Pablo Iglesias: bautismo en el Ritz con el IBEX 35

by

Si se busca “Pablo Iglesias Turrión”, en una entrada de Wikipedia se aclara: “No confundir con Pablo Iglesias Posse”. Tal apunte es una obviedad. El fundador del PSOE y de UGT nació en El Ferrol en 1850, y su homónimo de Podemos 128 años más tarde en Madrid. Si uno creyese en las predestinaciones o en lo que Ortega consideraría “fuerza de los complejos sobrevenidos”, que una persona crezca en un ambiente de izquierdas llamándose Pablo Iglesias puede llegar a imprimir carácter sobre todo cuando el interfecto se entera de que sus padres se conocieron ante la tumba del fundador en el entonces cementerio civil de Madrid, y no dudaron en dar el nombre de Pablo a su único hijo. Pero hasta ahí llegan las hipotéticas identidades; más allá, no.

De la popular Casa Labra, rincón fundacional del PSOE, al lujoso Hotel Ritz, paisaje del bautismo social y político del rostro visible de Podemos, hay un gran trecho. El mismo que de Pablo Iglesias Posse a Pablo Iglesias Turrión.

Cualquiera que tenga la curiosidad de seguir en internet la trayectoria de este joven político ungido por las urnas de las elecciones europeas, se llevará alguna sorpresa y confirmará ciertas intuiciones. Hay aspectos de su biografía y de sus creencias que han quedado aparcados y han merecido menos atención por su parte, compensados por silencios. Es probable que a Pablo Iglesias esta tendencia le venga de su precoz militancia en las Juventudes Comunistas -sin haber cumplido catorce años-, partido que históricamente forjó la importancia de la “agit-prop”. La agitación y la propaganda han sido catalizadores en la creación y fortalecimiento de Podemos. El adolescente Pablo pasó de las lecturas de Verne y Salgari a las de Lenin y Marcuse, no sé si con tramos intermedios que siempre resultan convenientes para que el andamiaje intelectual no sea cojitranco.

Hijo de una familia acomodada, como lo es la de un padre funcionario perteneciente al Cuerpo de Inspectores de Trabajo y una abogada, los destinos paternos fuera de Madrid le hicieron vivir en otras ciudades, aunque Pablo Iglesias recabó en un piso de Vallecas, recibido en herencia, ubicación que luego le resultaría conveniente en su papel de  fustigador antisistema. Pese a que en internet circula una foto suya a los cinco años con ropas de monaguillo, no es sino un disfraz infantil porque Pablo no fue bautizado y se declara ateo. El falso monaguillo de la foto tiene una pipa en la boca, según se explica propiedad de su padre. Como fumador de pipa que soy me agrada esa afición paterna, y le envidio la  Peterson de la foto, salida de la célebre fábrica irlandesa fundada a mediados del siglo XIX; la Peterson es como el stradivarius de las pipas.

Pablo Iglesias fue bautizado políticamente de cara a la España de los poderosos, que diría él, sobre las alfombras del Ritz, en uno de los desayunos organizados por la tribuna de Nueva Economía Fórum por donde han pasado los más empingorotados personajes. Los patrocinadores fueron en esta ocasión Asisa, BT y Red Eléctrica de España.

Asisa es un gigante de la sanidad privada con una presencia muy importante  en el sector; la sanidad privada es una de las bestias negras de Pablo Iglesias. BT es una empresa británica que opera en España desde hace veinte años, dedicada a los servicios de Comunicaciones y Tecnología de la Información, entre cuyos clientes se encuentran 28 de las 35 empresas del IBEX 35, y 2.000 de las 5.000 mayores empresas españolas. Red Eléctrica de España transporta la energía eléctrica en alta tensión, y lo hace como transportista único, en régimen de exclusividad. La SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales) tiene una participación en R.E.E. como socio mayoritario. El presidente de la SEPI es nombrado por el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Desde 2012 lo es Ramón Aguirre, ex diputado del Partido Popular. El presidente de R.E.E. es José Folgado, antiguo director del Departamento de Economía de la CEOE que luego ocupó tres secretarias de Estado consecutivas en el Ministerio de Economía y Hacienda en los gobiernos de Aznar, fue diputado del Partido Popular, y hasta su nombramiento para la presidencia de R.E.E. fue alcalde popular de Tres Cantos.

Entre los consejeros de administración de R.E.E. figuran los ex ministros socialistas María Ángeles Amador y Miguel Boyer, lo que nos lleva a recordar una afirmación de este Pablo Iglesias sobre su homónimo: “Él fundó el partido (…) de la gente humilde, no de los que acaban en los consejos de administración del Ibex 35”. El resultado del ejercicio 2013 en R.E.E. alcanzó los 529,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 7,5% en relación al del año anterior.

Estas tres empresas apadrinaron a todo trapo el bautismo político del autoproclamado antisistema Pablo Iglesias. ¿Ingenuidad? ¿Buenismo? Las referencias demoniacas al IBEX 35, a los empresarios, al libre mercado y al capitalismo son habituales en las declaraciones e intervenciones públicas del dirigente de Podemos. Algunos asistentes al desayuno se sorprendieron por las complicidades y gestos de afirmación de no pocos invitados, muchos de ellos empresarios. Viene a cuento recordar el célebre texto del reverendo Martín Niemüller, atribuido tantas veces a Bertolt Brecht, que es un retrato de los buenistas “avant la lettre”: “Primero apresaron a los comunistas, y no dije nada porque yo no era comunista. / Luego se llevaron a los judíos, y no dije nada porque yo no era judío. / Luego vinieron a por los sindicalistas, y no dije nada porque yo no era ni obrero ni sindicalista. / Luego se llevaron a los católicos, y no dije nada porque yo era protestante. / Hoy vinieron a por mí, pero ya es demasiado tarde”.

Sí, en el  Ritz se oficiaba el bautismo político de Pablo Iglesias; no estaba entre tertulianos televisivos o alumnos complacientes. Desde el principio se le vio nervioso y no logró arrumbar esa sensación a lo largo de su intervención. El tono fue duro en la forma y en el fondo; desgranó una serie de temas pero no consiguió un razonamiento firme y mantenido a lo largo de sus palabras que a menudo alumbraron ideas inconexas desde premisas más que dudosas.

Tras proclamar que no creía en un Parlamento Europeo sin funciones  (con lo que demostró que desconoce la institución de la que ya forma parte), presentó, con no menos ingenuidad que la que evidenciaron sus patrocinadores pero con más egotismo, lo que él mismo anunció como “un programa de salvación del país para hacer una Europa distinta”, y así habló de sus “soluciones”: Auditoría de la deuda nacional. Control público del sistema financiero y de la fuga de capitales. Cárcel para los responsables de la deuda nacional. Aumento de la titularidad pública de bienes. Reforma fiscal redistributiva. Mejora de la Seguridad Social. Fin de los desahucios. Repaso a los sueldos públicos. Defensa de las clases humildes. Coto a la emigración. En resumen: ofreció mucho arroz para muy poco pollo.

En el tiempo de las preguntas del respetable, ninguna  indigestó su desayuno. Y cuando Alberto Casillas fue silenciado y expulsado con visible violencia por el servicio de seguridad del Ritz, porque este español que ha vivido treinta años en Venezuela se atrevió a increparle sobre la situación de su familia que se quedó en la República Bolivariana con la que Pablo Iglesias colabora como uno de los ideólogos primero de Chávez y luego de Maduro, nadie protestó. El protagonista del desayuno no dijo ni pio. Quien había afirmado al inicio de sus palabras “vengo a dialogar” no permitió el diálogo a un discrepante. Era el otro rostro de Pablo Iglesias, el que se declara contrario a quienes impidan el diálogo y al tiempo protagoniza “escraches” contra políticos invitados a hablar en su facultad. Para ellos no hay libertad de expresión. Como no le preocupa la democracia cuando él impone listas cerradas para la dirección de Podemos sin atender la rebeldía de no pocos de sus “círculos virtuales” que le exigen la consecuencia entre lo que proclama y lo que en realidad hace.

Una vez el discrepante fuera del salón, Pablo Iglesias aseguró que su intervención era  “sintomática del miedo que tienen los que no se atreven a discutir con prudencia y buenas formas y con argumentos”. Probablemente el dirigente de Podemos incluye esa prudencia, esas buenas formas y esos argumentos en la actitud de los “indignados” que atentaron contra policías, dañaron bienes privados y públicos y sembraron el centro de Madrid de incendios como colofón de la “marcha de la dignidad” el pasado 22 de marzo. Podemos no es otra cosa que la movilización electoral (con inclusión de muchísimos despistados) de unos “indignados” de izquierda radical.

Pablo Iglesias, finalizado el acto, retó a una periodista a que le señalase una sola ocasión en la que él hubiese puesto como modelo a Chávez o a su sistema. Es curioso que una persona que,  según él mismo, confía tanto en la propaganda, ignore el peligro de esas afirmaciones. Inmediatamente hasta nueve videos con entrevistas suyas en la televisión venezolana le refrescaron la memoria, con frases suyas como: “Venezuela es una referencia para la Europa del Sur”.“Chávez ha profundizado la democracia y su perdida es la peor noticia”. “El comandante personifica la democracia nueva”…Pablo Iglesias fue Director del CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales) y consiguió de las arcas venezolanas unos ingresos de 3.700.000 euros entre 2000 y 2012. Suya es también la frase: “No tenemos que tener una hoz y un martillo en nuestros símbolos porque todos saben lo que somos”. Y otras lindezas, como afirmar que el terrorismo de ETA tiene “explicaciones políticas”, o la afirmación de que España debería negarse a pagar su deuda exterior, lo que obviamente acabaría con nuestra credibilidad como país, acabaría con las inversiones, y nos llevaría a la situación de  Venezuela, empobrecida y sin los productos de consumo más elementales.

El discurso de Pablo Iglesias acaso no desentona ante la irrealidad de ciertos colectivos cabreados, pero no pasa de ser una utopía populista, mal formulada, llena de argumentos débiles, y no más sólida que un debate de corrillo de facultad o de plaza pública repleta de ignorantes. Nada qué ver con la construcción de esa “Europa distinta” que él demanda de manera vaporosa. Lo vamos a ver a través de su paso por el Parlamento Europeo, que preveo irrelevante, y del que no me extrañaría nada se apartara más pronto que tarde. No imagino a este hombre más allá de la verborrea, amarrado a un escaño sin la más mínima influencia real y sin el protagonismo que espera. Lo que podríamos llamar “fenómeno electoral europeo” ya llevó en 1989 a aquel Parlamento a dos eurodiputados de la Agrupación Ruíz Mateos que encabezaba él mismo.

El dirigente de Podemos comenzó su intervención en el Ritz con estas palabras: “Hay quien piensa que yo sólo vendría al Ritz a robarle los visones a las señoras y los relojes a los caballeros”. Después de lo que se escuchó allí, sobre las alfombras de la Real Fábrica de Tapices y bajo las lujosas arañas de principios del siglo pasado, probablemente muchos de los presentes, los mismos que esbozaban sonrisas cómplices, salieron convencidos de que la desembocadura de toda esa pantomima supondría un robo mayor que el del visón, el reloj o la cartera. Supondría la suplantación de la sociedad por un megaestado sin libertad, imposible de digerir por la Europa del siglo XXI. Quienes habían patrocinado el acto seguramente recordarían otra afirmación de este populista, profesor interino (no  por oposición) de Universidad: “Hay un nuevo partido, el partido de Wall Street, con ramificaciones en todo el mundo, que en España está encarnado por el PP y el PSOE”. ¿Qué queda más allá? El muro de Berlín se derribó en 1989. ¿O eso no se lo explica a sus alumnos?

Anuncios

14 comentarios to “Pablo Iglesias: bautismo en el Ritz con el IBEX 35”

  1. Adán Moreno. Says:

    Pablo Iglesias II se llama así no por casualidad, sino por causalidad. Creo que la España cainita sigue muy vigente después de 200 años (tras la división entre liberales exaltados, liberales moderados y posterior y hoy casi en vías de extinción si no lo están ya, los carlistas). Los liberales exaltados y los liberales moderados firmaron la paz gracias a Cánovas del Castillo con la Restauración, lo que hoy podríamos llamar el PP-PSOE (en palabras de Federico Jiménez Losantos), una falsa democracia pero que nos trajo la paz social necesaria en la Primera República y que duró hasta la Segunda República (otra causalidad). Pablo Iglesias II sigue a su homónimo y fundador del PSOE en lo que concierne a que “la violencia y el terror forman parte de las entrañas mismas del socialismo”, la gente que le ha votado sabe de su ídolo e ideología chavista y castrista, pero le han votado por su hastío a la clase política y como decía antes, por su cainismo cañí. No les importa hacer cola con una cartilla de racionamiento en la boca y el culo sucio por falta de papel higiénico, con tal de meter en el hoyo a su vecino de ideología distinta a la del pensamiento único socialista o comunista. También hace guiños a la ideología nacionalista secesionista porque en el fondo sus entrañas son las mismas (la violencia y el terror), ya sean etarras o stalinistas, ellos se entienden porque piensan igual y compadres son. Los votantes de Podemos no son ignorantes a eso, son tan violentos como el profesor interino de la Complutense y como puede ver en el programa de CIUDADANOCAKE en Telemadrid, los alumnos el primer día de clase debían decir qué ideología tenían y algunos por no pertenecer a ésta eran escracheados e intimidados por sus propios compañeros. El mismo camarero que le hizo frente en el hotel Ritz se ha quedado sin trabajo. Me temo que las raíces de este movimiento antisistema y totalitario son ya muy profundas, tanto como las que hay en Andalucía para montar la trama de los ERE´s falsos y los cursos falsos de formación a parados. Puede que si hace 200 años hubiesen ganado los carlistas de Zumalacárregui a los cristinos y después isabelinos, las cosas hubieran sido diferentes, pero eso son ucronías imposibles de demostrar. Me conformo con que dejemos a Pablo Iglesias II hablar, démosle micrófonos (los más interesados en dárselos son precisamente los grandes empresarios y los grandes banqueros para con sus contradicciones abran los ojos sus votantes). Dándole de su propia medicina (debates televisivos, diálogos o monólogos en hoteles de 5 estrellas) es como este hombre de pies de barro caerá diluido en su propio charco. Dentro de su partido ya tiene voces discrepantes, las mentiras tienen las patas muy cortas… pero que siga hablando, que hable, todo lo que dice es pura contradicción. La gente no es tonta aunque tengan malas pulgas. Y las purgas internas siempre han existido en las ideologías de izquierdas. Robespierre también murió guillotinado.

  2. Observador Says:

    Coincido en todo con Adán Moreno. Pablo Iglesias II caerá por su propia soberbia. Hay que dejarle hablar. Pero me parece suicida que los del IBEX 35 le aplaudan y paguen su demagogia. El ignorante Cayo Lara (una vez le llamó Van Halen ·”Calla Loro”) ya ha movido ficha para que IU junto a Podamos inicien la formación de un Frente Popular ¡del siglo XXI! Estamos locos o están locos. Es una demagogia que por desgracia cae en el vacío de un país desnortado. y con una crisis de valores tan importante como la crisis económica o la institucional. Da asco. En este blog se dicen las cosas claritas, por eso le sigo desde hace años. Y es alentador que personas como Adán Moreno sigan una línea recta, rigurosa e informada. Sus referencias a las guerras del siglo XIX son de un conocedor de la Historia de España. Enhorabuena. Los comentaristas son tan importantes en un blog como su autor.

  3. Adan Moreno Says:

    Aunque sea desde el movil no he podido resistir la tentacion de agradecer a OBSERVADOR sus palabras de elogio y reconociendo que me he ruborizado, mi deber era corresponderle lo antes posible y reconocer los meritos de este blog por su propio autor y en el que en el participamos, en el que ocupa un lugar destacado usted porque yo tambien observo brillantez en sus intervenciones. Es un placer visitar este blog. Muchas gracias.

  4. denisparquer Says:

    Desgraciadamente “Podemos” es el desencanto de votantes del PSOE e IU con sus dirigentes y sindicatos, ellos llevaron al País a la semi ruina. Es de esperar qué no suceda igual en el PP y surja un partido cómo otros en Europa con connotaciones ultra derechistas, todos debemos trabajar para que no suceda.

  5. OPCH Says:

    La lectura del presente post de Van Halen me provoca dos preguntas básicas. Una: ¿por qué empresas ligadas al IBEX 35 dan ese apoyo extraordinario a quién en su discurso político les ataca ferozmente? Otra: ¿Por qué quién en su discurso político demoniza a la propiedad privada, a las empresas y al IBEX 35 acepta ser su patrocinado?
    Respecto de esta segunda cuestión son posibles varias respuestas, todas ellas cínicas. Principalmente dos. En primer lugar que Podemos, en su estrategia, no hace ascos (supongo que por aquello de que el fin justifica los medios) a utilizar las plataformas que combate y se propone destruir si ello sirve al objetivo final de “la causa”. En segundo lugar, que la propaganda es su prioridad. Sin duda, en algún lugar de su cuaderno de ruta tiene bien subrayado que “La propaganda sólo puede aspirar a ejercer el máximo efecto y a tener el mayor éxito posible si está basada en una idea precisa de las personas a las que va dirigida. Tiene que conocer el trasfondo psicológico con el que cuenta, así como las ideas y las relaciones mas comunes de los grupos a los que se dirige. Después, tiene que procurar encontrar unas palabras y unos argumentos idóneos que se ajusten a las condiciones intelectuales y psíquicas existentes. Del mismo modo que el fuego de artillería sólo puede ser eficaz si previamente se ha indagado en los objetivos, la propaganda requiere la identificación previa de los grupos a los que va dirigida”. La cita corresponde a Sebastian Haffner. Alemania: Jekyll y Hyde. 1939, el nazismo visto desde dentro.
    Respecto a la primera cuestión: el por qué los grandes empresarios en el entorno del IBEX 35 patrocinan quién en su discurso político los ataca ferozmente. Voy más allá de lo que lo hace el autor del blog: no es sólo ingenuidad, es ceguera y tendencias suicidas. Iglesias descalificándolos y la generalidad de los empresarios asistentes aplaudiendo bobalicones, con perdón, su utópica y dañina perorata

  6. Wolfgang Says:

    Me sumo a los comentarios precedentes de que lo mejor es que hable, y lo más posible, el pro-chavista. La penúltima “gracia” del personaje en cuestión se ha concretado en un tema clave para valorar el estado de salud democrática de cualquier persona o país. Lo que el ínclito defiende es que es preciso establecer mecanismos de control público para regular los medios de comunicación. Es decir: la censura, que es de todo uno de los mayores enemigos de la libertad. Sinceramente, nunca pensé que a estas alturas del siglo XXI y en un país de la Unión Europea iba a ser testigo de declaraciones tan descaradamente liberticidas. A Pablo Iglesias le parece mal el “control” de las propias empresas propietarias de los medios y en vez de apostar por unos democráticos e internos “consejos de redacción” se decanta por el control directo del Estado. Su ídolo venezolano acosa, multa y cierra los medios de comunicación que le critican y su ídolo cubano no consiente la existencia de otros medios que los públicos. Este es el modelo del populista de pega Pablo Iglesias que se dice profesor, pero nunca aclara que no es profesor titular sino interino. La Universidad está muy mal, pero no tanto…

  7. Martín-Martín Says:

    Estoy de acuerdo con opiniones de comentarios anteriores que sostienen que a Pablo Iglesias Turrión, este joven revolucionario que llega demasiado tarde a la Historia, hay que dejarle hablar. Es pura palabrería sin un discurso riguroso y realista. Mis amigos catedráticos de Economía se carcajean de las “medidas” que propone esta mala copia de Pablo Iglesias Posse, que llevarían a España a la ruina total, al empobrecimiento, al aislamiento europeo, y a una situación similar a la venezolana, boliviana o cubana. Cuánto más hable en público más se le verá el plumero. Y su soberbia y personalismo hacen que le seduzca hablar. Tiene incontinencia verbal. En pocos días ha negado haber elogiado ditirámbicamente a Chávez, Maduro o Castro y no han faltado hasta nueve videos que ponen en evidencia su mentira. Ahora niega que dijese que detrás de ETA hay motivaciones políticas que deben valorarse (como si la política pudiera amparar los crímenes), y amenaza con querellarse con la presidenta del PP de Madrid porque ella se lo ha recordado. No lo hará, naturalmente; es conocido su apoyo directo a numerosas iniciativas del entorno de la banda terrorista. Hay testimonios filmados. Desafortunadamente este político de diseño no se querellará, porque sería muy instructivo asistir al desarrollo judicial de esa querella… Que Pablo Iglesias hable, que hable más y más. España no es su clase universitaria en la que alumnos que se ocultan a las cámaras de televisión por miedo, cuentan ya lo que este hombre y el tal Monedero (falso), explicaban… Y lo que tenían que repetir como ecos si querían aprobar la asignatura. Un “demócrata” de izquierda…que se cree en una asamblea de las que ensuciaban la Puerta del Sol. Vaya fiasco.

  8. Adán Moreno Says:

    Si don Juan Van-Halen me lo permite, dejo aquí un enlace de lo que defiende el PP a través de su Presidenta en el País Vasco (Arantza Quiroga). No defiende un federalismo simétrico como Gorka Maneiro (UPyD), sino asimétrico,defendiendo los fueros y privilegios para el País Vasco y Navarra. Esa es la diferencia entre el PP vasco y UPyD o VOX (éste no cree ni siquiera en las CCAA con Santiago Abascal a la cabeza).
    http://t.co/4Kj8bXoEAG
    En cuanto al federalismo que defiende el PSOE en sus tres candidatos a presidirlo, está claro que el PP es cada vez más PSOE. Como diría Federico Jiménez Losantos, PPOE. Y en cuanto a Pablo Iglesias II, éste no cree en España, por tanto no ya en un Estado Federal, sino directamente en su destrucción, así como también en la destrucción de Europa, una especie de globalización comunista internacional, donde la élite sería la aristocracia y el resto sus súbditos o esclavos, donde la prensa, los bancos, la alimentación… sería nacionalizado y donde existiría la propaganda, el racionamiento y el pensamiento único, un retorno a la Edad Media feudal, donde se enseñaba a través de las imágenes y no a través de los libros porque el Tercer Estamento eran siervos, borregos que trabajaban la tierra a cambio de protección (los señores salvavidas como Pablito II). La izquierda nunca creyó en la Democracia, ni en la Libertad, ni en la Justicia. Madina, Sánchez y Tapias, cualquiera de ellos se uniría a Pablo Iglesias II para crear un segundo Frente Popular, y el PP, como en tiempos de Niceto Alcalá-Zamora, facilitándoles las cosas.

  9. Observador Says:

    Estimado Adán Moreno: Esta vez no coincido con su opinión aunque naturalmente la respeto. En su enlace sólo se escucha a la presidenta del PP vasco defender los llamados (a mi juicio confusamente llamados) derechos históricos de las provincias vascas, que de hecho o de derecho se han mantenido desde hace siglos, incluso después de las llamadas guerras carlistas. Incluso con Franco el País Vasco recibió un trato especial, como ocurrió con Cataluña, y buena prueba es la industrialización vasca o catalana primada por el Gobierno de la dictadura. Fíjese si hubo lo que ahora un cursi llamaría “asimetría” que hasta Franco nombró en 1957 un ministro especial para Cataluña que se apellidaba Gual Villalbí. Caso parecido, aunque con sus connotaciones específicas, es el de Navarra con los conciertos. Lo que defiende Arantza Quiroga nada tiene que ver con federalismo asimétrico ni simétrico. Sin embargo, el diputado de UPyD Gorka Maneiro, de origen socialista como Rosa Díez, está en el ámbito de la reforma constitucional federalista, que ha sido una constante “histórica” del PSOE que a sus órganos nacionales les viene denominando “federales”. El federalismo, aunque se oculte, supone que cada autonomía tendría soberanía propia independiente de la común del pueblo español. Ni Quiroga ni el PP defienden ni han defendido nunca esta fórmula, que sí defienden los tres candidatos a encabezar el PSOE y antes defendió Rubalcaba. Además hay que recordar que Maneiro ha votado con Bildu alguna vez en el Parlamento Vasco; Rosa Díez cuando se produce esa coincidencia de voto lo achaca públicamente a “un error”.
    En cuanto a Vox para qué hablar. Cuando Santiago Abascal tenía cargos en el PP, políticos o como ejecutivo de una fundación pública, no opinaba lo que opina ahora o no lo decía. Y no quiero hablar de quien ya abandonó Vox, Vidal Quadras, muy respetable para mí en su trayectoria anterior, pero que al encabezar la lista europea de Vox se vio que sólo quería tratar de mantener un escaño, cuando no se le escuchó nunca criticar nada en su condición de miembro nada menos que del Comité Ejecutivo Nacional del PP. Fue muchos años vicepresidente del Parlamento Europeo por el dedo del PP.
    Tampoco entiendo que usted diga que cada vez el PP es más PSOE. Puede decirlo Jiménez Losantos, y lo respeto, pero no es a mi juicio sino una desmesura facilona de comunicador. ¿En qué se basa usted para opinar tal cosa? Si entra usted en temas concretos, comprobados y no debidos sólo a opiniones por muy respetables que sean, podremos dialogar al respecto. Los socialistas arruinaron España y el PP desde el primer día se ha aplicado a la tarea de arreglar los rotos y según todos los observadores e instituciones internacionales con éxito y a la velocidad que era posible; en destruir se tarda poco, en reconstruir, mucho.
    Tampoco comparto que el PP esté facilitando las cosas para la creación de un segundo Frente Popular. Siquiera aventurarlo me parece temerario. Lo que vivimos lo facilitó Zapatero reviviendo la división entre españoles y el PSOE radicalizando la política paso a paso en sus muchos, demasiados, años de Gobierno desde González a Zapatero. Lo de PPOE es una leyenda de la izquierda, o de cualquier extremismo, que ni siquiera tiene gracia. Si me señala asuntos concretos en la formación de ese supuesto PPOE, que incumban al Gobierno de la Nación, abriremos el diálogo. Con usted siempre sería enriquecedor.
    Comparto todo lo que usted opina sobre los candidatos a encabezar el PSOE, sobre Pablo Iglesias y sobre Podemos. Muy cordialmente.

  10. Adán Moreno Says:

    Estimado Observador, en algunos temas no coincidimos como es normal, lo anormal sería que coincidiéramos en todo. Tiempo habrá para seguir intercambiando pareceres y será todo un placer. En esta entrada considero que el tema está agotado. Mi más cordial saludo y un fuerte abrazo.

  11. Una feminista. Says:

    Pablo Iglesias es todo lo que ha escrito Van-Halen, con su calidad literaria habitual, y muchas de las cosas apuntadas por los comentaristas, siempre interesantes, pero es algo mas. Es el recuerdo del desencanto de parte de la ciudadanía que ve la mediocridad ranpante entre la clase política, del rechazo ante el continuo descubrimiento de episodios de corrupción que, a veces, parece imposible de erradicar, de tantas personas que con esta crisis viven situaciones dificilìsimas… Pablo Iglesias es un populista mas listo y con mas formación que Chávez o Maduro, pero con un principio de acción compartido, “el fin justifica los medios”…
    Hoy no es mi día optimista, segúramente por eso digo que Pablo Iglesias es la voz que llena el vacío que dejan los partidos a los que llevamos votando todos estos años, cuando se callan ante la corrupción en sus filas, o las decisiones contrarias a lo planteado en sus programas electorales, o las necesidades básicas no cubiertas de demasiada gente.
    Lo peor no es lo que dice este Iglesias, lo peor es que los partidos que comparten el poder en nuestra democracia han conseguido que tantas personas den su voto a alguien que tiene como aval tratarnos como si fuéramos niños que creen que solo con desear lo mejor, se consigue.

  12. ANTONIO M. Says:

    Buenos días:
    Comparto planamente lo que dice “Una feminista”, los partidos “tradicionalistas” están fallando a la vista de muchos de los votantes españoles, con episodios de todos conocidos y que, insisto, refleja de manera general mi antecesora.
    Y precisamente, los políticos que han pedido gran parte de su credibilidad, son los que están dando “cera” a Podemos y a Pablo Iglesias, por lo que lo que consiguen es el efecto contrario, si a alguien no se le cree y se mete contra un tercero lo que consigue es reforzarle.
    Coincido también en que una cosa es predicar y otra dar trigo, y hay cosas del discurso de Podemos que serían imposibles llevarlas a la realidad.
    Así que si yo fuese Pablo Iglesias, le estaría muy agradecido al Sr. Van Halen.

  13. Ariel Says:

    Para Antonio M: 37 de cada mil votantes votaron a Podemos. Esa es la relevancia real, por encima del marketing. Si lee a los economistas, cualquiera de ellos y de las ideologías más varias, coinciden en la opinión de que las supuestas medidas de este nuevo partido y de su mediático dirigente no resolverían nada y, por el contrario, empobrecerían a España, crearían inmediatamente 1.200.000 parados (por ejemplo, por triplicar el salario mínimo), provocaría el cierre de miles de empresas más, nos expulsarían de Europa y lanzarían fuera la inversión extranjera (por ejemplo, por la negativa a pagar la deuda exterior y por el sistema fiscal que apunta), y llevarían el dinero fuera (el intento de Hollande en este sentido produjo una enorme fuga de capitales)… Cosas no tan duras se hicieron en Venezuela y ya se ve que un país rico no tiene ni artículos de primera necesidad… Por no hablar de su deseo de amordazar a la prensa (como ya ocurre en Venezuela o en Cuba) y cambiar las Corporaciones Locales por lugares asamblearios de “decisiones abiertas”… Ante todo ello y más ¿quienes comentan o explican la actualidad política deben guardar silencio? ¿Desenmascarar sus burdas utopías es hacer propaganda a Podemos? ¿Callarse sería lo razonable? Yo creo que no. Podemos estará agradecido o no a Van Halen, pero creo que es bueno airear las contradicciones de este partido que no concreta casi nada y lo que concreta es de opereta bufa. En todo caso a mi juicio lo que hace el autor del blog es una especie de crónica periodística de lo sucedido en el Hotel Ritz. Según se escribió por testigos, es lo que pasó. ¿Había que ocultarlo?

  14. contractmobel.com Says:

    Buenisimo post. Gracias por compartirlo…Espero màs…

    Saludos

    contractmobel.com http://www.contractmobel.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: