Los milagros de Rubalcaba

by

Alfredo Pérez Rubalcaba es, además de un virtuoso de la falsedad, como tiene acreditado, un experto en hacer frases. A menudo son como sentencias póstumas, como últimas palabras. Ha cambiado mucho desde aquellas periódicas cenas que nos reunían alrededor de una mesa a él, a Gallardón, a Lissavetzky y a mí. Me parece que es otro hombre, lo que demuestra que el poder comúnmente cambia a las personas.

Rubalcaba acaba de producir una frase que si fuese más ingeniosa y dicha en otro contexto podría ser de Marx; supongo que Rubalcaba en algún momento de su vida habrá sido marxista, lo fue incluso Felipe González, o al menos su partido lo era hasta que él se percató de que sólo ganaría las elecciones aparcando el radicalismo y apostando por el centro. Pero cuando me refiero a que la frase de Rubalcaba podría haber sido de Marx pienso en el otro, en Groucho, el que dejó escrito que en su tumba figurase el epitafio “Perdonen que no me levante”, aunque sus herederos no respetaron esa última voluntad. Rubalcaba ha dicho que “lo peor de la crisis ha pasado pero no por las políticas del PP sino a pesar de ellas”. Es una frase que da mucha risa. Claro que siempre hay algo más cómico: el 29 de abril de 2009, Zapatero afirmó: “Lo peor de la crisis ha pasado ya”. Y más aún: el 7 de marzo de 2008, año electoral, Zapatero aseguró: “España está en condiciones de llegar al pleno empleo”.

Resulta que Rubalcaba cree en los milagros y que la crisis muestra signos de solución no por las políticas del PP sino a pesar de ellas. A sensu contrario Rubalcaba sostiene que las políticas que llevaron a la crisis son las que nos hubiesen sacado de ella. O sea: las buenas expectativas no se deben a las medidas del Gobierno, al sacrificio y al esfuerzo de los españoles, sino a un milagro. Pues no. Creer a Rubalcaba sería despreciar ese sacrificio y ese esfuerzo de los españoles y pensar que no han servido para nada, y ello no es verdad.

Otra frase de Rubalcaba nos confirma el motivo por que el que no muestra alternativas: “No estamos creando un proyecto para el PSOE sino un proyecto para España porque Rajoy no ganará por mayoría absoluta las próximas elecciones”. La única salida que le queda al socialismo para superar sus evidentes contradicciones, y es a lo que apuesta Rubalcaba, es que en unas elecciones en las que el Partido Popular perdiese la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados resultante emergiese, de una u otra manera, una solución troceada, o lo que sea. Es decir: Rubalcaba no tiene que prometer nada, proponer alternativas,  porque, como aspira a gobernar con quien sea, no sabe qué podrá hacer salvo pedir la presidencia del Gobierno ya que adivina que, de todos los enanitos que lleguen al Parlamento, su partido será el enanito de más estatura. Resultado: volverían a ser árbitros los nacionalistas en un momento en que están desmandados. Por eso acaso los socialistas catalanes no se aclaran ni Ferraz tampoco.

Pero el jefe de la oposición ha cometido ya un error de bulto: ha vendido la piel del oso antes de cazarlo, y sobre todo no la vende para él porque nadie da un céntimo por su futuro político, sino que la vende para su desconocido  sucesor. Los pata negra del PSOE no ocultan su inquietud por la deriva de este socialismo que ha perdido no ya el centro sino el norte, y al radicalizarse y ponerse al frente de cualquier manifestación sea contra lo que sea e instalarse en la negación absoluta de todo apoyo, acuerdo o pacto, incluso desdiciéndose a sí mismo, está abriendo interrogación tras interrogación, porque un partido que es por pura aritmética alternativa de gobierno no puede estar en la permanente irracionalidad.

El PSOE comenzó no aceptando sus culpas y responsabilidades en la situación caótica que el actual Gobierno se encontró, ha puesto palos en las ruedas de todas las medidas encaminadas a superar la difícil coyuntura, ha votado en contra incluso de iniciativas parlamentarias que el propio socialismo había propuesto cuando gobernaba, y se ha sumado a las más grotescas excentricidades callejeras, debilitando de una manera u otra la Constitución con propuestas federalistas vaporosas sólo para contentar a los nacionalistas pensando en un futuro que vive sólo en los sueños de Rubalcaba. La actitud de Ferraz ante el desvío nacionalista catalán y la escalada de Artur Mas sobre el llamado “derecho de decisión” ha sido y es confusa por no decir complaciente.

Uno de los milagros del jefe de la oposición: que la crisis lleva camino de arreglarse pese al Gobierno y no por las medidas duras que ha tomado, no ha llegado aún, aunque no lo descarto, a anunciar que la solución a los graves problemas de España se debe a su actuación política. No como vicepresidente del Gobierno de Zapatero, claro. Sino después. De Rubalcaba me lo creo todo.

En tanto, el Gobierno de España parece, a veces, que cree que algunas cosas se resuelven -por ejemplo la escalada independentista- según la vieja fórmula política, cada vez menos acreditada, de que el tiempo y el buen tono lo arreglan todo. Pues pueden complicarlo todo. Se ha demostrado que ofrecer más y más a los nacionalistas en cuanto a dineros no arregla los problemas sino que, en todo caso, los aplaza y crea agravios comparativos con otras Comunidades Autónomas. Y para decirlo todo, a mi juicio fue un error que apareciera de pronto dando opiniones sobre el llamado “problema catalán” -Cataluña es una parte de España- el ministro de Asuntos Exteriores que, pese a ser uno de los grandes activos del Gobierno, está para los asuntos exteriores no para las cosas de casa.

Pero entre los milagros de Rubalcaba se cuenta uno más. Tiene nombre propio: Bárcenas. Era un milagro en el que confiaba. Hasta ahora el PSOE que lidera tambaleante Rubalcaba había manejado como tema estrella el llamado “caso Bárcenas” pero se está desinflando y quedará en lo que en realidad es: una persona que tiene en Suiza y algunos paraísos fiscales unas cuentas millonarias. Averiguar de dónde salió ese dineral es cuestión que ha de aclarar la Justicia. Por más que lo repitan Rubalcaba y Soraya Bis en el Congreso de los Diputados investigando, juzgando y sentenciando por su cuenta, la financiación del Partido Popular no está en cuestión y próximamente se confirmará en sede judicial que es dónde debe llegarse a conclusiones. La que quedó confirmada y sentenciada en su día fue la financiación ilegal del PSOE.

Mientras, Rubalcaba mira para otro lado en los ERE de la Junta de Andalucía, una trama de Gobierno y no sólo de partido, en la que aparecen complicados el actual presidente del PSOE y su antecesor,  y los dirigentes sindicales se atreven a criticar las medidas del Gobierno de la Nación sobre una reforma en las pensiones pero olvidan sus chanchullos con dinero público, parte destinado a cursos de formación para parados, en Andalucía, y anuncian un ERE de su personal acogiéndose a la Reforma Laboral que tanto han descalificado. Pura contradicción hipócrita.

El auténtico milagro de Rubalcaba es él mismo.

Anuncios

5 comentarios to “Los milagros de Rubalcaba”

  1. Amigo de UIises Says:

    Que mienta Rubalcaba ya no es noticia. La noticia sería si dijese una verdad. Anda desorientado y pide un federalismo que no aclara porque no puede aclararlo y tendría que explicar que los Estados Federales se han formado históricamente para unir lo que estaba separado, y no para separar lo que está unido y, además, que las competencias normales en los estados federados no llegan a las que tienen nuestras autonomías. Si lo que quiere el PSOE es sencillamente que la soberanía se trocee, que lo diga. Pero tendrá que decir también que lo que trata es de trasladarnos a todos los españoles un problema interno entre el PSOE y el PSC que no han sido capaces de arreglar en su casa. Y eso es una vergüenza.

  2. O.WOLFGANG Says:

    De todas las frases que se incluyen en este “Los milagros de Rubalcaba” la que me produce una total indignación es la que refiere que “lo peor de la crisis ha pasado pero no por las políticas del PP sino a pesar de ellas”. Rubalcaba no sólo debe pensar que los españoles somos tontos sino que nos desprecia en tanto en cuanto no valora el esfuerzo ni, por tanto, la contribución de todos los españoles a la salida de crisis. Lejos de lo que afirma Rubalcaba, si a día de hoy los datos económicos son mejores que los que se heredaron de los gobiernos en los que él era uno de los máximos exponentes, es precisamente gracias a las medidas y al rigor del actual gobierno de la Nación así como al esfuerzo que los españoles estamos haciendo.
    Felicidades Van Halen por este artículo con cuya frase final no puedo estar más de acuerdo.

  3. Fernando Azancot Says:

    Creo que es una pérdida de tiempo glosar cuanto sobre este señor escribes, incluso reconociendo lo bien expuesto que se presenta, según lo que es práctica común en el autor del artículo y titular del blog. Ante este maestro del trile político, ayer en el gobierno y hoy en la oposición, y siempre en la política activa, todo lo que se diga sobrará porque resbalará sobre el sinuoso perfil mental del sujeto, no sé si animal político, capaz de volver del revés hasta verdades evidentes e incuestionables, tal como que el hombre es mortal como Sócrates, según el silogismo de nuestros sudores propiciados por el primer enfrentamiento con la lógica. Lo curioso es que al final de tan larga trayectoria, este hombre sin duda notable en su capacidad de cubrir cualquier espacio mediante el pago del precio que le pidan, ha conseguido, para el Partido Socialista Obrero Español, el vacío capaz de llenarse de cualquier manera, lo cual es de por sí grave, particularmente para los socialistas que todavía creen, pero también para España. Y esto es lo peligroso. Tanto como el hecho de que una persona a su edad y con su experiencia a cuestas, no lo perciba como debiera. Dicen que la cara es el espejo del alma, y debe ser cierto, pues basta con observar los gestos y ademanes del ilustre líder de la oposición para deducir su talante. Lo dicho: una pérdida de tiempo en el caso de alguien que parece incapacitado para la autocrítica. Excuso decir lo que debe hacer con la de los demás.

  4. Martín-Martín Says:

    Elena Valenciano, la segunda de Rubalcaba, ha declarado que las recientes opiniones adversas sobre la línea socialista actual de dirigentes del PSOE en tiempos de Felipe González, incluso del propio Felipe González, son cosa del pasado porque esas personas son algo así como reliquias. Habría que preguntarle a la “inteligente” Valenciano si Rubalcaba es más moderno, más presente, y menos reliquia que sus compañeros en los gobiernos de González y en la Ejecutiva de aquel PSOE. Ese es otro de los milagros de “Rubalcaba si te vuelves te la clava” como se le llamaba ya entonces. Para su palmera mayor este hombre es intemporal y, pese a su larguísima y sinuosa trayectoria política, se mantiene lozano, actualísimo. Cuánto daño hacen los palmeros, en este caso la palmera, y qué ridículo.

  5. DEUTSCHLAND Says:

    En el día de ayer Rubalcaba se acercó hasta el Hospital privado donde ha sido intervenido el Rey para, entiendo, testimoniarle sus deseos de pronta recuperación. Pero, ¿habrá sido capaz de espetarle a la cara lo que dijo públicamente acerca de que debería haber elegido un hospital público? O, en cambio,¿habrá optado por referirle a su Majestad las bondades con las que cuentan, y que él mismo experimentó, también los servicios de los hospitales de gestión privada? Y en este último caso ¿habrá sido capaz de explicarle a Don Juan Carlos la contradicción de demonizar la externalización de la gestión de hospitales y al tiempo haber elegido para solucionar sus problemas de corazón la Unidad de Cardiología de la Fundación Jiménez Díaz?. Un milagro es lo que necesita Rubalcaba para explicar esas contradicciones y salir indemne.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: