Rubalcaba en la algarada y Rajoy en las reformas

by

En una prosa de Borges, aquel ciego que veía tan claro, y lo sé no sólo como su lector sino también porque lo conocí, se asegura que sobre los hechos importantes hay que escribir poco; se escriben ellos mismos. Creo que se refería a la batalla de Junín en la que su  bisabuelo mandó la Caballería colombiana-peruana contra los españoles. Siguiendo a Borges no escribiré sino unas  líneas sobre el Congreso del Partido Popular en Sevilla, que fue un éxito tras los éxitos electorales del 22 de mayo y del 20 de noviembre. Un PSOE derrotado en las urnas y desfondado no podía esperar un Congreso de quienes han recibido la confianza de los españoles que no fuese una piña alegre en torno a su líder, convertido desde finales del año pasado en presidente del Gobierno. Los socialistas se han mostrado picados por ello y han hablado de “Congreso a la búlgara” pero aún se recuerda cómo nos fustigaron a los españoles con sus pírricas victorias y con su glorificación, hasta el empacho, de ZP.

Como memoria personal, tuve el honor de figurar en la lista de miembros electos de la Junta Directiva Nacional presentada al Congreso por Rajoy, junto a personas que admiro desde hace tiempo, entre otros José María Álvarez del Manzano, Ignacio Cosidó, Arsenio Fernández de Mesa, Manuel Lamela, Mercedes de la Merced, Arantza Quiroga, Rafael Rodríguez Ponga e Isabel Tocino. Después de muchos años siendo miembro nato de la Junta Directiva Nacional soy por primera vez miembro electo.

Alrededor, antes y después del Congreso, se produjeron algunas noticias que deben comentarse. La primera, una manifestación que suponía el pistoletazo de salida de la movida sindical contra la reforma laboral. Uno de sus fervorosos convocantes, acaso el más radical, fue José Ricardo Martínez, secretario regional de UGT y consejero de administración de un Banco.

José Ricardo Martínez es un tipo duro, no perdona una, y son conocidos los dardos envenenados y sobre todo soeces de su peculiar dialéctica, como mandar a “su puta casa” al gobernador del Banco de España, su correligionario Miguel Ángel Fernández Ordóñez, o definir a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, una de las destinatarias preferentes de su verborrea agresiva, como “una reliquia cañí del tardofranquismo”. El Gobernador del Banco de España cobra menos que él, y con la presidenta madrileña ha firmado más de un acuerdo. Pero ante el fervor sindicalista hay que presentarse con rugido de león. La piel de cordero y los buenos modales los deja Martínez para las bien pagadas reuniones del consejo de su Banco. 

Se quedase Martínez con esa pastizara de 181.000 euros que ganó como consejero bancario en 2011, o la donase a UGT como asegura él y corrobora su jefe Cándido Méndez, quien figura como consejero de un Banco es José Ricardo Martínez y no su sindicato, y su cargo supone responsabilidades personales, incluso penales, recogidas en las leyes mercantiles, en la gestión de la entidad de la que es consejero. Es evidente un conflicto de intereses entre ser líder sindical y ser banquero que los únicos que no ven, según parece, son el propio Martínez, Méndez y otros personajes de la izquierda radical que han sido comprensivos con esta especie de dualismo a lo doctor Jekyll y mister Hyde. Martínez debería hacer pública su declaración de la renta y así sabríamos cómo paga este aguerrido sindicalista sus impuestos y en qué forma cumple con  Hacienda que, como se nos repite, y es verdad, somos todos.

El caso de Martínez no es único ya que se han publicado hasta sesenta nombres de sindicalistas que han cobrado en 2011 tres millones de euros de bancos y cajas. Además los dos principales sindicatos son dueños o participan mayoritariamente en más de cien empresas, todas ellas, por supuesto, con sus consejos de administración y sus órganos directivos en los que colocar a obedientes y bien pagados “parias de la tierra”. Los sindicatos existen para defender a los trabajadores no para figurar en consejos de administración de bancos, y habría que saber si sus afiliados están conformes con esta opción si es que la conocían antes de que la prensa la desvelase.

Las incoherencias entre sus proclamaciones y sus realidades no son ajenas a la caída en picado de la credibilidad de los sindicatos y de sus apoyos en la sociedad. Lanzar soflamas contra los ricos y los banqueros, echar pestes del capitalismo salvaje, y compartir responsabilidades en la dirección de entidades financieras es una de las contradicciones que probablemente no entiendan los millones de parados y quienes se están apretando el cinturón en tiempos difíciles.  Tampoco se recibieron como pruebas de coherencia las fotos de Toxo en un crucero de lujo por el Báltico, ni la noticia de que era propietario de unos áticos en un edificio de viviendas públicas; según se publicó, el líder de Comisiones Obreras superaba con mucho el nivel de ingresos máximos requerido para optar a esa promoción de viviendas.   

Me imagino el sufrimiento del Martínez sindicalista sentado en la poltrona del Martínez banquero cuando el consejo de administración tomaba decisiones en el sector inmobiliario que suponían graves riesgos, o cuando decidía suprimir miles de empleos. El sufrimiento de Martínez sería al menos similar al que sin duda padecería cuando decidió enviar a sus hijos a un costoso colegio privado y al tiempo corría a empuñar la pancarta para manifestarse a favor de la enseñanza pública. El pobre Martínez, sufridor entre sus dos personalidades de sindicalista y banquero, de defensor de la educación pública que apuesta por la educación privada cuando atañe a los suyos, es digno de admiración porque estoy seguro de que todo lo hace muy contrariado y como una vía más de su lucha política. Es banquero porque así burla a los capitalistas depredadores ya que le pagan y no trabaja. A los capitalistas que les den. Y lleva a sus hijos a un colegio privado porque así demuestra, desde dentro, que la enseñanza privada es pésima y su preferencia por ella en el fondo es un sacrificio. Que se fastidien los de la educación explotadora, que él tiene infiltrados.

Y todo ello lo hace este hombre ejemplar apretándose el cinturón y haciendo números para llegar a fin de mes porque Martínez, que no recuerda las cifras de su declaración de la renta porque se la hacen en UGT, sólo dice cobrar 2.300 euros -tampoco es un mileurista- como técnico ferroviario y liberado sindical desde hace veinte años. Uno, como no es progre, no tiene asesor fiscal, pero este sindicalista de pro lo necesita porque manejar los cálculos fiscales de tal pastizara no será fácil. Martínez no trabaja en donde tiene su puesto laboral, que es en RENFE, ni en el Banco, aunque a sus consejos acude puntual, y en donde realmente trabaja es el UGT lanzando dardos soeces contra todo lo que le disgusta o no le conviene, preparando manifestaciones, y mostrándose partidario de la huelga general. Y, claro, cantando “La Internacional” puño en alto cuando se lo pide la afición y aunque no se lo pida. Pero no parece un ejemplo de los “parias de la tierra” ni de la “famélica legión”.

Gozamos de muchos miles de liberados sindicales y el zapaterismo aportó a los sindicatos cientos de millones de euros en subvenciones, hasta en el socorrido capítulo de la mal llamada “memoria histórica” que da para todo. La reforma laboral cambiará en parte esa situación de privilegio, ya que los sindicatos perderán dineros en los ERE, y se verán afectadas sus arcas por el nuevo modelo de negociación colectiva, además de por el nuevo diseño de los llamados cursos de formación. Y eso parece sólo el principio, ya que se racionalizará el número de liberados sindicales y se estudiarán más a la baja las subvenciones a los partidos políticos, a las organizaciones empresariales y también a los sindicatos. Y ahí es donde les duele a los sindicatos la reforma laboral: perderán poder y dineros. Porque la reforma es ventajosa para la creación de empleo, y sobre todo para frenar su destrucción, como opinan la OCDE, la Unión Europea, Merkel, Sarkozy y hasta Obama. Jesús Terciado, presidente de CEPYME -y ya sabemos que las pequeñas y medianas empresas crean casi el 85% de los empleos- ha dicho: “Con esta reforma laboral los despidos y las quiebras están mucho mas lejos que antes”.

Que Valeriano Gómez, el ex ministro del paro, se atreviese a acudir a la manifestación contra la reforma laboral es de traca. No fue capaz de otra cosa que no fuese perder empleos y ahora se queja bajo una pancarta de un Gobierno que toma medidas para enmendar el entuerto que su Gobierno dejó.

Y no precisamente para quedar esculpida sobre mármol, Rubalcaba ha producido una gran frase: “Hay una campaña repugnante que criminaliza a los sindicatos”. Este es el hombre al que debemos la inacción más dañina: no tomar medidas para atajar el paro. Y ahora se molesta porque un Gobierno decide lo que el suyo por intereses partidistas no decidió.  Habló Rubalcaba, el hombre de las mil caras. Lo que faltaba para que nadie se lo crea.

Otra noticia de estos días es esa especie de guerrilla urbana en Valencia. Rubalcaba, por boca de Elena Valenciano y de Soraya Rodríguez, ha apoyado unas manifestaciones en las que se han cometido delitos tipificados en el Código Penal, como la desobediencia, la resistencia o atentado contra la autoridad y la destrucción de mobiliario urbano, además de la interrupción del tráfico en las calles con la consiguiente merma de libertad para los ciudadanos en sus desplazamientos. La mayoría de los detenidos, rápidamente en libertad, no son menores de edad. El autoproclamado jefe de los revoltosos responde al nombre de Albert Ordóñez, es estudiante de formación profesional, con 23 años, que por su aparente aprovechamiento estudiantil no va para Einstein. Sin embargo, puede ir para “Che” Guevara, porque en las redes sociales se muestra partidario de Fidel Castro, de Hugo Chávez, de Amaiur, y proclama que los cambios sólo se consiguen con violencia. No en vano, adosado a un megáfono, este personaje anunciaba una Valencia “en llamas” y proclamaba días de “sangre y fuego”. Una especie de nueva edición del cojo Manteca. Para apoyar sus pacíficas reivindicaciones estos revoltosos se asisten de consejos para la guerrilla urbana colgados en Internet. Unos ángeles.

El tal Ordóñez fue recibido por dirigentes del PSOE valenciano y asistió como invitado de los socialistas a una sesión de las Cortes regionales donde recibió un gran aplauso de la izquierda, probablemente por lo bien que había agitado la calle. No descarto que Rubalcaba en su desvarío lo coloque en alguna lista electoral el día de mañana. No va a ser menos valioso para ellos que Leire Patín, pongo por caso. Tiene madera. Que el partido que ejerce la responsabilidad de ser oposición mayoritaria bendiga violentas algaradas callejeras y asista a ellas, como el pobre Jorge Alarte, líder del PSOE en la Comunidad Valenciana, me repugna. El PSOE se equivoca una vez más. Quiere ganar en la calle lo que no gana en las urnas. Eso nunca sale bien. No escarmientan. Y todo, según dijeron, porque un instituto de secundaria no tenía calefacción, que se demostró era incierto. Y por unos recortes que afectaban a los sexenios de los profesores pero en ningún caso a los alumnos. Estoy seguro de que los socialistas del otro Gómez, no el ex ministro sino el de Madrid, se movilizarán para protestar en Parla, arruinado Ayuntamiento socialista, dónde en media docena de colegios, cuyo mantenimiento corresponde al Consistorio, se aconsejaba que los alumnos acudiesen con ropas de abrigo porque, allí sí, no había calefacción por falta de suministro de gasoil.

Rubalcaba, conocido agitador en la jornada de reflexión de las elecciones generales de 2004, ha vuelto a las andadas. Parece que para él en política vale todo. De nuevo las manifestaciones ante las sedes del Partido Popular, y como van ampliando el negocio, esta vez también ante los domicilios de dirigentes populares. El cristal de la ventana del despacho de Esperanza Aguirre en la sede de Génova fue destrozado con una bola de acero lanzada por pacíficos e inocentes manifestantes. Claro que el tal Ordóñez ya aconsejaba a la presidenta madrileña que debía mirar cada mañana  bajo su coche. Qué buen muchacho. ¿Y por qué no estudia un poquito más para hacerse un hombre de provecho?

Mientras que Rubalcaba está en la algarada, Rajoy está en las reformas. Ha decidido más medidas eficaces en sesenta días que el Gobierno en el que ejerció de mandamás Rubalcaba en tres años largos. Ha elaborado una reforma laboral de calado, ha bajado el sueldo a los banqueros, ha suprimido órganos gubernamentales y estatales y ha unificado otros, ha afrontado la dación en pago para evitar desahucios, ha arbitrado el pago de las deudas de los Ayuntamientos, ha abierto posibilidades de crédito, ha puesto en su sitio el contencioso de Gibraltar con Gran Bretaña, y, en suma, ha hecho más por el peso y el prestigio y la confianza exterior de España que todos los Gobiernos de Zapatero juntos. La agenda nacional e internacional de Rajoy y de sus ministros es incansable. Tanto es así que un ex ministro y ex candidato del PSOE, Josep Borrell, no ha tenido empacho en declarar que ya le hubiese gustado a él que algunas de estas medidas las hubiera tomado su partido. Pero no las tomó. Por cobardía, por no tener ideas o por desidia. O por todas esas cosas juntas.

Leire Pajín y Soraya Rodríguez en el Congreso de los Diputados y Elena Valenciano en Ferraz se ofendieron mucho porque desde el Partido Popular mostraron su sorpresa por el hecho insólito de que un partido democrático occidental con la responsabilidad de ejercer la oposición mayoritaria, y que ostentó el Gobierno de la Nación hasta hace bien poco, se alinease con quienes provocan algaradas violentas. Pero es cierto. Lo han hecho. ¿No es apoyar a los violentos arropar a quien pasa por ser su líder, que predica la violencia como método, invitarle a las Cortes valencianas y aplaudirle? Un partido puede coincidir y apoyar manifestaciones pacíficas, dentro de la ley, pero nunca experimentos de guerrilla urbana.

Que siga Rubalcaba con sus algaradas, que Rajoy seguirá con sus reformas. Lo que teme el viejo nuevo líder socialista es que esas reformas cuajen y creen empleo. Es lo que le duele. Y, mientras, sigue sin contarnos a los españoles cuál es su fórmula para acabar con el paro. Lo dijo y lo repitió: “Sé cómo crear empleo”. Pues que lo diga. A estas alturas me temo que aquélla era otra mentira más. Y van…

Anuncios

17 comentarios to “Rubalcaba en la algarada y Rajoy en las reformas”

  1. Basilio L. Says:

    Estos socialistas son sinónimo de desvergüenza. No se enmiendan y siempre en su historia han bordeado las reglas democráticas. Incendiar las calles cuando no ganan es lo menos malo para España que han hecho. Y siempre encuentran un tonto útil, esta vez ese Ordoñez, que sólo parece despierto para la violencia y las amenazas pero no para el estudio, como antes encontraron al cojo Manteca. La cosa es no respetar las urnas, y coincido contigo en que lo que les duele es que España salga adelante con el PP cuando ellos la han hudido. Y dile a Rajoy que no pierda un momento en cambiar TVE para que sea la televisión de todos porque ahora es tele-PSOE. La información sobre lo ocurrido en Valencia nos ha abochornado a los valencianos porque lo hemos vivido. Yo ví como arrinconaban a un policia y le pegaban entre varios MAYORES, nada de menores, con un ladrillo.

  2. H. de Arrabal Says:

    Miedo me da… Rubalcaba ha tomado la calle. Parece que es su respuesta a la pédida de poder. Ocurre siempre cuando la izquierda no está en el poder. En lugar de hacer una oposición correcta y democrática, manda a sus violentos militantes a que ataquen al PP de la forma a la que ya nos acostumbró en 2003-2004. Es lo bueno que tiene el PSOE, que no cambia, ante su revés en las urnas contesta con violencia, El PSOE ni es ni ha sido nunca un partido democrático. Consiguió el poder en 2004 subido en un tren lleno de cadáveres. Durante dos años hizo de la algarada callejera su referencia política, apedreaba guardias, insultaba al Gobierno democrático, manipulaba la información, agitaba a sus militantes para que cercaran las sedes del PP y les intentaran pegar fuego, utilizaban cualquier pequeña posibilidad de armar bronca, el centro de las grandes ciudades era pasto del follón, del sobresalto, la carrera y el apedreamiento; tipos con pasamontañas que se movian al son de un silbato organizaban la guerrilla urbana para destrozar la democracia. El socialismo utilizó cualquier arma para destruir al Gobierno del PP , Gobierno que al estar en manos de la derecha “no es legal”, porque según los amigos de Rubalcaba la democracia o es de izquierdas o no es democracia y hay que combatirla. Rubalcaba fue el amo del cotarro en aquella época y lo vuelve a ser ahora. Los métodos son los mismos y hasta casi las mismas personas. Antes eran unos jóvenes que se suponia que estudiaban para algo más que para ser delincuentes y esos mismos tios, eso sí, más talluditos, son los que se lian a mordiscos con los policias en 2012.
    La novedad está precisamente en eso: Morder a los policias en las piernas buscando sus partes blandas. Se ve que en Valencia están entrenando a los maleantes del PSOE con una táctica parecida a la que se utiliza para entrenar a los perros de presa. El resultado es que el militante muerde y no suelta y se convierte en un Pitt Bull socialista… Oye, y hasta espumajea de rabia al lanzarse contra el policía.
    Esto es el abc de la agitación, busca un motivo, el que sea, para sacar a las bestias del corral y luego darle carne cruda para azuzarlos. El resultado ya es de sobra conocido. Muy a cuento tu post, Juan.

  3. Ana Loza Says:

    A mi ese sindicalista banquero me parece un caradura. Que enseñe su declaración de la renta, pues no conozco a nadie que no sepa lo que paga a Hacienda, supongo que lo saben hasta los muy millonarios. No la enseña porque hace trampas.Muchos estamos hartos de estos tipos que van por la vida de honestos y de defensores de los trabajadores y sólo se defienden a sí mismos y a sus enormes ganancias. ¿Es que los trabajadores somos idiotas? Defienden sus privilegios rodeados de una corte de estómagos agradecidos que son los liberados sindicales y a quienes sin recibir nada a cambio creen en ellos, que son cada vez menos, solamente les llaman para sacar a la calle las pancartas y las banderas republicanas de la naftalina. Los sindicatos deberían subsistir con las cuotas de sus afiliados, las patronales con su dinero, y los partidos con las cuotas de sus militantes. Ni un euro del dinero de todos. Rajoy les ha quitado ya el 20% a los tres colectivos, pero debe quitarles todo. Este Ricardo Martinez debería empezar a saber lo que es trabajar. Me indignan y me dan vergüenza ajena personas como él. Y encima insultan y van de gallitos como si fueses ejemplares y son unos pesebreros de cientos de miles de euros. ¿Cuando despertaremos los trabajadores? Que se embolsen lo que quieran pero que no nos tomen el pelo.

  4. Madrileña Says:

    Dice hoy en su sección LAS CARTAS BOCA ARRIBA de “El Mundo” Luís María Anson, en una carta dirigida a la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, que no se puede dejar la calle en manos de Rubalcaba y sus complices. Para ello el periodísta y miembro de la Real Academia Española propone que Rajoy haga frente a la calle con la calle. Responder movilización con otra movilización en sentido contrario. Si no entiendo mal se trataría de hacer la política en la calle, con los cual casi podríamos precindir del Congreso, el Senado y de los demás órganos democráticos representativos.
    Yo creo que es mucho más sencillo, que a Rubalcaba se le puede combatir con la ley. En vez de organizar contramanifestaciones, mejor darle con el Código Penal en la cabeza. La ley debe parar al dueño de los Pitt Bull, Rubalcaba tiene delitos como para parar un tren. Si sigue soltando a sus perros de presa, se le pone al amo de la jauria el bozal reactivando las causas que tiene pendientes con la justicia. Los españoles le hemos dado a Rajoy mayoria absoluta para que gobierne y el Gobierno debe cortar de raiz esta violencia que ejerce el PSOE en las calles y si para ello tiene que hacer efectiva la ley, que lo haga, que sacuda toda la leña que sea necesaria para mantener la paz y que se atreva a sentar en el banquillo a Rubalcaba, que es el tio que está detrás de todo esto. Cómo siempre muy acertado su post, sr. Van-Halen.

  5. Un desencantado Says:

    Voté al PP y estoy de acuerdo con las medidas que está tomando Rajoy, muy valientes pero muy necesarias. Los que decían que no tenía programa estarán pegándose contra las paredes. Precisamente lo que le tiene al PSOE de los nervios es que el PP tiene programa y toma medidas, las pone en marcha, no como ellos, y esas medidas pueden resolver los problemas. Lo que ellos esperan es que las medidas fracasen, porque su responsabilidad con España y su bienestar es nula. Me ha desencantado sin embargo el ministro del Interior que me parece un blando y un equivocado. Ya tuvimos la experiencia de Acabes que era tan bueno y tan santo que le engañó su propia policía. Fernández va por el mismo camino en lo de ser blando y ser santo. Hubiese sido mejor ministro del Interior Cosidó, el director de la policía, y el mismo Ruíz Gallardón. No se pueden hacer equilibrios con ETA. El único gol que le han metido a Rajoy hasta ahora ha sido en Interior, en lo del plan “conjunto” para salir del terrorismo. Del PSOE no se puede uno fiar, ya que al mismo tiempo que pactaba con el PP y con el Gobierno de Aznar la ley de partidos estaba negociando con ETA. Cuanto antes cese Fernández en Interior, mejor, porque al final tendrá que cesar. Ya ha enfadado a las víctimas de ETA. En ese Ministerio no hace falta un santo sino un hombre duro. Y el PP tiene esos hombres, pero no vale el que hay. En ese sentido soy un desencantado, y me consta que no soy ni mucho menos el único.

  6. OPCH Says:

    Enhorabuena Van Halen por su inclusión en la nueva Junta Directiva Nacional. Y enhorabuena también por tan oportuno y actual post. Confieso mi preocupación por el cariz que están adquiriendo las cosas. Que Rubalcaba y los suyos están tomando las calles haciendo que los radicales les sirvan de punta de lanza es, a estas alturas de la película, más que evidente. Lo vienen haciendo desde antes de las elecciones, porque sabían que las perderían. Sabe Rubalcaba que las medidas de Rajoy funcionarán. Pero que necesitan la complicidad del tiempo. El mismo que Rubalcaba y los suyos tienen para crear el caos. Saben los socialistas que una vez que la eficacia de las medidas y reformas de Rajoy se haga patente no volverán a ganar unas elecciones hasta que pasen muchos, muchos años. De ahí que no pueda estar más de acuerdo con el título de este post. Es urgente desde el gobierno diseñar y poner en marcha una estrategia que frene la finalidad de los socialistas.
    De nuevo, felicidades por su nombramiento Van Halen.

  7. Buñuelo Says:

    Me cuentan que Rubalcaba está tan entusiasmado con las algaradas callejeras que anda como loco por incorporar al PSOE al “Pitt Bull” aparecido en Valencia que responde al nombre de Albert Ordónez. Una “joyita” que ladra cosas como “Los derechos no se mendigan, se conquistan con violencia” o “Hay que continuar la lucha a sangre y fuego”.
    Pacifista él, dónde los haya, ha asegurado: “Ni un paso atrás, gente como ésta (Esperanza Aguirre) debería mirar debajo de su coche al salir de su casa”.
    Me cuenta tambien y casi no puedo creerlo, que en su afán por ganarle la partida a IU y a Compromis-Equo, el PSOE valenciano le llegó a invitar a que hablase en Las Cortes Valencianas. Si, señor, con dos …. Eso es respeto democrático a las instituciones con jornadas de puertas abiertas a los violentos incluidas. Me da que estos chicos del PSOE tiene un lio enorme, no tienen claro si tomar la calle o reconocer la política de Estado que esta llevando Rajoy como dicen Borrel y Bono. Coño, a estos socialistas no hay quien los entienda.

  8. Luis Español Says:

    Hay que animar a la izquierda a lanzarse a la calle: la derecha, en Francia, obtuvo sus mejores resultados históricos un mes después de mayo del 68. En los países democráticos, no digo en las satrapías, la calle y las urnas votan distinto. Recuerda querido Juan la gran presencia de los no a zp en la calle desde 2005 hasta 2008. He participado en manifestaciones de apoyo a las víctimas y contra el aborto en que fuimos millones. Y en 2008, perdimos. La calle manda hoy menos que los medios, todo es comunicación.

  9. Fernando Azancot Says:

    Comienzas con el recuerdo de Borges en la pluma, con la prosa de “aquel ciego que veía tan claro”; tanto que dedujo y proclamó que “sobre los hechos importantes hay que escribir poco; se escriben ellos mismos”. Y mi admirado Juan Van Halen, cuánto me has regalado con la dichosa frase, a meditar en esta tarde bisiesta; fecha señalada para la manifestación de las masas sindicales europeas en protesta por este capitalismo en crisis que proyecta su esclerosis múltiple sobre la masa gestada por el estado del bienestar, y que hoy mismo se ha lanzado a devorar crédito con que equilibrar sus propios desajustes, que no para usarlos en razón de su finalidad social, o sea redistribuirlos entre los verdaderos generadores de empleo, aquellos empresarios creadores de puestos de trabajo.
    Y ante la celebración europea, que nuestros sindicatos mayoritarios, y los no tanto, van a aprovechar para reivindicar lo que hasta poco no hacían y sí consentían, el líder de la oposición hace uso de la coyuntura propicia para alentarlos a la algarada que supongo no exenta de algarabía, algazara y alboroto. Todo tan arábigo que bien merece ser proclamado Rub-al-kaba.
    Y algo más preocupante, pues la arenga socialista incluye, por vez primera desde hace años, a la masa estudiantil. Y yo, que creía que los jóvenes, de tanto consumir botellonas, se habían vuelto pasotas, ahora me causa pasmo el verlos, servidos por los medios de comunicación visual, aupados sobre sí mismos, blandiendo la peligrosa antorcha incendiaria tan cainita y española. Y además sin saber muy bien por qué abandonan el aula y nos invaden la calle.
    La demagogia se ha instalado en medio de esta democracia, que no sé si algún día fue ni si algún día será. Desconocemos sus consecuencias.
    Mientras – escribes – Rajoy “seguirá con sus reformas”. Si es que lo dejan, apostillo.
    A mí ya me llegó la primera. Mi pensión descongelada e incrementada en un 1%, acaba de ser “reformada” al aplicarle a la retención mensual del IRPF un incremento del 1,07 %, según carta recibida de una directora general cuya competencia no queda especificada en la antefirma. Supongo que será debido a una economía de palabras por aquello de la reducción del gasto público.
    Comprendo que los hechos importantes “se escriben ellos mismos”. Mas por explicarlos mejor no desmerecen. Y de explicaciones andamos ayunos. Fue siempre la asignatura pendiente del Partido Popular, su falta de dominio en el campo de la comunicación. Y no es porque le falten insignes periodistas en sus filas y entre sus adictos. Tú bien lo sabes. Pero o no los atiende, o los “ningunea” que es peor.
    Yo, en tanto, pliego como tú comienzas, haciendo uso de “aquel ciego que veía tan claro”: “Hay una hora de la tarde en que la llanura está por decir algo; nunca lo dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos, o lo entendemos pero es intraducible como la música…”
    Pues eso.

  10. Rosa Valiente Says:

    Siempre lo mismo. Cuando la izquierda no está en el poder, está en la calle. Siempre los mismo. La historia se repite. La izquierda ya está intentando recuperarlo a base de algaradas y actos vandálicos a sólo dos meses de la formación del nuevo Gobierno. Siempre lo mismo. Si el PP no quiere que su legislatura sea una continua puesta en escena de lo ocurrido en Valencia, ayer en Barcelona y en otras grandes ciudades, debe aprender a solventar estas situaciones desde la recionalidad. Debe ser duro a la hora de utilizar la fuerza para disolver las manifestaciones ilegales pero al mismo tiempo lo suficientemente astuto como para tener pruebas de que el uso de la fuerza ha sido el último recurso. Que los españoles veamos como actua esta ugerrilla urbana organizada desde los despachos de Ferraz. Que veamos todos como provocan, como insultan, como apedrean a los policias, como se escudan entre “crios” de diecisite años y los usan como carne de cañón. Es un clásico de la izquierda empezar moviendo a los estudiantes. Siempre lo mismo. Si el Gobieno no hace nada en ese sentido, se verá inmerso en otra campaña de agitación tipo Prestige o de la guerra de Irak de proporciones gigantescas y que tan buen resultado dio al PSOE.
    Lo de los sindicatos es de traca. Ya le han hecho al Gobierno del PP más manifestaciones en dos meses que a Zapatero en cuatro años. Siempre lo mismo.

    P.D.: A Fernando Azancot: No se puede decir más bonito lo que usted dice. Un placer leerle. Gracias.

  11. hugo Says:

    Querido Juan : me ha encantado como describes a los sindicalistas en tu blog de hoy. Incluso me ha parecido que era corto .Espero que dentro de las muchas reformas que se están haciendo se acabe con las prebendas económicas de todos los que están cobrando , como el sindicalista famoso , por asistir a Consejos de Bancos que han recibido ayudas públicas . De todos .
    Efectivamente produce asombro oir las declaraciones de Rubalcaba, pero ya nadie le escucha

  12. Ernesto Ruíz P. Says:

    Pedir como ha pedido el PP que Rubalcaba condene la violencia en las manifestaciones es una nueva ingenuidad. Es como pedir que el diablo diga que en el infierno no hace calor… Rubalcaba es el incitador de todo lo que ocurre ahora como lo fue del 13-M de 2004, jornada de reflexión que él convirtió en una revuelta contra el PP. Ahora este tipo repite la jugada y no se le debe dar cuartel porque es malo como un dolor. No dice una verdad. O el PP espabila o de nada habrá servido haber ganado las elecciones. No se debe dar trato de caballeros a quienes no lo son y las ingenuidades se pagan, y el PP ya las pagó en 2004 al dejaser engañar por los policias que manejaba Rubalcaba que engañaron a Acebes. Lo que está pasando con Radiotelevisión Española es un triste ejemplo de como se las gasta el PSOE que no cree en lo dicen las urnas sino en las revueltas de la calle.

  13. JM Says:

    Felicidades ILUSTRE.
    Aunque en tú caso, es la Confirmación, del dia a dia, del trabajo,del aporte y de la Lealtad. Es una pena que no seas del psoe ya te diria “que hay de lo mio”? y si no pues un chalecito en cualquier sitio, que ya lo regaré yo, Joe que gracia tiene este pais. La verdad es que con lo serias que estan las cosas hay que utilizar mas que nunca el buen humor para sobrevivir.
    Se nos fué Don Manuel y “la calle” se quedo huerfana, yo creo que en el velatorio Rubalcaba, si te descuidas te la clava, ya pensó “ahora la calle es mia”, empezó a reclutar pringaos y a llamar a los “de siempre” y ya ves la que esta armando y la que queda. Como no va a ir con los sindicatos sin son los unicos que desde su millonaria poltrona son los que convocan a los obreros, paraos, estudiantes que no estudian y otros con el cuento de que les van a dar algo, vamos que van a volver las hipotecas free y las subvenciones, lo malo es que estos se lo créen. Vamos a ver mucho lio en la calle, es de rubal y ademas los gastos son de dinero publico, del que les damos para estas cosas.
    Maxime cuando la informatica la permite convocar lio en tiempo real a traves los telefonos.

    Por eso no se entiende como D.Mariano nos deja al mismo Director del CNI, aunque le guste a S.M., es como meterse a Rubal en la cama, y ya se sabe si te descuidas te la clava.
    No se entiende que habiendole dicho la Federacion de Hosteleria que con la ley del tabaco se han cerrado 12.000 establecimientos hosteleros, que a dos camareros al menos por sitio son 24.000 parados mas, en campaña se dijo en A3 y en la Sexta que se reformaria esta Ley, no se haga. Como no se cambian a mandos intermedios policiales, Embajadores,Banco de España, Presidentes de Consejos publicos, RTVE (por dios que nos dan caña todos los dias) como se siguen dando millonarias subvenciones a los COCOCYUGTGTGTROS, porque claro una cosa es que Alfredo pille la calle y otra que encima tenga la informacion de primera mano sobre lo que va a pasar, que se nombren secretarios y vicesecretarios de estado a personas mas que sospechosas, aunque sean amigas de Güindos, vamos que seguimos con lo de “Maricomplejines”, esto ya lo hizo Aznar y se llevo dos sacos de traiciones……..
    Esto de la Politica es que no hay quien lo entienda…….. a algunos nos enseñaron que dos y dos son cuatro y no es dificil entender ciertas cosas.
    A ver si nos lo explican mejor.
    Repito Felicidades y Abrazos Juan.

  14. Jacobo Rodríguez Says:

    Lo de los sindicatos es una vergüenza. Con el dínero que cobran del Estado y lo protegidos que están, lo único que les interesa, la única ocupación de estos herederos directos del Sindicato Vertical, es conservar los muchos beneficios que tienen y que, en realidad, han sido los únicos logros sindicales desde que el año 75 heredaron los derechos de los trabajadores que la dictadura dio a modo de pasar la mano por el lomo, pero lo cierto es que los dio y no menos cierto que los sindicatos actuales no han aumentado en nada los derechos del resto de trabajadores. Hay que decir que los suyos sí, y considerablemente.

  15. Una feminista Says:

    Van-Halen, me parece súper descriptivo el titular… pero sin entrar a comentar el contenido del post, que es impecable y está “aderezado” por las excelentes consideraciones de los que me preceden, he de decirle que una de las cosas que más me gusta cuando leo su blog es esa mezcla de ironía y humor con el análisis demoledor de la realidad política del país (que desde hace demasiado tiempo, viene siendo tremenda). Comparto con usted la satisfacción de ver como el nuevo gobierno actúa, trabaja, y toma medidas, espero, que resulten tan inteligentes, como la decisión de Rajoy de nombrarle miembro electo de la Junta Directiva Nacional. Por cierto, que si los nombramientos para los puestos que son miembros natos son coherentes, al no estar usted entre ellos, supongo que los elegidos deben ser genios…

  16. Arsenio R. Says:

    Estas acciones de Rubalcaba y Cía,se me parecen mucho al 13 M,y hay que estar muy alertas,pues sabemos como se las gastan para poder llegar al poder,recordar cuando le decían a José María Aznar,hasta criminal,cuando mandó tropas a Irak,para la reconstrucción del país,y no a la guerra,pero como era a Irak,ahí vieron un chance bueno,para colar las mentiras,que podían ser creíbles en parte de la sociedad que no estaba bien informada de eso.Es por eso que yo planteo,que haya mucha información por parte del PP,en cuanto medio haya,para que esta parte de la sociedad que no está tan bien informada,lo esté,y así disminuir las algarabías en las calles,por sindicalistas y adictos al socialismo totalitarista,que es el PSOE,e Izquierda Undida,quiero decir unida,ya que tienen la misma ideología,con la cual van de la mano siempre,y de esto no hay duda alguna,ya ahora se ven en las manifestaciones callejeras,y contando con los sindicatos,que de vez en cuando cantan la Internacional,de la extinguida Unión Soviética comunista,pero que ellos ahora quieren renovar parece,y en todo hay que adelantarse,para que no puedan ir a mas,que es su idea.

  17. Arsenio R. Says:

    Y me parece que hay que limpiar algunos mandos en el Ministerio del Interior,que todavía están ahí,algunos de la época de Zapatero,y que pudieran estar poniendo palos en la rueda del buen funcionamiento del Estado democrático,y de justicia,como el que se está tratando de encaminar,pues estaba algo deteriorado el sistema,por chorizos en casi todos o todos los partidos,y eso hay que limpiarlo de raíz,cueste lo que cueste,pues nos estamos jugando la democracia en estos momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: