Por qué no te callas y el laberinto andaluz

by

Un personaje del Premio Nóbel noruego Knut Hamsun habla continuamente; no para.  Eso le hace ser el hazmerreír de sus compañeros. Fuera de la ficción, en la realidad más real, se hizo célebre aquello de Juan Carlos I a Hugo Chavez: “¿por qué no te callas?”. El venezolano estaba diciendo cosas inconvenientes. Estas líneas van de un personaje vivo y normal, no  literario ni regio, que se molesta cuando le dicen que se calle, aunque  meta la pata. Rubalcaba no se va a callar, y se queja de que Rajoy le diga que lo haga. Pero, naturalmente, miente. Lo que le pidió Rajoy públicamente fue que quien ha sido colaborador necesario de la ruina de España está mejor calladito, sobre todo si se permite anunciar una y otra vez que él tiene la fórmula mágica, el bálsamo de fierabrás para salir de la crisis. Rubalcaba ya nos lo había anunciado durante la campaña electoral  de las pasadas generales.

Un antagonista al agente “007” en las novelas de Iam Fleming, las que inspiraron la serie cinematográfica, es el “Doctor No”. Se ha reencarnado en Rubalcaba. Si nuestro “Doctor  No” tiene esa fórmula para superar la crisis, si puede sacarse de la chistera medidas distintas a las que está tomando Rajoy, algunas de las cuales tomó tímidamente el anterior Gobierno del que formó parte, que las hubiese puesto en práctica cuando fue todopoderoso en años pasados, o que, al menos, se las hubiese explicado a Zapatero. Pero no lo hizo. Porque proclamar continuamente que se debe gastar más no es solución. Ya conocimos ese jarabe y nos dejó 90.000 millones de euros de lastre y 27.000 millones de euros de déficit ocultado a la Unión Europea y a los españoles. O nos habla de su fórmula magistral y secreta o que se calle para siempre.  Que nos hable de fútbol o que arrime el hombro de una vez demostrando alguna responsabilidad. O, por lo menos, que deje que otros traten con esfuerzo de arreglar el entuerto que su Gobierno dejó.

A Rubalcaba le molesta callarse pero, al tiempo, exige a Rajoy que no hable de la herencia que recibió el 20 de noviembre. Eso le parece democrático. Qué cosas.

El inconsistente líder del primer partido de la oposición acusa a Rajoy de que pedirle que se calle no es democrático. Bueno, lo democrático parece que es ganar unas elecciones por una contundente mayoría absoluta, 186 escaños, y que quien las pierde con el peor resultado socialista de su historia, 110 escaños, busque la democracia en la movilización callejera. Lo democrático es, según Rubalcaba, dar más credibilidad a quienes se manifiestan en la calle, que siempre son infinitamente menos, que a quienes se manifiestan libremente en las urnas. Curioso modo tiene el líder socialista de medir la democracia.

La respuesta a Rubalcaba y a los Sindicatos es que la calle no se deja engañar. En la manifestación convocada el pasado 29 de abril se movilizaron según la Policía, que no tiene motivo para mentir, 9.000 personas; los Sindicatos dijeron que 40.000. En la celebración del 1º de mayo respondieron a la llamada socialista y sindical 15.000 ciudadanos, aunque los Sindicatos dijeron que 100.000; fue la de menor asistencia de los últimos años. Los Sindicatos son las instituciones cuya imagen se ha deteriorado más en menos tiempo. Si el desnortado PSOE de Rubalcaba quiere recibir de los Sindicatos el abrazo del oso, allá él.

Mientras, suceden cosas que Rubalcaba y sus acólitos desdeñan. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, autor del Pacto de Estabilidad, viajó a España para declarar, junto a Luís de Guindos, que las medidas económicas que está tomando el Gobierno para salir de la crisis le parecen impresionantes. Afirmaciones parecidas se escuchan desdela Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de Estados Unidos, etcétera. Pero estas opiniones parecen pertenecer a pardillos sin consistencia.

Por lo que desoyen las opiniones de los expertos, se diría que quienes saben Economía son Rubalcaba, Méndez y Toxó. Pero no es así. Rubalcaba en su soledad sueña con un futuro en el que las medidas de Rajoy no tengan éxito, y Méndez y Toxo no defienden a los trabajadores, defienden sus privilegios, que desde el cambio de Gobierno están mermándose sin prisa pero sin pausa.

Tampoco sabe demasiada Economía Cayo Lara. La fórmula del líder comunista para superar la crisis se resume hasta ahora en la proclamada “salida por la izquierda” que es más bien una fórmula vaporosa; poca cosa. Y digo que hasta ahora porque ya hemos desvelado el misterio: la salida de la crisis por la izquierda es la que ha llevado Valderas, líder comunista andaluz, a su pacto de gobierno con Griñán que mantiene con sus votos al quemado presidente del Gobierno de Andalucía en su sillón del Palacio de San Telmo.  

El “Acuerdo por Andalucía” que da cuerpo al Gobierno bipartita es un decálogo lleno de ocurrencias. Crea hasta seis nuevos organismos públicos, entre ellos una “entidad financiera andaluza” y un “instituto público de crédito” con una dotación de 1.500 millones de euros, que supone más de la mitad de la deuda andaluza con sus proveedores; anuncia una treintena de leyes, entre otras una sobre la “memoria democrática de Andalucía” y otra sobre la transexualidad; anuncia nuevas fórmulas fiscales, una “revolución impositiva”, y una nueva financiación de la Comunidad y de los municipios;  anuncia la ejemplaridad  “en el ejercicio de lo público” apostando, entre otras vías, por una modificación de la ley del Defensor del Pueblo Andaluz y por un Estatuto de Altos Cargos de la Administración; anuncia una reforma de la Ley Electoral cercana a la que promueve Esperanza Aguirre en Madrid, de momento congelada precisamente por la oposición de IU y del PSOE; anuncia que se modificará la norma para garantizar la constitución de  comisiones de investigación parlamentaria; anuncia que garantizará la práctica del aborto “a cargo de la Seguridad Social y dentro de la red sanitaria pública”; anuncia limitar el funcionamiento de las Bases de Rota y Morón; anuncia que Andalucía tendrá voz propia en las negociaciones con la UE; anuncia la creación de diversos Grupos de Trabajo para estudiar algunos asuntos de carácter social y económico, que eso no compromete a nada y tranquiliza a quienes desde IU están mosqueados por el pacto.

A lo largo del Acuerdo se desafía una y otra vez a la Administración central y se establecen directrices para la relación de la Junta de Andalucía con el Gobierno de la Nación “desde la defensa del Estatuto de Autonomía”. En una clara advertencia al Gobierno central se asegura que de producirse “actuaciones contrarias” al Estatuto, es evidente que se refiere a la intervención directa de su economía prevista en la Ley de Estabilidad, la Junta de Andalucía “emprenderá cuantas acciones institucionales, jurídicas y sociales sean precisas para su restitución y defensa”.

Una vez recuperada su poltrona presidencial, Griñán ya ha proclamado que no acatará la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que es tanto como desear una legislación a la carta, de modo que, según eso, los ciudadanos sólo cumpliríamos las leyes que nos saliese de la entrepierna cumplir. Menuda imagen de solvencia vamos a dar a Europa.

En resumen: más gasto, más organismos públicos, resistencia a las medidas de austeridad del Gobierno, insistencia en la mirada al pasado, medidas que rebasan con mucho las competencias autonómicas,  y brindis al sol sobre la corrupción, ya que el propio hecho de mantener a Griñán al frente de la Junta es una contradicción con un deseo sincero de transparencia y de abandono de las prácticas corruptas. No vale el borrón y cuenta nueva; un cambio de Gobierno no supone un cerrojazo a las responsabilidades anteriores. Creer que Griñán se va a investigar a sí mismo es una ingenuidad por no llamarlo por el nombre que le es más propio: una complicidad.

El futuro del nuevo Gobierno de Andalucía tiene sobre sí la investigación judicial de los ERE fraudulentos. El ex–consejero de Empleo, Antonio Fernández, ingresó en prisión por una trama que ya dura una década. La estrategia de la incansable juez Mercedes Alaya apunta a que el cerco se irá cerrando en las próximas semanas en torno a José Antonio Viera que era consejero de Empleo cuando se inició el fraude de los ERE. Permitió que durante diez años se repartiera dinero público con una discrecionalidad impropia de una Administración. Si Viera es imputado el asunto pasaría al Tribunal Supremo ya que tiene acta en el Congreso de los Diputados.

El fraude de los ERE tiene dos partes diferenciadas. La primera parte es corrupción pura y dura: personas que cobraron dinero público pese a que nunca trabajaron en las empresas favorecidas por los ERE, ayudas directas y sin control a sociedades vinculadas a cargos del PSOE, sus familiares y próximos, comisiones cobradas por intermediarios en los expedientes… La segunda parte compromete de plano al Gobierno andaluz, ya que la juez Alaya apunta a todo el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía y a sus dos últimos presidentes: Chaves y Griñán. La juez cree que el procedimiento seguido en la concesión de las ayudas es ilegal. Y se trata de una partida presupuestaria dotada a lo largo de los años con 700 millones de euros, que si se declara ilegal crearía no pocos problemas jurídicos, ya que habría daño a terceros. Lo cierto es que el procedimiento recibió objeciones continuadas por parte de la Intervención de la Junta de Andalucía.

Cuando empezó la acción judicial contra el ex–consejero Fernández, Alfonso Guerra se pasó varios pueblos en su estilo clásico cuando injurió a la juez entrando en chascarrillos sobre su vida privada y, con otra palabra, vino a llamarla puta. Muy fino. La reacción de la Junta ante el ingreso en prisión del ex–consejero ha sido inequívocamente defensiva: se ha llegado a acusar más o menos directamente a la juez Alaya de prevaricación al estimar que le ha discriminado ya que se merecía un tratamiento distinto e insinuar que lo ha hecho por tratarse de quien se trata. La reacción es defensiva ya que algún malicioso podría pensar que se trata de dar afecto a Fernández para que no hable más de la cuenta. Aunque el ex–director general de Trabajo y Seguridad Social, Francisco Javier Guerrero, también en prisión, ya ha hablado lo suficiente. Declaró ante la juez que todos sus superiores, del consejero al presidente de la Junta, conocían que los ERE se otorgaban “discrecionalmente” y “sin publicidad” por lo que la juez entiende que la Junta había ideado un  “sistema” para eludir los controles.

De la evolución del procedimiento judicial dependerá la estabilidad y continuidad del flamante Gobierno PSOE-IU. Valderas, probablemente azuzado por Cayo Lara, ha hecho que muchos afiliados a IU hayan tragado carros y carretas para pactar con Griñán, que había sido una de sus más conspicuas bestias negras durante la anterior legislatura. Ni mucho menos ha habido unanimidad entre las bases de IU, en su mayoría comunistas, en relación con el pacto, sobre todo por la evidente corrupción estructural del “régimen” socialista andaluz durante más de treinta años. Con condenas encadenadas o con imputaciones hacia arriba Valderas no podría mantenerse en el Gobierno, si es que quiere dar una imagen ética.

IU de Andalucía convocó una consulta interna para que sus afiliados opinasen sobre el pacto con el PSOE y, sobre todo, sobre su integración en el Gobierno. Las bases se pronunciaron respondiendo a dos preguntas muy concretas. La primera sobre la conformidad con un acuerdo político entre PSOE e IU y la respuesta debía ser “sí” o “no”. La  segunda sobre la opción preferida en el desarrollo de ese acuerdo político, y la respuesta debía ser: acuerdo de legislatura o entrada en el Gobierno. Para muchos afiliados en la consulta se evitaba una opción que  no pocos preferían: apoyo a la investidura de Griñán, para impedir el Gobierno de Arenas, que, por cierto ganó las elecciones, pero oposición durante la legislatura y rechazo a cualquier acuerdo con el PSOE. El CUT, formación integrada en IU y liderada por José Antonio Sánchez Gordillo, apostaba por esa opción. Sánchez Gordillo declaró que el pacto de gobierno con el PSOE supone “el anuncio de la muerte de IU porque el electorado  no nos lo va a perdonar” y entiende el pacto como una “auténtica barbaridad”. Lo mismo opina una llamada “Plataforma ciudadana por la información y la participación pública” que distribuyó en la red el manifiesto: “Por qué nos oponemos al pacto IU-PSOE en Andalucía”.

El día 25 de abril Valderas hizo públicos los datos de la consulta a sus bases. Según dijo el 84,93 % de la militancia apoyó un acuerdo de gobierno con los socialistas, pero sus propios datos contradicen tal porcentaje. Efectivamente, según sus cifras, de los 7.635 miembros que forman el censo de IU, los 3.725 militantes que votaron a favor del pacto de gobierno representarían el 48,79 % del total.  Las cuentas de Sánchez Gordillo son muy otras. Todas las papeletas del CUT, su formación dentro de IU, fueron declaradas nulas porque no se ajustaron a las dos preguntas impuestas por la coalición. Según este dirigente en las asambleas locales que controla CUT los votos fueron 3.833, de los que 2.689 se manifestaron por apoyar sólo la investidura, 81 por un pacto de gobierno y 61 por un apoyo de legislatura. Un 95,63 % rechazó el Acuerdo cerrado con el PSOE mientras sólo un 4,36 % lo habría apoyado.

El nuevo Gobierno tendrá que asumir los anuncios de austeridad de Griñán, ya con Rajoy en Moncloa: ahorrar 2.700 millones de euros que con la rebaja de 2.300 euros en los actuales Presupuestos de la Junta, supondrían un total de rebaja de 5.000 millones. El Presupuesto actual de Andalucía es de 32.000 millones de euros. La postura de IU en el último debate presupuestario fue muy dura con las cuentas de Griñán. El 26 de diciembre del año pasado, el último día del debate, el portavoz de Presupuestas de IU en el Parlamento de Andalucía, Ignacio García, dijo que esas cuentas “van a profundizar en la crisis” porque son unas cuentas “obedientes a los mercados” y que, por el contrario, “no ayudan a los parados, no hablan de empleo y plantean una importantísima rebaja de las inversiones”. Ahora IU va a tener que convivir con esos Presupuestos, y con sus cuantiosas rebajas, que no parecen compatibles con los enormes gastos que suponen los términos del “Acuerdo por Andalucía” firmado con el PSOE. A ver cómo salen del laberinto.

Valderas ya es vicepresidente de la Junta de Andalucía y dos comunistas regentan las carteras de Fomento y Turismo, dos chollos para el manejo de la pastizara. Entra como Consejera de Fomento una señora que se apellida Cortés pero a la que se conoce escasa cortesía; recibió a una procesión de Semana Santa con los bramidos de una sirena, propuso que se colocara la bandera republicana en el Ayuntamiento de Córdoba, y llamó a la bandera de España “trapo de colores”. En fin, esta aguerrida comunista es lo que Ramón Gómez de la Serna llamaría “analfabeta ilustrada”, que en este caso no es una contradicción.

El afán de Valderas y los suyos por el sillón, el despacho con moqueta y el coche oficial pondrán en una extraña tesitura a IU que tendrá que apoyar a quienes sus votantes del pasado 25 de marzo no querían ver ni en pintura. IU recogió buena parte del voto socialista descontento y asqueado y por eso pasó de6 a12 diputados. Que no se equivoque el dirigente comunista andaluz: era un voto contra Griñán y sus políticas. Y ahora resulta que los esforzados seguidores de Valderas, sólo por su ambición de poder,  han apoyado a Griñán. Una incoherencia indiscutible. Esta es la verdad, dígala Agamenón o su porquero, como nos cuenta don Antonio Machado en “Juan de Mairena”. Don Antonio pone en boca de Mairena: “la mayoría de los hombres preferirá, a la verdad vulgarizada, la mentira ingeniosa o la tontería sutil”. Pero en este caso ni la mentira es ingeniosa ni la tontería es sutil. Así están las cosas en el laberinto andaluz. 

Anuncios

9 comentarios to “Por qué no te callas y el laberinto andaluz”

  1. OPCH Says:

    Enhorabuena Van-Halen por tratar en un mismo documento dos hechos, que bien diferenciados, sin embargo, comparten un denominador común: la perplejidad que los mismos producen. Y es que es del todo insólito que quien ha dado múltiples muestras de déficit democrático y ausencia de soluciones, Rubalcaba, venga ahora a dar lecciones. Al tiempo, resulta también sorprendente hasta llegar al extremo que haya quienes como PSOE e IU todavía se resistan, al menos en el discurso ya veremos en las acciones, a cambiar y se empecinen en defender lo que se ha demostrado pernicioso.

  2. Fernando Azancot Says:

    Admirado magíster, leo con preocupación tu artículo – no me va eso de post o como llamen a este medio expresivo -. Con la preocupación de un sevillano que al modo inconformista ama a España porque no le gusta, repaso cada uno de sus párrafos, de su analítico despliegue, y de su diagnóstico certero en algunos aspectos, y no tanto en otros sobre los que me voy a permitir el atrevimiento de apuntar algún matiz clarificador, aunque sin para nada aspirar al oficio de profeta. Veamos:
    En efecto, Rubalcaba se resiste a que lo hagan callar. Pero lo grave no es que hable, sino que no tenga nada que decir salvo el tan manido tema de la subasta de medicamentos, un potingue capaz de salvar el déficit sanitario, según he oído, ensayado por la Junta de Andalucía – que Dios no asista -. Estoy de acuerdo, gastar más no es la solución. Pero tampoco gastar menos. En cualquier caso, todo depende de que haya o no donde echar mano para invertir con rentabilidad asegurada sin aumentar la presión fiscal. Es decir, todo lo contrario al Plan “E” famoso. No obstante, desde mi punto de vista, creo que existen abundantes posibilidades en el presupuesto no utilizadas a efecto de recortes; y desde luego afirmo que el Estado de las Autonomías es el mayor fracaso de la transición política dada su desmesura y aberrante desarrollo hacia el aldeanismo político, y las muchas muestras de inconsciencia económica, incluida la facilidad para el latrocinio. Otra cosa: ese recurrir a la calle con menoscabo del parlamento cuando la izquierda muerde su derrota, me suena. No es tema nuevo.
    Descendiendo al caso de Andalucía, me atrevo a apuntar que, conocido el programa de gobierno PSOE-IU, aquí nadie se ha conmovido en exceso. Tampoco nadie o muy pocos se lo han creído. Si el tema lo juzgamos desde la tragicómica toma de posesión del camarada Sánchez Gordillo como parlamentario andaluz – posible símbolo de las más estridentes medidas programáticas del pacto -, la reacción no es otra que la guasa – que decimos por aquí –; pareja a la producida ante la forma y el fondo del acto institucional protagonizado por el líder del campesinado irredento y decimonónico a modo de carcajadas por parte de sus compañeros de escaño, más o menos disimuladas según la zona de procedencia a la izquierda o la derecha del hemiciclo. Espectáculo más triste y deprimente no recuerdo. Todo consumado, los electores sentimentalmente de izquierda, ejercido su derecho, esperan en sus pueblos o en sus barrios periféricos urbanos la continuación del maná. O sea, un voto paradójicamente conservador de lo que hay. No han votado un programa, ni unas ideas, quizás ni tan siquiera un partido – IU no lo es en estricto sentido -, sino que, arrastrados por un atávico sentimiento, los más ideologizados se han decantado contra “los señoritos” representados por el PP – a pesar de la renuncia de estos al uso de la corbata -, y han encontrado en IU, como trasunto del marxismo mesiánico, su mejor acomodo; y los más pragmáticos se han mantenido en las devastadas filas socialistas – víctimas de la sangría – a seguir viéndolas venir a pesar del chaparrón por si escampa. Aquí no “passa ná”. Por eso no ha hecho falta echar mano a la calle, ha bastado el pacto para volver los hechos al revés, de manera que el partido vencedor ha resultado vencido; y lo más grave es que parece como si sus militantes se lo hubieran creído. Y de los ERES si te vi no me acuerdo. Además, como dice mi portera “más robaron y roban los otros”, y adivinen quiénes son. Respecto de las acciones previstas por el bipartito ante una posible intervención estatal, lo que debe preocupar no son las que calificas como “institucionales y jurídicas”, sino las sociales manifestadas en la vía pública con su dosis de posible desmadre sin control posible, o previsto que es peor.
    De otra parte, es curiosa la metamorfosis: Griñán, con su actitud hostil a la estabilidad presupuestaria comienza a escorarse hacia las posiciones de los partidos nacionalistas vasco y catalán en concordancia con las actitudes adoptadas por Patxi López o el compañero Montilla. Aún más curioso cuando resulta que aquí no se da la referencia de un partido nacionalista, pues como se ha comprobado en la última confrontación electoral el PSA no cuenta, pues apenas existe. En consecuencia: ¿Estamos ante un nuevo nacionalismo de corte socialista?.
    Esto de Andalucía es asaz complicado. Estimo que en Europa no lo entienden. Yo tampoco. La “liaçon” socialcomunista no nace en función de “complicidad” sino de la apetecida posibilidad de poder por parte de los segundos. Ya se dio el supuesto en el Ayuntamiento de Sevilla. Al igual que lo sucedido a Monteseirín en manos de Torrijos, Valderas se reserva un papel parejo cerca de Griñán. El bollullés se ha convertido en el nuevo “zarrías” de la situación, pero más peligroso por militar en la otra orilla. Y además, ser conocedor de la debilidad de su Presidente y entorno. Para colmo, dos buenas Consejerías donde apoyarse: Fomento, que es la inversora, y Turismo símbolo de la rentabilidad política y de imagen. Supongo que Agricultura – otra joya de la corona -, aunque en mano socialista, no se librará de la presión del “insumiso” Sánchez Gordillo y del “represaliado” sindicalista agrario Diego Cañamero, que jugarán a un tiempo el papel de estar y no estar en el compromiso. Como puede apreciarse, todo un panorama para un buen mareo. Finalmente, opino que a Valderas no hace falta que lo azuce Cayo Lara, personaje que según mi impresión manda menos en IU que yo en mi casa. En caso de duda, dense una vuelta por Badajoz.
    Sin embargo, algo se mueve… Si no que pregunten por Su Ilustrísima Doña Mercedes.

  3. Un boticario Says:

    Querido maestro:
    Lo de Andalucía me tiene muy preocupado por mis colegas de Despeñaperros hacia abajo y por los laboratorios nacionales de Despeñaperros hacia arriba, ya que se han encontrado con la misma Consejera de Sanidad que les ha traído por la calle de la amargura en estos últimos cuatro años. Se trata de Doña María Jesús Montero que no ha necesitado ni levantarse del sillón para seguir con su política absurda de subastas de medicamentos y de funcionarización de las farmacias, ni tampoco cambiar de gerente del SAS con el que despachaba en casa, porque convivían o conviven juntos, ni con el responsable de las prestaciones farmacéuticas, que no se despeina aplicando las subastas, entre otras cosas porque se llama Antonio Peinado.
    Para conseguir que Andalucía no siga en su política absurda de establecer subastas de medicamentos, excluyendo a quienes no sean adjudicatarios, el Ministerio de Sanidad acaba de ofrecer en un Decreto Ley algo que puede ser un remedio y que se llama “precios seleccionados”; era una mano tendida para evitar un recurso en el Tribunal Constitucional, pero la Montero ha hecho oídos sordos y continúa con las subastas aprovechándose de maltrecha situación económica de las pocas empresas que se presentan.
    Malos tiempos vienen para mis colegas andaluces pero habrá que confiar: la Ley de Farmacia de Andalucía lleva recurrida en el Constitucional desde su promulgación, y ahora veremos cómo se acumulan nuevos recursos; y si llega el caso, hasta la intervención económica, que es a lo que puede llevar la absurda política pactada con Izquierda Unida para gobernar.

  4. Observador Says:

    El futuro político de Andalucía es muy incierto y estoy de acuerdo con Julio Anguita y con Sánchez Gordillo en que IU se ha metido en una trampa que acabará por engullirla. Era pronto para que IU tocase poder en Andalucía, sobre todo después de las pésimas eperiencias de sus participación en los gobiernos catalán y vasco. El análisis de Fernando Azancot, que puntualiza y completa la interesante visión del post es muy eclarecedor. Y desde luego Rubalcaba no se callará. Es lo único que le queda: enredar.

  5. Marita Says:

    Claro que Rubalcaba no se callará y seguirá en una estrategia que ya se ve en las encuestas que no suma en su beneficio el desgaste lógico de quien gobierna. Tomar medidas ha rebajado casi en r4 puntos el apoyo a Rajoy, que mantendría hoy la mayoría absoluta, per el PSOE sólo gana un punto. La movilizaciones callejeras y la decisión de ponerse en manos de unos Sindicatos desprestigiados que no se movieron mientras crecían los parados en millones n le reporta beneficios al PSOE, pero no sabe hacer otra cosa y no tiene alternativas creibles porque la solución sólo puede ser la que dictan desde la Unión Europea, y si no de que se lo pregunten a los griegos. Las medidas son las que son, sí o si. Y Andalucía apostando por más gasto, por crear organismos. y por depilfarrar no va sino a la intervención por parte del Gobierno central y al caos. Rajoy no puede ofrecer una imagen de debilidad ante Bruseas.

  6. JM Says:

    Buenas tardes Ilustre.
    Aqui una vez mas con tu puesta al dia.
    Mal estan las cosas como te anuncié hace ya unos campos. La inevitable cirugia produce dolor ,como no podia ser de otra manera. Y eso produce gritos, unos aceptando lo mas posible lo duro de la situación y otros simplemente con el aullido histerico de que asi parece que duele menos ó bien “no me haga mas daño”. Que va a hacer el pobre Rubal, no le queda ninguna opción despues de su estupenda actuación electoral en España y en el psoe. La verdad es que le estan echando de casi todas partes. Solo le quedan los acolitos de Andalucia y del Pais Vasco. Ya no le sigue ni la calle, ni tampoco a los palmeros sindicales. Cuanto hubieran ganado con Chacón, quiza hubiera hecho una oposición siquiera mas digna.
    Ya esta convocado “el botellon” en la puerta del sol, solo hay que ver que tipo de gente participa, la edad que tienen y lo que se dice en las redes sociales, para darse cuenta que les pasan un papelito con consignas y se van a eso a beber cerveza y porritos variados. ¿ Y esto es la contestación de la calle?, me recuerdan a los prochinos del pcr del 68 con la chupa militar del rastro de color verde y las botitas de ante, eso si con el porro puesto la fotocopia del catecismo de MAO y la insignia del Che en camiseta. Con esta oposición si no hubiera crisis Rajoy hubiera llegado a mas que Carlos V.
    En Andalucia ya se sabe, los parados no existen salvo en las OBLIGATORIAS LISTAS DEL INEM. ya que todos trabajan, si se les hace una encuesta la tercera parte de la población trabaja en la Junta de Andalucia y Empresas anejas, la otra tercera parte trabaja en el PER y la otra tercera trabaja en el paro, como dicen ellos. ¿Quillo ande tu trabaja? pues ande va ser en er PER, ó ande va aser en er Paro. Por eso alli no se queja nadie mas que la Jueza de los ERES, toos los demas cobran de algo y pretenden seguir asi. Ahora se han unido unos “puñaos” de politicos de IU a cobrar tambien, pero eso no preocupa, hay pa toos, economicamente no se sabe como va Andalucia, como no ha habido cambio de gobierno y no se han abierto los cajones, pues lo que nos cuenten, ya pediran prestado aunque sea a Gibraltar. Esto del Griñan y Cia es de una caradura que mete miedo. Espero que a mi Admiradisima (vaya par…) Jueza Alaya no le tiemble la mano.
    Creo que Griñan esta esperando la epidemia de gripe del proximo año como agua de mayo, para organizar unas vacunas y apañar unos millones de por aqui y de por alla.
    Gracias Juan.

    con mas dignidad.

  7. Martín-Martín Says:

    El laberinto andaluz como usted lo llama acabará muy mal porque IU tendrá que tragar con recortes porque son necesarios: no hay dinero. Valderas quedará mal con los suyos y probablmente IU se romperá en Andalucía. Y eso de crear organismos y no dar cuentas al Gobierno de la Nación no se lo creen ni Griñán ni Valderas. La Ley es la Ley y obliga a todos y más a las instituciones, ya estamos viendo como Mas en Cataluña está apretándose el cinturón le guste o no para cumplir el déficit. Todas las amenazas de las Comuniades Autónomas quedarán en bla, bla, bla, y eso que nadie ha hablado del artículo 155 de la Constitución, y el que tenga curiosidad que lo lea. Si hay Comunidades Autónomas que son intevenidas, el paso siguiente, si siguen en rebeldia, podría ser la aplicación constitucional del artículo 155. Le va mucho a España en que nuestra imagen en el exterior sea de país cumplidor y unido, al menos en eso. De nada servirá ir al Tribunal Constitucional, como han amenazado Andalucía y País Vasco, porque la Ley de Estabilidad Presupuestaria está ya incorporada a la Constitución.

  8. Bvda Says:

    El rigor en el cumplimiento de los objetivos asumidos por Rajoy es pieza clave no sólo para mantener la credibilidad de España ante las Instituciones europeas sino también para sentar las bases que inicien la recuperación económica de nuestro país. Por tanto, el Gobierno de España debe ser absolutamente riguroso con las Comunidades Autónomas hasta el punto de si, fuese necesario, proceder a la aplicación del arriba citado artículo 155 de nuestra Carta Magna.

  9. Marga G-T. Says:

    La falta de memoria es el mal nacional y en eso se basa el éxito de la izquierda cuando falsea la historia, igual que cuando todos olvidaron como nos dejó España González en 1996 por lo que volvió a votar a los socialistas en 2004. Otra vez han dejado España en quiebra y ahora quieren que nadie hable de la “herencia” de los casi ocho años de su gobierno, como si Rubalcaba empezase de cero. Pero me temo que también tendrán éxito y se olvidará ese desastre. Por el contrario a Rajoy se le piden cuentas desde el primer día y como no tenga un formidable éxito en la creación de empleo antes del fin de la legislatura los españoles le condenarán a volver a la oposición, aunque deje España saneada. El éxito lo disfrutará el siguiente gobierno socialista, lo mismo que ocurrió en la primera legislatura de Zapatero que vivió de los logros económicos de Aznar entre 1996 y 2004.Un país sin memoria está condenado a repetir sus errores y así ha sido la historia de nuestro desgraciado país Usted lo sabrá, señor Van Halen porque es historiador, y es una desgracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: