De historias médicas y faltas ortográficas

by

Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en Madrid, ya está en casa para seguir su recuperación. Es una buenísima noticia que a todos sus amigos nos alegra. Deseo que pronto esté empuñando el timón de sus tareas. Es una mujer inteligente y fuerte de la que cabe esperar mucho.

El final de la estancia hospitalaria de Cristina coincidió con la nueva operación de cadera del Rey y el inicio de un periodo de hospitalización. La intervención fue un éxito y ahora habrá de pasar por la normal y más o menos prolongada fase de tratamiento hasta la definitiva sustitución de su prótesis. Así lo explicó el doctor Cabanela, un lucense de Mondoñedo trasplantado hace muchos años a Rochester, que no ha perdido humor ni socarronería galaica.

Con motivo de la intervención del Rey nuestro últimamente tan locuaz Rubalcaba ha perdido una buena ocasión de callarse. Preguntado por su opinión sobre el hecho de que la operación se hubiese programado en un hospital privado, dijo en Onda Cero: “Yo en el lugar del Rey hubiese elegido un hospital público”. En esta apreciación reafirmaba a su número 2, Elena Valenciano, comúnmente no menos locuaz, que había opinado lo mismo.

El contratiempo de un mentiroso en este mundo de comunicación global que vivimos es el rastro que dejan sus palabras y sus hechos, incluso sus historiales médicos. Rubalcaba, que ha actuado últimamente de palmero de Tomás Gómez, otro genio de las contradicciones, en el traído y llevado asunto de la externalización de la gestión hospitalaria en algunos hospitales de Madrid, no puede reprocharle al Rey ni a nadie que opte por la sanidad que más le convenga porque él mismo ha sido usuario de la sanidad de gestión privada. Sus problemas de corazón se los trata en la Unidad de Cardiología de la Fundación Jiménez Díaz, donde fue operado en una ocasión, que está gestionada por Capio, grupo que viene recibiendo reiteradas invectivas de los socialistas madrileños.

El jefe de la rampante oposición no suele recordar su condición de paciente de Capio, y sí su tratamiento de una infección prostática, que supuso una intervención quirúrgica, en marzo de 2011, en el hospital Gregorio Marañón. Hace poco más de dos semanas, en medio del baile de sentencias judiciales contradictorias sobre el proceso de externalización de la gestión de algunos hospitales madrileños, avisado de que podría saltar a los medios su tratamiento en la Fundación Jiménez Díaz, Rubalcaba hizo un curioso distingo: “Puedo ir a un hospital concertado, pero concertado hace muchísimos años”. Es decir: la Fundación Jiménez Díaz, como es anterior, es un caso de “externalización” y los otros hospitales afectados en el proceso actual son “privatizaciones”. Esa distinción caprichosa justificaba en él unos servicios que parecía no desear para los demás pacientes.

En el caso de la intervención del Rey los socialistas, y en general la izquierda, caen en otra contradicción si comparamos lo dicho ahora con el impresentable alboroto de algunos supuestos trabajadores del Hospital de La Paz que pidieron, nada menos, que no se atendiera en aquel hospital a Cristina Cifuentes porque “tenía que ser tratada por la sanidad privada”. ¿En qué quedamos? Y, además, Cifuentes no eligió el hospital, se lo eligieron, ya que llegó a urgencias víctima de un accidente. Lo cierto es que el PSOE y el conjunto de la izquierda no saben lo que quieren salvo forzar una hipotética llegada al Gobierno gratis total y sin pasar por las urnas.

El análisis de estas minucias seguro que no quitará un minuto de su precioso tiempo a Milagros Hernández, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid y portavoz de Cultura de su Grupo Municipal. Su problema, por fortuna, no es de salud sino de ortografía elemental.  Se le ocurrió enviar una carta de queja sobre sus programaciones al director del Teatro Español, Natalio Grueso, y la misiva estaba salpicada de faltas ortográficas. Grueso contestó regodeándose en la suerte que la concejala le había servido en bandeja tan generosamente:

“Tu carta me ha dejado perplejo y estupefacto. En primer lugar por la forma: es imposible cometer más faltas de ortografía en menos espacio. Que la máxima responsable de cultura de un partido político con aspiraciones de gobierno maltrate así el diccionario dice mucho de esa terrible crisis que sufre nuestro país de la que hablas en tu carta. Ni la primera palabra has escrito correctamente. Ni la segunda. Es desolador, tristísimo, si los responsables culturales escriben así me temo que no hay solución para la cultura. Tu carta es la mejor explicación de esa crisis, porque antes de tener un puesto de responsabilidad deberías volver a la escuela. A mí me avergüenza profundamente que un responsable cultural escriba así y, por tanto, cualquier propuesta que hagas pierde toda credibilidad”.

Ese inicial “Ha donde va” por “A dónde va”, algún otro error grueso, y la reiterada ausencia de tildes de acentuación condenarían a un chaval a volver a la escuela, pero la concejala portavoz de Cultura de Izquierda Unida ya no está en la edad. La coalición de Cayo Lara, personaje que tampoco es muy cervantino en sus modos y conceptos pese a haber sido alcalde de Argamasilla de Alba, con su Cueva de Medrano, supuesta cárcel de Cervantes y cuna del célebre “Quijote de Argamasilla”, debe estar escasa en personas de una formación aceptable cuando la tal  Milagros Hernández es nada menos que su portavoz cultural en el primer Ayuntamiento de España. Por eso Cayo Lara no ha dicho ni pío.

En una tertulia televisiva, de esas en las que todos saben de todo, dos periodistas de izquierda de cuyos nombres no quiero acordarme, empeñados en echar un capote a la concejala ortográficamente disminuida  e insolvente, no hablaron de las faltas más gruesas y confesaron que ellos mismos tenían a veces problemas con los tildes de acentuación. No es lo mismo. Una cosa es dudar sobre un acento, que tampoco parece asumible porque el acento supone musicalidad, sonido, y debería  salir solo, y otra muy distinta es la carta de Milagros Hernández; no duda sobre una acentuación; se las come todas. El verdadero milagro es que Milagros sea concejala y, además, personifique la opinión cultural de su grupo municipal. Como respeto y estimo desde hace muchos años a Ángel Pérez, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid,  me cuesta creer que él sea responsable de la  presencia de esta mujer en su lista.

Aunque Milagros Hernández sea republicana, deseo que los próximos Reyes Magos de Oriente depositen en sus zapatos un manual de ortografía, un cuaderno de rayas y un lapicero. Y a trabajar. Que aproveche los trayectos en su coche oficial y sus estancias en el Club de Campo.

Anuncios

8 comentarios to “De historias médicas y faltas ortográficas”

  1. denisparquer Says:

    Gracias por su comentario señor Van-Halen, en mis respuestas quizás me repito mucho con frases como: “una cosa es predicar y otra dar trigo”, pero es que viene a “cajón”, cuando a Cristina Cifuentes la ingresan por urgencias en La Paz fue una suerte la cercanía entre el lugar del accidente y el Hospital La Paz, sus profesionales son igual de eficientes al margen de la gestión del mismo, pero me asombre de la reacción de personas que manifestaban reacciones negativas al ingreso de Cristina en ese centro, creo que eso dice poco de quien hace singular petición, de haber sido ingresada en el Ruber Internacional ¿seria distinta la reacción? ¡ no! hubiera sido peor! titulares: Cristina desprecia la sanidad publica en favor de la privada, la delegada del Gobierno de Madrid elige el Ruber, bla, bla, bla. El señor Rubalcaba ha tenido una oportunidad de oro para en esta situación disentir de este problema, ¿parece que es mas “legal” operarte en un centro concertado hace muchos años?. Por otra parte es de agradecer la operación de su Majestad en un centro privado como Kiron o cualquier otro, operarse en La Paz hubiese sido mas problemático debido a factores como seguridad y logística, eso seria en perjuicio de listas de espera de otros pacientes, pero difiero de usted D. Juan en su afirmación de “no saben lo que quieren”, creo que quieren la controversia de “hacer ruido” mediático, como decía aquel individuo cuyo nombre no quiero pronunciar : unos mueven los arboles y otros recogen las nueces. Y por ultimo entiendo el comentario de la ortografía, no es lo mismo las faltas de quien no ha tenido oportunidades de reciclarse después del colegio por falta de practica en escribir, que quien tiene un cargo político y que con su ortografía demuestra el interés por la cultura, y mas si esa es la función que desarrolla en su partido, en fin, pido disculpas si también tengo faltas, pero solo represento el sentir de un ciudadano que abandono la escuela hace cincuenta años y no esta acostumbrado a escribir.

  2. OPCH Says:

    Lo de la portavoz de Cultura del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid es de traca. Me sumo a la petición que hace Van Halen a SSMM de Oriente!! Pero, además, como la cosa es grave sugiero a Milagros Hernández que aproveche la celebración del III Centenario de la creación de la Real Academia Española de la Lengua y se encierre en la exposición que bajo el nombre “La lengua y la palabra. Trescientos años de la Real Academia Española” se inaugurará el próximo mes de octubre en la Biblioteca Nacional. Tal vez, con suerte, consiga aprender algo. Aunque, sinceramente, creo que se la trae al pairo.

  3. Bvnda Says:

    El alta hospitalaria de Cristina Cifuentes es una gran noticia al igual que lo es el hecho de que ayer acudiese al centro de coordinación policial. Aún hoy siento náuseas por el inaudito grado de miseria moral que atesoran quienes protestaban por que la Delegada del Gobierno estuviera siendo atendida en un Hospital público. Similar efecto me produce, asimismo, las contradicciones, el cinismo y la hipocresía de los socialistas. El caso que cita Van Halen de la elección personal de la sanidad de gestión privada, protagonizado por Rubalcaba, es el colmo. ¡Estos “socialistos” piensan que los españoles somos tontos!

  4. Martín-Martín Says:

    Enhorabuena. En su blog siempre ofrece opiniones basadas en datos, lo que es que agradecer. Cuando hay subjetividad emana de los datos, no de la demagogia. Sobre el cinismo y la hipocresía de Rubalcaba pocas sorpresas nuevas pueden producirnos. En cuanto a la vergonzosa escasa formación de la concejala de IU que se dedica a “impartir” cultura como portavoz de ese área en el Ayuntamiento de Madrid tampoco me sorprende. Esta mujer no se ganaría el dineral que sin duda se lleva con la política si tuviese que trabajar con el nivel de formación que tiene. Sus carencias, resulta obvio que no solamente ortográficas, las pagamos todos los contribuyentes. Y supongo que con Cayo Lara pasará otro tanto, pues he leído que cuidaba una viña en su pueblo. No tengo nada contra quienes no tienen la formación que sería deseable, pero sí cuando es alguien que nos representa a todos en las instituciones. ¿Tan poco banquillo tienen los partidos de izquierda? Gobernar es complejo, y no se pueden tener ideas que resuelvan los problemas cuando se carece de lecturas, de formación y de experiencia… No creo que, por ejemplo, en la crisis económica, lo que no resuelven sesudos economistas pueda resolverlo un indigente intelectual. No es elitismo es sencillamente lógica.

  5. Una feminista Says:

    El caso de Milagros Hernández es muy importante, porque tiene muchas aristas.
    La Ortografía evita que en una expresión exista ambigüedad sobre el significado de las palabras que se escriben. Seguro que recordamos frases del tipo “Halla el haya que está allá antes de que haya terminado…”, que nos enseñaban en el cole para que entendiéramos la importancia de la ortografía. Veamos. Si a Milagros no le enseñaron estas cosas, tendríamos que averiguar si fue a un colegio público, concertado, o privado, y ponerlo en la balanza para analizar la eficiencia de estos sistemas educativos… pero si se lo enseñaron, el asunto podría ser muy peliagudo para Doña Milagros, porque si disfrutó de enseñanza pública o concertada, ¡menudo ejemplo por su parte del uso de recursos públicos!
    Pero yo creo que estamos subestimando a Izquierda Unida (seguro que eligen a las personas más listas para las “listas”) y que usted, Sr. Van-Halen, es demasiado bien pensado creyendo que no sabe. Para mí, si Doña Milagros escribe así, lo hace a propósito. La concejala está jugando al despiste, porque la ambigüedad es muy útil, (no definirse es la mejor manera de no comprometerse)…

  6. P. Elobre Says:

    Me parece mentira podridísima todo cuanto leo cuando entro a ojearle sus posts. Tiene usted, Van Halen, una desfachatez puntiaguda, atrevida, hiriente, soberbia, como todos los de derechas han tenido siempre y lo que te rondaré morena. ¿Cómo puuede dejar este post y los demás y quedarse tan tranquilo todo el día y el resto de su vida? ¿Cómo puede usted dormir a sus anchas escribiendo lo que escribe ? Bueno, creo que eso de dormir no se le da tan bien y puede que sea el “croac”, “coac” de su conciencia ante las injusticias que deja usted escritas.
    Vamos a ver, por arte de quién ha de criticar lo que no tiene importancia y ha de alabar lo que es un reproche morrocotudo al rey, reina, hija, yerno y toda la familia ? ¿Por qué ese odio infinito a gente que ha sabido superar las humillaciones ancestrales de la derecha española y ahora puede y SABE plantar cara, reclamar derechos, reprochar “cosas raras”, indignarse, negarse a pasar por tubos oscuros, indignos, injustos?
    Mire, para mi gozo visual también es importantísimo la tilde bien puesta, las palabras bien enlazadas, las ideas expresadas con perfección pero me resulta más immportante y , sobre todo en Política democrática, elsaber hacer las cosas bien, el no mentir y mentir y mentir y mentir concatenativamente, el no humillar para beneficiarse, el no discriminar, el saber que nadie es más que nadie, y muchísimas más cosas para el bien de los ciudadanos que les votaron y los que no lo hicieron pero que están aguantando sus oscurantismos, opacidades, tobos y corrupciones.
    Para finalizar (finalizar porque no voy a hacerle un tratado de impertinencias y mal hacer de su partido…) le puedo decir que no haga oídos sordos a las bochornosas ruedas de prensa de Ana Mato, Fátima Báñez, Ana Botella y “los tres etcéterass del coronel” sin olvidarnos de la poca presencia lingüística del famoso, para mal, Mariano Rajoy, que elige las preguntas que se le han de hacer, que lleva todo escrito en guión aunque sea para hacer un diminuto discurso de nada, esa inseguridad suya que necesita de un simple papel con unas simples, sencillas y llanas respuestas elaboradas por gente listorra en palabras, así como usted, más o menos, poque él no sabe maneja bien el alfabeto o abecedario español, SU abecedario y mejor ya ni hablar del abecedario y palabras inglesas.
    Todos uds forman parte de una casta que dominó siempre o lo quiso hacer mediante subterfugios a la otra casta menos agraciada y así van a pasar su existencia por esto que se llama mundo. En el fondo me dan ustedes lástima pero muy allá en el fondo porque el resto del lugar lo ocupan sus arrogancias que tanto mal hicieron y hacen.

  7. Observador Says:

    El señor, o señora, que firma P. Elobre opta por la descalificación y el insulto. A él, o ella, le parece “soberbio” el autor del blog; a mí me lo parece su comentario que, además, se descalifica a sí mismo por la generalización: “como todos los de derechas”. ¿Y los de izquierda son todos estupendos, justos y benéficos? Incluso se ocupa de juzgar si Van Halen duerme o no, y el momento en que escribe. Una pasada que desvela cómo entiende este señor, o señora, la libertad individual. ¿Y por arte de quién se cree facultado para autonombrarse representante de los “humillados ancestrales de la derecha española”? ¿No hay humillados ancestrales de la izquierda española? ¿Por qué considera “odio” simples opiniones porque no le gustan? Menudo defensor de la libre expresión. Este señor, o señora, considera mentira lo que no comparte. No hay mentiras en este blog, que sigo desde hace mucho tiempo, y lo que le caracteriza es que siempre aporta datos además de las libres opiniones de su autor. Aparte de que el palabro “concatenativamente” no existe, este señor, o señora, intenta dar clases de democracia desde la negación de la libertad de opinión de los demás, un vicio sempiterno de cierta izquierda, no desde luego de toda la izquierda porque no voy a caer en el error de generalizar. Otra prueba de la “objetividad” del comentario es que, cayendo en lo que denuncia, ve sólo “oscurantismo, opacidad y corrupción” en un lado del mapa político y no en el otro. Que esta/este comentarista recuerde lo sucedido durante los gobiernos de Felipe González o que ahora mismo mire a Andalucía y encontrará “oscurantismo, opacidad y corrupción” en grandes dosis. La diferencia es que en aquellos tiempos de González y ahora en Andalucía se descalificaba y se descalifica a los jueces que instruyen los sumarios y en los casos que afectan a antiguos afiliados del Partido Popular no se opina sobre la acción de la Justicia.
    Le ruego al señor, o señora, comentarista escuche, además de las que dice, las bochornosas ruedas de prensa de Valenciano, Oscar López y el propio Rubalcaba y “los tres etcéteras del coronel” (que supongo, si es la cita literaria, que se referirá, impropiamente, a “los tres etcéteras de don Simón” de la célebre obra dramática). En cuanto a que el presidente del Gobierno sigue un guión en sus intervenciones, es lo que normalmente hacen los políticos y cualquier persona con rigor; todavía estamos pagando las improvisaciones alegres del señor Zapatero y sus colaboradores. Si atiende este señor, o señora, a la confianza que genera hoy España en los mercados internacionales nada tiene que ver con la de la España de Zapatero. Las improvisaciones se pagan. ¿Recuerda cuando Zapatero anunció que nuestra Economía sobrepasaría a las de Italia y Francia y que estábamos en la “champions league” de la salud financiera? Debió utilizar un guión y no calentarse la boca y así no hubiese hecho el ridículo. Parece que hemos olvidado que el propio Rubalcaba aconsejaba el rescate económico tipo Grecia sólo hace un año, y desde entonces aquel riesgo se difuminó.
    Para finalizar, no veo la inseguridad de Rajoy por ninguna parte; veo rigor, prudencia y decisión. Es lo que precisamente le achaca la izquierda cuando denuncia sus políticas. Denuncia lo que decide, luego toma decisiones. En cuanto al idioma inglés de Rajoy, que no usa porque no lo habla, todavía da risa aquel “yes” de Zapatero a todo lo que se le preguntaba, incluso cuando en la Asamblea General de la ONU le estaban demandando que aclarase la posición de España sobre un asunto importante. Él contestó: “yes”. ¿Y es este señor, o señora, comentarista el que dice que hay que ser objetivo? A mí esta/este comentarista no me da lástima y tampoco me produce satisfacción; sólo me extraña que se sorprenda de que en un blog de un autor del Partido Popular que aparece en la web nacional y en la web regional de Madrid del Partido Popular se defiendan las políticas del Partido Popular y se den opiniones del Partido Popular. ¿Ha tenido la curiosidad de entrar en los blogs de la web del PSOE? Pues que lo haga, que lo haga…

  8. P. Elobre Says:

    Mi comentario, observador, era desde un punto de vista de observador, también. No me “reajunto” ni con derechas ni con izquierdas. Será que soy observador de lo que acontece a mi alrededor y defiendo lo que me parece justo y desecho todo cuanto no es. Lo que es malo o lo que está mal hecho, lo es o lo está por cuestión puramente intrínseca, no porque lo haga uno u otro. Únicamente que las derechas de este País acumulan demasiado detrimento hacia los demás a lo largo de la Historia.
    Lo de la cuestión lingüística de Rajoy da vergüenza, señor observador. Un Presidente de Gobierno acompañado siempre consu guioncito???? mmmm, suena y se ve muy mal ante ojos locales y extranjeros, usted ya lo sabe aunque no lo acepte y defienda, pero créame, se lo digo yo y tengo experiencia en esto. Aunque sigo opinando que lo que más duele es su pésima gestión, cosa que también captan, cómo no, ojos locales y foráneos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: