El “The End” que elude el quemado Artur Mas

by

Hace años en España, tiempo de dictadura, no se permitía rotular las tiendas en idiomas diferentes al español. Un amigo al que se le ocurrió identificar su comercio como “Studio” tuvo más de un disgusto. Es lo que superlativamente sucede en Cataluña respecto a la utilización de la lengua castellana no sólo en los tramos educativos sino también en el rótulo de los comercios. Me he tomado la licencia de unir el nombre de Artur Mas a ese cinematográfico The End porque acaso el idioma de Shakespeare le resulte más grato que el castellano al políticamente quemado presidente en funciones de la Generalidad.

Cuentan que en la final del Mundial de Fútbol de 1982, el 11 de julio en el Santiago Bernabeu entre los equipos de Alemania e Italia, se produjo un curioso diálogo entre Sandro Pertini, presidente socialista de la República Italiana, y Leopoldo Calvo Sotelo, presidente del Gobierno español. Pertini: “Así es que disuelve usted las Cámaras y convoca elecciones anticipadas…” Calvo Sotelo: “Así es”. Pertini: “De modo que su partido tiene posibilidad de ganar las elecciones”. Calvo Sotelo: “Prácticamente ninguna”. Pertini: “Entonces ¿por qué disuelve usted?  La anécdota se reprodujo mucho; yo tomo aquí la versión que ofrece un joven Juan Ignacio Wert, hoy ministro, en su trabajo “La campaña electoral de octubre de 1982: el camino del cambio”  publicado en la “Revista Española de Investigaciones Sociológicas”, número 28, octubre-diciembre de 1984.

Leopoldo Calvo Sotelo tenía su partido, UCD, cuarteado, sus “barones” rampantes en la deserción, y el Gobierno desnortado y sin ánimo. Como era hombre honesto no se enrocó y convoco los comicios. Pero, dentro de los usos políticos, el viejo zorro Pertini tenía razón, y además abandonó Madrid con la copa del Mundial para Italia. Leopoldo Calvo Sotelo no consiguió en las elecciones de octubre ni el escaño al que optaba. Sin embargo, Calvo Sotelo probablemente haya sido el más culto inquilino de la Moncloa. Cuando alguien pronunciaba nombres como Arquestrato, Hobsbawm o Ibn Zaydun podía identificarlos sin asistirse de un diccionario biográfico, como les ocurre hoy a muchos con  Internet, el oráculo cultural de nuestro malhadado tiempo.

Artur Mas adelantó las elecciones catalanas no porque debiese hacerlo por honestidad política o acuciado por graves divisiones internas, como Calvo Sotelo, sino por su soberbia, su falta de olfato y su  escasa talla política, pensando que conseguiría la “mayoría excepcional” que pedía a las urnas. Planteó las elecciones autonómicas como un plebiscito sobre el soberanismo, y en campaña sólo barajó la posibilidad de arrasar, de apuntalar su desafío. Confundió la opinión de los manifestantes movilizados en autobuses pagados (en algunos casos con dinero público municipal) con la opinión de los electores; grave error de perspectiva. Resulta que con una participación muy superior a la de cualquier elección anterior en Cataluña las urnas le han abandonado. Perder doce escaños en dos años resulta relevante y no sé que le hubiese dicho Pertini si siguiese en este mundo.

El resultado del PSC, puntal del socialismo en las elecciones generales, ha sido desastroso; el peor resultado de su historia. A Rubalcaba le crecen los enanos. El federalismo al que se subió Pere Navarro tampoco ha convencido. Los juegos con trampa se pagan. Fue otra noche amarga para Rubalcaba que ha perdido todas las elecciones desde que está al frente de la oposición y que gobierne en Andalucía se debe a que aceptó ser rehén de Izquierda Unida y que lo haga en Asturias al voto del único diputado de UPyD. Antes Rubalcaba había perdido las suyas, las generales, con los peores resultados de la historia del PSOE.

 Aunque Rosa Díez esté calladita en esta ocasión, con lo que le gusta hablar, lo que le ha ocurrido a UPyD merece un comentario. Su formación no ha conseguido representación en el Parlamento catalán; ha rondado el 0,40% de los sufragios emitidos. Por detrás del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (0,50) y de Pirates de Catalunya (0,49).

La cosecha de UPyD en las convocatorias electorales desde las elecciones generales es significativa. En las elecciones del 25 de marzo en Asturias consiguió un 3,7% de los votos, lo que convirtió a Ignacio Prendes en diputado; el escaño fue decisivo ya que dio el Gobierno del Principado al candidato del PSOE.  En las elecciones de ese mismo día en Andalucía su apoyo en votos fue del 3,3% por lo que se quedó sin representación parlamentaria.  En las elecciones del 21 de octubre en las autonomías de Galicia y del País Vasco, los resultados de UPyD fueron: 1,4% en Galicia, por tanto no consiguió representación, y 1,9% en el País Vasco, lo que permitió a Gorka Maneiro renovar el único escaño que tenía el partido; la lista de Álava que encabezaba Maneiro la cerraba la propia Rosa Díez.

Esta secuencia supone en general para UPyD un estancamiento y, en algunos casos, un avance a paso de tortuga. De la comparación de los programas electorales con los que se presentó a las citadas elecciones autonómicas se extraen algunas curiosidades. No es un mensaje común para toda España, como se expresa en el programa para Asturias, ya que en el programa para el País Vasco se apuesta por el Estado Federal y en los destinados a las demás Autonomías este asunto se obvia; también se toma postura en el País Vasco contra los recortes, y en los demás programas no; en alguno de los programas autonómicos se demanda el aumento del número de diputados del Congreso hasta 400; en el resto no se incluye esa curiosa medida, y, sin embargo, se habla de austeridad del Parlamento, con inclusión de retirada de “privilegios” a los diputados… No se conoce que Rosa Díez, como portavoz de su Grupo haya renunciado a nada a lo que tuviera derecho, En unos programas se incluye la supresión de las Diputaciones Provinciales, y en otros no. Parecen unos programas “prêt à porter”, según el destinatario. En todo caso que cada palo aguante su vela.   

Volviendo al caso del quemado Mas, el Presidente de la Generalidad, obviamente sin proponérselo, ha engordado a ERC, a Ciudadanos y al PP, y ha debilitado su posición política hasta el ridículo y, de paso, ha unido en ese ridículo a tipos que siempre procuran andar de perfil, a la egipcia, como Durán i Lleida que en el final de la campaña electoral se desmadró con frases como “El Estado es una cloaca” y “El PP impide la investigación sobre quién filtró el documento policial contra Mas y Pujol”. Este hombre debería mirar a Suiza y a Liechtenstein para encontrar cloacas en sus cajas de seguridad, y debería aclarar el motivo por el que ha de preocupar más quién filtra un informe que saber si el informe es  verídico o falso.

Mientras decide qué hacer, Durán i Lleida, por vergüenza torera, debería devolver el pasaporte diplomático de que goza como Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados; ejerce más como “otro” ministro de Asuntos Exteriores de un país de las maravillas que como principal responsable de la diplomacia parlamentaria española; no se le vio en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz; cumple sus responsabilidades institucionales cuando le conviene, pero se apresuró a pedirle a Rajoy repetir en su sinecura tras las elecciones generales. Y resulta incomprensible que, conociendo su identificación política con Jano, el de las dos caras, se atendiera su solicitud, y más incomprensible es aún que él se aferre al sillón que, por lo que declara, ya sin careta, debería no serle grato. Durán es de los que proclama que de lo que se trata es de que Cataluña “se encuentre cómoda en España”, pero lo que parece indudable es que él se encuentra comodísimo en su sillón de Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España.

Durante la campaña electoral Artur Mas ha dado muestras de cierta enajenación política. Le he escuchado (o leído) afirmaciones que no tienen precedente desde el inicio de la restauración democrática en anteriores campañas electorales ni en Cataluña ni en ningún otro lugar. Por ejemplo: “Espero que nunca tengamos que considerar la violencia como una manera de hacer la historia”, y luego hacía una invocación a su amor por la paz. O aquel aviso inquietante: “Cuando empecemos las bofetadas fuertes que todo el mundo esté ahí”, lo que recuerda demasiado aquella convocatoria de cierta prensa independentista en las vísperas de la proclamación unilateral del llamado Estado Catalán por Companys el 6 de octubre de 1934: “Este es un momento trascendental; todos en guardia”, “os pueden llamar a filas hoy mismo”. Cuando Mas denunciaba algo parecido a que “hay una ofensiva contra mí porque seré el ultimo Presidente de la Generalidad dentro de España” y “a ello no es ajeno el Presidente del Gobierno”, recuerda demasiado a otros titulares de la prensa independentista de hace casi ochenta años: “El Parlamento de Madrid prepara la ofensiva contra Cataluña”, o “el Gobierno de Madrid tiene miedo”. En su delirio político Mas enfatizó: “Cambiar España no nos ha salido bien”. ¿Y quién le pidió que la cambiase? Hay que ser soberbio para atribuirse una tan grande empresa, digna de Fernando el Católico, por cierto Rey de Aragón y, por ello, conde de Barcelona. Porque la falacia de esa supuesta Corona Catalana es un chiste malo.

A Mas no le han salido las cuentas electorales. Iba de farol y ahora se ve descubierto sin cartas en la mesa. La salida es difícil. Si se echa en manos de ERC con su condición de que no haga recortes, o sea que apueste por más gasto, las arcas benefactoras del dinero público de todos los españoles, que ya le han permitido pagar incluso las nóminas de los funcionarios, se esfumarán. El objetivo de déficit hay que cumplirlo. El PSC-PSOE no está dispuesto a que de nuevo le engañe y no se dejará dar el abrazo del oso. Sin apoyos, arañando votos de acá y de allá, no podrá sacar adelante unos Presupuestos restrictivos. No tendrá la ayuda de unos porque no le consideran fiable (al Partido Popular y al PSOE les engañó, a dos bandas, en los Presupuestos anteriores incumpliendo su doble compromiso), ni de otros porque no admiten unos Presupuestos como los que habrá de elaborar el Gobierno de la Generalidad. Lo tiene crudo.

Mas proclamó que convocaba elecciones anticipadas para salir de la fractura social que, dicho sea de paso, él mismo creó con su delirio soberanista; y para consolidar el derecho a decidir del pueblo catalán, pero ese derecho a decidir reside en el pueblo español en su conjunto que es el depositario de la soberanía nacional. Ganar unas elecciones perdiendo doce escaños y habiéndolas presentado como un plebiscito sobre la futura independencia catalana no es ganarlas. El programa de Mas no era otro que la puerta al soberanismo. No puede entender que al tener más escaños que cada uno de los demás partidos está habilitado para continuar en el Palacio de San Jaime como si no hubiese pasado nada. El proyecto nuclear de unas elecciones atolondradamente adelantadas ha fracasado.

Y todos debemos comenzar a plantearnos algunas cosas por las que hasta ahora muchos pasaban de puntillas. El independentismo ha abierto espitas que han sido aceptadas por un “buenismo” suicida. Cosas tan aparentemente inocentes como hacer pasar por normal que se nos hable de España y Cataluña como realidades diferentes. Escuchamos y leemos repetidamente “Cataluña y España” y nadie dice nada; se ha olvidado y quedó hace tiempo en desuso la expresión adecuada y real: “Cataluña y el resto de España”. ¿Alguien entendería normal utilizar “Aragón y España”, o “Castilla y León y España”, o “Extremadura y España” como realidades diferentes? Pues no. A menudo las palabras son armas cargadas por los falsarios y hay que poner coto a esa enormidad sin sentido.    

Cuando escribo estas líneas Artur Mas no ha dimitido como líder de CiU y no ha anunciado que no será candidato a la presidencia de la Generalidad cuando se abran las consultas para la investidura. No ha entendido el mensaje de las urnas. Se enroca en la irrealidad después de hacer el mayor de los ridículos. Demuestra, una vez más, su escasa talla política. Cuando se apuesta plebiscitariamente a todo o nada y el resultado es nada lo decente es decir adiós y no atornillarse en su posición de privilegio.

Mas no desea cambiar, no desea dar marcha atrás. Pues que sea otro quien lo haga. Tras las cortinas es probable que Durán el egipcio, Jano el de las dos caras, esté esperando que del árbol le caiga el fruto deseado sin tener que moverlo demasiado. Es probable que piense que en Madrid le creerán, y a lo peor su radicalismo de campaña era una estrategia para buscar apoyos a su “operación sucesoria” entre sus compañeros de coalición. Si fuese necesario, eso diría en Madrid. Pero es muy incierto que CiU y los Pujol aceptasen a Durán, de Unió, como líder de CiU. El hombre que baraja la familia Pujol y aledaños como recambio a Artur Mas es Oriol Pujol

Las urnas han colocado un claro The End en los delirios de Mas, pero él lo  elude. Encastillarse en el camino del soberanismo es más de la misma ceguera. Los que se apuntan al imposible de la independencia han votado a lo genuino y no a un sucedáneo oportunista, y otros muchos votos que fueron de CiU han huido espantados por su radicalismo por más que en el fondo sea de ocasión, de careta y de pasarela. Alguien, digo yo, tendrá de poner sobre la mesa cordura, rigor y políticas de altas miras. Mas no es el hombre para ello y, a mi juicio, Durán tampoco. 

Anuncios

12 comentarios to “El “The End” que elude el quemado Artur Mas”

  1. Hugo Says:

    Fenomenal tu descripción del hombre de las dos caras , Duran , y de la felonía de Mas que pagamos todos los españoles.Enhorabuena. Eres el mejor.

  2. Hugo Says:

    He vuelto a reeler tu blog y analizando lo de las elecciones catalanas veo con sorpresa que nadie recuerda a Zapatero. Zapatero es el verdadero culpable de todo lo que pasa. Nadie recuerda que fué el que dijo que el Estatuto se aprobaría con lo que dijeran los catalanes. Esto ha sido el origen de todo el follón actual.Conviene no olvidarlo

  3. Fernando Azancot Says:

    Hoy voy a ser corto, pues no está el horno para mucho bollo, al menos en mi caso. En Sevilla sopla un viento siberiano que aquí vale lo menos dos, pues no solemos usar elementos calefactores eficientes que nos defiendan de estos ataques a los que tampoco estamos acostumbrados. Y el frío me hiela el pensamiento. Y no sólo el frío como comentaré. Voy a comenzar con una matización a tu frase inicial: ni en la más dura etapa de la dictadura – pongamos por caso la de Arias Salgado como ministro -, se dio respecto de los rótulos comerciales lo que en la actualidad sucede en Cataluña. No pongo en duda lo ocurrido a tu amigo con ese “Studio” con que pretendía identificar su comercio, lo que sí te aseguro es que el bar más distinguido y conocido de la céntrica calle Tetuán sevillana, desde los años treinta llevaba por título “The Sport”, famoso además por un magnifico anuncio de cerámica trianera debido al pincel de Enrique Orce que, para colmo, anunciaba en su fachada – y anuncia, pues todavía existe – un descapotable, hoy de museo, de la marca Studebaker, a lo que puedo añadir la también céntrica tienda de confección que si no “Studio”, sí se rotulaba “Stilo”. Y ningún gobernador al uso los hizo borrar. Sí en cambio, el gobierno republicano obligó a un conocido hotel hispalense a cambiar “Majestic” por Colón, y en ello sigue.
    La pena y el drama es que todos sabemos que la culpa de la escalada separatista no es de los nacionalistas, ni tan siquiera de ese iluminado llamado Arturo que cabalga por imaginaciones propias de la caballería andante. Tampoco de su acólito democristiano de oscense cuna y jánico rostro como lo calificas, vociferante con apoyo de muletas en la conocida manifestación independentista. Responsables son los Gobiernos de España que desde la transición política, comenzando por la Ley Electoral y siguiendo por los distintos decretos de transferencias han alimentado el monstruo que ahora nos puede devorar. Y digo ahora porque preveo que la tempestad no ha pasado si echamos cuenta del resultado electoral, de esos poco más o menos dos millones cien mil votos independentistas – en los que incluyo los obtenidos por CiU, ya que supongo que la zona templada de la coalición o no ha votado o lo ha hecho en otra dirección -. Si a esto le añadimos el federalismo asimétrico del PSOE y su propensión hacia lo que llaman consulta popular, o la a veces ambigüedad del PP catalán con su concepto de autonomía diferenciada, y su líder informando en los medios, por lo común – salvo en el caso de su condición de tertuliana política -, en catalán, con lo que nos priva de entenderla a los que ignoramos dicho idioma, aunque admiremos su literatura; si agregamos, advierto, este ingrediente la cosa pinta oscura. Todo esto me tiene – repito – helado el pensamiento, y también el alma. Claro que es posible que el socio democristiano del hasta el momento Honorable, este caballero de jánica figura, petimetre en su ademán, y por tanto individuo capacitado como pocos para el manejo de la ambigüedad interesada – que a pesar de la oportuna advertencia del autor de este blog, sospecho que aún sigue disfrutando, entre otras gabelas, de su pasaporte diplomático -, espere de la no menos imprecisa, galaica y enigmática conducta política del presidente del Gobierno la posibilidad de alguna maniobra que permita si no sofocar el incendio al menos limitarlo en tanto ocurre algún milagro, desde luego favorable a su ambición. Por algo es democristiano. Me remito a los mutuos gestos, y medidas y hasta edulcoradas frases intercambiadas entre ambos políticos en el último encuentro parlamentario.
    Y me tiene helado el pensamiento, y el alma, y particularmente mi cada vez más menguado bolsillo de pensionista, la última medida adoptada por el Gobierno respecto de la actualización de las pensiones. Y al respecto, se agrega la que sigue siendo absoluta incapacidad para comunicar decisiones de este calado por parte de la portavocía responsable de turno. En este caso la señora Ministra no sé bien si de Trabajo, Empleo, Paro o lo que sea. Mujer que no está precisamente tocada por ese ángel de la gracia retórica que suele tener asiento en esta Bética profunda por donde el Guadalquivir une la sevillana orilla con la onubense a la vista de la salada claridad gaditana. Yo le he entendido que debo estar contento porque mi pensión suba un uno por ciento, pues es señal de que es alta; y que más lo debe estar aquel que sume un dos por ciento, que ya es subir una pensión, y no cómo nos ocurre a los privilegiados de las pensiones por las nubes. De antología y de película. Encima veo otra señora que en la tele dice que está muy bien que no suban las pensiones altas, ya que los políticos “se las han concedido en cantidades astronómicas”. Espero que en próxima entrega, mi admirado maestro escriba, con la documentada donosura que lo caracteriza, sobre este delicado tema que manejado como ya se sabe, puede hundir un gobierno. Mientras, sigo muerto de frío, congelado. Y encima sin la mula y el buey para darme un poco de aliento, de buen vahío que dirían los calés.

  4. OPCH Says:

    Coincido con Van Halen. Por cierto, enhorabuena por tan magnífico análisis.
    Me sumo a las diferentes voces que en los últimos días piden la única salida decente que le queda a Mas tras el fracaso obtenido en las urnas: presentar la dimisión.
    Mas se ha estrellado por sacar tanto a pasear la “estrellada” y ha quedado evidenciado que a quien le ha hecho el caldo gordo ha sido a ERC. La estrategia no ha podido ser más equivocada.

  5. Redvolucionarios Says:

    Una interesante reflexión. Cataluña está demasiado resabiada para que este telepredicador llamado Artur Mas le venda la moto con cortinas de humo.

  6. Martín-Martín Says:

    “Cambiar España no nos ha salido bien”. ¿Y quién le pedía a Mas que cambiase España? Que se cambie a sí mismo. Mientras él lloriquea con su victimismo todos los españoles, catalanes incluídos, pagamos de nuestro dinero común su pésima gestión, sus embajadas, su plan de invasión (no de inmersíón) lingüistica, sus despilfarros, sus periódicos subvencionados, sus cadenas de televisión y de radio, sus enchufados… Ya está bien de cinismo, de historia inventada, y de tomarnos el pelo a todos los españoles. Si se quiere ir de España que siga la Ley y a lo mejor se lleva la sorpresa de que en un referéndum legal, es decir: en el que voten todos los españoles la separación de una parte del territorio nacional, la mayoría opta por decir que sí, que Mas y los suyos se vayan de una vez, a ver cómo podrían salir adelante. Ya cansa tanta mentira y eso de que se muevan siempre “por la pela”. Magnífico su retrato del cínico Durán Lleida, que juega a dos barajas, y sólo la blandenguería del actual Gobierno, que nos ha decepcionado en esto, consiente que siga presidiendo la Comisión a Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados. Él no se va voluntariamente porque no tiene vergüenza… pues que le obliguen. Basta ya de falsedades por parte de los independentistas y de paños calientes por parte del Gobierno de la Nación. Hay muchos españoles que estamos indignados y hartos. Enhorabuena, Van Halen.

  7. Una feminista. Says:

    Van-Halen, verdaderamente sus anàlisis polìticos siempre son interesantes y los de sus actores, certeros.
    Aunque no es el eje de su post, me han parecido muy esclarecedores los datos sobre los resultados de UPyD en toda España. En este sentido, no estarìa mal comparar el impacto mediatico que consigue esta formaciòn y el que obtiene el PP…
    En cuanto a Mas, me encantarìa saber el peso que ha tenido en toda esta escenificaciòn plebiscitaria, la necesidad de alargar su mandato (ahora tiene otros cuatro años por delante). Si tenemos en cuenta la situaciòn de la economìa catalana, que a este señor no le haya importado dedicar tiempo y gasto a unas elecciones que no “tocaban”, es una contradicciòn con esa aparente vocaciòn que esgrime de ser el màximo adaliz del futuro de Cataluña. Me parece que ha vendido a un precio muy caro tener un par de años màs para gobernar, y lo peor es que no le va a seguir importando hacer cualquier cosa para conservar el poder… aunque signifique perjudicar a los catalanes.
    Creo que solo busca ser el primer Presidente del estado independiente catalàn, a costa de todo. Espero que este incendiario, se “queme solo”.

  8. Observador Says:

    Me parece muy interesante la apreciación de Una feminista de que lo que quería Mas al adelantar las elecciones era alargar su mandato que de cuatro años pasarán a seis. Y ese tiempo naturalmente sin cumplir sus compromisos e incumpliendo las leyes. Por ejemplo, se queja de que no tiene dinero para pagar las nóminas de los trabajadores, ni la sanidad, pero gasta dinero en fomentar el “idioma” aranés, que hablan menos de tres mil personas, de colocar al catalán por encima del castellano, que es un idioma que hablan cientos de millones de personas en el mundo, y así los catalanas jóvenes cometen gruesas faltas ortográficas cuando escriben en castellano como puede constatar cualquiera que mantenga relaciones comerciales o personales con Cataluña, de mantener sus “embajadas”, de pagar el silencio o la complicidad de los periódicos “caseros”, etcétera. Y en una prueba más de cinismo e insolidaridad acusa al resto de los españoles de “robar a Cataluña” mientras recibe miles de millones de todos para sus alegrías económicas… Un hipócrita además de un mal gestor. Este blog da siempre en el clavo.

  9. Altamira Says:

    Excelente y sesudo su post sobre el resultado de las elecciones catalanas. Cómo no podía ser de otra manera usted habla de CIU, de Ezquerra, del PSC, de UPyD, pero me extraña que no diga una palabra de los resultados de Ciudadans ni del PPC de Alicia Sánchez Camacho. Supongo que ha sido un olvido. Que hayan votado 600.000 catalanes más que en las últimas elecciones y que el PPC siga sin comerse una rosca, es cuanto menos preocupante. Sus posibles votantes le han dado la espalda y se han ido encantados de la vida a votar a Albert Rivera, que ha triplicado el número de sus diputados. La actitud valiente y sincera de Rivera a dado sus frutos. Para verguenza del PPC es el único que ha hablado sin tapujos de España, de lo que es y lo que representa para el futuro y el bienestar de los catalanes, el único que ha dicho que España debe seguir unida, no sólo por motivos económicos, que tambien, sino porque llevamos 500 años juntos y porque Cataluña es tan española cómo Extremadura o Castilla. Afortunadamente los catalanes han sabido distinguir a unos políticos de otros, A pesar de lo que diga el PP, en Cataluña no avanzan ni a la de tres… ¿Y ahora qué?

  10. Adela R. Says:

    Altamira se queja de que usted no hable de lo que ella (o él) quiere. Pero sobre los datos que apunta no dice que el PPC ha obtenido cien mil votos más que en las elecciones anteriores. Ciudadanos con un 7,5% y 274.925 votos consiguió 9 diputados. Cosas de la Ley D`Hont. Los votos suplementarios de Ciudadanos es más que probable que procedan de anteriores votantes del PSC igual que los de la subida de votos del PPC. Y que la subida de votos de ERC proceda de anteriores votantes de CiU para los que una CiU radical les hizo preferir lo genuino. Altamira puede pensar lo que quiera pero el resultado del PPC no es malo ni mucho menos sobre todo porque sobre él se suponía que caería la repercusión de las reformas de Rajoy y la propaganda de que el PP es “anticatalán” que es lo que había repetido la propaganda de Mas. Nada de eso se produjo. Hay que leer las cifras no desde fuera sino desde dentro de la realidad de unas elecciones y lo que suponen. En definitiva sabiendo lo que podría llamarse “sociología electoral”. No es tan elemental como podría parecer en una primera visión.

  11. JM Says:

    Buenos dias Ilustre.
    A mi que me da que este Artur mas, es un hombre que se mueve por agujeros, me explico, por todo lo que he leido y escuchado este individuo es un firme adorador de su ombligo, su aspecto tan narcisista da que pensar, su loock de Estilista en cuanto a la ropa, al peinado, a las poses y a los discursos con enfaticos silencios y retonalidades mas que studiados y enssayyats hasta la saciedad, hacen pensar que todo es falso como en el teatrillo de titeres. El segundo agujero que creo el cultiva mucho es el de la oreja, como aquel del enano que se le subia a la oreja de madrugada y le preguntaba ¿has hecho pis ? ….., durante años este ha tenido su enano pujjollette que le ha ido diciendo lo que habia que hacer con los cuartos y donde mandarlos, al menos eso es lo que se desprende de los multiples informes policiales y de las manifestaciones de los Bancos suizos y ahora hasta del mismisimo J de la Rosa, parece que solo ha valido de lacayo contable y gestor de la Pujol Family, claro que llevandose su parte correspondiente y que ahora va apareciendo en multiples cuentas mas o menos opacas y donde siempre, y este es en si mismo otro agujero de veneración.
    Han pasado las elecciones que él mismo convocó y no le ha ido tan mal como se dice. Como todo su interes es la pela y no tiene, necesita acongojar a D.Mariano para que se las dé, ya que ahora solo tiene ruina, y dale con el rollo de la Independencia y del (nunca existido estado catalan, etcc… ), vale que las elecciones no le han ido muy bien, pero ha obtenido un “Tonto util” que es ERC para que le haga el discurso independentista y pida el referendum mientras él se acerca a la moderación del peligroso blandito Durán, (libreme Dios del agua mansa………), la situación es muy mala no hay nada que repartir, no hay de donde “trincar”, solo queda que D. Mariano aporte algo para “sisar una miaja” y tener contentos a los Pujjollettes que a la postre son los que mandan en Cataluña, y el pueblo mientras asubiando. Y todo esto viene desde Montilla donde el “tonto util y andaluz pa mas señas era este” el del 3% y 4 % . Que pena de Memorias de Pascual Maragall, de lo que nos hubieramos enterado.
    Gracias Juan.
    PD: y hoy el pujjolette pequeño en los papeles con las comisiones de Sony, Sharp etc…… La verdad es que se echan de menos otros tiempos……………

  12. Borja V.P. Says:

    Artur Mas en efecto se ha atrincherado y prefiere seguir en los despropósitos:camino de una independencia que sólo es un sueño o mejor una pesadilla que traerá problemas y gordos sobre todo a él y a los suyos. Como dijo Mario Vargas Llosa los nacionalismos son una antigüedad que sólo han llevado problemas y pobreza allá en donde han surgido. Pero este napoleoncito a lo suyo que es tapar su vergonzosa gestión con quimeras, y de nada le ha servido el carísimo y grave error de anticipar sus elecciones autonómicas en donde no ha conseguido la inmensa mayoría que pedía a las urnas. Él vive de lo que le dan de la caja de Madrid y al tiempo es desleal con todos los españoles. Enhorabuena por su blog, señor Van Halen. Y enhorabuena por ese premio literario que acaba de lograr que aunque es uno más en su carrera literaria he leido que es muy importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: