Las paradojas “zurdas”

by

Este blog renovó su cara en el post anterior y sus entradas se publicarán con más frecuencia y serán más breves. Los primeros sesenta y un comentarios de “As de bastos” formaron el libro “La sonrisa de Robespierre” aparecido en febrero de 2011 con una segunda edición dos meses más tarde. Los últimos sesenta y seis posts verán la luz en el libro “La caja china. De Zapatero a Rajoy” que se publicará a últimos de abril o primeros de mayo en el Grupo Editorial Sial-Pigmalión, el mismo editor de la anterior recopilación.

Ahora que está de moda Argentina por la elección del Papa Francisco, recuerdo a un amigo mío en Buenos Aires al que llamaban “el zurdo”; nunca habíamos hablado de política, nos carteábamos sobre asuntos literarios, pero nada más llegar al aeropuerto de Ezeiza me chocó que el tipo fuese diestro. Pronto supe que “zurdo” en Argentina es el apelativo que se da a los militantes de la izquierda. Uno aterrizaba en Buenos Aires con todos los estereotipos acumulados: el tango, los churrascos, los arrabales y Palermo, Caminito y Belgrano, Corrientes y el Obelisco, Lugones y Borges (el más inglés de los argentinos y el más argentino de los ingleses), y pensando que los bonaerenses tienen algo de psicoanalistas, de malevos y de presuntuosos. Con ecos de lo que yo pensaba entonces pudiera creerse ahora que el primer milagro del Papa Francisco es ser humilde siendo argentino, aunque la elección es inspiración del Espíritu Santo y de tejas para abajo sólo nos toca celebrarlo. Casi toda aquella tipología bonaerense era mito. Corrían los tiempos en el poder del dúo Perón-Perón; presidente el general y vicepresidenta su mujer María Estela que, a su fallecimiento, muy pronto habría de sucederle en la Casa Rosada.

En España los “zurdos” nos han ofrecido generosamente recientes paradojas, lo que no es nuevo pero supone la evidencia, como tantas actitudes, de una doble moral de consumo populista. A menudo me pregunto si nuestros “zurdos” nos tendrán por tontos a los demás.

Un Rubalcaba débil que no es capaz de llevar la contraria a nadie en su partido y acepta, por ejemplo, primarias en Galicia y él no quiere ni hablar de eso cuando le toca, que otorga paños calientes a esa cuadratura del círculo de Pere Navarro que es apostar por una consulta soberanista en Cataluña desde una legalidad imposible, que mira para otro lado en los ERE de Andalucía cuando las aguas del Guadalquivir le llegan al cuello a Griñán, que calla (y con ello otorga) ante los latigazos dialecticos de Patxi López o de Fernández Vara, que se mantiene punto en boca ante los pasos, no trotes, de Carme Chacón, que en el Día  la Mujer Trabajadora se mostró sorprendido con el voto de censura en Ponferrada apuntalado por un concejal condenado por acoso sexual y luego se supo que su sorpresa era un paripé porque conocía la tropelía desde su diseño, ahora, ecce homo, ha recogido el guante de un tipo tan errado y contradictorio como es Tomás Gómez y ha resuelto apoyar un recurso de inconstitucionalidad contra las medidas del Gobierno de la Comunidad de Madrid que externalizarán los servicios en ciertos hospitales madrileños.

La paradoja “zurda” está servida. Hay que preguntar por qué los socialistas se revuelven ahora si ese sistema ya funciona en la sanidad madrileña en la Fundación Jiménez Díaz y en el Hospital de Torrejón, por ejemplo, y sus prestaciones no han recibido una queja de los usuarios, algunos de ellos relevantes afiliados socialistas. Y más paradójico: ¿Por qué la externalización de la sanidad les parece bien en Andalucía que comparte ese modelo en 17 hospitales? ¿Por qué tampoco les parece mal esa fórmula en Cataluña, que ellos incorporaron a casi la mitad de sus centros sanitarios entre ellos a hospitales de referencia durante los Gobiernos tripartitos que presidieron los socialistas Maragall y Montilla? La maniobra es tan burda que no me choca que se le haya ocurrido a Tomás Gómez que no presenta alternativas a nada y se extasía por un titular, pero me sorprende, si es que puede sorprenderme ya algo en este hombre, que se suba a ese caballo Rubalcaba. Precisamente él que fue vicepresidente del Gobierno de Zapatero que por no hacer los deberes a su tiempo y no actuar contra la crisis entonces galopante nos llevó a los españolitos a donde estamos. En definitiva, la externalización de servicios tiene por objeto hacer sostenible la Sanidad madrileña con la calidad y eficacia de que goza hoy y está generalmente reconocida en todas las encuestas.

La paradoja “zurda” tiene otros paisajes. Por ejemplo, uno de los baluartes de la imagen “zurda”, Javier Bardem, decidió que su primer hijo, Leo, naciera en el carísimo Hospital Cedars Mount Sinaí de Los Ángeles en el que alquiló una planta entera, y no nos sorprenderá que el segundo hijo que está esperando su mujer, Penélope Cruz, nazca en un ámbito tan exclusivo; no creo que lo haga en la maternidad de O’Donnell que es estupenda. A la hora de preocuparse por la salud de su madre, la guerrera actriz Pilar Bardem, que se sintió indispuesta en México, nuestro divo eligió para sus cuidados el Hospital Ruber Internacional, en Mirasierra, y no el Doce de Octubre, gran hospital, pongo por caso, y como a una madre no se le debe escatimar nada, y tiene razón, fletó un avión privado dotado con unidad médica para trasladarla a Madrid. Por fortuna el estado de salud de la matriarca “no es alarmante” y “se está recuperando”. Se defiende la sanidad pública pero cuando le toca a algún “zurdo” de tronío elige la sanidad privada. Como otra sonada paradoja: que el ruidoso sindicalista José Ricardo Martínez, secretario general de UGT-Madrid y ex-directivo bien pagado de Bankia, instigador de las huelgas en defensa de la enseñanza pública, lleve a sus hijos al Colegio Arturo Soria, privado, en el barrio madrileño del mismo nombre.

Otra paradoja de estos “zurdos” del celuloide es el ERE presentado por la familia Bardem en el cierre de uno de los restaurantes que tiene en Madrid, La Bardemcilla, de acuerdo  con la reforma laboral en vigor que tanto crispa a los “zurdos”. Cuando el asunto saltó a los medios de comunicación, los Bardem dieron marcha atrás, o eso dijeron, porque salir del ERE no es tan simple; al declarar la quiebra del negocio y solicitar la entrada en concurso de acreedores el trámite estará ya en el juzgado. Los trabajadores afectados cuentan que sus patronos se habían negado a cualquier arreglo hasta que el cierre del restaurante se hizo público y se conoció el ERE.

No debe sorprendernos demasiado esta paradoja porque  otros “zurdos”, UGT y CCOO, llevan dos años despidiendo trabajadores y, desde la entrada en vigor de la reforma laboral en febrero de 2012, no pocos de estos despidos se hacen aplicando las nuevas medidas. Los sindicatos principales han despedido trabajadores en Andalucía, Navarra, Castilla-La Mancha, Aragón, Canarias, Comunidad Valenciana, Cataluña, Galicia y Madrid. Leo en “La Voz de Galicia” de 11 de noviembre de 2012 que preguntado el líder de UGT Cándido Méndez “¿Cómo se casa que se oponga a la reforma laboral y la aplique para reajustar su plantilla?” respondió: “Es una decisión dura y difícil pero que hemos tomado porque la situación económica no nos deja otra alternativa”. ¿Y qué alternativa cree don Cándido que tienen los empresarios que no cuentan con las subvenciones y las sinecuras sindicales? Méndez presidía en Vigo una reunión de UGT para apoyar la huelga general convocada para unos días después, el día 14, precisamente contra la nueva reforma laboral del Gobierno de Rajoy. Gran paradoja “zurda”.

Uno de los misterios más densos de la realidad del país son las cuentas sindicales, que no tienen que someterse a los organismos  fiscalizadores que husmean, como es natural, en otras instituciones. En España se conoce todo y acaso por ello no hay ni tumba del soldado desconocido, pero lo que ganan nuestros sindicalistas y las cuentas de los sindicatos son materia inescrutable.

Y para no atender sólo a las paradojas “zurdas”, un diario publicaba ayer a todo trapo en su portada: “Rajoy refuerza a Mas con una cita secreta en la Moncloa”. ¡Toma ya! ¿Desde cuándo las citas secretas se celebran en los despachos oficiales con todo el inevitable voyeurismo de la seguridad, las secretarías, los funcionarios y los curiosos? Una cita secreta es otra cosa. Esto me parece más una parajoda que una paradoja. Cómo ha cambiado el periodismo desde que yo empecé en el oficio. Y no para mejor.  

Anuncios

16 comentarios to “Las paradojas “zurdas””

  1. Martin-Martín Says:

    Las contradicciones o paradojas que usted enumera no son ni mucho menos las únicas. La izquierda es coleccionista de ejemplos de doble moral. Y los Bardem no son una excepción sino un caso que chirría más por su relevancia. Como el ejemplo del sindicalista-banquero que usted cita. Pero Hacienda, que según dicen somos todos, no se conoce que haya investigado si este sindicalista opulento, que no es consecuente con sus actos y con lo que proclama, declaraba sus ingresos correctamente. Como tampoco las actividades de otro sindicalista, Toxo, que según se publicó es propietario de un duplex de protección oficial con más ingresos de los preceptivos en este caso de viviendas protegidas. Es una especie de ley del embudo.

  2. Adán Moreno. Says:

    Así es don Juan Van Halen, los zurdos están llenos de paradojas porque saben que lo que predican (su religión) no es posible, es una gran mentira y además dañina por lo que esa religión giliprogre debe de ser considerada secta por el daño que produce y por el lucro que les aporta a sus dirigentes, subvencionados y demás parásitos varios (artistillas de la farándula, sindicatos, politicos de izquierdas o pseudopolíticos como Ada Colau, terroristas o pseudo-terroristas, antisistemas, Ni-nis y demás fauna pro 15-m). Un placer.

  3. Fernando Azancot Says:

    Vivo en una ciudad donde la Semana Santa te absorbe de tal modo, que apenas me ha concedido un resquicio para la lectura ordenada y reposada de este Blog en el que tanto aprendo y que tanto me inquieta. Cuando hoy afronto la tarea, me encuentro que el mismo ha menguado en su forma, si bien mantiene intacto el interés de su contenido. Es como si hubiera seguido una dieta de adelgazamiento de esas que tan de moda se ponen cara al verano que se aproxima, o le hubieran afectado las famosas medidas restrictivas causadas por la crisis que nos invade. Tal circunstancia me ha facilitado no solo conocer el comentario magnífico del señor Van Halen sobre el problema suscitado en las oposiciones al Cuerpo no de Maestros como se escribe, sino de Profesores de Educación General Básica, denominación que a partir de la Ley General de Educación de Villar Palasí vino a difuminar la excepcional categoría de aquellos hombres y mujeres, que sin apenas medios – “pasa más hambre que un maestro de escuela”, se decía sin que nadie se sonrojase – regentaban las Escuelas Nacionales dispersas por la geografía nacional donde solo el celo vocacional hacía milagros redentores. Digo que no solo ha hecho posible la lectura del comentario del titular del Blog, sino que también la de los muchos glosadores y glosadoras que ha provocado su publicación, incluida esa curiosa polémica entre Estela y Observador, tan hispánica por aquello de parecer interminable.
    No obstante, pienso que el drama no está es esos estrafalarios e impropios aspirantes a la más alta función social cual es la docencia, y sus extravagantes contestaciones, muestrario del nivel cultural que hemos alcanzado, sino cómo a partir de la referida reforma educativa de Villar Palasí y su Libro Blanco sobre la Educación en España, no hemos parado de ensayar reformas sobre reformas, que alcanzaron su grado más esperpéntico cuando la ideología política intervino para orientarnos en el conocimiento de la realidad según las varias parciales perspectivas. Los que hemos tenido hijos y ahora nietos hemos podido comprobar el gradual fracaso de los sucesivos experimentos docentes. Recuerdo un caso en el que uno de estos avanzados pedagogos me indicó que había tenido que borrar la pizarra donde se hallaba almacenado el grado de conocimiento que hasta la fecha había adquirido mi hijo, para a partir de su vaciado comenzar a escribir de nuevo. Pues bien, la pizarra quedó convenientemente limpia, pero a partir de tal hecho nadie supo llenarla de algo consistente, hazaña pedagógica que me costó agenciar un internado serio donde pudieran reparar en lo posible el desaguisado. Ahora las pizarras, por lo que se ve, no están limpias, están confusas, desordenadas. Y lo más grave es que enderezar una educación torcida, a más de tarea complicada, lo es a largo plazo. Demasiado sin duda.
    Pues bien, cuando hasta aquí llegaba en mi comentario, me doy de bruces con un segundo artículo del señor Van Halen, en el nuevo formato de este Blog, texto que se despliega en torno al riquísimo y variado escaparate en que se exhiben las que denomina ”Las paradojas “zurdas”; y no voy a caer en la trampa manida de echar mano del “tú más” representado por el archiconocido caso Gurtel que sirve al juego del ping pong tan caro a políticos y comentaristas de distinto signo; pues lo que considera el autor en este caso no es tanto la corrupción política que nos invade a diestra y siniestra, como el lamentable contrasentido, por llamarlo de algún modo, al que ha llegado la izquierda española y sus sindicatos de acompañamiento; incongruencia que hace que nos sonrojemos quienes seguimos creyendo en la justicia social maltratada precisamente por quienes se tienen por sus defensores y paladines. Si dramática tristeza causa la cuestión de la enseñanza suscitada en el artículo anterior, esta manifestación descarada y cínica del absurdo representado por la famélica legión de los parias de la tierra, me abruma de manera brutal, pues al cabo de los años me muestra la imposibilidad de lograr para mi patria, España, una vida apacible y democrática fundamentada en la justicia social. Con estos mimbres es sin duda imposible.
    La estampa de ese destacado sindicalista de la UGT andaluza – sonriente mientras camina esposado entre dos guardias civiles – al que se le ha encontrado un zulo con no sé cuántos miles de euros escondidos procedentes de los famosos ERES, euros que al parecer repartía entre otros prebostes compañeros a las mismas puertas del llamado Parlamento de Andalucía es incalificable. Demasiado duro.

  4. Una feminista Says:

    ¡Que bueno su “neologismo” del último párrafo!
    Por cierto ¿nos podría decir a sus lectores del blog cuándo y donde es la presentación de “La caja china. De Zapatero a Rajoy”? imagino que a otros, como a mí, les gustaría asistir.
    Gracias anticipadas.

  5. Observador Says:

    Sume usted otra paradoja: Vázquez secretario general de los socialistas gallegos pide la dimisión del presidente de la Xunta, Nuñez Feijóo, porque se han hecho públicas unas fotos de hace veinte años, cuando no estaba en política, acompañado de alguien que después resultó ser un contrabandista. Y he aquí la paradoja acompañada de amnesia: Vázquez olvida que hizo unas importantes obras sin licencia en su casa cuando era consejero de Medio Ambiente de la Xunta durante el gobierno regional socialista, y que es propietario, por lo tanto vecino de Pepiño Blanco, de un ático en el edificio construido vulnerando la Ley de Costas nacional y la de Galicia, a un paso del mar en la isla de Arosa. Está denunciado. Qué le parece más deplorable ¿vulnerar la ley, ser tan cutre como para hacer obras sin licencia adecuada, y eso en este momento, o la foto de hace veinte años con un tipo que luego resultó ser malo malísimo? Por no hablar de la cercanía y apoyos de Vázquez a Pepiño Blanco, que no dimite ni cuando se ha demostrado, y está imputado, por prevaricación y tráfico de influencias. Menuda paradoja, casi parajoda. Naturalmente las fotos con gran despliegue y en portada las publicó el mismo diario que llamó “secreta” a una reunión de Rajoy y Mas en la Moncloa… Enhorabuena por su nuevo post, Van Halen.

  6. JM Says:

    Buenas tardes Ilustre et Magister.
    Los zurdos no son siempre iguales, haylos de varios tipos a saber: El zurdo genético con predominancia del lóbulo temporal derecho del cerebro y educado asi. El zurdo reconvertido que si bien es zurdo genetico ha sido educado en el colegio en el predominio de la mano diestra, no “diestra” de hábil sino de derecha pensando que es lo natural (por ejemplo Rubalcaba en el Colegio de El Pilar) y luego está el Diestro que va de zurdo porque la circunstancia asi lo demanda ó bien aporta mejores beneficios.
    De siempre se ha considerado a la mano “diestra” (de hábil) la prolongación mas larga del cerebro. Pero dependiendo en cada momento del tipo de zurdo o de la circunstancia se hayan ejecutado determinadas acciones no previstas dentro de lo que llamariamos la normalidad o como dice Don Mariano “lo justo”. No creo que la paradoja de para más ya que el tamaño del cerebro no cambia aunque uno sea zurdo, pero sí sucede que a un lado y aotro del cerebro los centros que alli residen son diferentes, por lo que aqui acontece habría que esperar de “los zurdos” que fueran mejores personas, cosa que si bien se da en la vida natural no se da en la politica.
    Para nada de acuerdo en el tema Sanidad, gran equivocación, robo descarado del sistema público y ejemplarizante accion de la puerta giratoria. Para afiliarnos a Sanitas, no hacia falta ni D. Mariano, ni Zapatero, ni siquiera matar a Franco aunque se muriera él solito. Antiguamente los golfos estaban en El Rastro y aledaños, ahora están por todas partes y en la politica a puñaos. Ya se encargará el tiempo de poner todo en su sitio. Ni siquiera la Merkel es para siempre. Lo de la sostenibilidad de la Sanidad es una gran mentira que sólo llena el bolsillo de unos cuantos sinvergüenzas a quienes ya todos conocemos. Amén.
    Gracias Juan.

  7. Jacobo Rodríguez Says:

    En primer lugar, le felicito por sus libros, por el blog que es el de un escritor que está en política y no el de un político sin más y claro, se nota. Y cómo.

    En cuanto al tema de esta entrada del blog, la verdad es que no sé muy bien lo que significa a día de hoy ser de izquierdas o de derechas; las actuaciones de los partidos en lo que a eso puede referirse son más bien confusas. Sí parece quedar claro lo que es ser de izquierda en lo que a militancia y actitud se refiere: como explica Van Halen, la izquierda es militante y actúa a la contra siguiendo una serie de estereotipos en los que, por supuesto, no se basa la actuación de sus partidos. No digamos de los sindicatos. De paso diré que no entiendo que sindicatos y partidos políticos tengas ayudas públicas, creo que deberían vivir exclusivamente de lo que sus afiliados decidieran aportar. Y no he visto a muchos políticos (sé que el Sr. Van halen es una de las excepciones) ni de izquierdas ni de derechas decir que no es justo que los ciudadanos y las empresas vean como los impuestos suben, las ayudas bajan y los partidos y sindicatos siguen estando subencionados. Yo, desde luego, no les daría ni un centimo.
    Con lo que no estoy de acuerdo es con que sea contradictorio el modo de actuar de los Bardem respecto a la sanidad pública, creo que se puede apoyar una sanidad pública para quien todos y luego, si se tiene el dinero que ellos tienen, irte a la privada en otro país ¿por qué es contradictorio? Otra cosa es que hablemos de que el hospital es judio y ellos apoyan la causa palestina, ahí si encuentro la contradicción.
    En fin, que parece que los principios que antaño creía tener la izquierda han dejado de importarles y los han convertido en modo de actuación según estereotipos y conveniencia. Muy de actualidad, ahí si están en su línea, a la vanguardia.

  8. Wolfgang Says:

    Sin duda alguna los “zurdos” piensan que los demás somos tontos. O peor. A los “zurdos” los demás les traemos al pairo. Ellos a lo suyo, que no es precisamente lo de los demás o el interés general. Las notables paradojas de la izquierda que, a modo de ejemplo, menciona Van Halen serían suficientes, incluso cada una de ellas singularmente, para sonrojar a cualquiera. Pero eso a los “zurdos” no les pasa. Son inmunes. Y lo son porque se sienten titulares de una especie de patente de corso que les permite defender una cosa y practicar la contraria. Con todo, sólo en los demás está no permitirlo. Por ejemplo, denunciándolo públicamente como hace el autor del blog.

  9. elisa Says:

    Enhorabuena por su compendio anterior “La so”nrisa de Robespierre”, y espero la salida del nuevo volumen, le sigo….

  10. Estela Says:

    Miren, es que yo cuando empiezoa leer al señor Van Halen y apenas veo de qué va la cosa ya no puedo seguir. Es inaudito que hable de esa manera de paradojas zurdas, cuando las diestras son peores. Ustedes siempre giran la tortilla. Lo malo es para y por culpa de los de izquierds y lo bueno para y por uds. Así no vamos bien ni iremos nunca. No me puedo fíar de alguien que escribe de esa manera y no sabe lo que es el objetivismo puro. Van Halen, magister o no, hágame el favor de no ser tan tergiversador y quedarse siempre con las ganancias y derivar hacia los de izquierdas las pérdidas y culpas. Ayyyyyyy, siempre igual, por favorrrrr !!!!!!!

  11. Estela Says:

    Acepte ya de una vez que en los diestros hay siniestraliedades vergonzosas y ruines. Admita asuntos Bárcenas, Cospe, Fabra, Camps y un sin fin. No los deje aparcados en un rincón de oro hasta que esos zurdos se olviden. Acaso se olvidarían ustedes? Son ustedes unos personajes con los que nunca voy a converger afortunadamente. Hábleme de Urdangarín, Cristina y todo ese lío tremendo que han organizado. Hábleme de los pobres pensionistas a quienes les han estafado sus ahorros. Póngase alguna vez del lado de los oprimidos. Hábleme del dinero gastado en las Corinas mientras media España bosteza por muchos motivos y se desespera por los mismos y otros. Venga, hombre, sea humno alguna vez. Deje algún día, su aburguesamiento eterno y pasado y aterrice y camine junto a los necesitados. NO hay infierno ni cielo para esas barbaridades? Interprete el término infierno como le dicte su libre albedrío.

  12. Martín-Martín Says:

    Estela: Usted escribe que cuando empieza a leer este blog y ve de que va la cosa no puede seguir. Pues no siga. No sea usted masoquista. A mí no se me ocurre entrar en un blog del PSOE o de IU, pongo por caso, porque sé lo que me voy a encontrar: lo lógico. Autores que opinan desde las perspectivas de la ubicación de esos blogs DE PARTIDOS DETERMINADOS. ¿Lo ha probado usted? ¿Ha entrado usted en los posts de esas páginas de otros partido? ¿O sólo entra en un blog que se publica en las webs del PP nacional y regional de Madrid para auto-fustigarse? Si en los blogs del PSOE y de IU encuentra un solo comentario sobre los ERE de Andalucía o sobre el caso de Pepiño Blanco, por ejemplo, se gana un viaje a Disneylandia. Parece que usted olvida en dónde está colgado este blog y la biografía de su autor. Y por lo menos este señor es un político culto y lo que dice es cierto y lo cree; que no opine sobre otros temas no es extraño. Opina sobre lo que le viene en gana. Ya le digo: vaya a las páginas de otros partidos y lea sus blogs. Y no sea usted manipuladora o ingenua: lo que usted llama el “objetivismo puro” no existe. No lo tiene ni usted como se comprobó en comentarios a post anteriores, en los que además no pudo usted, con argumentos y no con descalificaciones, desmentir nada de lo que se decía en ellos. Siga usted, por ejemplo, lo que publica y lo que oculta ese diario “independiente” y “global en español”… Y no es un periódico formalmente de partido, que por cierto acaba de recibir una inyección económica de un Banco gracias a una gestión del Gobierno al que pone en la picota continuamente… No, el “objetivismo puro” que usted interesadamente echa en falta, no existe. No sufra, Estela, no intente que los demás opinen lo mismo que usted; no sea autoritaria. Que cada cual escriba según sus criterios. ¿O lo que no coincide con lo que usted piensa le produce calambres? Pues lo dicho: no sufra. Y, Estela, sus comentarios están en el blog y ello ¿no es una prueba de que el autor, tras su moderación lógica, los ha aprobado? Intente usted lo mismo en las páginas del PSOE o de IU. Ya le anuncio que NUNCA aparecerán sus opiniones. Yo lo he experimentado, y por eso le digo lo que le digo, Y, por cierto, el post va de paradojas no de corrupción. Y las paradojas que enumera Van Halen ¿son ciertas o no? Es obvio que sí. Opine sobre eso, que es de lo que se trata, y no se ande por las ramas como en ocasiones anteriores.

  13. Estela Says:

    No soy masoquista, Martín al cuadrado, por eso dije que no sigo leyendo pero imagino punto por coma lo que dice siempre el post. Son ustedes los sádicos. Y encima y, como tienen siepre por muy mala costumbre, achacan a los de izquierdas siempre las cosas malas que hacen ustedes. Eso sí que es de ser unos manipuladores hasta el infinito. Obvio que las paradojas que nombra no son ciertas pero ustedes les otorgan por obra y gracia de no se sabe quién o qué (…o sí se sabe),toda la veracidad del mundo, lo cual no quiere decir que la tengan, sólo que ustedes, los de derechas, se la dan, como hicieron siempre y hacen: las cosas a su antojo. La razón de los otros no cuenta. Sólo sus antojos.

  14. OPCH Says:

    ¡Enhorabuena Van Halen! Lo que relata en este post es incontestable y me sorprende que alguien gratuitamente se atreva a negar la evidencia. Esas contradicciones han aparecido en diferentes medios de comunicación y nadie las ha desmentido. Ni sus protagonistas. Y por ello Estela tira, a falta de argumentos y pruebas para refutar lo que dice Van Halen, de lo único que domina: la descalificación. Pues que estas opiniones mías, que “descalifican” su parcialismo de gruesos trazos, acompañen a sus descalificaciones. El tono que emplea esta escopeta de feria, de nombre Estela, es de un autoritarismo tal que provoca náuseas. Y el colmo: critica lo que imagina. Sus comentarios adolecen de una insolvente vaciedad como consecuencia de las afirmaciones genéricas que emplea y es tal la falta de rigor que supura que no puedo más que congratularme de que afirme que “son ustedes unos personajes con los que nunca voy a converger”. Así sea. Nada podría ofenderme más que “converger” con semejante persona.

  15. Martín-Martín Says:

    Estela, de verdad y perdone, usted no tiene argumentos, no los ha tenido en ninguna de sus apariciones en este blog, niega por negar sin ejemplos y sin datos y acusa porque le da la gana. Pues diga usted lo que quiera. Usted parece que no lee lo que escriben los demás. Yo le digo que este es un blog que aparece en la web del PP y es natural que su autor escriba lo que él piensa y no lo que piensa usted, pero de eso usted no dice nada. Luego parece una adivina porque asegura que desde que empieza a leer ya sabe lo que se va a opinar en el blog; aunque es más natural de lo que pudiera parecer por lo que yo le digo: el lugar en el que se publica y la biografía nada oculta de su autor. A mí me ocurre algo parecido cuando veo su nombre al principio de un comentario; ya sé que va a dar vueltas y más vueltas y a negar credibilidad a lo que se diga sin aportar un solo dato, que va a echar las culpas a “la derecha” sin argumentos, que va a ser usted todo lo contrario de objetiva. Y además se atreve usted a escribir que las “paradojas” que se describen en este post no son ciertas. Menos mal que quienes leen el post siguen los medios informativos y saben que lo de los Bardem y todo lo demás es tan verdad como la vida misma, ¿Y usted pedía “objetivismo puro”? Pues inténtelo usted misma, pero no lo hace. Patético lo suyo y muy “zurdo”.

  16. Estela Says:

    Anda, por fin se inventó una taza para zurdos !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: