El candidato llora y oportunismos con Irlanda al fondo

by

Una célebre telenovela mexicana se tituló “Los ricos también lloran”; el mayor acierto era su título porque acercaba a las gentes algo comúnmente considerado insólito: que los económicamente poderosos tienen su corazoncito. En la misma línea, mi admirado Luis del Val publicó una excelente novela, “Los ejecutivos también sueñan”, desde el hallazgo de que lo onírico, espacio para visionarios y poetas, afectaba igualmente a los magnates empresariales. La imagen que el ciudadano tiene de un ejecutivo es que duerme más que sueña. El candidato Rubalcaba dejó escapar unas lágrimas en su reciente mitin de San Sebastián, con el acompañamiento lacrimal del lehendakari López, a cuento del comunicado de ETA, del supuesto fin de la violencia etarra, y las víctimas del terrorismo.

Que los ministros lloran, porque son, como cualquiera, materia de vida, que diría el poeta, ya se sabía. Esperanza Aguirre y Miguel Ángel Moratinos, cito por orden cronológico, dejaron escapar algunas lagrimitas al tiempo de dejar sus carteras ministeriales; Aguirre salía por la puerta grande, para presidir el Senado, y Moratinos  por la puerta de arrastre. Todavía está buscando acomodo. Lo que sorprende de las lágrimas de Rubalcaba es que anda por la política con vitola de duro. Se le compara con Talleyrand y con Fouché, cuando no con Maquiavelo, y esos personajes, que se sepa, no eran dados a las expansiones lacrimales. Fouché no lloró cuando aconsejó a Bonaparte, aún Primer Cónsul, el secuestro y posterior fusilamiento en los fosos del castillo de Vincennes del joven Duque de Enghien, y a Talleyrand tampoco se le conocen lágrimas sobre ese grave suceso sino la célebre frase: “Es peor que un crimen, es un error”. En cuanto a Maquiavelo no ha quedado constancia de llanto alguno durante su humilde y largo retiro en San Casciano, tras caer en desgracia y sufrir prisión, tormento y exilio.

El candidato Rubalcaba también llora, y eso le hace humano y le aporta una dimensión cálida, cercana, acogedora y vulnerable. No sé si es lo que deseaba conseguir, porque no me gusta hacer juicios de intenciones, pero es lo que ha conseguido. Cuando un político con fama de frío, calculador y letal muestra su lado humano las gentes se acongojan al menos un poquito. Este Rubalcaba fácil ahora de lacrimales no parece el mismo Rubalcaba que le dijo airado al diputado del PP Carlos Floriano en los pasillos del Congreso “Veo y escucho todo lo que haces” tras un rifirrafe parlamentario sobre el sistema de escuchas SITEL, ni el mismo Rubalcaba hiperactivo del 13 de marzo de 2004, vulnerado día de reflexión electoral, ni el mismo Rubalcaba que negó la existencia del GAL siendo ministro portavoz del Gobierno de González, ni el mismo Rubalcaba que negó la existencia del caso “Faisán” siendo ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno de Zapatero. Prefiero el Rubalcaba que llora.

¿A qué el llanto de Rubalcaba? Parece que se emocionó cuando habló de las víctimas de ETA pero no se le ha visto nunca en las manifestaciones convocadas por las víctimas, sino todo lo contrario: las desacreditó siempre, y si se escucha a las Asociaciones que las representan sus quejas por la actitud del Gobierno socialista han sido y son constantes porque se las ha desatendido, ninguneado y despreciado. Debe ser que el nuevo Rubalcaba candidato es también diferente en su actitud hacia las víctimas del  viejo Rubalcaba miembro de los gobiernos de González y de Zapatero. Lo que ha hecho ahora Rubalcaba es utilizar el terrorismo como arma electoral, en contra de lo que él mismo exigía a los demás partidos. El candidato es el náufrago de un “Titanic” socialista que se agarra a la primera madera que encuentra para ver si puede llegar a la orilla electoral tragando cuanta menos agua mejor.

Es una desvergüenza que Rubalcaba trate de apuntarse como logro político personal este incierto -y desmentido por el propio mundo etarra- final de la banda terrorista cuando ha sido el ministro de Interior más acomodaticio respecto a la negociación trampa con  ETA, que se inició ya antes de llegar Zapatero a Moncloa, traicionando ya entonces el pacto antiterrorista acordado con el PP. Rubalcaba era el garante ante el Parlamento del cumplimiento de la tregua y negó que la banda fuese la autora del robo de trescientas pistolas en Francia, cuestión pronto comprobada;  se refirió al asesinato de dos guardias civiles en Capbretón como “un incidente producido en un tiroteo” cuando sabía perfectamente que las víctimas iban desarmadas; puso en libertad a De Juana Chaos por razones humanitarias (¿qué humanidad demostró ese asesino en serie?) y a Diez Usabiaga para que cuidase a su madre, a la que ni siquiera visitó; estuvo en las salsas preparatorias de la llamada Conferencia de paz, consintió que asistiese a ella Eguiguren, presidente del PSE-PSOE, y declaró que el Gobierno no sabía nada y no quiso valorar la acción de los mediadores (previo pago) y ahora le acaba de dejar con el culo al aire Kofi Annan al declarar que consultó su asistencia en Moncloa… Si, es el mismo Rubalcaba autor de la célebre frase “España no quiere un Gobierno que mienta”.

Algunos dirigentes políticos lanzaron las campanas al vuelo por el comunicado de ETA, y aseveraron que era su final, pero se despertaron muy pronto del sueño. No han rectificado porque rectificar es de sabios, y parece que no les cuadra. Al día siguiente del comunicado, Batasuna, que no es legal pero convoca impunemente ruedas de prensa, dejó claro que el comunicado no es el fin  de ETA sino el principio del camino político: negociación directa de ETA, de igual a igual, con los Gobiernos de España y de Francia; negociación con el Gobierno español para salir del “conflicto”; anexión de Navarra; consulta para la autodeterminación del País Vasco…Y la traca final: la independencia. No ha cambiado ni el decorado, y la obra que representan es la misma. Pero los españoles hace tiempo que descontaron a ETA como problema. En el último barómetro del CIS el terrorismo está 80 puntos por debajo del paro entre las preocupaciones de los españoles. Un 80,3% considera un problema el paro, mientras un 0,3% se preocupa por el terrorismo.

Por si en algunos “buenistas” quedaban dudas, miles de personas se manifestaron en Bilbao pidiendo precisamente lo que ya había anunciado el comunicado para sorpresa de quienes habían leído lo que deseaban que dijese y no lo que en realidad decía, en un  ejercicio de fe e ingenuidad ilimitadas. Nada de fin de ETA. Desactivación de las armas, pero no su entrega. Y puesta en marcha del camino de concesiones políticas que lleven a los objetivos que ETA pide desde hace más cincuenta años y 857 muertos. Esta es la patata caliente que se encontrará el nuevo Gobierno. Si no sigue la ruta marcada, ETA volverá a las andadas que ya sabemos cuáles son. Y en ese caso el Gobierno de Zapatero sería el “pacificador” y el de Rajoy el de la vuelta al empleo de las armas no entregadas. Esa es la gestión que espera en la mesa de Rajoy si, como anuncian las encuestas, gana las elecciones del 20 de noviembre. Alguien podría pensar que es un último favor etarra al Gobierno de Zapatero, ya de salida.

Los memos o ignorantes de oficio o de beneficio comparan el caso de ETA con el del IRA irlandés. Eso se ha repetido incluso en la reciente “Conferencia de paz”. Pero ambos casos tienen muy poco que ver. Viajé a Irlanda varias veces como enviado especial de prensa en los llamados “años de hierro”, entrevisté a dirigentes del IRA en la clandestinidad, a relevantes militantes del Sinn Fein, a líderes unionistas, a políticos tanto del Ulster como de la República de Irlanda, a representantes de la jerarquía católica, como el Cardenal Primado de toda Irlanda, y conocí al anciano padre de la República de Irlanda y líder del primitivo IRA de finales del primer decenio del siglo XX, Éamon de Valera; incluso prologué entonces un interesante libro de Vicente Talón: “Irlanda del Norte. El Vietnam de los ingleses”.

En el Ulster viví una enorme presencia militar. Unidades de elite del Ejército británico, como los “Green Howards”, los “Green Jackets”, o los temibles “gurkas”, con sus carros blindados y armados hasta los dientes,  patrullaban constantemente las ciudades y los caminos y se enfrentaban a los atentados con bombas o a los francotiradores del IRA, y éstos a los terroristas de signo contrario. Porque en el Ulster había dos bandos en lucha abierta. Ya a principios del segundo decenio del siglo XX hubo una guerra civil. En el País Vasco ha habido desde el inicio de lo que ahora se llama eufemísticamente “conflicto” quienes han puesto las pistolas o las bombas y quienes han puesto la sangre derramada.

Ni desde la Historia, ni desde la realidad de su desarrollo, ni desde las exigencias de cada momento, ETA y el IRA tienen que ver salvo en el carácter terrorista de ambas organizaciones. Los independentistas vascos, de los que ETA se proclama vanguardia y brazo armado, se inventan una nación que nunca existió. Irlanda es una realidad histórica con poso de siglos. Pero  ello, obviamente, tampoco justificó de ninguna manera el terrorismo.

Cuando el IRA abandonó definitivamente la lucha armada en 2005 lo hizo leyendo un comunicado a cara descubierta, con una bandera blanca como fondo. No sólo anunciaban el cese de la violencia terrorista, también anunciaban la destrucción, con testigos independientes, de sus arsenales de armas y explosivos y, desde luego, lo hacían sin condiciones que no estuviesen dentro de la legalidad. ETA ha utilizado para dar a conocer su comunicado la parafernalia de siempre, las capuchas y, en definitiva, el chantaje encubierto pero evidente (y al otro día nos lo recordaron) de volver a matar si no se cumplen sus condiciones, su ruta política. El Ulster tuvo y tiene mucha menos autonomía de la que goza el País Vasco gracias al Estatuto nacido de la Constitución de 1978. Comparar los casos de Irlanda del Norte y del País Vasco, y sus anomalías terroristas, es sencillamente una fantasía enloquecida.

Ha habido no poco oportunismo político en torno al comunicado de ETA. Un oportunismo: Patxi López anunció, chupando rueda del acontecimiento, una ronda de consultas “con todos los partidos políticos y coaliciones” (o sea: incluyendo a Bildu) para hablar del “nuevo escenario” y del futuro. Ya la ha iniciado.  Es algo muy parecido a la “mesa de partidos” que viene pidiendo ETA y pidió en su día Batasuna. Es un primer paso del lehendakari en la ruta marcada por ETA. Mala lectura para los demócratas.

Y otro oportunismo: Rosa Díez, que fue dirigente socialista y aspiró a ser secretaria general del PSOE en el Congreso Federal que ganó Zapatero, y a la que nunca se le conoció una bandera española en su despacho  ni en su consejería cuando fue consejera del Gobierno Vasco social-nacionalista, pero que desde indefiniciones calculadas es lista y experta en pescar en río revuelto, ha declarado que “El PP ha aceptado como válida la hoja de ruta de ETA”. No es cierto. Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, ese mismo día, declaraba: “El Gobierno del PP jamás negociará nada con ETA”. También lo había declarado con rotundidad Soraya Sáenz de Santamaría, número 2 de la lista de Rajoy al Congreso. Hoy lo ha repetido el propio Rajoy. Y no digamos la claridad de Esperanza Aguirre que inmediatamente dijo: “Lo único que hay que esperar de ETA es su disolución, la entrega de las armas, y que pida perdón a las víctimas”, y sobre el comunicado fue bien expresiva: “credibilidad cero”.

¿Por qué entonces, mintiendo, Rosa Díez da por hecho lo contrario? Porque cree que así acaso algunos despistados puedan votar a su partido tan ideológicamente confuso. Un mero oportunismo. Pero esas personas pueden saber en Internet, el gran cotillo de nuestro tiempo, cuáles han sido los votos de Rosa Díez en el Congreso, cuándo ha desaparecido del hemiciclo para no votar, confiada en que dado que es una diputada única y ubicada en el Grupo Mixto, nadie iba a tener la curiosidad de seguir sus votaciones salvo cuando le interesa a ella jalearlas. Pero hay mucho curioso, por fortuna, que puede saber de primera mano en qué es coherente un político y en qué no lo es, quién es de derechas, de centro o de izquierdas, aunque lo sea de manera vergonzante, o es las tres cosas a la vez según convenga.

La banda terrorista honraba en su comunicado encapuchado el sufrimiento de sus “gudaris”, y hablaba de presos y de exiliados. Ni una palabra de recuerdo, ni menos aún de perdón, para los cerca de mil inocentes que cayeron a manos de esos “gudaris” de opereta, por cierto menos valerosos aún que los 15 batallones vascos que se rindieron, sin un solo disparo, en Santoña a las tropas italianas, que ya es de nota, en agosto de 1937, traicionando a la República. Los terroristas actúan por la espalda, a traición, y contra ciudadanos que no pueden defenderse. No se trata de acciones de una guerra, como repiten, sino de asesinatos. ¿Alguien duda de que si se hubiese tratado de una guerra el Estado tiene medios evidentes para haberla ganado de inmediato? Y como no ha habido una guerra no puede hablarse ahora de paz.

 Mientras, Zapatero lidió de nuevo, sin éxito, en una cumbre europea; paseó por esos mundos su cadáver político al que ya nadie hace caso. Está en vísperas de tumbarse en una hamaca para ver pasar nubes.

El otro día descubrí en “Fragmentos del 98. Prensa e información en el año del desastre”, de Álvaro Armero, publicado en el centenario, un verso muy actual escrito hace más de cien años. Es de autor anónimo, apareció en la revista “Don Quijote” el 20 de enero de 1899, y se titula “Después de la derrota”. Dice así: “Hoy, después del horror sin precedentes, / después de aquel desastre sin consuelo, / seguimos con el ánimo indolente / viendo estúpidamente /como pasan las nubes por el cielo”. Parece una foto poética de un Zapatero en su hamaca a partir del 21 de noviembre de 2011. 

Anuncios

10 comentarios to “El candidato llora y oportunismos con Irlanda al fondo”

  1. Madrileña Says:

    ETA ha dicho lo de siempre, o sea, nada y los bobos del PSOE andan levitando, llorando de emoción y felicitándose unos a otros. Si en estos casi 40 años de democracia hay algún partido que de verdad ha luchado contra ETA, éste ha sido el PP de Aznar. Acorraló a ETA en España y en el extranjero, la persiguió sin desmayo, cerró sus fuentes de financiación y puso al PNV en su sitio. Para el el 11 de marzo de 2004, la banda de asesinos estaba acorralada y con la lengua fuera. Sólo necesitaba la puntilla final, puntilla que no le dió el PSOE cuando tomó el poder después de lo del 11-M, sino todo lo contrario, mimó a los separatistas, les hizo el boca a boca y los condujo a la situación actual. Que no intenten engañarnos, a ETA no la ha derrotado nadie, y menos el jefe de los bobos, el inefable Zapatero con su mano ejecutora Rubalcaba, él es el artífice de lo que está sucediendo ahora y el mérito de que a los españoles nos estén dando por ahí mismo cuatro subnormales vascos se lo debemos única y exclusivamente a él y al socialismo. Estoy segura, sr. Van-Halen, de que sin Zapatero, ETA habría dejado de existir hace muchos años. Enhorabuena por su post, que en su linea habitual, siempre nos invita a reflexionar.

  2. ANTONIO M. Says:

    Que unos delincuentes, asesinos, unos “sin razón”, anuncien que dejan de matar, aunque sea por que su organización está más en la cárcel que en la calle, siempre es una buena noticia. Hoy muchos españoles (vascos o no) pueden salir a la calle sin necesidad de mirar atrás.
    Por otro lado entre “tontos de los cojones” e “idiotas”, estamos apañados, los políticos nos vuelven a demostrar el poco respeto que nos tienen a los ciudadanos.
    Lamentables ambos políticos.

  3. camila Says:

    Rubalcaba lloró en el mitin del otro día de la vergüenza que siente al acordarse del caso Faisán , de cuando llamaba a De Juana Chaos hombre de paz , de cuando presionó al Constitucional para legalizar a Eta , y de todas las indignidades que ha cometido . Al fin esas indignidades han dado sus frutos . De ahí su emoción y sus lágrimas .

  4. Pedro Anteno Says:

    Rubalcaba es el mayor cínico de España. Hoy le he escuchado en TVE pedir que no se utilice el terrorismo en la campaña electoral… ¡Hace todo lo que pide que nadie haga! Por mucho que lo intente este hombre no va a engañar a nadie. Está desesperado porque va a conseguir menos escaños de los conseguidos por Almunia en 2000… Y él sabe que eso abrirá una lucha cainita en el PSOE que se puede dividir si el PSC de la impresentable Chacón crea su grupo parlamentario propio… No entiendo como el PSOE eligió a Rubalcaba para ser candidato. Es el menos indicado, el más quemado, el de pasado más oscuro. Hubiesen necesitado un nuevo Zapatero, inédito, capaz de engañar a los electores por ser desconocido. Rubalcaba, saltimbanqui entre Felipe González, el presidente de la corrupción, y Zapatero, el presidente de la negación de la crisis, y los dos los presidentes del paro (22% de paro González y Zapatero 21,5% de paro), el doble de la media del paro europeo. Una vergüenza. Rubalcaba es heredero de lo peor del PSOE… Le felicito, señor Van Halen, con su blog siempre aprendo.

  5. JM Says:

    Buenos dias ILUSTRE.
    Decia el monje Benigne-Bousset (1700) “QUE UNO REPARA SUS FALTAS CUANDO LLORA”, pero se me antoja que Rubalcaba ha llorado poco para todas las que nos ha hecho, por eso mas bien me inclino a que sus lloros son de rabia, ahora que parece que se consolidan todas las maldades que ha hecho y van saliendo en el proceso vasco, las van a disfrutar otros y no él, que perdera las elecciones y se ira, probablemente al Consejo del Reino ú otro cementerio de politicos donde le sigan dando los euros como a Alfonso, Mariateresa y tantos otros. Si hubiera sido Presidente pues la creme de la creme, el más el puturru de fua, y como no va a ser asi, hay que llorar de rabia.
    Ahora nos enteramos que gracias a él y al J.Luis de Francia, nos han estado engañando permanentemente con el proceso vasco, donde las cosas estaban habladas y pactadas desde el 2005, 2oo6, 2007, como la Conferencia internacional, Lo de De juana, etc… Que el Arnaldo ha hecho en la carcel el curso Dale-Carnegie de Negociador y cursillo de pactos en paises del tercer mundo, y que tenian al Vaticano ó a la Compañia de San Ignacio como caja fuerte para guardar los papeles de Rubalcaba-Otegui etc… Y todo lo que estamos viendo estos dias con Urkullun, Patxi Lopez etc… ya se estan repartiendo el bussines unos y otros, la verdad es que al PP se le ve bastante callado, ¿tragara D.Mariano con este sapo?? hoy habla la prensa de la Segregación de Alava, ¿¿pero es que nos estamos volviendo todos majaras???.
    Vaya final de legislatura, y encima lo de Europa. los Bancos y el Euro, ¡¡¡ Valganos Señor!!!
    Gracias Juan.

  6. OPCH Says:

    No me han conmovido las lágrimas de impostura de Rubalcaba. Me han indignado. El candidato socialista que ahora nos muestra sus dotes teatrales se resiste interesadamente a retirar el velo que oculta la verdad. No cabe duda de que ese presunto “cese definitivo” es fruto de las conversaciones secretas entre ETA y el gobierno socialista. Unas conversaciones cuyo contenido mantiene celosa e interesadamente oculto el candidato Rubalcaba. Lo que se esconde tras ese velo, me temo, es lo que nos hará llorar a todos.
    Juan,enhorabuena por tu extraordinario blog.

  7. Ovidio Says:

    A mí Rubalcaba me parece un tipo correoso, falso y sin la mínima credibilidad. Sólo hay que seguir su biografía. Es el mismo que negó la existencia del GAL y de la corrupción en tiempos del opulento González, y el de las treguas-trampas y el del caso Faisán en tiempos de Zapatero. Usted lo cuenta muy bien. A mi juicio sólo hay un tipo tan falso como Rubalcaba, y en la otra banda: Mario Conde. Ahora ha publicado un libro diciendo que sabe como salir de la crisis. Lo que supo es como hacer dinero defraudando al Banco que presidía. Fue condenado.Es un delincuente y no me fio nada de él por más que le jalee alguna cadena de comunicación probablemente favorecida con el mucho dinero que conservó. En fin, España es un erial gracias a los socialistas y ahora los “vividores” quieren sacar beneficio de la situación, sobre todo atacando a Rajoy, que es un hombre serio, capaz de hacer cosas sin mentir, y es la única oportunidad que nos queda a los españoles de salir adelante. Gracias por su blog, que siempre me enseña.

  8. Fernando Azancot Says:

    Ante las lágrimas, o bien simple amago de lo que podía devenir en llanto amargo de este estrafalario personaje político, aun sin quererlo, surge de mi adentro una actitud escéptica. En consecuencia, pregunto al respetable: ¿pero, de verdad, es Rubalcaba el protagonista de esos brotes acuosos que asoman a sus diminutos e inquisidores ojos, que no sabes si miran o maltratan?. O de otro modo: ¿son lágrimas verdaderas, espontáneas, surgidas como muestra de unos sentimientos humanitarios motivados por el sufrimiento de las víctimas de ETA, o lo son de satisfacción por el advenimiento de una paz por él fraguada a base del quebranto de su patria? He aquí el dilema ante el que me cuesta trabajo pronunciarme. Porque Rubalcaba, aunque se empeñara, no es Alfredo, un humanoide capaz de afectos; de ahí el fracaso del truco esgrimido a primera hora. Alfredo es ese niño del Colegio de “El Pilar” que, emocionado, se fotografía junto a Gento, y que poco tiene que ver con el personaje político en que ha ido degenerando con el discurrir de los años, gracias a ese rocambolesco modo de entender la gobernabilidad de la “res pública” basado en la mentira, método del que ha dado suficiente muestra.
    Gracias a las habilidades de nuestro personaje, todo lo sucedido en torno a las entrañables provincias vascongadas y su futura y posible dictadura de corte marxista-separatista a cargo de sus “libertadores”, es puro aquelarre. Un espectáculo propio del callejón del Gato. Eso sí que da ganas de llorar.
    Por cierto, a partir de esta paz rubalcabiana, ¿podrán vivir sin necesidad de ocultar su profesión los Guardias Civiles allí destinados y sus familias?. ¿Se permitirá lucir con orgullo la bandera de España? ¿Regresarán los miles de vascos huidos y dispersos?. Y sobre todo, ¿dejarán sus escoltas los políticos, hasta ahora protegidos?

  9. Jacobo Rodríguez Says:

    Los versos citados me parecen una imagen muy propia del mundo político en general. Pero ahora nos encontramos en un momento especial por lo grave, por lo urgente de la situación en la qeu nos encontramos. Así, viendo los comentarios de unos y otros, las lágrimas de cocodrilo y los comentarios de los buitres, solo queda esperar que el 20 de noviembre los españoles tengan unas horas de cordura y voten con senteido común. nada más que ese, sentido común para que los que siguen riéndose a carcajadas entre las lágrimas públicassean enviados lo más lejos posible del Gobierno y las decisiones relativas a nuestro futuro. Lo demás, no vale la pena ni mencionarlo ¿credibilidad? Ni la palabra ni su significado aparece en el ideario de quien nos ha hundido en el fango.

  10. miguel Says:

    Los Gurkhas nunca sirvieron en Irlanda del Norte. Los Green Howards y los Royal Green Jackets son regimientos de infantería, no tropas de elite (en el sentido usual del término). Y en mi opinión el libro de Vicente Talón es de los peores que se han escrito sobre Irlanda del Norte. Para libros (en español) mucho mejores y más equilibrados, véanse “Matar por Irlanda; el IRA y la lucha armada” e “Irlanda del Norte; una historia de guerra y la búsqueda de la paz”, ambos por Rogelio Alonso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: