Rajoy no asesinó a Prim

by

A la caída de la tarde del 27 diciembre de 1870 el general Juan Prim y Prats, presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra, fue asesinado en la calle del Turco, hoy Marqués de Cubas, por hasta nueve emboscados que le dispararon a bocajarro. Un par de carruajes habían obstaculizado el paso de la berlina del general en la esquina de la calle de la Greda, hoy Los Madrazo, por donde huyeron los asesinos. El sumario judicial por el magnicidio ocupó unos quince mil folios (fuentes de la época estimaron que dieciocho mil) de los cuales han desaparecido alrededor de ocho mil, y otros cientos de folios aparecen con múltiples tachaduras o emborronados. Se conservan 798 tomos y cuatro volúmenes encuadernados.  

En el sumario se identifica a los culpables con bastante minuciosidad, incluso se incluyen pagarés de cantidades convenidas con los sicarios, y se da como seguro que detrás del asesinato estaba el duque de Montpensier, y aparece como cercano a los culpables una persona muy próxima al general Serrano, entonces Regente del Reino. Incluso existiendo una petición del fiscal Joaquín Vellando para que se procesase a Montpensier, el asunto se tapó y pasó a la historia como un crimen no resuelto, aunque fuese profusamente investigado.

Uno de los estudios más importantes se debe a Antonio Pedrol Ríus, reusense y por ello paisano de Prim, en “Los asesinos de Prim”, cuya primera edición es de 1960. La evidencia de que Pedrol Rius abrió caminos pero no llegó a conclusiones incuestionables aunque se acercó a la verdad es que tras la publicación de su estudio se siguieron haciendo desaparecer cientos de folios del sumario, y concretamente un tomo completo, el XLII, que los estudiosos consideran fundamental. ¿Qué interés podía tener y para quienés durante las décadas sesenta, setenta y ochenta del siglo XX  la desaparición de información sumarial sobre un asesinato producido cien años antes? Los estudiosos del siglo XIX no tenemos respuestas razonables.

Con ocasión del aniversario del asesinato, 27 de diciembre, se inauguró en la madrileña calle Marqués de Cubas una placa conmemorativa, no en el lugar exacto del atentado sino en sus cercanías. Habría que preguntarse el porqué de este desplazamiento. El lugar adecuado habría sido la esquina de la actual calle de Los Madrazo, no la esquina de Alcalá que se ha elegido, aunque pueda resultar más vistosa. Y aunque todo lo que no resta, suma, tampoco era necesario que en la corona ofrendada por las autoridades asistentes aparezca la bandera catalana junto a la bandera española. En la placa se reproduce una frase de Prim, de 1862: “No olvidéis la sangre derramada por vuestras disputas políticas”. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, de CiU, omitió referirse a España en su discurso, mientras el presidente del Congreso, Jesús Posada, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, resaltaron lo que siempre fue una pasión de Prim: la unidad de la Nación y su progreso cuando los españoles actúan juntos.

Es cierto que Prim hablaba catalán y arengaba a sus voluntarios catalanes en su lengua, pero no es menos cierto que siempre se consideró tan español como catalán.  Por ejemplo, nunca grafió sus apellidos Prim i Prats sino Prim y Prats. Y en la abundante y estimable iconografía de su heroica acción de la batalla de los Castillejos, que le valió el marquesado de esa denominación, cuando cabalgó solo contra el enemigo -“Soldados: ¿vais a dejar morir solo a vuestro general?”- enarbolando la bandera y enardeciendo así a los desanimados voluntarios catalanes para que le siguieran, esa bandera era la bandera de España, y en los lienzos se refleja esa acción rodeando la bandera nacional  soldados con la barretina sobre la cabeza.

Rubalcaba ha valorado el primer año del Gobierno de Rajoy mal, naturalmente. Y sólo le ha faltado acusar al presidente de haber asesinado a Prim aprovechando que el asunto sigue oscuro. Según Rubalcaba el Gobierno del PP todo lo ha hecho mal. Se ha detenido el jefe de la oposición en dos asuntos que considera prioritarios en las próximas acciones del PSOE: contra la “ley Wert” y contra la privatización de hospitales.

Resulta que no hay “ley Wert”; no hay ni proyecto cerrado. Y desde luego algo había que hacer porque en nuestro país no hemos padecido sino leyes educativas socialistas desde la transición, y no hay sino ver la valoración de España en los informes internacionales relativos a calidad, eficacia, niveles de abandono, y resultados generales en el sistema educativo. Claro que algo había que hacer, desde recuperar la autoridad del profesor a coordinar los textos para que no sean un galimatías diferente en el conjunto de las autonomías, por no insistir en el asunto de la defensa de la enseñanza en la lengua común que “todos los españoles  tienen el deber de conocer y el derecho a usar”, como lengua oficial que es, de acuerdo con el artículo 3 de la Constitución.

Y en cuanto a la que Rubalcaba llama “privatización” de hospitales es sencillamente una externalización de la gestión que ya funciona en varios hospitales de Madrid y, para evidencia de la amnesia de Rubalcaba, funciona en diecisiete hospitales de Andalucía, una Comunidad gobernada desde las primeras elecciones autonómicas por los socialistas y actualmente por Griñán que es, además, presidente del PSOE. En Cataluña ya en tiempos del “tripartito”, bajo la batuta de los socialistas Maragall y Montilla la fórmula de externalización de la gestión en los hospitales funcionó a satisfacción de los usuarios. La amnesia de Rubalcaba es pareja a su hipocresía o a su cinismo, que el lector elija lo que le parezca, y, además, a su pertinaz tendencia a mentir ya desde sus tiempos de agitador de la calle en vísperas de las elecciones de 2004.    

En el asunto, tan manipulado, de la huelga de médicos se ha encaramado Rubalcaba por puro oportunismo político. Detrás de la huelga hay intereses laborales corporativistas y no un problema de privatización de la sanidad, que ni se da ni se va a dar. Salvador Sostres ha publicado un artículo esclarecedor del que rescato unas líneas: “Resulta especialmente escandaloso el empecinamiento de estos médicos en la gestión de lo público cuando la mayoría de ellos son los primeros que por las tardes atienden en sus consultas privadas. ¿Es que nos están diciendo que en sus consultas privadas prestan un servicio deficiente del que no nos podemos fiar? No se puede estar contra la medicina privada por las mañanas y enriquecerse con ella por las tardes. No se puede engañar a la gente de este modo tan clamoroso”. Y Sostres insiste: “La cobertura sanitaria universal no está amenazada en la Comunidad de Madrid. Precisamente para proteger esta universalidad se acude a la gestión justo en el momento en el que la administración pública había llegado a su colapso y no estaba ya en condiciones de garantizar nada”. Lo comparto de la A a la Z.

Mi balance del año del PSOE en la oposición no es mejor que el que manifiesta Rubalcaba sobre el año del Gobierno. Pero yo lo hago desde la verdad. Ha dicho a todo que no y ya afirmó en su día el propio Felipe González, cuando estaba en el Gobierno, que no conduce a nada que la oposición se oponga a todo porque nadie se cree que todas las medidas del Gobierno son malas. Y más, añado yo, en tiempos delicados para España en los que hubiera sido responsable llegar a acuerdos, pero no se llega a acuerdos si ello supone que un Gobierno acosado por la herencia recibida esté obligado, para pasar por dialogante, a asumir el inmovilismo, a no hacer nada y mantener políticas que nos habían llevado a la bancarrota y que el propio Gobierno de Zapatero ya había comenzado a rectificar en 2010 obligado por la Unión Europea.

El PSOE ha apostado por el radicalismo y sólo errores estratégicos del Gobierno pueden retrasar su paso a la marginalidad. Errores más de forma que de fondo. Para muchos el mayor de estos fallos sería no acertar completamente en la explicación al ciudadano de lo que hace y porqué lo hace, aunque el presidente Rajoy en dos ocasiones seguidas, la más reciente tras el último Consejo de Ministros, ha hecho un esfuerzo de síntesis sobre el año transcurrido al frente del Gobierno, los motivos de las medidas tomadas y lo que espera de ellas.

¿Y cómo reacciona el PSOE? En una huida hacia adelante se desliza a la marginalidad. Ha apostado por una vía que enigmáticamente Rubalcaba denomina “radicalismo reformista” que podría entenderse cercano al radical-socialismo de los años treinta que propició golpes de estado en Asturias y Cataluña (1934) y enfiló la guerra civil. Las palabras de su entonces líder Largo Caballero no son dudosas aunque ahora los socialistas las consideren políticamente incorrectas y traten de olvidarlas: “Si triunfan las derechas (se refiere a las elecciones de febrero de 1936) nuestra labor habrá de ser doble, colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la guerra civil declarada”, y “la clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como quien tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, hay que ir a la revolución”. Acaso por ello a Largo Caballero no le empachaba que se le conociera como “el Lenin español”.

El radicalismo del PSOE viene desde sus tiempos iniciales. En el primer discurso de Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados (7 de julio de 1910) dejó claro lo que quería: “Nuestra aspiración lleva consigo la supresión de la Magistratura, la supresión de la Iglesia, la supresión del Ejército, y la supresión de otras Instituciones necesarias para ese régimen de insolidaridad y antagonismo” y anunció: “Este partido estará en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones”.

En aquel célebre discurso parlamentario Pablo Iglesias se manifestó en contra de Antonio Maura, hasta hacía poco presidente del Gobierno, jefe del Partido Conservador, asegurando que contra él “debemos llegar hasta el atentado personal”. El 22 de julio de 1910, quince días después de esta sesión parlamentaria, Maura sufrió un atentado en Barcelona. El joven socialista Manuel Posa Roca, disparó contra él, resultando herido en una pierna y un brazo. Iglesias marcó el objetivo y Posa apretó el gatillo. Este es otro de los episodios cuyo recuerdo resulta políticamente incorrecto para el PSOE, y nunca se incluye en esa sesgada “memoria histórica” que tanto le gusta.

El 10 de junio de 2010 el Grupo Parlamentario Socialista celebró en el Congreso de los Diputados el centenario de su creación, y el entonces presidente Zapatero leyó el texto del sms que le envió Felipe González tras su anuncio de diversas medidas para recortar el déficit: “Hoy más que nunca tienes todo mi apoyo. Gobernar es esto: tomar decisiones difíciles y duras”. Según dijo entonces Zapatero, la reforma laboral, la del sistema de pensiones y la reestructuración del sistema bancario eran los tres ejes en los que se apoyaba España para superar la crisis: “Si hacemos bien esta tarea, tengo el convencimiento de que podremos salir mejor que otros de la crisis, siendo capaces de recuperar empleo”. Qué lejos de lo que ahora repite Rubalcaba y, como en un eco, sus acólitos. Las reformas del Gobierno del que él era todopoderoso vicepresidente, en la misma línea y con la misma exigencia europea, eran imprescindibles; las del Gobierno de Rajoy, dañinas. A Rubalcaba debería recordársele esta muestra de cinismo cada vez que hablara.

Felipe González en el homenaje que le dieron los socialistas con motivo de los treinta años de su victoria electoral el 29 de octubre de 1982 advirtió a Rubalcaba que el PSOE debía recuperar su “vocación de mayoría mirando a la sociedad”, consejo que sus propios compañeros de partido interpretaron como una llamada a la recuperación del centro político. El PSOE consiguió llegar al Gobierno desde el centro, desde las clases medias, dejando a Marx y al radicalismo en el armario. Fue la gran estrategia de González.

Pero el camino de Rubalcaba, y no digamos de desnortados patéticos como Tomás Gómez, es el contrario: el radicalismo. Sólo así se explica la actitud desaforada y agresiva de una persona normalmente serena como Barranco en un reciente Pleno de la Asamblea de Madrid, acercándose amenazador al consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, para gritarle “estoy harto de fachas como tú” porque osó citar textualmente una frase de Enrique Tierno Galván, a quien por cierto traté e intelectualmente admiré. Otra laguna en la “memoria histórica”. Para Barranco citar aquella frase era “no respetar ni a los muertos, que es el colmo”. ¿Desde cuándo citar textualmente a alguien, en una frase conocida y que todos podemos encontrar en Wikipedia, es faltarle el respeto? Con el Reglamento de la Asamblea en la mano, el Presidente de la Cámara  hubiese podido expulsar a Barranco del hemiciclo. Se imagina el lector las reacciones si este exceso lo comete alguien de la bancada popular (sustitúyase “facha” por “rojo”). Sorprendentemente los medios de comunicación no consideraron antidemocrática la actitud de Barranco y nadie siquiera ha pedido su dimisión.

Por desgracia, el PSOE no ha cambiado demasiado de fondo ni de forma a través de su historia porque cuando lo ha hecho ha acabado volviendo a dónde solía. A finales del siglo XIX el joven Miguel de Unamuno se sumó al socialismo que pronto abandonó. En una carta a su amigo Pedro Mújica expresaba su decepción: “Soy socialista convencido, pero, amigo, los que aquí figuran como tales son intratables: fanáticos necios de Marx, ignorantes, ordenancistas, intolerables, llenos de prejuicios de origen burgués, ciegos a las virtudes y servicios de la clase media, desconocedores del proceso evolutivo. Me incomodé cuando les oí la enorme barbaridad de que para ser socialista hay que abrazar el materialismo. Tienen el alma seca, muy seca, es el suyo un socialismo de exclusión, de envidia y de guerra”.

Con esos mimbres el socialismo vive el eterno retorno al radicalismo y ahora podría  desembocar en la marginalidad si no encuentra liderazgo y norte. Y eso, digámoslo desde la objetividad, no sería bueno para España. En todo caso, allá ellos. Pero Rajoy no asesinó a Prim en la calle del Turco, aunque pudiera pensarse algo así tras escuchar la cínica valoración de Rubalcaba sobre el Gobierno.

PD.- Algun amigo me recuerda que últimas investigaciones señalan que el general Prim murió estrangulado y no como resultado de los disparos recibidos en la calle del Turco. Que las heridas de Prim no eran mortales de necesidad ya lo señaló en 1960 el doctor Lafuente Chaos como anexo al estudio de Pedrol Rius. La opción aceptada era que se había producido una infección por trozos de la levita del general incrustados en su cuerpo con la metralla. El Departamento de Criminología de la Universidad CJC, de Madrid, realiza una investigación minuciosa sobre el asesinato, que ha llevado al exámen médico del cadáver momificado de Prim. Ha aparecido, en efecto, una huella alrededor de su cuello que pudiera deberse a un cinturón. Pero también el ataúd contenía  algunas vasijas con líquidos que están siendo analizados, y  que por su disposición triangular algunos achacan a un ritual masónico. ¿La huella del cuello puede responder a algo parecido? ¿A la propia práctica del embalsamamiento? El resultado de la investigación se conocerá en marzo. Lo cierto es que a Prim sus hermanos masones le ofrecieron un “funeral” masónico en la Basilica de Atocha con gran escándalo del clero. Hasta el final de la investigación no he querido aventurar en este post una opinión sobre el supuesto estrangulamiento que, a mi juicio, resulta poco probable porque la esposa del general, la dama mexicana Francisca Agüero Echeverría, no se apartó  de él desde que llegó, herido, al Palacio de Buenavista. La oportunidad de estrangular a Prim sólo podría haberla tenido alguien con autoridad suficiente para pedir a su esposa que saliese de la sala. ¿Serrano, el Regente? Ya se sabrá, si se llega a saber. Esperemos a las conclusiones de la investigación sobre la señal encontrada en el cuello del cadáver del presidente del Gobierno.

Anuncios

12 comentarios to “Rajoy no asesinó a Prim”

  1. Albert F. Colomer Says:

    Es la primera vez que visito este blog y quiero felicitar al autor por sus reflexiones sobre el asesinato del general Prim, sobre todo las contenidas en su P.D. Es evidente que las sospechas de un posible estrangulamiento si se probase recaería en el regente Serrano o algunos de sus próximos, ya que Serrano era el responsable de la seguridad de un Prim herido y en su residencia. “¿Qui prodes” es la gran pregunta: a quién beneficiaba la muerte del estadista. A muchos, pero entre ellos a Serrano. La propia obstaculación del sumario, con cambio de juez incluido, y su posterior cierre en falso, y el robo de miles de folios son otras pruebas de que poderosas voluntades decidieron que la investigación no llegase a nada. Del post me parece lo más destacable, porque todo lo que en él se dice del PSOE, siendo cierto, es del conocimiento general. Enhorabuena, Van Halen, ya había leido sus juicios sobre Prim y su asesinato en otras ocasiones, y he coincidido siempre con ellas.

  2. Fernando Azancot Says:

    Muy interesante la aportación histórica que se hace en el blog de mi admirado como seguido Juan Van Halen, al tan convulso como interesante siglo XIX de esta España, que bien parece condenada a repetirse en sus ciclos decadentes sin que el pasado cumpla el papel magistral que le corresponde a fin de evitar errores y sumar aciertos. Las actuales aportaciones al esclarecimiento del ruin asesinato del héroe de Los Castillejos, fuera a mano de sicarios o a otras más disimuladas y sectarias, pone una vez más de manifiesto la inmoral urdimbre en que se ha tejido la política española siempre que España en su faceta patria ha perdido su norte marcado por la brújula de su rica variedad unida en un proyecto común. No obstante los aspectos misteriosos y atrayentes por ello que pueda tener lo aquí aportado en torno al tema de la muerte del General Prim, no deben oscurecer lo que a mi juicio constituye el meollo de este espléndido artículo que resumiría en dos aspectos: de una parte lo que el articulista denomina como eterno retorno al radicalismo que muestra, y en otras ocasiones históricas ha mostrado el Partido Socialista. Y de otra la aparente incapacidad de la derecha para resistir un envite al que desde el principio estaba condenada tras ganar abrumadoramente las últimas elecciones generales, singularmente manifestada en su nefasta política de comunicación, si es que tiene alguna como puede comprobar cualquiera que se asome a los medios de masas cuyo papel en las democracias liberales y parlamentarias sabemos que es tan fundamental como para tener capacidad de convertir en negro cualquier opinión cuyo color natural fuera el blanco. En este orden informativo, creo que en estos momentos el Gobierno carece de apoyaturas, pues incluso medios que son tachados por los progresistas de turno como fachas y ultraderechistas se muestran no menos críticos con las acciones gubernamentales llevadas a cabo que aquellos otros de por sí escorados a la izquierda. Incluso las aclaraciones que personalmente intentan comunicar muchos de los cargos del PP responsables, se manifiestan desvaídas, carentes de convicción, casi siempre preñadas por una disculpa que sobra, o a la busca de justificaciones tan peregrinas como el de la manida herencia recibida, que si en verdad hubiera sido causada por una irresponsabilidad rayana en el delito debiera haber producido en el acto la corrección correspondiente en lugar del premio no merecido a una labor infelizmente desarrollada. Nombrar Consejero de Estado al responsable de tal estropicio, si lo hubiera sido, parece cuando menos una memez, pues aviados estaríamos con sus consejos.
    El hecho de que el Partido Socialista sufra un regreso a sus raíces también parece cosa grave, ya que lo sustantivo manifestado en ese movimiento retro nos hace sospechar que se trata de un ir hacia ninguna parte, puesto que dichas raíces tengo la impresión de que hace tiempo se secaron y no suministran savia. Ello conduciría a la casi disolución de un partido absolutamente necesario para el sostenimiento de una democracia de corte liberal parlamentario que a la altura histórica alcanzada requiere como sostén la renuncia a cualquier radicalidad, que es tanto como la superación de las ideologías que ciegan al individuo negándoles la existencia de cualquier otra realidad que no sea la descrita doctrinariamente. Esa renuncia, desde mi punto de vista, fue la virtud que hizo posible la transición política. Contemplando el panorama nacional, tengo la impresión de que se ha olvidado cuando no menospreciado. Como consecuencia, no puede asombrarnos desde tal perspectiva la crisis profunda en que parece hemos caído a poco que echemos un vistazo a la situación actual. Desde la monarquía en entredicho a la justicia que deja de ser ciega, pasando por la descomposición de la nación, la corrupción y la degradación de la política y los políticos a ojo del español medio, todo nos da la medida de una circunstancia que está exigiendo una urgente superación regeneradora. Y esta es una tarea específicamente política incluso más importante por prevalente que la económica, que debería ir en ella subsumida.

  3. Observador Says:

    El radicalismo del PSOE es su constante histórica, lleva mal la moderación sobre todo cuando pierde unas elecciones. Su aceptación de la democracia es accidental, como dejaron claro el fundador Pablo Iglesias y el “Lenin español” Francisco Largo Caballero y éste, sin embargo, colaboró con la dictadura del general Primo de Rivera porque convino a sus fines, exactamente en la estrategia que anunciaron los dos líderes socialistas citados de actuar dentro y fuera de las normas según sus intereses políticos, como el autor del blog reproduce textualmente. Han pasado muchos años y es obvio que con una situación diferente, Rubalcaba sigue esa línea accidental: apoya la Constitución y al tiempo se suma a una “solución” federalista para el Estado que está lejos de la Constitución, apoya a Bildu en el País Vasco y a las utopías de ERC en Cataluña, porque apoyar el mal llamado “ámbito de decisión catálán” como hace el PSC de Pere Navarro es cargarse la soberanía de la que es titular todo el pueblo español como señala la Constitución. UGT fue siempre el “brazo armado” sindical del PSOE y ahora los que en tiempos de Zapatero pidieron cariño a los sindicatos les piden corresponder a los privilegios y millones de euros que les dieron para que tomen la calle contra el Gobierno del PP. Lo que el PSOE no gana en las urnas históricamente quiere ganarlo en la calle. Y los sindicatos que ven que están perdiendo sus chollos se mueven no por los trabajadores sino por sus intereses y sus mamandurrías. Y hay muchos que les creen… Un mundo de ingenuos y/o de engañados.

  4. Bvenida Says:

    Enhorabuena Van Halen por este rescate, de entre las páginas de nuestra Historia, del apasionante asunto aún sin resolver del asesinato de Prim. Es siempre grato leer su blog pero es especialmente enriquecedor hacerlo cuando trae hasta él importantes episodios de la Historia de España.
    Coincido con usted en que el PSOE ha optado por esa senda radical que le aparta de multitud de cosas y, sobre todo, de la sensatez hecho éste que le inhabilita para ser de utilidad a los intereses generales de los españoles.

  5. Martín-Martín Says:

    Unas líneas sobre todo para sumarme a lo escrito por Fernando Azancot y por Observador. A sus comentarios sobre la situación española hay que añadir el último episodio de la financiación ilegal de UDC (Unión Democrática de Cataluña, incorporada a la Convergencia de Artur Mas) y la cobardía y falta de palabra de Durán i LLeida, su jefe, al que en este blog se le llamó Jano, por su doble cara en Madrid pasando por dialogante y en Barcelona manifestándose por la independencia catalana y denunciando las “cloacas del Estado”. Cloacas las de su partido. Durán anunció que si se demostraba corrupción en su partido dimitiría; se ha demostrado y no lo ha hecho. Va a pagar del dinero de todos los españoles casi 900.000 euros de lo que rapiñaron pero se llevaron más de siete millones…comprobados. Ha sido un pacto con la fiscalía para que los dirigentes de Unió implicados no sean juzgados. No dudo que sea legal, pero es una desvergüenza política. Mientras, Durán ha viajado a Chile en su calidad de Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, también pagado por todos, y para actuar más como “ministro” de Asuntos Exteriores de Cataluña. que en su cargo institucional. Y desde Moncloa lo consienten. Cospedal le ha pedido ya que dimita de ese cargo pero no lo ha hecho. ¿No hay forma legal de que deje ese chollo que utiliza en perjuicio de España? Si él no tiene vergüenza para hacerlo, que le obliguen.

  6. Un boticario Says:

    Querido maestro: He seguido atentamente todo lo relacionado con las conmemoraciones del asesinato de Prim que se han celebrado en los últimos días del año 2012, e incluso por esos avatares que tiene la vida, fui invitado al acto celebrado en el Congreso de los Diputados, el descubrimiento de la placa en el Banco de España, y la visita a los aposentos del general en el Cuartel General del Ejercito. Todo un lujo que agradezco a quienes me lo han proporcionado.
    Entre las cuestiones que me produjeron más impacto han sido las propias palabras del general Prim en el Congreso en la misma tarde que fue asesinado, que usted recoge tan acertadamente en su post y las explicaciones dadas por los militares de cómo era recibido Prim por su esposa cuando llegaba a su residencia: Nunca faltaba a recibirle amorosamente al final de la escalera que sube a sus aposentos. Francisca Agüero Echeverría contaba 19 años menos que Prim, nunca se separaba de él, y por lo que se sabe le profesaba un amor sincero, por ello la tesis de que fue ahorcado con un cinturón, no cuadra en absoluto. Lo que sí es cierto es que los embalsamadores hicieron lo que les dio la gana, y hasta le pusieron ojos de cristal que produjeron el consiguiente susto a quienes están actualmente investigando su muerte.
    La muerte de Prim no impidió que Amadeo de Saboya tomara posesión como Rey y se acabara la regencia del general Serrano, la política no varió en gran medida y la caída posterior de Amadeo hubiera sido el gran disgusto de Prim que no llegó a conocer. Yo siento sobre todo el magnicidio por lo que representa y por haber acabado con un amor tan manifiesto como el de Prim y su esposa.

  7. OPCH Says:

    Coincido con Martín-Martín en su referencia a Durán i LLeida. Después de conocer el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y su partido, por muy legal que sea, a los ciudadanos de a pie se nos queda cara de imbécil. Este tipo de pactos no ayuda en nada a mejorar la imagen de los políticos sino todo lo contrario.
    Por otro lado, el rostro endurecido de Durán, y entiendo que venido a más por el citado acuerdo, le ha llevado a afirmar que no es culpable sino “víctima”. Sin comentarios.

  8. Wolfgang Says:

    Lleva razón Van Halen cuando afirma que el socialismo español actual camina hacia el radicalismo. Para constatarlo están las declaraciones que sus dirigentes nos regalan todos los días. Pero no sólo se alimenta hoy el PSOE de radicalismo. También de insensatez. Y no precisamente en bajas dosis. Como lo demuestran las declaraciones de Gómez criticando que personas que en otro tiempo han ostentado cargos de responsabilidad pública se busquen la vida, una vez abandonado esos puestos, en el sector privado. Y que piensa Gómez que tendrían que hacer? Suicidarse? Mendigar? Seguir toda la vida atados a un sueldo “público”? Y qué piensa Gómez de que el ex presidente socialista González esté al servicio del hombre más rico del mundo? No hay duda. Gómez hace estas declaraciones por pura envidia!! Sabe con certeza que, al igual que a Zapatero, a él no habrá quien quiera contratarle cuando le echen de lo “público” .

  9. perico Says:

    QUE CIEGOS SON LA MAYORIA DE LOS ESPAÑOLES, AHORA CULPAN HA RAJOY DE LA CRISIS EN ESPAÑA, CUANDO LA CREÓ LOS SOCIALISTAS. LA DRONES CORRUPTOS Y DE TODO. AHORA CULPAN A BANKIA DE LO QUE LE HA PASADO SI FUERON EL GOBIERNO ANTERIOR. AHORA QUIEREN QUE EL PP COBRE A LA IGLESIA IMPUESTOS LO QUE ELLOS NO HICIERON CUANDO AL IGLESIA CATOLICA AYUDA A LOS POBRES MÁS QUE LOS SOCIALISTA O SU GOBIERNO.DIGO LOS CRISTIANOS CATOLICOS, NO LOS QUE PRESUMEN DE SER CATOLICOS Y VEN A UN POBRE Y SE VAN POR LA OTRA ESQUINA.

  10. perico Says:

    ESPAÑA está completamente arruinada.

    Muchos quieren culpar al PP de la cosecha que tenemos, pero esto no es mas que lo sembrado por 8 años de gobierno de Zapatero.

    El antiguo gobierno de PSOE debería de estar en la carcel por arruinar ESPAÑA.

    A todos nos fastidian los recortes pero que narices queréis que haga el PP?

    Si en tu comunidad de vecinos hay un presidente que lleva 8 años en el cargo y el resto de vecinos hartos de ver lo mal que gestiona la comunidad te vota a ti y tu cuando coges los papeles ves que el anterior ha robado todo lo que ha querido y mas… no hay justificantes de lo que se ha gastado ni aparece el libro de cuentas…

    Las cuenta de la comunidad está en números rojos, se deben las últimas reformas del portal, no se ha pagado al conserje en 3 años, ni a otros proveedores, la luz, agua, limpieza y así con todo…

    Qué harías tu si entras de presidente?

    Pues subirias la comunidad y pasarias recibos extras para pagar a los proveedores porque si no no te fiarían mas y etc etc…..

    Más vale que recorten y hagan lo necesario porque si no, el estado del bienestar se irá a la mierda y nos convertiríamos en un páis tercermundista.

  11. perico Says:

    Me cuesta creer que muchos de los socialistas de hoy en dia se les puedan llamar cristianos. Un cristiano católico de verdad, puede aprobar una ley de acesianar a niños antes de nacer? Puede admitir la corrupción? Quien ha arruinado a españa en dos ocaciones? cuando se han acesinado a tantas mujeres por sus machistas? sino en tiempo de los socialistas, cuando se han acesinado a tantos inocentes antes de nacer? aver si se van enterando de una vez quien ha hecho tanto mal en el mundo.

  12. jesús solana peré Says:

    No estoy de acuerdo con muchas cosas ha hecho el P.P,es más en muchas cosas me siento traicionado, pues yo he votado siempre al p.p, pero viendo lo que viene;y lo peor no es la ruina absoluta de España , si no que los que vienen ( Podemos ),vienen para quedarse; pues no hay ni un solo país donde los comunistas dejen el poder por las buenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: