La estrategia socialista y la senda de la República

by

La prima de riesgo por las nubes, el Ibex inestable,  la peronista Fernández expropiando a Repsol en su -mi- Buenos Aires querido, los catalanes del desnortado Mas y los andaluces del superviviente Griñán y del emergente Valderas amenazando con insumisiones de recortes y déficits, varias Comunidades acordando que no están de acuerdo en algo tan elemental como la compra conjunta de vacunas que, para ahorrar, había aconsejado el Ministerio de Sanidad…

Y volando sobre este atribulado panorama un Rubalcaba que no se reconoce en los espejos, que es atribución propia de las brujas, y no apoyó en el Congreso de los Diputados la Ley de Estabilidad que llegaba desde la reforma de la Constitución afrontada por Zapatero y apoyada en su día por un Rajoy entonces en la oposición. ¿Qué ha ocurrido para que los socialistas hayan cambiado de opinión negándose a ese pacto buscado por el Gobierno  hasta el último minuto? ¿Cuáles han sido esas diferencias insalvables a las que se refería Rubalcaba? Cuatro décimas. Así como suena. Cuatro mil millones de euros de déficit sobre un total acumulado -a ocho años, hasta el 2020- de ocho billones con “b”. Un 0,4 en ocho años cuando el Gobierno del que formaba parte Rubalcaba se desvió 2,3 puntos en un solo año. Ignacio Camacho mostraba su sorpresa en un impecable artículo cuyas tesis comparto. La estrategia de Rubalcaba es letal para la credibilidad de España, porque en la Unión Europea ven con asombro que el primer partido de la oposición ni siquiera respeta el único pacto al que Zapatero llegó con Rajoy a petición de los organismos económicos europeos: el de estabilidad. Y, además, hace agua en las Comunidades que gobierna el PSOE.

Rubalcaba teme que las fórmulas de Rajoy muevan la economía y a medio plazo produzcan empleo, y no da cuartel. Al día siguiente de ofrecer un pacto a bombo y platillo incumple el único pacto que había. Esa conducta torticera se le puede escapar al ciudadano de a pie, pero en la Unión Europea la siguen al milímetro. Ya ven en Bruselas por dónde va Rubalcaba y si las previsiones fallasen e hiciesen caer al Gobierno, que no va a ocurrir pero aunque no lo diga es lo que de más dañino tiene la estrategia de este Maquiavelo cántabro, ya saben nuestros supervisores  europeos que no podrían consentir unas nuevas elecciones que pudiera ganar el PSOE, porque lo que proponen los socialistas es sencillamente una parálisis, un coma profundo que no se sabe ni se sabría cuánto podría dudar y que sería mortal para el la zona euro. El desatasco del problema no sería, como cree el errado Rubalcaba, un combate electoral entre quienes aspirarían a entrar de refresco tras poner palos en las ruedas, con la falla recién ardida de los otros, sino un paracaidista tecnócrata al frente del Gobierno tipo Monti en Italia o Papademos en Grecia. Y entonces sí sabríamos lo que son recortes. A la izquierda sólo le quedaría echarse al monte, y no veo yo como partisanos a Rubalcaba y a Valenciano, a Cayo Lara y a Llamazares.

Hemos retrocedido a la irresponsabilidad, a los reinos de taifas, y ni siquiera nos damos  cuenta de la dimensión real de ese despropósito. Nadie en el país se percata de que estamos haciendo pic-nic sobre un volcán. Y en medio de estas agitaciones pare la abuela y, zas, se apunta otro debate. Y éste de calado institucional y que afecta a la Monarquía.

Con el Rey operado de una rotura de cadera, su nieto Felipe Froilán convaleciente de un accidente por arma de fuego, su yerno Iñaki Urdangarín inmerso en un proceso judicial y su ex-yerno Jaime de Marichalar declarando ante la Guardia Civil, los republicanos, encabezados por Izquierda Unida y con la participación de  algunos socialistas que no ven más allá de su ombligo y de elementos de una derecha estancada, parece que han creído encontrar las condiciones favorables para retomar, acelerándola, su vieja aspiración de un cambio de régimen en España.

Esas condiciones que consideran “favorables” son meras circunstancias que en un país normal, o sea no el nuestro, no pasarían de ser episódicas. Si atendemos a las graves crisis que han atravesado otras Monarquías en el mundo, lo que interesadamente entienden como viento a favor los aguerridos políticos de Izquierda Unida y compañía para promover nada menos que una vuelta de la tortilla, porque así lo plantean, o sea:  como una revancha, no movería ni la hoja de un árbol. Me temo, y ellos confían en que sea así,  que en España dará lugar al inicio de un nuevo debate, aunque  de pocos vuelos, y precisamente en un tiempo en el que tenemos ya abiertos muchos y graves debates.

Una Monarquía  como la británica, con escándalos innumerables y tantos “annus horribilis”, está ahí y a nadie serio se le ocurre pedir una República. Ni nada menos que la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, tras las bombas atómicas de Hirosima y Nagasaki, supuso el fin del Imperio nipón, ni siquiera un cambio en el titular de la Corona. Ese cambio sí se produjo en Italia, un país que comenzó la guerra entre quienes serían perdedores y la acabó entre los vencedores; el equilibrismo del Rey Víctor Manuel III que se quitó de encima a Mussolini, pero tarde, no salvó a la Institución. En España no se ha dado ninguna circunstancia grave y singular que pueda llevar a pensar a nadie con dos dedos de frente y conocedor de  nuestra Historia que sería bueno para el país un cambio de régimen.

Que el Rey vaya de cacería a Botsuana o a donde quiera en un viaje privado sin que suponga gasto alguno para el erario público, como ya ha explicado la Casa del Rey,  es un asunto que le concierne a él. Podrá ser más o menos oportuno, y yo creo que fue inoportuno, pero el asunto no pasa de ahí. Es más, como era un  viaje privado el Rey no tiene constitucionalmente que dar cuenta al Gobierno salvo por cortesía.

Entiendo más complicado, por ejemplo, el encaje constitucional del viaje anterior a Kwait a donde, según se dijo, el Rey fue a realizar gestiones económicas en su papel de singular “embajador”. Pese a ello, el Rey no viajó acompañado de un miembro del Gobierno, el tradicionalmente llamado “ministro de jornada”, cuya presencia es necesaria, de acuerdo con la Constitución, para que cualquier acto del Rey sea válida en sus términos institucionales. Esto que pudiera considerarse una anomalía, si es que no hay una explicación contundente que desconozco, fue glosado por Secondat en “El Mundo”, y tras ese seudónimo  montesquieuano se esconde uno de nuestros más prestigiosos constitucionalistas. Por eso me acojo sin dudarlo a sus criterios.

Podrá entenderse más o menos que el Rey viaje al extranjero invitado a una cacería, una afición que le viene de sus antepasados de la dinastía austriaca, y sobre todo en estos duros tiempos, pero estoy seguro de que políticos de tronío que recibieran esa invitación de un amigo, no la desaprovecharían. Decir como ha dicho Cayo Lara que el viaje supone una “falta de ética”, me parece una hipocresía y un cinismo. Su correligionario de Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín, cobró el año pasado 526.000 euros como consejero de Bankia, y no se sabe que Cayo Lara le haya tirado de las orejas para que reparta con los parados o los desahuciados sus casi noventa millones de las antiguas pesetas del año pasado. Ya dice el “Refranero” lo fácil que es no ver la viga en nuestro ojo cuando vemos la paja en el ojo ajeno.

El experto en diarreas verbales, Tomás Gómez, se ha apresurado a pedir al Rey que abdique, y Patxi López, ocurrente pero no siempre oportuno, ha solicitado que pida disculpas. ¿Por qué va a abdicar? ¿Por qué va a pedir disculpas? ¿Por viajar a Botsuana? ¿Por cazar elefantes en un país que tiene esa actividad reglada? ¿Por tener un accidente? Si no ha abdicado la Reina Isabel de Inglaterra con lo que le ha ido cayendo y con muchos años más, con un Príncipe de Gales más que maduro ¿por qué ha de hacerlo Juan Carlos de España? Menos fino se ha manifestado el coordinador de Izquierda Unida de Badajoz, Manuel Sosa, que ha declarado, y cito textualmente: “Lamento que el nieto del Rey se haya pegado un tiro en el pie con la cantidad de sitios que hay en el cuerpo para pegarse un tiro”. Quiero suponer que este tipo pensaría lo mismo si el tiro en el pie se lo hubiese pegado su señora madre, su hijo o su nieto sin es que ya es padre o abuelo. La zafiedad de los políticos de izquierda no tiene límites.

No resulta menos indicativa y, al tiempo, amenazadora, la campaña de los cachorros de Izquierda Unida: “Nuestros recortes serán con guillotina”. A la frasecita se une la imagen de una guillotina cuyo filo lleva pintada una bandera republicana. Una delicia. ¿Nos quieren cortar la cabeza a quienes no pensamos como estos muchachos? O sea a los que usamos la cabeza para pensar y no para embestir. Viva la concordia, la negociación y el pacifismo. Hay antecedentes en el viejo PCE y en el viejo PSOE: se llamaron “brigadas del amanecer”. No utilizaban guillotina pero sus métodos eran igual de expeditivos y el resultado final era el mismo.   

Es obvio que el viaje del Rey no era oportuno por las condiciones que vive el país, aunque no haya costado un euro al presupuesto nacional, pero cuando uno es el invitado, aunque se trate del Rey, la iniciativa es de quien invita. Lo cierto es que don Juan Carlos se ha dejado llevar por su afición aprovechando un fin de semana, y no nos hubiésemos enterado de no haberse producido el accidente. Distinto es que el Rey a sus 74 años, con ocho operaciones  desde que inició su reinado, deba ir percatándose de que no está para ciertos trotes. Ni para practicar los deportes que tanto le gustan ni para exponerse más de lo que resulta prudente.

En el desafortunado asunto del accidente del Rey y de las reacciones que ha movido, destaca el doble mensaje del PSOE. Por un lado oficialmente se ha mostrado prudente, pero por otro lado en el último Pleno del Congreso de los Diputados su portavoz, Soraya Rodríguez, en jarras como Agustina de Aragón o como una cantinera regimental, no dejó de hacer su alegato republicano como correspondía a la ocasión. Y Gómez ya he escrito que también salió por peteneras no respetando el guión. Dicen que algunos ministros no se coordinan, pero a Rubalcaba se le desbocan los caballos.  

En medio de estas circunstancias que cree favorables, Izquierda Unida ha editado un vídeo de exaltación republicana con motivo del 81 aniversario de la proclamación de la II República. El vídeo se titula “Somos un país y vamos a por la tercera”.

Izquierda Unida cae en el error de siempre,  del que parece no sabe salir o, ciega,no quiere salir: ofrece a los españoles una reedición de aquella funesta experiencia de la II República, no una III República de nuevo cuño y nuevas aspiraciones desde el reconocimiento histórico  de que la de 1931 fue un fracaso. Es más fácil liquidar algo que consolidar lo que ya se tiene aunque resulte positivo para España por encima de los revanchismos a los que es tan aficionado Cayo Lara al que le supongo menos lecturas históricas objetivas de las necesarias y más dosis de fervorina de las que al realismo convienen.

Pero lo peor del vídeo es su absoluta falsedad. Ni la dictadura de Primo de Rivera fue militar durante todo su proceso, ya que dio paso a un Gabinete mayoritariamente civil, en el que por cierto colaboró como Consejero de Estado Largo Caballero;  ni fue nefasta para la economía española, como saben muy bien los economistas, en cuyo gremio no figura Cayo Lara, de modo que la tremenda crisis de 1929 apenas nos tocó; ni la Monarquía de Alfonso XIII fue más corrupta que cualquier otra etapa de nuestra Historia, incluida la II República; ni en aquellos cinco años se produjo un esplendor cultural portentoso, incluso debido a su corta duración, ya que, por ejemplo, la “generación del 27”, el  acontecimiento cultural más importante, es, como su nombre indica, de la etapa de Primo de Rivera, y quienes brillaron culturalmente entre 1931 y 1936 ya habían brillado en los años anteriores, y quienes entonces se iniciaban brillarían después; ni es achacable a la izquierda el voto femenino, que fue promovido y aprobado durante el Gobierno republicano de centro-derecha contra la voluntad expresa de la izquierda; ni fue una balsa de tranquilidad, ya que se produjeron graves episodios de violencia política, desde la quema de conventos, a Castilblanco, a Casas Viejas,  a la revolución de Asturias y al golpe separatista de Barcelona, en unos años salpicados de atentados, mortales o no, contra las personas, que culminaron con el asesinato de Calvo Sotelo, uno de los líderes de la oposición, por fuerzas de Orden Público de la propia República; Calvo Sotelo había sido ministro de Hacienda en tiempos de Primo de Rivera, con decisiones que favorecieron de manera decisiva a la economía española. Tampoco puede considerarse a la II República una democracia ejemplar, y en este sentido, hay que recordar, junto a  episodios como los de Asturias y Barcelona,  el golpe palaciego, dudosamente constitucional, del cese del presidente Alcalá-Zamora y su sustitución por Azaña, que era visto por socialistas y comunistas como más bizcochable, y el amaño de las elecciones del 19 de febrero de 1936, asunto en el que tiene ya pocas dudas la historiografía internacional más solvente.

En definitiva, el vídeo republicano editado por Izquierda Unida es un material para convencidos que, además, tengan poca voluntad de saber la historia como fue o quieran olvidarla. Unas imágenes para consumo interno y estimulación de la testosterona política.  Por lo demás, no creo que deban esperar  la llegada de “la tercera”. Cayo es un tipo al que le gusta el equilibrismo sin red, por eso tampoco se percata de que los recortes no son el invento de unos locos o de unos malvados sino una necesidad de todos para salir adelante.  Debería dedicar dos tardes a estudiar economía. Y leer más y con aprovechamiento. Y debería leer más y con aprovechamiento para adquirir visiones realistas de la vida y de la historia. 

Políticos incultos ha habido no pocos, y los hay, y los seguirá habiendo, pero la carencia de realismo es un lastre a menudo insuperable para quien aspire a recibir la confianza de los ciudadanos. Aunque uno incluso en esto ya está curado de espantos probablemente por aquello de que España es diferente.

PD.- “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá  ocurrir”. El Rey se ha disculpado aunque no se sabe de qué y por qué.  Se ha conocido que a la cacería en Botsuana le invitó el magnate sirio Kayali, eslabón fundamental en la concesión a España del mayor contrato conseguido en el extranjero: el tren de alta velocidad de La Meca a Medina. El Rey intervino para que España sea favorecida,  le invitan a una cacería, un viaje privado de fin de semana, y resulta que tiene que pedir disculpas… España es diferente. Desde Don Pelayo, que yo sepa, la Historia no recoge la petición de perdón de un Rey. En esto Juan Carlos I tambièn ha roto moldes. Cada cual debe obrar según su conciencia y no me gusta juzgar las decisiones libérrimas de nadie, y tampoco las del Rey. Pero no me he sentido cómodo viendo esa imagen de Juan Carlos I, con el rostro crispado por la emoción, como un niño cogido en una picia que dice a sus padres:  “he sido malo y no lo volveré a ser”. Humanamente es una decisión valiente. Nobleza obliga. Los Reyes no piden perdón. El nuestro sí. Tenemos suerte porque es como es.

Anuncios

9 comentarios to “La estrategia socialista y la senda de la República”

  1. hugo Says:

    Comparto tus opiniones sobre Rubalcaba y sus vergonzosa actuación , poco patriótica en estos graves momentos . Pero yo no disculpo el viaje del Rey , por muy privado que fuera , en la grave situación de España , sin llegar por supuesto al esperpento de Izquierda Unida

  2. Observador Says:

    Rubalcaba no hace otra cosa que poner palos en las ruedas del Gobierno cuando el principal culpable de la situación que ahora hay que enmendar fue el Gobierno de Zapatero en el que él era el mandamás. Con esta oposición España no va a ninguna parte y nuestra credibilidad internacional seguirá por el suelo.
    En lo que respecta al viaje del Rey a una cacería, desde luego fue inoportuno como usted dice pero también ha habido mucha hipocresía en las críticas y, como siempre, el PSOE con su doble mensaje. Rubalcaba conciliador, aunque matizando, y Gómez y Patxi López echándose al monte… Con los problemas gravísimos que tiene España no es como para perder un minuto con el tema. Fue inoportuno que el Rey viajara, pero estaba invitado, era un viaje privado, y no costaba un duro. No hay que sacar las cosas de quicio.

  3. Bvda Says:

    Expresa el artículo 56 de nuestra Carta Magna:”El Rey es el Jefe del Estado,… asume la más alta representación del Estado Español en las relaciones internacionales…” En el ejercicio de sus funciones y responsabilidades parece que el Rey ha cumplido con los españoles cuando han resultado positivas sus gestiones ante los saudies para la participación de empresas españolas en la ejecución del tren de alta velocidad de la Meca a Medina. Esta gestión supondrá una inyección económica, en favor de empresas de nuestro país, muy importante no sólo por las cantidades económicas que se mueven sino también por el momento en que llegan. Pues bien, en vez de reconocer el recto y exitoso fin de sus gestiones hay quienes, poniendo el énfasis en la anécdota de si ha costado dinero o no, y no ha costado un sólo céntimo de euro a los españoles, se están dedicando a aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para reactivar el plan de acoso y derribo, que existe durante los últimos años y está liderado por la izquierda más radical, contra el Monarca.
    No veo ningún mal ni desdoro en el hecho de que el Rey se haya tomado dos días de asueto, invitado, y en un viaje privado. Estemos o no en crisis. Pero apelando a la coherencia de quienes han criticado este asunto espero que ninguno de ellos se coja el puente de mayo ni, por supuesto, mucho menos, cojan vacaciones este verano.

  4. JM Says:

    Buenas tardes ILUSTRE.
    Me ha producido vergüenza ajena, las disculpas de S.M. al pueblo Español, mas bien al pueblo mediatico ó de izquierdas jaleado. Lo primero que se me ocurre es que habria que cambiar al Jefe de la Casa de SM. por Inutil, ha sido incapaz en funciones de saber manejar esta crisis, no ha salido ó sacado a alguien para explicar que esta caceria de elefantes era la segunda parte de los compromisos con Kayalis, artifice del contrato de 7.000.000.000 de dolares para el ferrocarril La Meca-Medina que tan bien gestionó SM. para las Empresas Españolas con Arabia Saudi. Amigos-Hermanos de D. Juan Carlos de Borbon y Borbon.
    No ha sabido explicar, porque no lo ha hecho como funciona Bostwana, cual es su Industria Turistica (las cacerias), que es el descaste de los Elefantes viejos ó cojos que se comen las cosechas de los poblados. Que se cobra, que van dos interventores cinegeticos del gobierno a cada safari, que SM. estaba absolutamente invitado por Arabia Saudi en la persona de Kayalis, etc… vamos de vergüenza. Se ha tratado a SM. peor ó igual que a Belen Esteban, La Princesa del pueblo. Casi de podria nombrar a Jorge-Javier Jefe de la Casa real, no lo haria peor, si acaso igual.
    Este es un pais de Salvame de Luxe, la envidia nos corroe. El pobre estupido de Tomas Gomez, Marques de Parla, opinando. Que sabra este de Elefantes, a lo mas que podria aspirar es a cazar pajaritos con un tirachinas en el retiro, que es lo que le corresponde a su mayor nobleza,
    !que vergüenza¡.
    El pobre e indocumentado a mas de inculto cayo Lara que va a contar, para el, la virgen maria se llama Dolores Ibarurri, y no sabe mas, que pobreza de miras, es que para lider vale cualquier oportunista descualificado aunque no sepa ni leer. Vaya desgracia que tiene España con esta gentuza. El pobre Anguita da pena, ya sin pograma, proclamando la 70 Republica chorizo-socialista-analfabeta-comunista. De verdad que es para darles dos euros y que se compren un periodico, aunque sea El Pais. Vaya cauadrilla de tiraos.
    Los socialistas ya te dije, cualquier cosa vale para recuperar el poder é incendiar la calle, incendiarla con el copago , los elefantes ó la Pantoja.
    A pesar de la vergüenza que he sentido al ver a SM. pidiendo disculpas (obligado) viva El Rey.
    Gracias Juan.
    (pido disculpas por el tono, pero estoy muy indignado y muy cabreado).

  5. JM Says:

    Un detalle mas, mi querido y admirado tocayo Jose Manuel Garcia-Margayo, se quejaba de la tibia respuesta de Hillary Clinton sobre la Nacionalización (robo) de Repsol YPF.
    ¿ A que no sabeis que empresa va a explotar el nuevo yacimiento de tierra de vacas en Argentina ?.
    Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiï, una petrolera U.S.A., Shell, Texaco.Chevron etc.. tema que estaba ya hablado y mas que pactado.
    Como dijo la hija de tejero, papa sal de ahí los tuyos te han traicionado.
    ¿Sera que el dinero es la unica filosofia de comportamiento humano en estos tiempos ? pues vaya !

  6. ANTONIO M. Says:

    Hay quienes tienen la capacidad de comprender todo, según qué. Afortunados ellos.
    Lo que es evidente es que a pesar de la situación de España, algunos siguen “viviendo como reyes”.

  7. Jacobo Rodríguez Says:

    El problema es como lo plantea el Sr. van-Halen en este artículo, los socialistas están preocupados por sus problemas internos y temen que España mejore y les cojan als próximas elecciones en pleno movimiento de partido, lo que les dejaría otra legislatura fuera de la Moncloa. Lo que, dicho sea depaso, permitiría al país tener un respiro y volver a encauzar el desaguisado que dejó el presidente Zapatero y su equipo.
    por otro lado, es una pena que este Gobierno tampoco se atreva a modificar el carísimo sistema autonómico. Lo único bueno de una intervención (que esperemos no llegue) es que, muy posiblemente, modificaría el sistema autonómico.
    Y sobre el Rey solo cabe decir que es lo mejor que nos ha pasado y que la Monarquía, con sus problemas, es la mejor y más segura (y barata) institución del Estado. Y además, la única alejada de las luchas entre partidos e ideologías, la única que es de todos, sin distinción.

  8. OPCH Says:

    Acertado, sin duda, está Van Halen cuando plantea la necesidad para el PSOE de que las iniciativas del Gobierno de Rajoy no funcionen. Es una cuestión de supervivencia.
    En cuanto al asunto del Rey no creo que haya sido acertada la estrategia. Personalmente hubiera optado por aconsejar al Rey que otro por él hubiese salido a explicar a qué obedecía el motivo de su viaje. Y es que éste no era otro que la necesidad del Monarca de agradecer, con su presencia en esa cacería, la decisión de adjudicar a empresas españolas buena parte de la construcción del tren de alta velocidad entre la Meca y Medina. No había nada por lo que pedir perdón.Y si hay mucha envidia y mucha ignorancia. Una mezcla explosiva azuzada interesadamente pon la izquierda más retrógrada de este país.

  9. Una feminista Says:

    No tengo claro lo que me parece más negro de todo esto:
    Un jefe de la oposición, Rubalcaba, sin la suficiente envergadura política cómo para saber que en una crisis profunda, la gente necesita serenidad y coherencia y no un titular sobre su voto en contra de la Ley de Estabilidad. Acompañado de unos “primeros espadas”, Gómez, López, Rodríguez y compañía, que se apuntan a cualquier argumento, mejor dicho, comentario, porque no suelen argumentar, que simplemente les sitúe en los medios y a la contra.
    Una monarquía cuya única justificación racional sería la alta especialización para la función de la jefatura del estado, pero que tiene un nivel muy deficiente para seleccionar a sus miembros. Porque aunque yo creo en el amor, también creo que si las infantas se enamoraron de estos dos impresentables, el Rey podía haberles apartado de la vida pública desde el minuto uno.
    O nuestro tercer partido en número de votos, Izquierda Unida, que se despacha en sus actuaciones políticas con una insensatez tal que parece como si el futuro o la situación no fuera con ellos, y se toman a “chirigota” el propio sistema constitucional que nos hemos dado democráticamente. Acaban de tomar posesión en la Asamblea de Andalucía prometiendo sus cargos “por imperativo legal” y Juan Manuel Sánchez Gordillo ha añadido que, como militante de izquierda anticapitalista, está comprometido con “subvertir” el sistema establecido que provoca “paro y corrupción”, se ha declarado “insumiso” ante “la dictadura del mercado” y se ha comprometido a luchar “por esta nación sin solvencia que es Andalucía” y a dar voz “a los que no la tienen”. Eso sí, para darle a su fórmula un “sentido institucional”, terminó al grito de “Viva Andalucía libre”.
    Ante tanta estulticia, apoyo sinceramente su tesis, Van-Halen, sobre la importancia de conocer la Historia… y me alegra ver su referencia ajustada a la realidad, que en este caso como en tantos se deforma habitualmente, sobre la consecución del voto femenino en 1931. Cuando Clara Campoamor, militante feminista y diputada del Partido Radical, republicano-conservador, con un discurso inteligente y comprometido sobre el reconocimiento de este derecho, consiguió la inclusión del artículo 36 en la Constitución de la II República Española con 161 votos a favor, pertenecientes a los diputados de todos los partidos de derechas, algunos diputados del Partido Radical, minorías republicanas, progresistas y catalanes, y a sólo una parte de los diputados del Partido Socialista, entre los que hubo notables deserciones como la de Indalecio Prieto, que se ausentó de la votación. Votaron en contra 121 diputados pertenecientes a Acción Republicana y al Partido Radical Socialista, como Victoria Kent. Es decir, de las dos únicas mujeres diputadas en las Cortes, votó a favor la perteneciente a un partido conservador, Clara Campoamor, y en contra, precisamente la de un partido de izquierdas.
    En definitiva, me encanta recordar (mi seudónimo lo explica) este episodio de la Historia de España sobre los derechos de las mujeres, y tengo claro, esto sí, que ha sido gracias a su maestría, señor Van-Halen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: