. ¿Es que Bono es del PP?

Desde hace dos años me he referido hasta tres veces en este blog a la necesidad de un Gobierno de salvación nacional o, si no, a la convocatoria de elecciones anticipadas. Entonces sí, pero ya es tarde para ese Gobierno. Bono y sus amigos recuerdan el precedente alemán, promovido por Angela Merkel, pero es una falacia. Allí hubo unas elecciones y sólo tras conocerse la opinión de los ciudadanos en las urnas los dos grandes partidos tomaron la decisión de formar un Gobierno conjunto. Vamos a dejar de una vez, y ya es tarde, la palabra al pueblo español. Un Gobierno de concentración hoy sería para el PP el abrazo del oso. Los socialistas no recibirían el veredicto condenatorio de las urnas a sus desmanes y el PP no podría poner en marcha su programa porque esa “concentración” supondría echar agua al vino, de modo que, al final, no se patentizaría realmente la alternativa de Gobierno que está en la esencia de la democracia

Rubalcaba sigue a lo suyo, que no sé sabe muy bien qué es salvo el desesperado intento de que Rajoy no consiga la mayoría absoluta en las elecciones generales que, por ahora, se mantienen el  próximo 20 de Noviembre. En ese empeño Rubalcaba llegará hasta donde tenga que llegar; tiene mucho peligro. Antecedente: la bochornosa jornada de reflexión del 13 de marzo de 2004. Rajoy no debería estar tranquilo y supongo que, visto lo que se vio, nada le sorprenderá.

El dirigente del PP Esteban González Pons ha afirmado con razón que España “no puede estar tres meses sin economía y sin Gobierno”. Pero esa minucia no inquieta nada en Ferraz ni en Moncloa. Ya vendrán otros tras el 20 de Noviembre a arreglar los desaguisados socialistas. La directora de la campaña electoral de Rubalcaba, Elena Valenciano, que es una fábrica de frases vacías y de inútiles dardos envenenados, le respondió que  “el anuncio de que las elecciones se celebrarán el 20 de Noviembre ha generado estabilidad”. ¿En qué país vive esta mujer? Después del anuncio de la fecha electoral España ha padecido el mayor riesgo de su deuda, llegando a los 424 puntos porcentuales, el máximo de todos los tiempos, y sólo ha bajado hasta menos de 300 por la intervención del Banco Central Europeo, a instancias de Sarkozy y de Merkel, no porque el veraneante Zapatero haya movido un dedo. Superar los 300 puntos se entendía como “valor de intervención” dela UE.

Elena Valenciano ha acusado a Rajoy de “mafioso” y de “traidor a los intereses de España” porque el PP pide unas elecciones más anticipadas aún. Lo de Elena Valenciano es un “tic” totalitario más: identifica los intereses de España con los intereses de su partido; eso lo hacía Franco cuando le criticaban desde el exterior. Deseo más suerte (es un decir) a Elena Valenciano como directora de la campaña de Rubalcaba que la que tuvo el propio Rubalcaba cuando dirigió la campaña de Trinidad Jiménez al Ayuntamiento de Madrid; incluso le deseo más éxito (también es un decir) que el que consiguió Blanco cuando dirigió la campaña de Troitiño a la presidencia dela Xunta.

Rubalcaba es un personaje listo. Consiguió ser candidato sin “primarias” y ahora ha conseguido ser líder del PSOE sin Congreso. Lo ha dicho él mismo: “El líder del PSOE soy yo”, y el pobre Zapatero no ha abierto la boca. ¿Alguien se imagina el peso del Gobierno de España en los foros internacionales con un Presidente que no ejerce y con un líder del partido supuestamente gobernante que no ha sido elegido, o sea en precario? Rubalcaba es el hombre de las grandes proclamaciones. Afirma sin cortarse un pelo que él hubiese ganado las “primarias” por goleada, pero no jugó el partido;  afirma “ya me gustaría a mí ser Zapatero”, pero le ha echado del “ring”; enfatiza que hay que llegar a un pacto entre empresarios y sindicatos, pero el Gobierno del que él era vicepresidente fue incapaz de conseguirlo. Lo que no aclara es por qué no llevó al Consejo de Ministros sus “soluciones” a la crisis y las guardó para anunciar ahora que las tiene, aunque no  desvela nada verosímil en alguien que acaba de dejar la vicepresidencia del Gobierno que nos ha llevado a la situación en que estamos. Rubalcaba es un artista. Eso sí, se presenta en una reunión conduciendo un utilitario y sacando él mismo el tique del aparcamiento. Lleva treinta años sin bajarse del coche oficial pero sigue creyendo que la demagogia tira del voto. Está antiguo en plena sociedad de la información.

Lo de la  demagogia antigua del utilitario de Rubalcaba me recuerda la anécdota tan conocida de Pablo Iglesias, fundador del PSOE, del que se dijo que hacía el viaje en tren en un vagón de primera y en la estación de destino descendía de uno de tercera porque allí le esperaban los compañeros de UGT o del PSOE. Pablo Iglesias, llamado “el abuelo”, que ha llegado a nosotros desde una mitología dulce, y por cierto eficaz ya que pocos la discuten, dijo en su primera intervención en el Congreso de los Diputados, el 7 de julio de 1910, aquello de que entendería un atentado personal contra el jefe de los conservadores, Antonio Maura; el día 22, dos semanas después, el socialista Manuel Posa disparó contra Maura en Barcelona y lo hirió. Comola Historiase repite, un cuarto de siglo más tarde, el 1 de julio de 1936, otro dirigente socialista, Ángel Gallarza, dijo en el Congreso lo mismo refiriéndose al diputado derechista José Calvo Sotelo, pero en este caso el amenazado no tuvo la suerte de Maura; el día 13 murió de dos disparos en la nuca hechos a bocajarro por el socialista Victoriano Luis Cuenca.

Con la treta del utilitario ¿a quién quiere engañar Rubalcaba? ¿Se creerá que todos los españoles somos “tontos de los cojones” como decía de los votantes del PP el delicado Pedro Castro, ex alcalde de Getafe? Castro ha tenido que padecer que la mayoría de sus vecinos eran, según su definición, “tontos de los cojones”.

Mientras, se están produciendo situaciones curiosas. Por ejemplo, un portavoz del PSOE en la Comunidad de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha declarado que le “preocupa” la deuda de 125 millones de euros que mantiene la Junta con las oficinas de Farmacia de la Comunidad, que ya han comenzado a quejarse y con razón.  “Durante los 11 años que los socialistas llevamos gestionando la Sanidad en Castilla-La Mancha nunca hemos dejado de pagar la factura farmacéutica”, ha dicho Mora. Habiendo dejado los Gobiernos de Bono y Barreda una deuda global de 7.400 millones de euros, que se ha encontrado María Dolores de Cospedal, hay que tener mucho cuajo para decir eso. ¿En qué se gastaban el dinero público? ¿Por qué eran cumplidores con las farmacias y no con los demás? A lo mejor Mora lo explica.

También sobre la deuda, el montaraz e incontinente verbal Tomás Gómez ha pedido en Valdemoro que se realice una auditoría en el municipio porque “no cuadran los números” ya que, según dice pero no avala documentalmente, el Ayuntamiento mantiene una deuda que se acerca a  los 80 millones. ¿Y por qué no habla Gómez, por ejemplo, de los 175,7 millones de euros de la deuda que ha dejado su amigo y compañero de Ejecutiva Jesús Dionisio en Aranjuez? Son 29.000 millones de las antiguas pesetas, cuatro veces el presupuesto anual del Ayuntamiento. ¿Y por qué no habla Gómez, por ejemplo, de la deuda de 250 millones de euros dejada por su amigo y compañero de Ejecutiva Enrique Cascallana en Alcorcón? Son 41.500 millones de las antiguas pesetas. Cifras constatadas por los interventores municipales y no inventadas. Las respuestas, a modo de justificación, de Dionisio y Cascallana sobre hipotéticos futuros cobros seguros en los municipios que rigieron son patéticas; algo así como las cuentas de la lechera. Las que son evidentes, por constatadas y porque ya las sufren los vecinos, son las deudas que ellos han dejado por su mala gestión municipal. Cosas como éstas no deberían quedar impunes y  el Código Penal tendría que contemplarlas. Los nuevos regidores de Aranjuez, María José Martínez de la Fuente, y de Alcorcón, David Pérez, se han encontrado un erial económico.

¿Y por qué no habla Gómez, por ejemplo, de él mismo, de su gestión como alcalde de Parla? Dejó la ciudad con el mayor índice de paro de la Comunidad de Madrid, no presentaba las cuentas presupuestarias, su gestión estaba envuelta en oscurantismo, las cifras siguen sin conocerse (por 22 votos más que el PP el PSOE continúa gobernando en Parla), y su gran invento, el tranvía, está prácticamente en situación de quiebra técnica. Y de paso debería explicar Tomás Gómez la inclusión de la llamada “conexión Parla” (página 24) en el “Informe Abubilla” (57 páginas) sobre corrupción en Castilla-La Mancha con epicentro en Carranque, lugar en el que tiene su casa Gómez, en la urbanización “Coto del Zagal”. El asunto de la trama “Abubilla” lo llevó a los Tribunales “Manos Limpias”. 

Se esperan movilizaciones alrededor de la visita del Papa Benedicto XVI a Madrid, aderezadas entre otros grupos por los “indignados” que de una vez se quitan la careta porque coinciden exactamente con la posición de Izquierda Unida. En los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid Izquierda Unida presentó propuestas contra la visita del Papa y en los municipios en los que la coalición de izquierda no tiene representación los “indignados”, o quienes se identificaban como tales, hicieron llegar a los distintos grupos municipales propuestas similares, palabra por palabra, a la propuesta de Izquierda Unida. Los que se presentaban como “independientes” desde el “15 M” han actuado como correa de transmisión de Izquierda Unida. Ya se veía venir: siempre atacaron al PP y nunca se les ocurrió criticar al Gobierno que es el responsable del lacerante 45% de paro que padecen los jóvenes.

Estos “indignados”, que ya nos indignan a muchos porque no son lo que eran y están manejados por antisistemas y okupas, ya dieron el cante al fustigar con gritos y provocaciones a una marcha de jóvenes que recorría Madrid llevando la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud. Los gritos, que se convirtieron en pintadas, eran, por ejemplo, “Muera la Iglesia” y “Arderéis como en el 36”. A eso nos ha llevado la mal llamada “memoria histórica” desenterrada como arma arrojadiza por Zapatero.

Mientras, el candidato Rubalcaba hace guiños a los “indignados” y al ministro Jáuregui se le ocurre decir que no sería “aconsejable” que Benedicto XVI se refiriera a cuestiones internas durante su visita a España. El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, ha considerado “amenazantes” y un modo de “coartar la libertad” del Papa las palabras del ministro, y tiene razón. Estos grupos anti-visita del Papa confunden, no sé si por ignorancia o interesadamente, conceptos como “ateísmo”, “laicismo” y “aconfesionalidad” y, desde luego, no respetan la libertad religiosa.

Además, habría que recordarle a Jáuregui que Benedicto XVI es Jefe de un Estado con el que España mantiene relaciones diplomáticas plenas a nivel de embajadores, y tiene vigente un Concordato no denunciado por ningún Gobierno de España desde que se firmó. Sin contar con los valores que defiende, y es lógico que lo haga, como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, mayoritaria en España, y la única mencionada en la Constitución.

Pedirle al Papa que no exprese sus opiniones en España es una desmesura respecto al Sumo Pontífice y una actitud inexplicable en las relaciones entre dos Estados que mantienen relaciones normales. Ni Fidel Castro le pidió al Papa Juan Pablo II algo parecido durante su visita a Cuba en 1998. 

La propuesta presentada en los Ayuntamientos por Izquierda Unida, y como correa de transmisión por los “indignados”, es una colección de disparates jurídicos, diplomáticos, históricos y constitucionales; no nos sorprende demasiado en Izquierda Unida, pero que quien disparate sea un ministro, aunque pertenezca a este Gobierno tan manifiestamente mejorable en la valía de sus miembros, es de traca.

Y al fondo, feliz en sus vísperas, Rubalcaba, que actúa como “okupa” de la secretaría general del PSOE para la que no ha sido elegido. Es un “okupa” porque ese cargo tiene dueño como ocurre con las casas “okupadas”. El candidato recibió con satisfacción una encuesta del CIS que le daba ganador. Una encuesta del CIS, con los antecedentes que hay, es algo así como si la hubiese hecho el mismísimo Blanco entre sus compañeros de cena veraniega en “villa PSOE”. Era la única encuesta que no daba mayoría absoluta al PP. Ahora hay un último sondeo, ya después del anuncio electoral, elaborado por una empresa demoscópica independiente, que da 12,6 puntos de ventaja al PP, 2,5 puntos más que la diferencia global obtenida el 22 de mayo en las urnas. Esos resultados supondrían para el PP la mayoría absoluta. Supongo que Rubalcaba, en utilitario o en coche oficial, no estará contento con esta previsión. Tampoco Durán i Lleida. Su gozo en un pozo.

Anuncios

2 comentarios to “El abrazo del oso y el “okupa” Rubalcaba”

  1. JM Says:

    Buenos dias ILUSTRE.
    Ya veo que no descansas ni en Agosto, otros sí (zp) y con la que esta cayendo. No se por qué te sorprende Bono al que conoces bien, sus maniobras políticas con suavidad las han sufrido hasta los suyos, quizá sea su especial significación politica-religiosa la que le lleve al entendimiento de que “la caridad bien entendida, empieza por uno mismo”. Ahora sólo trata de salir con las menos heridas posibles y con todo “su patrimonio” por supuesto.
    Durán como catalán ejerciente, pues ya sabes si tiene frío se arrima a la estufa y si tiene mucho frío la enciende,y en eso anda a ver si le cae algo antes de la limpieza política de los próximos años.
    Pero estos son ancdota pólítica ya, son sólo cadáveres que si se recuerdan es por su inutilidad y “otras cosas”, el malo, malo ,malo es Rubal y además peligroso. Todos pensamos que detrás del grupo 15M además de toda la chusma porrera de la calle y todos los mendigos y marginados que van con estos por la jama, el porrito y la birra gratis total, hay un grupo perfectamente organizado que alguien dirije y hasta paga. Observar la calidad de las pancartas, offset del bueno, plastificadas y con palo largo y ligero para que no pese demasiado, y ésto no es gratis, hay unos cuantos que mueven las redes sociales, otros que manipulan las asambleas y otros que las revientan cuando no interesa el texto y quien dirije a la policia a la inacción y a crear ese clima de “agitación” tan necesario siempre para el psoe en las elecciones, ya lo dijo zp a gabilondo.
    Lo mas mosqueante es la fecha 20N, ya debe estar preparando Rubal a los falsos comandos falangistas que unos días antes harán alguna fechoría para tener otra vez su 11M, aunque esta vez sin Marruecos.
    En cuanto a reventar la JMJ y atacar al Papa, es mas de lo mismo, los 15M de Rubal, van como los doce del patíbulo a por todas y en todos los frentes, claro que el final es que mueren casi todos.
    Ilustre quítate el Macfarlan y descansa un poco…….. que te espera un buen trimestre hasta Noviembre.
    Gracias Juan.

  2. ;Marga Osuna Says:

    Me gusta que no interrumpa su blog en agosto porque para mí es una referencia. Me extraña a veces que cosas que usted dice y que son no sólo rigurosas sino de cajón no las diga el PP nacional al que veo más “blandito” y como despistado. Gracias por sus análisis, y ¡adelante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: